Poniéndonos al día con el cine del 2016

Antes de que empiecen los estrenos de las películas que seguramente estemos viendo en la época de premios o bien en las listas de nuestras favoritas del año, nos tenemos que ir poniendo al día con lo que ya ha sido estrenado. Acá les dejamos 7 películas: de producciones independientes súper íntimas a despilfarros de Hollywood, comandadas por jóvenes talentos o viejos que deberían jubilarse, pasando por drama, comedia, comedia romántica, thrillers, terror y acción. Las dejo ordenadas en orden de preferencia, empezando por mi favorita y terminando con mi más odiada. ¡Que lo disfruten!

Krisha (2015)

Film Krisha

La mejor forma de describir esta película es imaginarse a Gena Rowlands en A Woman Under the Influence dando un paseito por el mundo Lynchiano de Inland EmpireEl debut del escritor/director Trey Edward Shults gira en torno al personaje titular, una mujer bastante desequilibrada que visita a su familia por Thanksgiving luego de una década de haber estado ausente. Lo que sigue es un drama familiar bastante intenso pero más que eso, es un viaje por la psiquis de la protagonista, un viaje que es bastante doloroso de ver ya que Krisha se ve forzada a batallar muchos de sus demonios. El director crea una atmósfera inquieta desde el comienzo y nos adentra al mundo interno de este personaje recurriendo a excelentes técnicas de cámara, edición pero más que nada de sonido, creando una película sumamente intensa e incómoda de ver. Pero una película tan centrada en un personaje no podría funcionar si el actor no pone lo suyo y Krisha Fairchild (sí, se llama Krisha en la vida real y además es la tía del director, lo que les da una idea de lo personal del proyecto) da una actuación que no tiene nada que envidiarle a la icónica de Rowlands. El estilo tan íntimo del director hace que vivamos las experiencias de Krisha junto a ella y no solo las miremos desde de una distancia segura, lo que hace de Krisha una experiencia singular pero agotadora emocionalmente, una experiencia que no sé si me animo a revivir por lo intensa, pero que definitivamente vale la pena experimentar al menos una vez.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4266638/

 
The Fits (2015)

the-fits-0-0

Si bien la protagonista de The Fits no tiene absolutamente nada que ver con la de Krisha, las películas tienen bastante en común. Para empezar, en The Fits también nos centramos en un personaje de manera casi invasiva y además la construcción de una atmósfera perturbadora también está muy bien lograda, recurriendo a una excelente banda de sonido y un muy buen trabajo de cámara. Pero en The Fits, la protagonista es una niña de unos 11 años de cuya vida vamos a conocer muy poco -interpretada con mucha seriedad por la novata Royalty Hightower-: la vemos casi exclusivamente en sus momentos de entrenamiento, primero acompañando a su hermano mayor en boxeo pero luego, hipnotizada por un grupo de baile que entrena en el mismo gimnasio, la veremos practicando su rutina de baile. No conocemos mucho más de la pequeña Toni, una niña solitaria que parece no encajar en ninguna parte. Sin embargo, algo extraño comienza a pasar en el gimnasio: las chicas comienzan a tener una especie de ataque epiléptico de a una a la vez y por supuesto cunde el pánico porque no se entiende cuál es la fuente del problema. Estas convulsiones son, más que cualquier otra cosa, un símbolo, y analizando las reacciones que tienen las chicas al tenerlo uno puede ir dilucidando más o menos qué podrían representar. La película de Anna Rose Holmer es bien cortita (apenas 72 minutos) pero es una gran demostración de su talento: la combinación de imágenes con sonido es exquisita y cada toma está muy bien pensada; a nivel temático maneja ideas interesantes que por momentos parecen ser más buenas en potencia que enteramente realizadas, pero como Krisha, es una experiencia fílmica bastante singular y una de esas películas de las que probablemente nunca te vas a olvidar.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4238858/

