3 excelentes indies del 2017

Good Time (2017)

good-time-1200-1200-675-675-crop-000000

Todavía me acuerdo cuando el nombre Robert Pattinson me provocaba rechazo. Le costó trabajo pero a esta altura creo que el actor de Twilight ha logrado desvincularse de la vergüenza que acarrea asociarse con la trilogía del horror y consagrarse como uno de los mejores y más interesantes actores de su generación. Digo “interesante” porque admiro su vocación por elegir proyectos desafiantes y fuera de lo mainstream y por suerte en la mayoría de los casos, estos proyectos terminan siendo películas excelentes en sí mismas. Además de comentarles un poco de Good Time, de los hermanos directores Ben y Joshua Safdie, los jóvenes favoritos de Cannes a quien el actor mismo contactó para pedirles trabajar juntos, me gustaría mencionarles que The Lost City of Z es otra muy buena película en la que participó Pattinson el año pasado y vale la pena buscarla. Pero vayamos a Good Time, un proyecto que nació a partir de un reciclado de personajes e ideas que tenían los Safdie quienes además quisieron crear un personaje distinto para el actor, en lugar de darle un papel sombrío y melancólico, como suele interpretar, le dieron exactamente lo opuesto: Pattinson interpreta a Connie, un estafador carismático y energético hasta el punto del frenesí. La trama gira en torno a Connie y su hermano, interpretado por Ben, uno de los directores, quienes se mandan un robo en el cual el personaje de Ben es apresado. En consecuencia, Connie hará lo posible por liberarlo. Toda la trama transcurre en el correr de un día y es de una tensión insoportable. Tiene algo de la energía frenética de Victoria: los directores no están interesados en darnos un respiro, seguimos a Connie en sus planes cada vez más desesperados y descabellados contagiándonos de su nerviosismo mientras reflexionamos sobre sus intenciones y código moral hasta que esa intención en apariencia noble de rescatar a su hermano se va tiñendo de los encuentros que tiene Pattinson con otros a quienes usa y abusa de una manera desagradable. Good Time es una de mis experiencias cinematográficas favoritas del último año y una excelente forma de mostrarles a otros lo que es vivir en un constante estado de ansiedad.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4846232/

The Florida Project (2017)

the-florida-project-04

Con The Florida Project, el director Sean Baker se consagró a mis ojos como unos de los directores más interesantes de su generación. Luego de regalarnos la maravillosa Tangerine, vuelve con otra obra maestra en cine humanista. Esta vez cambiamos California por Florida, y en lugar de contrastar el glamour y decadencia Hollywoodense con las otras realidades que conviven en Los Angeles, contrasta a la población local de bajos recursos con el lugar de sueños visitado por millones de personas cada año. La presencia de Walt Disney World, el epítome de la felicidad y la fantasía para tantas personas, tan cerca del hogar de la pequeña Moonee (Brooklyn Prince es una revelación) funciona como el subtexto de esta historia que tiene como protagonistas a una niña y su joven madre, luchando por vivir semana a semana en una habitación de motel dirigido por Bobby, un hombre de buen corazón y gigantesca paciencia (Willem Dafoe en uno de los mejores papeles que ha hecho recientemente). No es una película muy preocupada por tener una trama, es más bien un recuento de las mundanidades de la vida de estos personajes pero Baker logra una atmósfera hipnotizante mientras nos sumerge en sus vidas. Igualmente, su mayor logro como realizador es su sensibilidad: jamás percibimos una gota de explotación o morbo por la miseria de los personajes que retrata en sus películas, y si bien no evade las partes más crudas de sus vidas, nos regala momentos de auténtica belleza y joie de vivre, nuevamente, sin pecar de excesivo romanticismo o sentimentalismo. El final puede parecer un poco discordante, y no solo porque fue filmado con celular, pero a mí me embargó de emoción tanto por su significado en el contexto de la película como por ser una manifestación de creatividad verdaderamente inspiradora.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt5649144/

Beach Rats (2017)

39281_43_Beach_Rats_c_Salzgeber_Co_Medien_GmbH__01_

Beach Rats es muy mi tipo de película. Como la anterior, es una película bastante ligera en términos de trama y también retrata el verano de un personaje. En este caso nos vamos hacia Brooklyn, donde nuestro protagonista Frankie (Harris Dickinson en una actuación sutil y profundamente humanista) vive sus días fumando porro con su grupo de amigos (que no parecen tan amigos), su noviecita (con la que tampoco conecta) y los veteranos con los que se contacta por Internet y conoce en la noche. La directora Eliza Hittman retrata a Frankie con increíble delicadeza y empatía, le rehuye a gritarnos en la cara las diversas temáticas que está encarando, más bien se esfuerza por crear una atmósfera de un realismo extremo que sofoca y explota de soledad, transmitiéndonos los estados mentales del protagonista a través de tomas largas y silenciosas, interrumpidas ocasionalmente por diálogos minimalistas y sonidos atmosféricos. No es necesario que Frankie hable para que entendamos lo que está sintiendo y eso, entre otros aspectos magistrales de la dirección de Hittman, elevan al filme a una de las más destacadas del año. Hay pocas películas que logran adentrarse tan bien en la psiquis de un personaje de manera tan sutil como la de Hittman, la vergüenza, confusión y culpa de Frankie producen una empatía devastadora y dan ganas de meternos en la pantalla y decirle que lo entendemos. Al final, parece que conocemos a Frankie más de lo que Frankie se conoce a sí mismo. Muero de ganas de saber lo que hará Hittman luego.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt6303866/

Anuncios

MONFIC 2017: Call Me by Your Name

Es una sensación especial cuando vas a ver una de tus películas más esperadas del año. Es necesario mantener cierto control sobre nuestro entusiasmo para que la experiencia de verla sea una experiencia de verla y no una experiencia de compararla con lo que esperábamos que fuera. Por otro lado, tampoco podemos callar ese entusiasmo del todo, lo cual significa que a veces uno va más dispuesto a perdonarle alguna falta o a dejarse llevar por sus emociones más fuertes y eso tampoco es tan grave. En este caso, había escuchado bastante sobre la película, nada en términos de detalle, pero sí con suficientes superlativos de gente de confianza como para que estuviera en riesgo de terminar decepcionándome. Afortunadamente, esto no ocurrió y terminé viendo una de las mejores películas del año.

Las dos horas y pico de película en realidad cuentan con poco de historia: es una premisa sencilla que se desencadena con hipnotizante languidez y busca más colocarnos en un estado mental específico y dentro de un ambiente especial. Elio es un pibe de 17 años que lleva una vida bastante peculiar: es un chico con una muy rica vida intelectual a quien vemos hablar francés, inglés e italiano de manera intercambiable, transcribe música como pasatiempo y por supuesto también es un ávido lector. No por eso cae en los estereotipos de intelectuales con desmedida torpeza social o timidez pero está claro que su vida emocional y social no ha tenido tanto desarrollo como la de su intelecto. Sucede que mientras veranea en Italia con sus padres (que no dejan de ser casi tan fascinantes como él), le debe ceder su cuarto a un profesor estadounidense invitado del padre a quedarse por unas semanas a trabajar y vivir con ellos. Oliver (Armie Hammer) es una figura arrebatadora para nuestro joven Elio (así como para todo el pueblito de Italia o al menos eso parece): alto y hermoso, inteligente y sensible, espontáneo y seguro de sí mismo, Oliver es un enigma y un objeto de fascinación para Elio.

