MONFIC 2016: Nocturnal Animals

Les voy a hacer una confesión. Al momento de comenzar esta reseña aún no tengo decidido qué me pareció esta película, pero planeo dilucidarlo para cuando termine de escribirla, así que les pido paciencia. Nocturnal Animals es la segunda película del ex-diseñador de modas Tom Ford, antiguo director creativo de Gucci e Yves Saint Laurent, que comenzó su carrera en el cine con la muy linda A Single Man hace ya 7 años. Demás está decir que con estas credenciales podemos contar con que el tipo tenga un sentido estético interesante y esta película lo demuestra ampliamente: Nocturnal Animals es hermosamente estilizada hasta en sus momentos más trash. Pero bueno, pasemos brevemente a la trama.

Aquí hay que aclarar que este filme se compone en realidad de dos filmes, uno dentro del otro, ambos explorados a fondo e igualmente importantes. El primero es un melodrama que gira en torno a Susan (Amy Adams), la exitosa dueña de una galería cuya vida la tiene sintiéndose insatisfecha y vacía, en especial porque el matrimonio con su esposo -que podría ser modelo pero está en finanzas (¡obvio!)- se está viniendo abajo y ella sospecha que él le está metiendo los cuernos en sus incontables viajes de negocios. En esto se encuentra cuando le llega un paquete de su ex-marido (Jake Gyllenhaal); este le envía una novela que escribió y que le dedicó a ella, a pesar de que no se ven hace 10 años cuando Susan le rompió el corazón. Esta novela, titulada “Nocturnal Animals” es el segundo filme dentro del filme, porque acompañamos la lectura de Susan viviendo los hechos nosotros mismos. Este segundo filme basado en la novela es un thriller barato que transcurre en el Oeste de Texas y tiene como protagonista a Tony (también interpretado por Jake Gyllenhaal). Sucede que Tony y su familia -la esposa Laura (interpretada por Isla Fisher, quien podría ser la hermana gemela de Amy Adams, lo cual obviamente no es casualidad) y su hija India- se topan con un trío de psicópatas cuando están manejando por la carretera a la noche y esto culmina en un ataque súper perturbador y violento que traerá a escena al macho cliché de la policía tejana Bobby Andes (interpretado por el siempre fascinante Michael Shannon). El resto de esta historia consistirá en buscar justicia por el crimen cometido. Bueno, costó pero salió, ahí tienen las dos historias que correrán en paralelo durante toda la película. Pero claro, así parece que la primera historia, la de Susan leyendo la novela, es un embole, y en realidad no lo es para nada porque está fuertemente condimentada con flashbacks a su pasado y a su relación con Edward cuando estos eran bien jóvenes, así que en realidad podríamos decir que hay al menos tres narrativas paralelas.

NOCTURNAL ANIMALS

Y acá corresponde felicitar a Ford, porque la verdad es que si bien al principio cuesta un poco entender quién es quién, pronto esta dificultad desaparece y nos vemos involucrados en las dos principales narrativas con el mismo nivel de interés. No es poca cosa para nada que Ford logre crear un interés por un melodrama y un thriller en paralelo. Ahora, pensando en la estructura de esta manera, salta a la vista la ridiculez de todo esto, ¿no? Ambas historias están contadas con varios momentos de exageración, cliché y absurdo, pero queda en nosotros decidir si esto es intencional o no, y ahí ver si nos reímos junto con Ford o si lo señalamos con el ceño fruncido. Yo creo que Ford sabe exactamente lo que está haciendo, basta fijarse en los créditos iniciales (una cosa realmente fantástica que no quiero contar para no arruinarla) donde parece advertirnos que no debemos tomar lo que sigue demasiado en serio, donde busca despertarnos de la mirada en piloto automático que le solemos dedicar a la apreciación del cine. Nocturnal Animals termina siendo un pastiche de géneros que están muy bien unidos, muchísimo mejor que en el fiasco de Elle, y es porque en el fondo los temas de los que habla son temas que nos conciernen a todos: el arrepentimiento, las decisiones que nos marcan, cuando el amor no basta para que funcione una relación, las expectativas que tenemos de la vida cuando somos jóvenes y luego cuando envejecemos, la relación entre el arte y la vida y cómo se nutren entre sí y a la par, por qué no, hace un comentario bastante ácido sobre el mundo del arte contemporáneo.