Florence Foster Jenkins (2016)

ar-am858_badsin_gr_20160427151516

Comienzo diciendo que a esta película no le daba ni dos pesos. Primero que nada, no soy fan de Meryl Streep (blasfemia, ya lo sé) y esta parecía otro vehículo mediocre para que la actriz reciba otra nominación al Oscar. No es que sea MUCHO más que eso tampoco, pero tiene más mérito de lo que imaginaba. La historia es basada en hechos reales, sobre la heredera neoyorquina del nombre titular que soñaba con ser una cantante de ópera pero que en realidad cantaba como el orto. El problema es que Florence no sabe que canta horrible, protegida por su marido (Hugh Grant haciendo de Hugh Grant canoso) y por un grupo de “amigos” que se benefician mucho de ser buenos con ella como para revelarle la cruda realidad. Lo que más me sorprendió fue la manera en que el director Stephen Frears logra mantener la comedia sin recurrir a la burla: hay un cariño sincero hacia el personaje protagónico, no solo de parte de los realizadores sino también de muchos de los personajes que le siguen la fantasía, entonces, de manera muy inesperada, la película te va ablandando un poco el corazón y si te desprendés del cinismo (y probablemente también de tu código moral), resulta una experiencia bastante disfrutable. Me parece que, así como muchos de los seguidores de Jenkins eran sexagenarios para arriba, cuanto más años tenés, más disfrutarás de esta película, pero incluso para los jóvenes, es difícil desestimar la excelente producción a nivel de decoración y vestuario y las buenas actuaciones de todo el elenco.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4136084/

Nerve (2016)

nerveb

Sinceramente, jamás hubiera visto esta película si no fuera porque estuve medio que obligada, quizás es por esto que terminé disfrutándola más de la cuenta. Corrección: disfrutar no es la palabra, porque creo que pocas veces me sentí tan incómoda viendo una película. Nerve (que me gustaría traducir como “huevos”) se trata de un juego de desafíos online, en el cual los participantes tienen que hacer cosas cada vez más arriesgadas a cambio de sumas cada vez más elevadas de dinero, mientras son observados por los “watchers”, gente anónima que inventa los desafíos, pone la plata y son generalmente creepy. Nuestra protagonista (Emma Roberts) es la adolescente cliché que nunca rompe las reglas ni toma riesgos y que participa para probar un punto y porque se topa con el chico malo (Dave Franco) que la anima a ponerle onda a la vida, creando celos en su mejor amiga, la chica alocada y la desaprobación de su amigote nerd friend-zoneado. Sí, los personajes son clichés, pero a pesar de esto la película logra un ritmo excelente que solo crece y crece a medida que los desafíos se ponen más arriesgados y pone a prueba las relaciones entre los personajes, y que debajo de todo los excesos de estilo dice muchas verdades perturbadoras sobre la sociedad del siglo XXI. Al principio dije que esta película me hizo sentir muy incómoda: incómoda porque la tensión por momentos es abrumadora e incómoda también, porque a pesar de lo exagerado que resulta todo, no parece nada difícil de creer. En definitiva, una de las películas más millennial jamás creadas, que, a diferencia de Florence Foster Jenkins, deberá ser vista con ojos jóvenes (en especial para no ser abrumado por sus estilismos) y que si le perdonás las cursiladas y terrajadas, tiene más para ofrecer de lo que parece. Ah, y por alguna razón tiene a dos actrices de Orange Is the New Black en papeles secundarios.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3531824/ 

Deepwater Horizon (2016)