CMBYN_stills_00086403.JPG

Si bien Call Me by Your Name es, entre otras cosas, una historia de amor, el director Guadagnino (quien nos había dado otra película de verano con A Bigger Splash) se toma su tiempo en acercar a sus protagonistas: vemos viñeta tras viñeta de sus pequeñas interacciones o de momentos en que Elio lo observa casi que hasta antropológicamente y es a través del punto de vista de Elio que percibimos a Oliver, quien al principio parece hasta distante y soberbio pero pronto llegaremos a conocer más íntimamente. Estos pequeños momentos están retratados a la perfección: con una sensualidad que va en aumento y un contraste maravilloso entre los cuerpos y personalidades de sus protagonistas. Pero aquí me detendré porque no quiero contar mucho más de la anécdota ya que es un verdadero placer ver el crescendo constante que se sucede ante nosotros.

En su punto más básico es una historia conocida: un intenso amor de verano con mucho de lo que esto implica. Pero la película es mucho más que una historia de amor: es una historia de coming-of-ageuna madurez que es dada por el descubrimiento del amor y, en consecuencia, el descubrimiento de una identidad. Una de las cosas que me pareció más interesante del filme es la naturaleza interna de los conflictos; si bien la película está ambientada en los 80 y salir del closet era entendiblemente bastante más complejo que hoy en día, el guión omite centrarse en las presiones sociales, que igualmente repercuten en el comportamiento de los personajes, sin duda, para dedicar su atención al coraje que implica el acto de amar y de entregarse completamente a la experiencia de amar a otra persona. El coraje de Elio en amar a Oliver de la forma en que lo hace, con todo su corazón y con toda la euforia y pena que esto conlleva es verdaderamente hermoso, y no sería posible sin la fantástica actuación de Chalamet que brinda una pureza y autenticidad electrizante a la película y que logra que el trayecto de Elio sea devastadoramente agridulce. Se ha comparado su actuación con la de Exarchopoulos en La vie d’Adele y no es difícil ver por qué (aunque en mi opinión hay muy pocas actuaciones que puedan tocar la de Adele en esa película).

59eefea19de1e475546385

Si la película tiene, quizás, una falta (además del trabajo de edición que me pareció un poco torpe), es que es un mundo en apariencia demasiado perfecto. Hasta los aspectos más tristes y trágicos de la historia vienen acompañados de una contrapartida de una belleza e idealismo utópicos. Estos son personajes tan hermosos, tan cultivados, tan ricos en intelecto y en espíritu, tan privilegiados en sus experiencias que quizás puedan alienar a algunos miembros de la audiencia. Pero permitamos por un momento inhibir nuestro cinismo y dejémonos llevar por la pureza de sentimientos que nos regala la película.

En conclusión, siento que Call Me by Your Name es una de esas películas que te nace catalogar como hermosas. No solo porque los paisajes de Italia son, efectivamente, bellísimos y porque además son fotografiados con tremenda habilidad, sino porque es una película que inspira sentimientos muy lindos. Sí, la forma en que se desarrolla la historia de amor entre Elio y Oliver es emocionante desde todo punto de vista, pero, asimismo, la película no trata únicamente sobre encontrar el amor, sino de encontrase a uno mismo a través de una experiencia real de amor y eso la hace doblemente conmovedora. Es una historia emotiva, desgarradoramente honesta y un festín tanto para nuestros sentidos como para nuestro corazón. Así que, por si todavía no fue obvio, vayan a verla que no decepciona.

Veredicto: 9/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt5726616/

El impacto emocional de The Leftovers

Estoy sorprendida: ya me ha había pasado pero no deja de sorprenderme lo difícil que es escribir sobre algo que amo con pasión si lo comparo con escribir sobre algo de lo que puedo ofrecer más racionalidad. Pero en realidad no debería sorprenderme. ¿Qué tiene de extraño que sea difícil articular un sentimiento tan intenso? Limitarlo y restringirlo a las palabras que elijo, porque utilizar el lenguaje es delimitar, y en ocasiones como estas, cuando lo que queremos describir se siente tan expansivo, cada palabra que utilizamos es reducirlo un poquito más. Dicho esto, soy fan del lenguaje, así que acepto el desafío de intentar convertir esa sustancia amorfa de sentimientos en un lenguaje digerido, con el propósito de que vos, quizás, puedas eventualmente sentir lo mismo, o tu versión de lo mismo.

En esta oportunidad les vengo a contar sobre una hermosa serie de HBO que por estos lados pasó prácticamente desapercibida. Se llama The Leftovers (lo que podría traducirse como “las sobras”), un nombre que recuerdo me causó muchísimo rechazo y me alejó de la serie hasta que un par de recomendaciones me convencieron de darle una oportunidad, cuando la serie llevaba ya dos temporadas y estaba en producción para la tercera y última. También me preocupaba que la serie fuera co-creada por Damon Lindelof, un hombre que me generó sentimientos encontrados en el mundo de la televisión, como a muchos de ustedes seguro que también: Lindelof es uno de los creadores de LOST y uno de los principales escritores de la serie, y a pesar de que es una de las primeras series televisivas que me impactó muy sinceramente, hubo muchos elementos que me provocaron extrema frustración y hasta enojo.

Además, The Leftovers tiene parecidos con LOST. Ambas series juegan con misterios aparentemente sin respuestas, pero mientras que en LOST estos misterios a menudo eran los protagonistas y la solución a los enigmas se presentaba como uno de los atractivos de la serie (lo que condujo a una de las principales frustraciones cuando muchos de estos recibieron explicaciones pobres o quedaron sin resolver), en The Leftovers esos misterios funcionan únicamente como catalizadores para los personajes, los cuales siempre tienen el foco principal. El mayor de estos misterios, que es otra manera de decir el mayor catalizador de la serie, es su premisa original: The Leftovers comienza con un mundo igual al nuestro pero en el que ocurrió una especie de apocalipsis. Sucede que de un día para el otro, sin previo aviso (aunque en el universo de la serie esto es debatible), el 2% de la población mundial desaparece instantáneamente. Y es así como lo describo, sin importar lo que estaban haciendo, ese 2% dejó de existir, al menos en este plano. Por supuesto que a esto le sigue un gran WTF.