El estilo de Ford, como dijimos, se presta para la exageración, acá no busquen realismo ni naturalidad, la mitad de las escenas lindan con el camp, algo que reconozco que no es para cualquiera. Las escenas en la galería de Susan, la conversación que tiene de joven con su madre (Laura Linney con un peinado impresionante), la belleza irreal de los psicópatas atacantes (entre ellos el hermoso Aaron Taylor-Johnson), la exagerada clásica masculinidad del personaje de Michael Shannon, son todos elementos que saltan a la vista pero que son integrales para este estilo. Los actores, por supuesto, le siguen el juego, Shannon se destaca por sobre todos, pero Gyllenhaal sigue demostrando su talento para personajes torturados y Adams está extremadamente convincente, tanto como la joven idealista como, más en el presente, la gélida mujer llena de arrepentimientos. Mención especial para el director de fotografía Seamus McGarvey (el de la bellísima Atonement) que logra darle vida tanto al mundo superficial de Los Ángeles como a los desiertos de Texas y otra para el compositor Abel Korzeniowski que nos da una banda sonora clásica y sofisticada, que conjuga muy bien con la visión estética de Ford. La edición también es una fuente de significados inagotable, creando simbolismos y paralelismos mientras salta de una narrativa a otra, a veces sin aviso, a veces con tanta fluidez que tardamos en darnos cuenta del salto; es un aspecto que probablemente resalte mucho más en una segunda mirada.

nocturnal-animals

Nocturnal Animals no es una película perfecta, a pesar de la intencionalidad del camp tiene sus momentos tontos, pero es una película que se queda contigo, una película que plantea un montón de preguntas y que es interesantísima de analizar; algunas de estas preguntas me llevan a caminos que me hacen cuestionar un poco al director, pero otras sorprenden por la dificultad que presentan para resolverlas; es una película que nos obliga a ponernos en los lugares de sus protagonistas, así como la lectura de la novela fuerza a Susan a cuestionar no solo las decisiones del personaje ficticio sino las suyas propias en el correr de su vida. Y aquí llegamos al final de esta reseña y yo aún sigo pensando; inútil decir más, creo que este hecho en sí mismo demuestra que tiene mérito de sobra.

Veredicto: 8/10 (tentativo)
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4550098/

Anuncios

MONFIC 2016: Loving

 

Esta es la quinta película del guionista y director americano Jeff Nichols (de quien hablamos acá) y resulta ser su producción más madura y coherente. Es un director que me gusta mucho a pesar de que hasta ahora ha tendido a quedar en potencialmente bueno más que en verdaderamente bueno, pero con Loving se ha pasado oficialmente al segundo bando. La película retrata la historia real de una pareja interracial que es sentenciada a prisión en el estado de Virginia en el año 1958 porque no se permitía el casamiento entre personas de razas diferentes. Pero la pareja apropiadamente apellidada Loving comenzaría un juicio que terminaría por acabar con esta prohibición por declararse inconstitucional y que eventualmente marcaría el precedente para declarar la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo como inconstitucional hace apenas unos años.

loving3_h_2016

Pero bueno, basta de historia y política, en especial digo basta porque la película no es una biopic tradicional, no se aprovecha de su importancia histórica para dramatizar en extremo ni pone de foco el arduo proceso judicial que debió atravesar esta pareja para vivir en paz. Al contrario, el director Nichols opta por una mirada muchísimo más íntima y humana de la historia, creando en consecuencia una película tan delicada y sutil que te lleva un tiempito asentarte con su ritmo. Todo en esta película parece estar contenido: desde el guión que parece posarse como una pluma por aquí y por allá con una suavidad que no por ello es superficial, pasando por la banda sonora que busca pasar mayoritariamente desapercibida y solo se permite un crescendo en los momentos justos, hasta la íntima y cálida fotografía que no hace alardes y culminando en las actuaciones de los dos protagonistas, discretas, sencillas y sutiles en extremo. Todos estos elementos construyen una película que en teoría sería una favorita para los Oscar, pero que por la forma en que está ejecutada probablemente no tenga demasiada tracción.

Admito que por momentos deseé que Nichols se dejara llevar, deseé incluso ser manipulada emocionalmente, deseé ver a Mildred Loving llorando desconsolada, deseé ver a Richard Loving quebrándose ante las presiones de los medios, deseé que la música se inflara y la cámara me arrastrara por un pasaje desolador o me insertara en medio de un estallido de felicidad, pero poco a poco esos deseos fueron desapareciendo, poco a poco me dejé conquistar por el estilo íntimo y tranquilo del director y es hermoso porque cuando ya estás ahí dentro comenzás a apreciar las sutilezas con otros ojos y las emociones comienzan a fluir de un lugar más interno, más profundo y emocionante. Dicho esto, y quizás parezca sorprendente por todo lo que vengo describiendo, la película tampoco peca de solemnidad extrema. De hecho hay varios momentos de humor que están muy bien integrados, la presencia del comediante Nick Kroll es quizás la más extraña y también por supuesto, como en todas las películas de Nichols, contamos con la aparición del capo de capos Michael Shannon, esta vez en un papel cortísimo pero muy lindo.