web1_m-deepwater-movie-edh-160930

Esta es una película de desastre, y como tal, debe ser vista en el cine. No porque sea una buena película, sino porque su fuerte está en el espectáculo del desastre y un espectáculo de esa magnitud se disfruta muchísimo más en pantalla grande y con sonido envolvente. El desastre en cuestión es la explosión de la plataforma petrolera Deepwater Horizon que ocurrió en el 2010 y fue el derramamiento de petróleo más grande en la historia de los Estados Unidos. La película se podría dividir en tres actos: el primero, bien cortito, es una introducción al personaje protagónico Mike Williams (Mark Wahlberg) en su vida familiar idílica con Kate Hudson y su hija que lo idolatra; acto segundo vemos el funcionamiento de la plataforma y conocemos al jefe Mr. Jimmy (Kurt Russell), a Andrea Fleytas que es relevante por algún motivo (Gina Rodriguez) y a los cerdos capitalistas que cagan todo por su codicia (John Malkovich actuando como si fuera un villano de Marvel). En el segundo acto preparate para no entender nada porque hay un montón de conversaciones técnicas sobre la plataforma que se escapan al conocimiento de la audiencia promedio pero que en definitiva resulta en que los cerdos capitalistas presionan a los héroes a apurarse porque están perdiendo plata y finalmente explota todo. Así llega el tercer acto que es el lidiar con esa explosión y finalmente evacuar la plataforma. Allí es donde se da el verdadero espectáculo y está muy bien hecho. El resto es súper mediocre pero tolerable y a pesar de que el director Peter Berg prioriza la acción antes que el drama humano, no nos deja sin esas escenas cliché de heroísmo que a pesar de como lo estoy haciendo sonar acá, creo que demuestran un sentimiento sincero que termina en un homenaje a las víctimas en los créditos finales. En conclusión, si estás para ver explosiones, andá a mirarla al cine, si no te la podés saltear nomás.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1860357/

The Neon Demon (2016)

1-jundetevi8l-iwhg0nnpra

Me parece que a Nicolas Winding Refn se le está yendo un poquito la moto. Algunos lo ven como el “autor” de la época, lo cual está muy bien, pero yo no compro ni a palos. The Neon Demon se trata de una adolescente aspirante a modelo, Jesse (Elle Fanning), que se muda a Los Ángeles a hacer carrera pero que se topa con un grupito de psicópatas del ambiente que la envidian y quieren robarle esa cualidad especial que parece tener. Si hay que meterla en un género supongo que le quedaría bien “terror”, y aquí voy a mi opinión: creo que si la vemos como una película de terror clase B está bien, pero cualquier intento de elevarla a algo más, de pretender que tiene algo para decir sobre la industria o sobre los valores de nuestra sociedad, me hace romper los ojos de tanto darlos vuelta. Es básicamente un comercial de perfume versión Halloween de dos horas, incluso lleva la MARCA del director al principio: NWR. Visualmente es interesante y la música de sintetizadores funciona muy bien con la estética de Refn, pero es extremadamente superficial: básicamente un conjunto de imágenes fotogénicas y explotadoras cuyo único objetivo parecer ser provocar, pero que tienen un estilo tan frío que ni siquiera logran eso. Los diálogos son paupérrimos y están interpretados con un estilo de actuación completamente rígido, que seguramente sea intencional pero que hace que la película sea más risible que otra cosa, y por esto digo que verla como una película de clase B podría elevarla de lo que es si te la tomás muy en serio. En fin, claramente no es para mí, pero gente que respeto la aprecia y quizás algunos de ustedes también. Ah, también está Keanu Reeves en un papel completamente innecesario porque, ¿por qué no?

Veredicto: 3/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1974419/ 

Café Society (2016)

wasp2015_day_05-0185.CR2

Basta, Woody Allen, cierren ese antro porque no está resultando. Hace tiempo que no me gusta una película de Allen pero juro que la miré con la mente abierta y de hecho tuve un momento de esperanza cuando vi lo linda que es la fotografía, pero no, esta película sobre un triángulo amoroso entre un joven de Nueva York (Jesse Eisenberg), su tío, un exitoso agente de Los Ángeles (Steve Carrell) y la secretaria de este (Kristen Stewart) es un bodrio sin rumbo, sin ingenio y sin encanto. El tema del triángulo amoroso es tan poco interesante y cliché y una ofensa todavía mayor cuando la que está en el medio, el personaje de Stewart, es tan superficial que es difícil ver qué tiene de interesante. El protagonista encarnado por Eisenberg tampoco tiene nada que nos haga quererlo y no parece madurar en absoluto; a Carrell no le va tan mal pero no aparece tanto, así que da igual. La narración de Woody Allen es de lo más irritante que he escuchado en mi vida y no sirve absolutamente ningún propósito más que intentar llenar los vacíos de la acción, y resulta perezoso, superficial y muy poco cinemático. Los diálogos, que suelen ser uno de los fuertes de Allen, no tienen ningún tipo de gracia ni ingenio. Lo más interesante de la película es el contexto en el cual se desarrolla, pero es un aspecto tan de fondo con respecto al triángulo amoroso que la película bien podría haber ocurrido en cualquier época. Queja final: la escena con la capísima Anna Camp fue un insulto a su talento.