the-leftovers-season-2d

La serie comienza tres años después de este acontecimiento al que nombran “the Sudden Departure” (en español lo he visto por ahí como “el abandono repentino”) o “the Rapture” (el Arrebatamiento), para aquellos que lo asocian con mitología cristiana, y justamente lidia con las repercusiones de este devastador momento para la humanidad. Si bien tenemos algunas pistas sobre cómo se manejó la catástrofe a nivel global, Lindelof y Perrota (el autor del libro en el que se basa la primera temporada y co-creador de la serie) elijen mostrarnos las consecuencias que tuvo en un selecto grupo de personajes. Y es así que llegamos a la familia Garvey, encabezados por Kevin (Justin Theroux), su esposa Laurie (Amy Brenneman) y sus hijos Tommy (Chris Zylka) y Jill (Margaret Qualley). Kevin es el jefe de policía en el pequeño pueblo de Mapleton, New York, tras haber heredado el cargo luego de que su padre, Kevin Sr. (Scott Glenn) aparentemente perdiera la cabeza. Aunque Kevin fue uno de los afortunados que no perdió un miembro de su familia en la Sudden Departure, su vida fue, como la de todo el mundo, completamente afectada por el evento. Para empezar, su esposa Laurie abandonó la familia y se unió a uno de los tantos cultos que nacen a partir de la catástrofe, “the Guilty Remnant” (“los Culpables Remanentes”), una secta misteriosa de gente que se viste de blanco, no habla y fuma un cigarro tras otro, cuya misión tal cual la describen ellos es que la gente no olvide lo que pasó. Por otro lado, Tommy está a la deriva, acompañando a una de las tantas figuras salvadoras que se alzan como mitos para brindar consuelo al 98% que quedaron; en este caso, Tommy sigue a Magic Wayne, un hombre que dice poder quitarte todas tus penas con tan solo un abrazo. Y Jill, aún viviendo en la casa familiar junto a Kevin, es una adolescente con un nivel de nihilismo y apatía bastante mayor a lo normal.

Por otro lado, también en el pueblo de Mapleton, tenemos a quien considero el corazón de la serie, Nora Durst (Carrie Coon). Nora es lo que en el show se llama una triple legacy (de legado), lo que significa que perdió a tres personas en la SD, a su esposo y a sus dos hijos. Su hermano, Matt Jamison (Christopher Eccleston) es un cura que también se vio afectado por la SD, la cual fue -de modo indirecto- responsable por la parálisis total de su esposa Mary, a quien sin embargo cuida a diario con verdadero amor. Redondeando el elenco principal con el que comenzamos la serie, tenemos a Meg (Liv Tyler), una mujer que está siendo cortejada por los Guilty Remnant y a Patti Levin (Ann Dowd), quien parece ser una de las líderes del culto en el pueblo de Mapleton, aunque según ellos, no tienen líderes.

Así que, como les comenté antes, si esta serie no trata tanto de los misterios, es porque decide entregarse completamente a estos personajes (y algunos otros que aparecerán más adelante). Los misterios, las cosas extrañas que condimentan la serie por aquí y por allá (como el caso de los perros sin dueños que andan en jaurías, las figuras que dicen lograr milagros, las señales que perciben los personajes, las aventuras por el más allá reales o imaginadas y por supuesto la naturaleza de la Sudden Departure en sí misma, entre muchos otros) no dejan de ser fascinantes y tener su importancia no solo por la atmósfera intrigante y casi que espiritual que generan sino porque hacen que los personajes confronten duras verdades sobre sí mismos hasta movilizarlos a encontrar algún significado que los satisfaga.

Kevin grills Patti. Patti is curious about Dean
Porque mucho en The Leftovers trata sobre esto, personajes que se encuentran perdidos de diversas maneras, algunos por estar luchando contra una pérdida que es demasiado dura para superar, otros porque necesitan encontrar una explicación para lo que sucedió -así como sucedió esto, pudo haber sucedido cualquier otra cosa-, otros porque no pueden continuar con sus vidas sin un propósito especial y otros que, por alguna razón, no pueden explicarse porque no son felices. O quizás sea una combinación de todas estas cosas. Y, no sé ustedes, pero se me ocurren pocas cosas con las que puedo empatizar más. Esta maravillosa sensación de empatía es uno de los grandes fuertes de The Leftovers y lo que hace que la experiencia de mirarla sea tan catártica; ver a estos personajes atravesar estas emociones de forma tan cruda y real, verlos sufriendo por no poder conectar con otros plenamente, por balancearse peligrosamente entre los mitos y realidades que luchan por el control de su mente, por construirse una historia que los ayude a dormir de noche -de forma masiva con las religiones y cultos pero también de forma más personal-, en fin, verlos sufriendo de cualquier forma sintiéndome ya tan conectada con ellos, sintiendo tan desesperadamente que los entiendo y que veo su dolor, qué decirles, es imposible no llorar.

Y lloro no necesariamente porque The Leftovers logra personajes tan reales y los coloca en situaciones verdaderamente tristes y porque estos parecen personas de verdad y me dan pena, no es necesariamente que me den pena, sino que en su lucha reconozco mi propia lucha, en sus intentos por responder a esas preguntas, por superar esos obstáculos que se interponen entre ellos y algún semblante de paz y felicidad y conexión con aquellos que queremos, reconozco mi propia búsqueda, una búsqueda que quizás me lleva por paisajes diferentes, pero que en definitiva busca lo mismo y sufre decepciones similares, miedos compartidos, autoboicots y por sobre todas las cosas, incertidumbre. Y a través de ese proceso catártico de ver a estos personajes episodio a episodio, a la par que conectamos con ellos y aprendemos a quererlos, sentimos como nuestros sentimientos y vivencias del mundo real son validadas.

Es por esto, también, que la música en The Leftovers es tan importante. Las composiciones de Max Richter tienen un poder descomunal de conectarnos con nuestros sentimientos más íntimos, de volvernos más comprensivos, más humanos. No se sorprendan de que en YouTube hay un submundo de videos con escenas del cine y la televisión reeditadas con la música de la serie, y es fascinante ver cómo logran cambiar nuestra perspectiva, cómo nos mueven a ir más allá de los que vemos en la superficie, de entender al otro por la suma de experiencias y pensamientos y sentimientos que es. Max Richter no es el único que presta su maestría técnica a la serie; esta no sería nada sin sus maravillosos escritores (incluyendo a Lindelof) que se esfuerzan por brindarnos personajes complejos y multidimensionales, que no le tienen miedo ni al absurdo ni a la incertidumbre, que nos invitan a ese mundo no para frustranos sino para que nos entreguemos y podamos ver más allá de las superficies. También me gustaría destacar la labor de la directora Mimi Leder, quien dirige varios episodios con un talento innato para evocar emociones y construir imágenes inolvidables.

Nora_1_VR.0

Finalmente, es el elenco, las caras y cuerpos de esos seres sufrientes y hermosos y reales, que nos terminan de conectar con sus historias. De verdad creo que puede ser el pico de las carreras de varios de estos actores, y destaco tan solo a un grupo para no aburrirlos con tantos superlativos: el Kevin de Justin Theroux, un personaje masculino que se aleja muchísimo de los clichés a los que estamos acostumbrados, un hombre que quizás no sea brillante, ni un héroe ni un villano, pero que intenta tan sinceramente ser bueno y poder entregarse a sentir amor y paz con su familia, un hombre que muestra tantas vulnerabilidades pero que no puede evitar guardarse algunas porque teme que lo alejarían de todo lo que ama; la Nora de Carrie Coon, una mujer aguerrida e independiente, una mujer que se fuerza a seguir adelante tras la peor tragedia que podía haberle ocurrido, una mujer que busca por reencontrase con alguna de sus identidades perdidas, una mujer que quiere aceptar salidas fáciles pero que no se permite dejarse engañar, una mujer que no se deja pisotear, una mujer que tiene que decidir arriesgarse a amar otra vez; la Patti de Ann Dowd, lo más cercano a un villano que nos da la serie, que logra ser amenazante, fría, graciosa y, para mi sorpresa, absolutamente desgarradora; y el Matt de Christopher Eccleston, un líder religioso sin pretensiones de superioridad, un hombre que pone a sus compañeros humanos antes que a un rígido código de valores, un hombre cuyo amor no tiene límites.