L_03449.jpg

En conclusión, a pesar de que Loving es basada en hechos reales y en una historia “importante” para la historia de los Estados Unidos, le escapa a todas las faltas que nos tienen aburridos y cansados de las biopics típicas. El guión de Nichols es respetuoso y lleno de humanidad, a veces quizás un poco demasiado asustadizo y sutil, pero su dirección es segura y cuenta con dos interpretaciones centrales excelentes, que le dan una muy buena cohesión al estilo que pretendía lograr. Edgerton está muy bien como el tipo sencillo y taciturno pero que evidentemente ama a su mujer por sobre todas las cosas, pero es Ruth Negga quien se destaca por sobre el resto. No es un papel ostentoso en absoluto, pero Negga habita su personaje con una seguridad tan calma, con una humanidad tan conmovedora, con una honestidad tan desgarradora que logró arrancarme lágrimas con su silencio. Una vez que renunciás a esperar lo que te dan todas las películas de Hollywood, una vez que aceptás que el clímax emocional que esperás no va a suceder, Loving se convierte en una experiencia íntima y hermosa que nos recompensa con un final sutil como el resto de la película, pero que ahora que ya estábamos preparados resulta completamente conmovedor.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4669986/

Suspenso, ciencia ficción y comedia del 2016

Midnight Special (2016)

midnight-special-test-xlarge

Este es el cuarto largometraje de Jeff Nichols, un director relativamente nuevo que para mí hasta ahora ha demostrado mucho potencial y que siempre es interesante de ver. Yo vi sus anteriores Mud con Matthew McConaughuey y Take Shelter protagonizada por Michael Shannon, y ambas me gustaron bastante. Tiene una cierta fascinación con el sur y con lo gótico sureño que a mí me parece especialmente atractivo, pero también es conocido por tener un ritmo bastante parsimonioso así que si son medio impacientes capaz que sus películas no son para ustedes. Midnight Special es la más ambiciosa de su filmografía pero no es la que más me gustó. Se centra sobre un niño con habilidades especiales y su padre; la dupla está intentando escapar del gobierno que descubrió los poderes del niño y, como todo gobierno, quiere ver cómo utilizarlo a su favor. Por otro lado hay un culto (sí, otro culto, parece que no escapo de estas películas) que lo idolatriza y que también lo está buscando desesperadamente. Supongo que esta trama va a desencantar a algunos, a mí en cambio me motivó aún más, pero para ser una película en la que están siempre corriendo de alguien, la cosa no suele ser muy emocionante. Sin embargo, cuando sí “pasa algo”, tras varios estrechos de tedio, es realmente sorprendente y hay un par de escenas que son espectaculares. Mi mayor problema con esta película es que no tiene sentido del humor, se toma demasiado en serio y abusa del modo de piedra que le sale tan bien a Michael Shannon; entiendo que en general las películas de ciencia ficción agregan una cuota de humor o liviandad porque bueno, tratan de alguna cosa disparatada, en este caso Nichols quiso crear algo que no juegue con el ridículo, obligándonos a creer toda la historia con solemnidad. Termina siendo una especie de Spielberg sin corazón, lo cual para algunos puede estar bueno, porque Spielberg siempre se pasa de azúcar, pero a mí me dejó un poco fría. El resto del elenco lo componen Joel Edgerton prácticamente haciendo una imitación de Michael Shannon, Adam Driver (el que hace el único chiste de la película, claro), Sam Shepard, Kirsten Dunst y Jaeden Lieberher hace del niño protagonista. El guión de Nichols tiene todito: motivos religiosos, conspiraciones, un trasfondo emocional de padre-hijo y superpoderes, pero tener los ingredientes no te garantiza lograr una buena película, y en este caso algunos agujeros en la trama y la densidad del tono hacen que la película quede por ahí. Pero bueno, en este caso me concentré más que nada en los negativos, debo decir que tiene cosas disfrutables y una fotografía old school muy linda; en definitiva yo diría que vale la pena para ver otro tipo de ciencia ficción, con menos gracia, quizás, pero si le entrás a la atmósfera que intenta crear Nichols capaz que te termina encantando.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2649554/