Veredicto: 3/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4513674/

 

Anuncios

Tres peliculones del 2015 que quizás no viste

Victoria (2015)

vlcsnap-2016-03-21-16h24m12s077

Victoria es de esas películas que tienen un gimmick, es decir, una especie de truco novedoso que las aparta del resto. En este caso, el truco es que sus casi 140 minutos de duración son un solo plano secuencia, sin cortes. Al parecer fue filmada tres veces y se quedaron con la mejor versión. Cuando comienza el filme vemos a Victoria, una joven madrileña en Berlín, bailando sola en un antro under de la ciudad. Su soledad se ve manifiesta desde el principio, cuando intenta invitarle un trago al barman y cuando luego se une a un grupo de chicos berlinenses a callejear por la noche. Pega onda con uno de ellos, Sonne, y de pronto somos testigos de una relación que se va construyendo en tiempo real, con diálogos mayoritariamente improvisados. Pero no solo atestiguamos los eventos, sino que somos parte de ellos. Esta es una de las películas más inmersivas que he visto en mi vida. En la narrativa hay un antes y un después: llegamos al clímax de la primera parte cuando Victoria expone sus mayores vulnerabilidades y encuentra en Sonne un oído comprensivo, pero pronto la noche se torna oscura (metafóricamente, claro, porque la noche siempre es oscura), cuando el grupo de amigos se ve forzado a cometer un crimen y se considera la posibilidad de involucrarla a ella también. Así comienza la segunda mitad del filme, una de las experiencias más estresantes que tuve al mirar una película en mucho tiempo, porque el gimmick ya había logrado su cometido, y ahora estaba absolutamente metida en todo lo que estaba sucediendo. La resolución no es perfecta, y hay varias oportunidades en las que dudé seriamente sobre la verosimilitud de lo que estaba sucediendo, pero por otro lado, la construcción de los personajes (que se da en tiempo real, ¿entienden?) está lo suficientemente bien realizada como para que esto no se convierta en un problema, haciendo creíbles algunas decisiones que son difíciles de presenciar. Si fuera un filme editable, se hubiera beneficiado de unos 20 minutitos menos, pero lo cierto es que es una película magistral, una experiencia visual intensa como pocas, una montaña rusa de emociones, un logro fenomenal de cámara y las actuaciones más naturales que verán en sus vidas: en particular los protagonistas Laia Costa y Frederick Lau me dejaron sin palabras, tanto individualmente como en la química que lograron. Son personajes tan palpables que días después de verla los recuerdo, como si hubieran sido personas que conocí yo misma en alguna noche demente de Berlín.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4226388/

 