540cc65eb07716f63df1fe1d_breath

The Leftovers no es una serie fácil de ver, no se presta tanto para el binge a menos que seas una masoquista emocional como yo, pero es una de las obras artísticas que me ha hablado más sobre lo que significa ser humano y sentir las cosas que siento. La primera temporada es especialmente dura en cuanto a que los personajes están aún con las heridas bien abiertas, pero no por esto reniega del sentido del humor seco y absurdo que caracteriza a la serie. La segunda temporada es una de las obras maestras de la televisión, conjugando la intensidad emotiva de la primera con episodios más arriesgados y surreales, alimentando la parte mitológica de la serie sin dejar de concentrarse en sus personajes; y la tercera, aunque más corta y por eso quizás enfocada en un grupo todavía más selecto de los mismos personajes, le da un cierre maravilloso y altamente satisfactorio a sus historias, especialmente a nuestra historia principal, una historia de amor y aceptación.

Me parece que no hace falta convencerlos más de que The Leftovers es una de las series más hermosas que vi en mi vida, pero quizás todavía me falte convencerlos de que le den una chance. Y aquí se encuentra un poco la dificultad, porque The Leftovers, es, en realidad, difícil de recomendar; no es, a pesar de todo, una serie para cualquiera. Como cuando empezás terapia, es una serie que precisa de tu entrega completa, que confíes en su proceso. Pero si te gustan las atmósferas misteriosas cargadas de simbolismos, si sos más de las preguntas que de las respuestas y no te molesta no entender todo lo que pasa, si valorás el desarrollo de los personajes por sobre todas las cosas, si tenés un gusto por lo surreal y, por sobre todas las cosas, si te gusta llorar desconsoladamente, entonces quizás encuentres en The Leftovers lo mismo que yo: una obra poderosa, inteligente, catártica y magistral. Una obra maestra.

Veredicto: 10/10
IMDb:
 http://www.imdb.com/title/tt2699128/

mother! (2017)

Si ya escuchaste hablar de mother! seguramente ya te enteraste de la extrema controversia que la rodea. Es tal la controversia que Paramount -el estudio que la produjo- se vio forzado a publicar una declaración en defensa de la película, que, entre otras duras críticas, recibió un puntaje de F en Cinemascore, una empresa que se encarga de medir el atractivo de las películas según la recepción del público; F, por supuesto, es el puntaje mínimo y solo existen 19 películas que lo recibieron hasta la fecha. Dicho esto, aquellos que estén familiarizados con la filmografía de Aronofsky, que incluye películas como Requiem por un sueño El cisne negro, estarán acostumbrados al estilo a menudo claustrofóbico y agresivo del director y salvando ciertas afiliaciones religiosas que puedan sensibilizarlos a algunas de las temáticas manejadas por la película, no encontré en esta película nada mucho más grave de lo que se sufre con Requiem.

Primero, unas palabras para quienes todavía no la vieron: la película comienza presentándonos a una pareja sin nombres, compuesta por Jennifer Lawrence y Javier Bardem (de entrada podemos ofendernos por la diferencia de edad, por supuesto, hecho que es remarcado por otro personaje más adelante, denotando cierta auto-conciencia). Viven en una enorme casa aislada que está en vías de remodelación: ella se encarga de las reparaciones y mejoras, él es una especie de artista/escritor/poeta. Su tranquila existencia es pronto interrumpida por un hombre (Ed Harris) que resulta ser el primero de muchos invitados no-invitados que recibirán en la casa, muy a pesar de ella, y que les ocasionarán bastantes problemas, culminando en una serie de eventos perturbadores y violentos retratados con elevada precisión técnica y resignado sufrimiento en el joven rostro de Lawrence.

Screen-Shot-2017-07-31-at-8.26.01-AM

Decir mucho más que esto es spoilear, algo que no solemos hacer en Club Silencio pero que no tiene mucha gracia evitar en el caso de cubrir esta película, así es que lo que sigue es un comentario plagado de spoilers con mis reflexiones, así que los espero cuando la hayan visto o si son masocas del spoiler, prosigan bajo su propio riesgo.

————–SPOILERS————–

Bueno, bienvenidos, ¡reflexionemos entonces! No avanza mucho la película hasta que te das cuenta que se trata de una alegoría. Yo no soy ninguna experta en religión ni mucho menos la Biblia pero hay ciertos elementos y pistas que podemos reconocer casi todos. Creo que la primera señal irrefutable que tuve de que la película retrata eventos bíblios fue cuando Lawrence chusmea al personaje de Ed Harris vomitando y se ve que tiene una herida en la costilla -Adán-; poco después aparece su esposa -Eva-, interpretada por Michelle Pfeiffer, quien está caracterizada por un aire de corrupción demasiado evidente y quien invadirá una zona prohibida (¿el Paraíso?) en búsqueda de un objeto brillante que yo interpreté como un símbolo de la fruta prohibida. Una vez roto este objeto, la humanidad representada por Adán y Eva es expulsada del Paraíso e inmediatamente se los ve teniendo sexo. Acto seguido, aparecen sus hijos, Caín y Abel, y como nos cuenta la historia, Caín mata a Abel. Demás está decir que el artista, el creador y poeta, es Dios, y la mujer, la que crea la casa, es Madre Naturaleza, que cuida y crea el hogar, el Planeta Tierra. Hasta ahora todo esto resulta bastante obvio y directo y la alegoría de Aronofsky parece funcionar. Por supuesto que hay otros elementos a los que el director seguramente les atribuye simbolismos pero que a mí se me escaparon, como la sustancia amarilla que toma ella o el encendedor de Harris.

c278b6aa16554953ae15999a81f697a8

A partir de la muerte de Abel, las cosas se empiezan a ir a la mierda. La sangre derramada se cuela por el piso como la sangre ácida de Alien. Empieza a caer más gente a la casa, generando más destrucción y perturbando la paz de la pareja. En cierto momento, ella le recrimina que nunca tienen sexo y tras un avance sexual de Él que resulta bastante problemático y rozando en el abuso, finalmente tienen sexo y a la mañana siguiente ella despierta embarazada. El embarazo trae felicidad a la pareja e inspiración al artista, quien se pone a escribir su obra maestra (¿los 10 mandamientos?) . Tras su publicación, el éxito de la obra atrae a un montón de gente a la casa y aquí comienza el alargado clímax de la película, una serie de eventos que escalan en violencia, hasta culminar en batallas entre personas, destrucción masiva de la casa/Tierra y violencia contra Madre Naturaleza. Eventualmente la cruel humanidad hasta termina matando y devorándose a Jesús, en una desagradable representación de aquello de “comer el cuerpo de Cristo”.