10 Cloverfield Lane (2016)

10 CLOVERFIELD LANE

En muchos sentidos, a pesar de tener varios puntos en común, esta película es diametralmente opuesta a la anterior: es básicamente una película de misterio con indicios de ciencia ficción que no quedan del todo claros hasta su clímax, pero avanza a un paso extremadamente dinámico y tiene varios momentos de liviandad que la hacen una de esas películas que hubiera estado demás verla en el cine comiendo un balde de pop. La mayor parte de la película, la acción está contenida, porque se trata de una mujer (mi adorada Mary Elizabeth Winstead otra vez) que sufre un accidente de tránsito y cuando despierta parece estar secuestrada por un hombre muy extraño, interpretado por John Goodman, que le dice que afuera del bunker donde están fue todo destruido por un ataque químico. Además de ellos dos hay otro muchacho (John Gallagher Jr.) que le dice que cuando se desató el ataque le rogó a Howard acceso al bunker y bueno, así se formó el grupito. Por supuesto, como nos pasaría a cualquiera de nosotros, Michelle duda muchísimo de la historia que le cuentan los hombres, e intentará escapar a toda costa. Sin embargo, Howard está convencídisimo de lo que dice y su bunker está más que preparado (pobres los de Room, este bunker le da MIL vueltas) para sobrevivir varios años, con su sistema de filtrado de aire y agua, entretenimiento (debatible) y comida para rato. Mejor es no contar más sobre la trama, porque así se sorprenden (o no) junto a la protagonista sobre las cosas que van sucediendo. Hablando de Michelle, es, en general, una gran protagonista, sus acciones y comportamiento, dictados por el guión del trío de Josh Campell, Matthew Stuecken y Damien Chazelle (¡el de Whiplash!), suelen ser lógicos y uno se puede poner en su lugar casi siempre. Además, en la misma línea que vienen haciendo varias películas de la última década, afortunadamente, es una mujer súper capaz. John Goodman está excelente en su siniestralidad y ambigüedad, aunque quizás me hubiera gustado ver a un actor menos conocido en el papel. 10 Cloverfield Lane es una película sumamente entretenida, bien dirigida y actuada y que, al menos en sus dos primeros tercios, tiene poco que odiar; a mí únicamente me rechinó la omnipresencia de la banda sonora. Ahora, me imagino que muchas personas van a tener problemas con como se desencadena el final de la película, aunque no fue mi caso en absoluto. Para terminar, quizás se están preguntando si tiene alguna conexión con Cloverfield, si le preguntás a Howard puede que sí, pero mejor averigualo por vos mismo. 

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1179933/

Everybody Want Some!! (2016)

everybody-wants-some-austin-amelio-tanner-kalina-forrest-vickery-tyler-hoechlin-ryan-guzman

Realmente quería que me gustara esta película. Para empezar, Linklater (Boyhood, la trilogía de Before, etc.) me gusta mucho y este estilo de guiones ligeros en trama pero fuertes en caracterización de una época o un grupo de personajes me atrae muchísimo. Everybody Wants Some!! parece ser una actualización de Dazed and Confused, esta vez, en vez de centrarse en un grupo de jóvenes en los 70, la (no) acción transcurre en los 80. En particular, sigue a un grupo de jugadores de baseball en los tres días previos al comienzo de clases de universidad, un grupo que vive en un par de casas que están destinadas únicamente para estos atletas, y que tiene estudiantes de todos los años. Básicamente, la película es una serie de amigos Pilsen (para los que desconocen este término, en resumen se trata de hombres básicos heterosexuales, ¡para peor en este caso son atletas!) yendo de fiesta en fiesta, hablando de pajerías, cargándose minas y jurando profundidad en alguna que otra escena, en particular uno de los estudiantes que imagino debe ser la voz de Linklater mismo. Yo qué sé, si hubiera sido un documental de este tipo particular de hombre, algo así como, ¡observemos a este extracto demográfico!, bueno, quizás podría haberlo visto con otros ojos. Pero al ser una ficción, me sentí bastante extraña mirando esto. Los tipos son TAN cliché que para sumarlo al estilo de Linklater donde no hay conflictos en la historia, la cosa se pone muy aburrida. No hay desenlaces interesantes en la trama ni en los personajes. El elenco es de desconocidos, y ninguno se destaca, es más, me costó bastante reconocer quién era quién. Hay muchas canciones de la época, demasiadas, y un montón de escenas en fiestas, fiestas organizadas por distintos estereotipos de estudiantes, los artísiticos de teatro y danza, los country del sur, también hay una fiesta disco y por supuesto que hay porro. La recreación de época está bien lograda a nivel estético pero ojalá Linklater nos hubiera dado algo de qué agarrarnos que no fuera tan superficial. En conclusión, me pareció aburrida y larga, y salvo algún momento que tiene un destello de carisma del Linklater que conocemos y amamos, muy olvidable.

Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2937696/