45 Years (2015)

kitchen-scene-xlarge

Si quisieran decir “esta es la típica película que le gusta a Scarlett”, 45 Years sería un gran ejemplo. Absolutamente destilada de cualquier artificio, la película confía plenamente en su maravilloso guión y en la destreza de sus protagonistas comandados por una dirección puesta al servicio de la historia. La película retrata la semana previa al aniversario de 45 años de casados de una pareja (Charlotte Rampling y Tom Courtenay), cuya celebración se ve afectada por una carta que le llega a él, Geoff. A través de la carta se entera de que se encontró el cuerpo de su ex novia Katya, conservado en los glaciares a donde habían ido juntos, mucho tiempo atrás, antes de que Geoff conociera a Kate. ¿Qué importancia podrá tener esto, más de 45 años después, luego de haber tenido una feliz vida junto a Kate? Bueno, si hemos de confiar en el guionista y director Andrew Haigh, mucha. La historia es sencilla, pero sus implicancias no lo son. Son muchas las preguntas que plantea, obligándonos a evaluar el poder del recuerdo, especialmente cuando estos se mantienen congelados en el tiempo, mientras que la vida sigue, con su poder transformador. El paisaje frío, aislado, sombrío, pero extrañamente hermoso de la campaña inglesa ayuda a crear ese estado de melancolía, que a pesar de ser intenso, está lejos de ser sentimental, porque estamos hablando de los ingleses, los reyes de la represión. Por momentos recuerda a lo mejor de Mike Leigh, en lo íntimo de su foco, en lo sutil de su ejecución. La incertidumbre, las especulaciones sobre el pasado, los fantasmas de un pasado del que Kate sabe muy poco, la llevan a pequeñas confrontaciones en las que comunica poco con palabras pero habla volúmenes enteros a través de su mirada. Aunque ambos actores hacen una excelente labor, es Rampling la que eleva el material a otro nivel, habitando su personaje con una silenciosa intensidad, comunicando todo a través de sus hipnotizantes ojos. Para ser una película tan poco jactanciosa, es sorprendente que nos brinde por lo menos dos de las mejores escenas del año (para que lo recuerden: la escena del proyector, con sus simbolismos y la narrativa que avanza en el rostro de Kate y el final, perfección absoluta), y junto a mi otra favorita del año, Carol, es de las películas que más se conectaron conmigo a nivel humano.

Veredicto: 9/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3544082/

 

Tangerine (2015)

tangerine-cover

Contrastando fuertemente con la sobriedad de 45 Years tenemos a Tangerine, otra película de la cual podríamos decir que hace uso de un gimmick: en este caso se trata de un filme que fue grabado completamente en un iPhone 5S. Recién salida de una breve estancia en la cárcel, Sin-dee se junta con su amiga Alexandra en Donut Time, a compartir una dona y ponerse al día. Como quien no quiere la cosa, Alexandra le cuenta que su novio y pimp Chester le fue infiel y esto enloquece a Sin-dee, a la que ahora seguiremos durante el resto del día en su odisea por encontrarlo y confrontarlo. Por su parte, Alexandra tiene una gran aversión al drama y se va por su lado a repartir invitaciones para el evento donde cantará esa misma noche. El director Sean Baker nos lleva por los rincones menos visibles de Hollywood, protagonizados por dos prostitutas transgénero, quienes desbordan de vida, autenticidad, respeto y empatía, lejos del objeto de observación que sería Lili en The Danish Girl. Tangerine es una película llena de energía, hilarante y conmovedora a la misma vez, alternando entre momentos turbios y devastadores, con situaciones absurdas y otras que denotan la hermosa sensibilidad de los involucrados. Tras la locura de los cambios de locaciones y la enérgica banda sonora electrónica, yacen momentos de pleno humanismo sobre la naturaleza de la amistad. Es la primera película tanto de Kitana Kiki Rodriguez y Mya Taylor y demás está decir que es en gran parte debido a sus excelentes actuaciones que Tangerine es un éxito. Además, está Karren Karagulian como el taxista armenio amigo, James Ransone como Chester y Mickey O’Hagan como Dinah, la prostituta cisgénero (¡doble insulto a los ojos de Sin-dee!) que es zarandeada por toda la ciudad en búsqueda del hombre en cuestión, un asunto al que a ella le importa muy poco. Tangerine es muchas cosas, para empezar es increíblemente entretenida, es vibrante, colorida y divertida, y tiene un montón de escenas súper memorables (incluido el final que es realmente hermoso), pero por sobre todas las cosas, Tangerine es un excelente ejemplo de lo que el cine puede ser, una voz amiga por quienes aún no tienen espacios para hablar.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3824458/

Tres maneras de hacer ciencia ficción

The Martian (2015)