Todo esto es a nivel alegórico, por supuesto, pero es una alegoría que no es sugerida sino martillada en nuestros cerebros. La idea central parecería ser recordarnos el mal que le hicimos y le hacemos a la naturaleza y a nuestro planeta, como si la seguidilla de huracanes, tsunamis, terremotos y demás no fuera suficiente. Pero bueno, seamos justos con Aronofsky, si una gran parte de la población todavía no cree en el cambio climático, incluyendo quien es considerado el hombre más poderoso del mundo, el presidente de Estados Unidos, entonces quizás tan obvio no es. Pero uno podría cuestionar la alegoría a nivel literal, porque, seamos francos, no funciona a este nivel: casa de artista invadida por fans que terminan tirando bombas, golpeando a su mujer y matando y devorando a su bebé impunemente no suena particularmente verosímil. Así que la película solo debería ser interpretada desde su punto de vista alegórico.

¿Y qué vemos en esta alegoría? Vemos a un dios en extremo pelele y pasivo, nada parecido al dios bíblico conocido por tener arrebatos de furia, matar bebés y probar a sus creyentes de las formas más crueles habidas y por haber. Este dios hace poco y nada para proteger a su mujer, su hogar o su bebé y está más que dispuesto a perdonar a la humanidad y darles oportunidad tras oportunidad. Por otro lado, tenemos a la humanidad. ¿Se les ocurre acaso una representación más misántropa de nuestra existencia que la propuesta por Aronofsky? O sea, tranquis, estoy de acuerdo con que somos bastante una mierda y arruinamos nuestro hogar, pero la humanidad en mother! no tiene una sola cualidad que nos redima. Y sí, probablemente es intencional porque nada en mother! es sutil y todo está exagerado hasta su punto más extremo para provocarnos rechazo, disgusto y shock. La reacción visceral que nos provoca la película es justamente la forma que tiene de insistir con su mensaje. Pero estos extremos resultan hasta infantiles.

Mother-Overlay

 

Elegir este contexto bíblico y en particular al personaje de la Madre Naturaleza, interpretada por una de las actrices favoritas del mundo actual, nos invita a sentir todavía más repudio. Algunos verán la violencia contra el personaje de Lawrence como otra oportunidad en la que un director hombre utiliza a su musa femenina como la víctima de actos horribles y podrán atribuirle tonos misóginos. De hecho, la película se sirve de ciertos clichés relacionados, por ejemplo, con conflictos entre parejas heterosexuales (las necesidades de él por sobre las de ella), o con agresiones machistas del día a día de toda mujer (recibir insultos como “puta” cuando rechazamos avances); estos elementos pueden servir para generar una conexión con la audiencia a favor del personaje femenino, o bien pueden alejar a muchos de mother!;  pero en mi caso, terminaron mezclando los niveles de significado que maneja la película.

Desde otro punto de vista, está el concepto de “creación”. ¿El hecho de poder crear algo justifica el hacerlo? El director como creador, a un nivel más personal, podría estar cuestionándose estas cosas. ¿Cuáles son las repercusiones de nuestras creaciones y deberíamos tenerlas en cuenta? El dios Bardem parecería no preocuparse por estas cosas sino que tiene una necesidad de crear y nunca nada le será suficiente. El “nada es suficiente”, además, se presenta como una reflexión a varios niveles: ella da y da, pero para él nunca es suficiente; él crea y crea pero nunca es suficiente; nosotros tomamos y tomamos de la Tierra, pero nunca es suficiente. Entonces, ¿es una crítica contra la sociedad judeo-cristiana patriarcal, es un mensaje anti-capitalista, es una reflexión sobre el poder de la creación o es una defensa del medio ambiente? Probablemente sea todas estas cosas, y de ahí que queda claro que es una película ambiciosa, pero queda en nosotros definir si logra lidiar con todas estas temáticas de forma efectiva o si se queda por el camino.

En mi opinión, a pesar de que considero que Aronofsky está manejando una destreza técnica elevada (cabe mencionar que yo sentí una falta de música para rematar ese ambiente claustrofóbico y repleto de ansiedad de la película, algo así como lo que Jonny Greenwood ha hecho para Paul Thomas Anderson) y que Lawrence está muy efectiva en el papel principal, la película resulta demasiado entreverada -y considerablemente básica- en la presentación de sus temáticas, más como una fábula de terror para atemorizar niños que otra cosa. Eso sí, es de esas películas que da para conversar y resultan más entretenidas de discutir o de escribir que de mirar, por eso sabrán disculpar la verborragia y los spoilers. ¡Ahora a seguirla!

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt5109784/

Welcome to Twin Peaks

INTRO

Twin_Peaks_sign

Pensé mucho en cómo encarar este posteo. Bah, en realidad, mejor sería decir que entre episodio y episodio durante estos últimos diez días que pasé maratoneando la serie entera, me preguntaba cuál sería la mejor forma de escribir sobre una de mis series favoritas de toda la vida, pero rápidamente empezaba otro y desaparecían las reflexiones. Así que nada, tuve la intención de razonarlo pero nunca llegué, por lo que decidí dejarme llevar por lo que me vaya surgiendo en este momento, el momento de escribir. Porque además, quizás ya se los he mencionado en algún otro posteo, pero me es bastante más difícil escribir de algo que amo que de cualquier otra cosa, será porque me cuesta reprimir un poco el entusiasmo para lograr formar oraciones inteligibles, será porque nunca siento que digo lo suficiente, será porque los sentimientos más intensos son los más difíciles de poner en palabras. Pero aquí voy, ¡a intentar!

Primero, una brevísima nota sobre cómo llegué a Twin Peaks. Resulta que allá cuando tenía 15-17 años me topé con una recomendación del director David Lynch, decían que era un bizarro, que no entendías nada lo que sucedía en sus películas, pero que estaba demás igual. Hmm, interesante. Así es que un día me puse a ver Mulholland Dr. junto a mi mejor amiga y fue una de las mejores experiencias cinematográficas de mi vida. No voy a entrar en detalles de aquel día pero basta decir que hoy es es mi película favorita, y noten que no digo “una de las favoritas”, es la posta (es más, de aquí sale la inspiración para el nombre de este sitio). Lo importante es que comenzó mi relación amorosa con el genio bizarro de Lynch lo cual poco después me llevó a su serie icónica de principio de los 90, Twin Peaks. Y aquí estoy hoy, esperando con ansias su revival, porque desde el 2006 con Inland Empire que estoy extrañando novedades Lyncheanas.

tumblr_mauypvCmF11rovfcgo9_1280

P.D.: Los subtítulos de cada sección los agregué luego para que puedan saltearse lo que no les interesa, porque admito que se me fue un poco la moto con la longitud, sepan disculpar a esta fan descocada.

P.D.2: Este posteo no tiene spoilers salvo cuando así lo indico.


BÁSICAS DE LA TRAMA Y SUS PERSONAJES

Es gracioso pensar en Twin Peaks y el número infinito de series que inspiró de diversas maneras y luego volverla a ver y notar que a pesar de que se han imitado tantas cosas de la serie, Twin Peaks jamás deja de chorrear originalidad. No hay NADA como esta serie, NADA, N-A-D-A.

Twin Peaks originalmente se centraba en un homicidio, como casi todos sabemos, la hayamos visto o no. “¿Quién mató a Laura Palmer?” es la premisa que todos asociamos con la serie; la serie comienza con el cuerpo de esta adolescente envuelto en plástico flotando en el río en el aparentemente idílico pero misterioso pueblo ficticio del estado de Washington. Por esas cosas de la vida, el caso pasa a ser de jurisdicción federal y esto nos regala uno de los mejores personajes de la televisión, Special Agent Dale Cooper, interpretado por el favorito de Lynch, Kyle MacLachlan. A mis ojos Cooper es el representante del co-creador de la serie, David Lynch; es un tipo lleno de peculiaridades simpáticas, amante del buen café y el pastel de cerezas, con un corazón enorme y abierto y un amor hermoso por los pequeños placeres de la vida,  pero es a la vez un perfecto profesional, y, como frutillita de la torta, se inspira en el misticismo oriental, la meditación (Lynch mismo es un gran defensor de la meditación trascendental) y por tanto está dispuesto a utilizar todos los recursos místicos de los que pueda agarrarse. Y esto le va a venir bárbaro, porque como descubrirá rápidamente, el pueblo de Twin Peaks tiene mucho que no parece ser de este mundo y sus bosques ocultan muchos secretos. Cooper trabajará junto al Sheriff Truman (Michael Ontkean, qué básicamente opera como el straight man de la serie, el tipo más serio de los personajes principales, aunque tendrá su momento de bizarreada también, ¡porque esto es Twin Peaks, maldita sea!) y los otros ayudantes del sheriff para resolver el caso, pero a medida que avanza la serie, que tiene un interés increíble por todos los personajes que habitan en el pueblo, nosotros como audiencia nos vamos preguntando si acaso el caso de Laura Palmer es un MacGuffin, un mecanismo de distracción de los creadores, para que la trama avance pero que esconde el verdadero meollo del asunto. Queda a criterio de cada uno si el homicidio de Laura es o no un MacGuffin, en mi opinión la respuesta es sí y no, lo cual es prácticamente una no-respuesta, ya lo sé, no me odien. El punto que estoy tratando de hacer desde el comienzo de este eterno párrafo es que aunque Twin Peaks fue concebida inicialmente como una serie de suspenso detectivesca, la idea era que el protagonista pasara a ser el pueblo y sus habitantes, porque si hay algo que es definitivamente Lyncheano es esto, tomar un pequeño pueblo suburbano estadounidense y desnudarlo para revelar sus secretos y la oscuridad que yace debajo de sus pequeños encantos.

Twinpeaks-dispute.between.two.bros-dale

Es por este motivo que la serie pasa mucho tiempo desarrollando un montón de personajes y creando varias tramas secundarias con mayor y menor éxito. Tenemos a los amigos y compañeros de Laura Palmer, Donna Hayward (su mejor amiga inocentona interpretada por Lara Flynn Boyle), James Hurley (el motoquero más cursi del mundo y uno de los intereses románticos de Laura, interpretado por James Marshall), Bobby Briggs (el douchebag novio oficial de Laura, con el mejor pelo de la serie, interpretado por Dana Ashbrook), Audrey Horne (uno de los mejores personajes de la serie, interpretada por la magnífica Sherilyn Fenn) y completando el grupete de jovenzuelos principales está Shelly Johnson (la bellísima Mädchen Amick). Pero el elenco es mucho más grande que esto, además del equipo del lado de la ley y los jóvenes, tenemos un amplio grupo de adultos, entre los cuales están en el padre y madre de Laura Palmer (Ray Wise, quien en mi opinión da la mejor actuación de la serie y Grace Zabriskie), Ben Horne, empresario (?) y padre de Audrey (Richard Beymer), el amable padre de Donna, Dr. Hayward (Warren Frost), Norma Jennings, la dueña del restaurante donde transcurren muchas escenas y donde el café y la comida es deliciosa (Peggy Lipton), y en fin, la verdad es que tiene poco sentido que les mencione a todos los personajes, por lo que si necesitan un recordatorio pueden ver este link.

twinpeaks-cast-1

Así es que, como verán, por más que la serie comienza con la premisa del homicidio de Laura y gran parte del interés es resolverlo (a pesar de que los creadores Lynch y Frost no tenían pensado revelar al asesino en ningún momento), gran parte del encanto de Twin Peaks está en sus otros personajes y sus vidas; en mostrar que incluso en un pequeño pueblo tradicional como este, las personas son complejas y esconden secretos. Así es que luego de resuelto el crimen principal a mitad de la temporada segunda, el foco pasa al resto de los personajes y a un nuevo villano para Cooper; esto hizo que la serie perdiera audiencia ya que se tornaba cada vez más experimental y la gente ya había satisfecho su curiosidad homicida, así que fue cancelada sin ceremonias, con un episodio final maravilloso pero que dejaba muchos cabos sin atar.

Además, es importante recordar que Twin Peaks fue el primer gran drama serializado, algo que hoy en día damos por sentado en la era de Internet y Netflix, pero que en aquel momento casi ni existía, porque el riesgo de que las audiencias se perdieran de un episodio y luego desistieran de la serie era demasiado grande. La serialización en aquel momento se daba casi exclusivamente en las telenovelas, de aquí que Twin Peaks funciona bastante bien como una parodia del género.

PURO ESTILO Y ATMÓSFERA

Sí, sí, todo muy genial, pero hasta ahora he hablado superficialmente de la trama y sus personajes, pero por más que le tengamos gran aprecio a ambos aspectos de la serie, no es esto lo que hace de Twin Peaks una obra maestra. Twin Peaks se destaca por su atmósfera. Sí, esta es una de mis palabras preferidas y es un elemento fundamental de gran parte de mis creaciones audiovisuales favoritas. Estilísticamente, podríamos decir que Twin Peaks es un híbrido entre telenovela, un drama policíaco y suspenso, con una gran dosis de bizarreada surrealista Lyncheana. Mucho de lo que sucede en la serie no debería funcionar, mucho debería sonar espantoso en papel, pero al ser colado por esta deliciosa atmósfera creada por la dupla de Mark Frost y David Lynch, adquiere un no-sé-qué que resulta hipnotizante y maravilloso.

Noten, por ejemplo, la maravillosa música del compositor y colega de Lynch, Angelo Badalamenti. Imagínense algunas escenas sin esos ritmos, ¡cómo cambiaría todo! A veces Badalamenti le aporta un algo lúdico, ridículo y humorístico a las escenas, y en otras ocasiones busca conmovernos, pero está siempre al tanto de sus manipulaciones emocionales, y cuando la serie se enfrasca en sus momentos más telenovelescos, lo hace con plena consciencia. Pero las mejores notas de Badalamenti están en sus composiciones de suspenso, otorgándole intensísimas cuotas de ominosidad a imágenes cotidianas, logrando esa atmósfera mística y misteriosa que caracteriza a la serie. Y por supuesto, la música de Badalamenti conjuga a la perfección con uno de los trademarks de Lynch, un diseño de sonido maravilloso, con sonidos de ambiente poderosos y perturbadores, saturando los parlantes de una manera maravillosa.