The-Martian-Matt-Damon

Sí, The Martian es Hollywood por donde se la mire, pero es una película en el espacio dirigida por Ridley Scott, así que mínimo sabés que va a estar muy bien filmada. Al principio parece una especie de precuela de Interestelar, pero no, la película se trata del astronauta Mark Watney, quien tras una misión con sus compañeros en Marte, termina varado y completamente solo en este planeta. Inicialmente se lo da por muerto, pero pronto logra comunicarse con la Tierra y descubre que las posibilidades de rescate no solo son remotas, sino que llevarían muchísimo tiempo. Esto significa que Mark deberá ingeniárselas para sobrevivir durante años con provisiones que no le alcanzan ni para unos meses y en una estación espacial muy precaria. Acá entra la parte Náufrago de la película, solo que esto es versión espacio. La especialidad de Mark es la botánica, pero el personaje interpretado por un muy carismático Matt Damon -quien logra llevar la película en sus hombros sin demasiado esfuerzo- es  una especie de MacGyver y te sorprende con su tenacidad. Esta es una de las películas más lindas de Scott desde Gladiador; el director logra un gran balance entre las perspectivas épicas que amerita el contexto espacial pero también tiene éxito en los momentos más íntimos y recluidos. El guión es decente pero recae en muchos clichés cinematográficos como el negro mágico del adorable Donald Glover y un humor muy básico por su artificialidad; sin embargo, la película transmite una vibra tan positiva que estas cosas son fácilmente perdonables. Una de las cosas más hollywoodenses, sí, pero también más atractivas del filme es el optimismo de Mark Watney, aún cuando las circunstancias son desastrosas. Esto tiene dos consecuencias: la negativa es que la aparente falta de conflicto interno nos deja con una impresión muy superficial del asunto, pero la positiva es que las casi 2 horas y media de película vuelan porque no hay ningún momento de tedio reflexivo. Cuenta con un elenco de un calibre esperable: Jessica Chastain como la comandante de la nave que lo abandona, en un rol que no le deja mucho para hacer; Jeff Daniels como el presidente medio sorete de la NASA; Ned Stark, digo Sean Bean como el hombre de honor de la NASA y muchos otros más. En conclusión, ¿qué podemos decir de la forma Hollywoodense de hacer ciencia ficción? Excelentes efectos especiales, una hermosa fotografía que retrata Marte de manera muy creíble, un elenco lleno de estrellas pero un guión que no presenta ningún desafío ni para los personajes ni para la audiencia. Acompañada de pop una tarde/noche de holgazanería es muy entretenida.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3659388/

 

The Lobster (2015)

IMG_2135.CR2

A los 5 minutos de comenzada esta película, me dije “ta, esto va a ser lo mejor del año”, y durante la primera hora de esta primera incursión del director griego Yorgos Lanthimos (Dogtooth, Alps) en el cine de occidente, seguí creyéndolo. Basta con observar la trama para entender que esta es una película muy especial: la historia toma lugar en un futuro distópico en el cual se arresta a todo el que esté soltero y se lo lleva a un hotel en el que se ven obligados a encontrar una pareja en 45 días; si fallan, se los transforma en un animal de su elección y se los larga al bosque. Tomate un momento para procesar esto, y de paso, pensá qué animal elegirías y por qué… listo, seguimos. Nuestro protagonista es David, un Colin Farrell casi completa y deliciosamente inexpresivo, quien llega al hotel acompañado de su hermano/perro. La película lo sigue en sus peripecias por encontrar a su pareja ideal, ofreciéndonos un paseo por todas las excentricidades del hotel, sus bizarras reglas y forzadas actividades. Esta primera parte de la película es perfecta y funciona en muchos niveles: para empezar, es muy graciosa -de una manera muy rara, claro-, la creatividad de Lanthimos parece no tener límites y triunfa tanto en su humor absurdo como en lo ingenioso e incisivo del guión. Técnicamente, el “ciencia ficción” del título de este post es bastante ligerito. The Lobster se asemeja muchísimo más a una sátira que a cualquier otra cosa, y su comentario social va desde lo más general -es decir, la forma en que la sociedad afronta el mundo de las citas, los problemas de querer cumplir con las reglas de un sistema y lo peligroso y ridículo de nuestro ciego seguimiento de estas- hasta un nivel más personal -qué es lo que buscamos en el otro realmente, qué es el amor, de qué se trata la compatibilidad y qué estamos dispuestos a sacrificar o hacer para tenerlo. Es fascinante porque el contexto absurdo y mega exagerado en el que se encuentran nuestros personajes pone de manifiesto actitudes reales de nuestra vida cotidiana que de repente parecen muy obviamente contraproducentes. Narrada por la exquisita voz de Rachel Weisz, quien además nos da su mejor actuación en mucho tiempo, la película pierde un poco de momentum en la segunda mitad, cuando nuestro protagonista toma una decisión que cambiará por completo su destino. Aquí la película parece más indecisa sobre lo que quiere decir, el humor se pierde un poco y su duración se empieza a sentir más, pero nunca deja de ser hermosamente fotografiada con sus colores lavados y, además, es siempre muy intrigante. Es una película más bien fría, que funciona más a nivel intelectual que emocional, por lo que yo me veo obligada a sacarle un par de puntos, pero dicho esto, es de lo más interesante que tuvo el 2015 a nivel cinematográfico. Aparte del ya mencionado Farrell, tiene a John C. Reilly haciendo lo que hace mejor y a la omnipresente Léa Seydoux forjándose una excelente reputación en sus primeros papeles en inglés, pero es Rachel Weisz la que se destaca por sobre todos y la única que logra perforar la frialdad de la película con una vulnerabilidad hermosa y una intensidad quieta que la hacen una de mis actuaciones favoritas del año.