O noten, por otro lado, el estilo de actuación, cursi, exagerado, de grandes gestos en cuerpos y caras, actores que repiten sus líneas con una mezcla de solemnidad e hipérbole; todo esto que otros catalogarían como “malas actuaciones” es intencional, es otro elemento que construye esa atmósfera de irrealidad, que nos hace cuestionarnos que no todo es lo que parece.

Les pido por favor que noten, también, el maravilloso sentido el humor de la serie: una mezcla de deadpan y bizarreada que es imposible de imitar; un humor a menudo encantadoramente tonto, que no tiene ni un asomo de vergüenza, y que otras veces nacía de una bizarreada tan inesperada, maravillosa y bien-intencionada que te termina provocando esa mezcla entre wtf y risa. Y además, la serie tenía las ingeniosas observaciones de Cooper, que Maclachlan vendía maravillosamente.

image

Y por supuesto, Twin Peaks está potenciada por grandes dosis de surrealismo. Hay un montón de escenas de sueños y visiones, una tonelada de imágenes y símbolos que hoy en día son icónicos, que no solo construyen esa preciada atmósfera que tanto amo, sino que ayudarían a formar la mitología de la serie, que se fue construyendo de a poco. Imagino que es esta mitología la que recibirá bastante atención en el revival de hoy, pero quizás estoy equivocada, porque si hay algo que caracteriza a Lynch, es su naturaleza impredecible.

24twinpeaks11-videoSixteenByNineJumbo1600

 

NOTAS BREVES Y SUELTAS DE MI REVISIONADO – EPISODIO A EPISODIO

Como les comenté, estos últimos días los pasé reviendo la serie entera, y anoté algunas observaciones sueltas para cada capítulo, las dejo acá por si alguien la vio recientemente y quiere comparar impresiones bizarras o porque -quizás esto solo me pasa a mí- pero amo acompañar una serie con comentarios y observaciones de otros, episodio a episodio.

————–SPOILERS————–

PILOTO – S01E00: preparamos la escena para lo que vendrá; mini presentación de todos los personajes; los abetos de Douglas, árboles grandes y majestuosos.

S01E01: Donna le confiesa a su madre sobre su relación con James y es hermoso, un montón de sentimientos conflictivos; símbolos secretos entre Big Ed y Hawk; “Damn fine coffee!” vs. “fishy coffee”; es genial reconstruir un personaje a través de los recuerdos de otros.

cd40d296b741aba5cc2fab8f908e9756

S01E02: Audrey bailando en el diner; Cooper le agarra la nariz a Truman en un gesto juguetón y tierno; qué gracioso como Truman le sigue la joda a Cooper con todos sus métodos bizarros; EL SUEÑO DE COOPER, todavía no puedo creer que esto salió en televisión, no hay nadie como Lynch para retratar sueños: el diseño de sonido, la música de Badalamenti, y el buen tipo de bizarro y sinsentido con tintes de humor y terror a la vez; BOB, “that gum you like is going to come back in style”.

S01E03:  el funeral de Laura, tragedia y comedia a la vez; el discurso de Bobby súper hipócrita pero re la posta; la pelea en slow-mo con James; Leland en el ataúd, este es el tipo de cosas que quizás te dan gracia por la ejecución y el ridículo, pero ahora más de grande me dan muchísima lástima; hola, Bookhouse Boys; Cooper es TAN como me imagino a Lynch.

S01E04: las historias de los habitantes de Twin Peaks comienzan a cobrar cada vez mayor importancia; aparece la pobre Maddy, porque de verdad que Sheryl Lee era un talento que no se podía desperdiciar.

S01E05: el log habla; las conspiraciones del aserradero ya se están pasando de rosca; Audrey siempre utiliza su sexualidad como un arma pero aquí, con Cooper, es una muestra de su vulnerabilidad; genial escena entre Dr. Jacoby y Bobby.

tumblr_n4ckh7ItiQ1so5joko1_500

S01E06: Audrey a veces se siente como un agente del caos; OMG, los plot twists del aserradero, bastaaa; la dicotomía Laura/Maddy es muy Vertido, de Hitchcock.

S01E07: tomas de manos con guantes negros y pistolas, rompiendo alarmas, atando manos; infinitos cliffhangers.

S02E01: comienzo épico con el viejo mesero y las 3 pistas del gigante, pero debe haber sido re frustrante las no respuestas en aquella época; “It’s not so bad as long as you can keep the fear out of your mind”; background de la historia de Big Ed y Nadine, muy conmovedor; Donna saliendo del caparazón, ¿o de la sombra de Laura?; me encanta la forma en que Cooper acepta sus sueños y visiones; el final MUY CREEPY.

S02E02: ¡Hola, David Lynch Jr.!

Pierre

S02E03: así que Leland conoce a Bob desde chiquito, ¿Leland fue abusado de niño?; “Wanna play with fire?”; telenovela realness cuando James se chuponea a Maddy y rompe cosas cuando se da cuenta que Donna los vio; Harold Smith.

S02E04: la lectura del diario secreto de Laura; el suplot de Josie y el aserradero no me podría importar menos.

S02E05: Coop colgando de los pies; el asalto al aserradero medio flojito, faltaba un buen director.

S02E06: aparece Lynch como el sordo Gordon Cole, AMARLO; genial escena con el hombre de un brazo teniendo visiones y guiando a Coop y Truman al hotel.

kyle-maclachlan-david-lynch

S02E07: interesante paneo por el living de los Palmers, centrándose en el sillón con Leland y Sarah en la suya, y luego Maddy se sienta entre ellos y les cuenta de su partida; ¿por qué Ben le admitiría a su hija Audrey que se acostaba con Laura?; Coop, Truman y la Log Lady tomando juntos: SQUAD GOALS; Sarah tiene la visión del caballo blanco; el asesinato de Maddy debe ser de lo más perturbador que vi en televisión ever.

S02E08: Leland copadísimo con el dominio de Bob; un flashback de Ben y Jerry a su adolescencia, qué bizarro.

S02E09: dice la Log Lady en la intro del episodio que ahora sabemos quién fue pero no sabemos por qué; el chicle tiene otra mención; “my father killed me”; Ray Wise es maravilloso, la mejor actuación de toda la serie; Cooper menciona las conexiones entre Bob y Leland; “Laura wouldn’t let them in”, me destruyó.

S02E10: el background de Cooper con su el ex amor de su vida y Windom Earle.

S02E11: es bastante tierno como todos se bancan el pire de Nadine; aparece David Duchovny como Denise, AMO; nuevo plot twist del aserradero, Andrew vive, KE.

tumblr_n9i1m8KNrV1rso48lo1_500

S02E12: este episodio es TAN The X-Files; vibras conspirativas a cargo de Major Briggs; el subplot de James y la rubia Evelyn es lo peor de lo peor; Bobby y la fidelidad son desconocidos; Josie siendo la empleada doméstica de los Packard, NO; esta interacción entre Denise y Cooper me dio VIDA:
Denise: Coop, I may be wearing a dress but I still put my panties on one leg at a time, if you know what I mean.
Cooper: Not really.