(PD: porque sé que a algunos les gustan estos avisos, hay escenas con animales medio fuertes.)

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3464902/


Predestination (2014)

2013_05_07 Predestination_0407.tif
Esta película escrita y dirigida por una versión más pedorra de los hermanos Wachowski (estos son los hermanos Spierig) y protagonizada por Ethan Hawke es la más ciencia ficcionística de las tres, porque lidia con uno de sus temas más comunes: viajar en el tiempo. Pero por otro lado, es la peor por lejos. El in-nombrado Ethan es un agente de gobierno de una sección ultra secreta que se dedica a viajar en el tiempo e impedir crímenes; cuando comienza la película se está por jubilar, pero primero tiene una última misión, encontrar y detener a un terrorista que lo estuvo eludiendo durante toda su carrera. Por ahora vamos bien, excepto que pocos minutos después de su introducción, la película se transforma en una serie de flashbacks de la vida de una mujer (la novata con potencial Sarah Snook) y lo que sucede es que te pasás los primeros momentos preguntándote hasta cuándo íbamos a ver cada detalle de su vida y seguir avanzando con la historia “original” hasta que todo hace click y luego te pasás el resto de la película adivinando los giros del guión que se van avecinando, uno tras otro, en un desfile deprimente y muy poco inspirado. Debido a que la “gracia” de la película depende de estos giros en el guión, no voy a entrar en detalles, porque cuanto menos sepan, mejor, pero la resolución final es inmensamente estúpida, a pesar de que cierra muy bien (ya me comprenderán si la ven). Las actuaciones son buenas y si la película te logra conquistar, seguramente la pases bomba mientras pasás de plot twist a plot twist, pero para el resto de los mortales, es forzada, tediosa y mortalmente pelotuda.

Veredicto: 3/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2397535/

Dos películas de ciencia ficción que se potencian con la sustancia

Ex Machina (2015)

Cuando me puse a mirar Ex Machina de inmediato me di cuenta que era todo lo que quería ver en ese momento: un guión altamente metafísico, una banda sonora perturbadora y una atmósfera inquietante, tres elementos que se conjugan de una manera fascinante para crear una película que perdura en la mente tiempo después de haber finalizado. El filme tiene como protagonista a Caleb (interpretado por el pelirrojo Domhnall Gleeson quien me cayó horrible en Frank y también en About Time, pero que aquí logra redimirse), un joven programador que es seleccionado para participar en un experimento de inteligencia artificial que promete cambiar al mundo.

ex-machina-oscar-isaac-domhnall-gleason

En tan solo minutos, el director nos coloca en la casa del excéntrico científico a cargo de este desarrollo tecnológico, un tipo que vive aislado en una casa subterránea y que es siempre desafiante, inestable y, sin lugar a dudas, un genio. Nathan es interpretado por Oscar Isaac, a quien nunca había visto en un papel así y amé, es una actuación extremadamente carismática, peligrosa y llena de energía, y definitivamente es una parte fundamental del éxito de la película. Nathan dio origen a Ava (nombre poco sutil, pero se perdona), quien bien podría ser la primera muestra de verdadera inteligencia artificial en el mundo, pero para demostrarlo, Nathan recluta a Caleb para que lleve a cabo el test de Turing (sí, el mismo Turing de la película The Imitation Game). El test de Turing consiste en una serie de conversaciones con la “máquina” para determinar si esta realmente puede pasar por un ser humano. Las conversaciones entre Caleb y Ava (interpretada a la perfección por la sueca Alicia Vikander) son probablemente la parte más atractiva de la película, y mucho recae en la actuación de Vikander, que logra combinar movimientos e impresiones propias de lo que reconoceríamos como una máquina, con reacciones y sentimientos que provocan una empatía real, no solo en Caleb, sino en nosotros mismos.

Tengo sentimientos encontrados con el guión. Por un lado, creo que el guionista y director Alex Garland hace abuso de nuestra suspensión de incredulidad. Hay más de un aspecto del desarrollo de la trama que se derrumba ante el análisis, pero en mi caso yo se las perdono porque estos problemas tenían que ver con las cosas más mecánicas y poco interesantes de la historia, algunas de las cuales pueden afectar el arco dramático principal pero no tanto. Por otro lado, los temas presentados en el guión, aquellos que tienen que ver con exploraciones más filosóficas, como la naturaleza de la existencia, qué nos hace humanos, qué queremos decir con “consciencia”, así como un sinfín de dilemas éticos, estos tienden a ser satisfactorios o, como mínimo, buen alimento para la reflexión.

Este es uno de los temas más comunes dentro del género de la ciencia ficción y si bien no podría decir que Ex Machina se destaca por su originalidad, sí sobresale por la complejidad de su guión, la muy bien lograda minimalista y calustrofóbica estética, el talento del elenco, los excelentes efectos especiales y, como suelo destacar como dentro de mis cosas favoritas, lo consistentemente tenso y alarmante de su atmósfera.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt0470752/

Coherence (2013)

Para disfrutar Coherence es necesario perdonarle algunas cosas. Es una película de muy bajo presupuesto, filmada en tan solo 5 días y con diálogos mayormente improvisados. La cámara es la omnipresente shaky-cam, así que a los que tienen propensidad para las nauseas, les recomiendo abstenerse. No posee un elenco reconocible, salvo Xander de Buffy (también llamado Nicholas Brendon) y, como Ex Machina, a veces pide demasiado de nosotros, en especial cuando las acciones de los personajes son un poquito demasiado difíciles de creer, pero obviando estas faltas, es una película sumamente entretenida, que tiene una energía increíble que no pierde intensidad en sus 90 minutos de duración, y que te deja la mente dando vueltas.

coherence

Me voy a limitar a dar una muy breve descripción de la trama, porque cuanto menos sabés de esta, más fascinante es ver cómo se va desarrollando: un grupo de amigos y parejas que oscilan los 40 años se juntan a cenar la misma noche en que un cometa va a pasar muy cercano a la tierra. Ni bien comienza la película, comienzan a experimentar eventos que parecen sobrenaturales, y esto va en aumento a medida que avanza la noche, provocando tensión entre los amigos y una historia cogementes (mindfuck?) para la audiencia. Este es el debut del escritor y director James Ward Byrkit y la verdad es que es una excelente forma de comenzar su carrera. Es un guión intrincado que recompensa a los más atentos al detalle y que si bien tiene giros inesperados, es muy satisfactorio porque nunca se aleja demasiado de la coherencia (guiñada, guiñada) como para perdernos completamente. Es como un primo lejano de una idea que podría haber sido de Buñuel (como El ángel exterminador El discreto encanto de la burguesía), pero con la paranoia elevada a su máxima potencia.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2866360/