S02E13: intro de la Log Lady muy perturbadora; los efectos especiales, me muero; aunque se bastante divague, fue muy satisfactorio ver a Nadine cagando a palos a Hank.

S02E14: algunos subplots llegan a su peor momento: el de James con la rubia y el de Ben Horne con su obsesión con la Guerra Civil; pero algunas revelaciones de plot twists son terribles pero a la vez geniales y graciosas, como cuando muestran a Eckhardt; lo de Little Nicky endemoniado es otro divague pero al menos es gracioso. 

S02E15: dirigido por DIANE KEATON, pobre, le tocó el peor material; Audrey imitando a Scarlett O’Hara; se terminan por fin los subplots de James y Ben; toda la movida de la máscara en la cama de Cooper es mega creepy.

S02E16: Josie se convierte en un pestillo, posta what the fuck, posta; Norma y Ed tienen un poquito de felicidad, yay; hola, Billy Zane.

S02E17: hola Heather Graham; demasiados personajes nuevos; la amabilidad con que Coop trata a un Truman borracho y fuera de sí es re linda.

S02E18: la escena entre Shelly y Gordon, MORÍ; debe haber sido re gracioso para la actriz actuar junto a Lynch; demencias en la Owl Cave.

S02E19: beso entre Gordon y Shelly, qué vivito que sos Lynch; Windom Earle mata al metalero, bastante Hannibalesco.

TwinPeaksS1Ep26b

S02E20: me pregunto cómo hará Lynch para mostrar la inocencia de ciertos personajes como Andy y Lucy hoy en día, que estamos mucho más cínicos; muchos habitantes con temblores de manos; Major Briggs dice que lo que más teme en el mundo es la posibilidad de que el amor no sea suficiente, AMO; dirigido muy bien, muy Lyncheanamente por el papá de Maggie y Jake, Stepehen Gyllenhaal.

S02E21: las candidatas a Miss Twin Peaks también están envueltas en plástico; opa, el baile de Lucy; caos con luz estroboscópica; súper creepy la imagen de Windom todo pálido y dientes negros luego de la visita al Black Lodge.

S02E22: infinidad de cliffhangers; amor total por la segunda parte llena de bizarreadas en la Black Lodge; “see you again in 25 years”.

————–SPOILERS————–

Veredicto: 10/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt0098936/

 

TWIN PEAKS: FIRE WALK WITH ME

Dado que Lynch anunció que esta película era fundamental para apreciar el revival de la serie, y dado que para mí es una genialidad diferente de la serie pero maravillosa en sí misma, voy a dedicarle unas palabras a Fire Walk with Me. Esta película de 1992, ideada como la precuela a la serie, fue extremadamente controversial. Abucheada en Cannes y menospreciada por todos los críticos, fue la entrega final de este mundo hasta mayo del 2017, y es que el fracaso económico y crítico del filme significó que no había chance de hacer más películas, como era la intención de Lynch. Hoy en día, parte de la crítica ha recapacitado y algunos hasta la consideran una de las obras maestras de Lynch. Puede que yo sea simplemente una fan que perdió toda objetividad, pero para mí es definitivamente una obra maestra.

No hay duda de que los que ven la película como otra oportunidad de experimentar el mundo de Twin Peaks y revivir lo que les gustaba de la serie van a salir muy decepcionados. Son cosas muy diferentes con estilos muy diferentes, no es casualidad que la película comience con una imagen de una televisión recibiendo un hachazo. En mi opinión, una de las maravillas de la película es que le devuelve autonomía y agencia al personaje de Laura Palmer, un personaje que hasta entonces solo conocíamos a través de terceros. La mayor parte de la película retrata la última semana en la vida de Laura Palmer y como podíamos adivinar por lo que aprendimos en la serie, esta era una vida en extremo compleja y llena de oscuridad. Esta oscuridad es tan protagonista en la película que muchos se desencantan por extrañar el sentido del humor de la serie o porque la ven como simple explotación de un personaje en ruinas del que ya sabemos su destino.

bGyusx5LtsTLbyAq0ow1DrdE7K6

Pero justamente, Fire Walk with Me nos está diciendo, sí, sí, todo muy lindo, todo muy pintoresco, muy graciosos los personajes bizarros del pueblo, pero no te olvides de lo que pasó, acá había una adolescente en problemas, pasándola realmente como el culo, siendo abusada de múltiples maneras, y nadie hizo nada. Esta reflexión es muy parecida al discurso que da Bobby en el funeral de Laura, NADIE HIZO NADA. Repito, al ver la serie te das cuenta de que muchos sabían en qué andaba Laura pero nadie hizo nada. Todos querían mirar para el costado, ignorar los horrores que sucedían frente a sus ojos, pero aquí Lynch nos dice que no, no podemos ignorar más el horror que atravesó Laura, y es así que construye esta película de un terror y miseria casi agobiante. No importa en qué punto nos coloquemos frente a la mitología de la serie (si la vemos como una alegoría o si compramos cada uno de sus elementos), lo cierto es que aquí teníamos una víctima de abuso, una víctima que luchó contra esos horrores hasta el final, y esto tiene un poder tan inmenso que de solo escribir esto me saltan las lágrimas.

Aprecio muchísimo como Lynch decidió dejar las pavadas de lado, sí, pavadas que en la serie constituían gran parte de su encanto, pero como dije al principio, era una serie que después de todo no se trataba de Laura Palmer. Pero la película sí. La película no se detiene en la mayoría de esos personajes de la televisión, sino que se centra en Laura y en la tour de force de Sheryl Lee. Verla otra vez anoche fue una experiencia increíble y en gran parte fue gracias a esta maravillosa interpretación de Lee, su compromiso con el personaje es tal que me eriza de solo pensarlo, y ayer decidí que la iba a colocar ahí arriba junto a mis otras actuaciones favoritas de la vida. Lynch tiene un increíble talento para sacar actuaciones perturbadas y poderosas de sus protagonistas femeninas, vean a Naomi Watts en Mulholland Dr. o a Laura Dern en Inland Empire, por ejemplo, pero no fue hasta ayer que me di cuenta que Lee está ahí arriba con las mejores.

twin-peaks-fire-walk-with-me-david-lynch-laura-palmer-sheryl-lee

En fin, aunque Fire Walk with Me pierde el sentido del humor de la serie, no pierde sus vetas surrealistas. Complementa muy bien la mitología que rodea al homicidio de Laura Palmer y el mundo del Black Lodge y sus personajes, BOB, The Man from Another Place y el bizarro inglés en reverso que hablan. Pero como todo producto Lyncheano, uno puede reventarse la cabeza atando cabos y persiguiendo pistas, o uno puede entregarse a experimentarlo, y aunque disfruto teorizar como ejercicio intelectual a posteriori, yo elijo disfrutar a mi director favorito con el corazón abierto como Cooper, y me entrego completamente a sus creaciones que provocan conmoción en mis sentimientos.

Veredicto: 9/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt0105665/


REFLEXIONES FINALES

No sé quién sos vos, que estás leyendo esto ahora. Probablemente seas un fan de la serie, la viste hace años y te encantó y estás pirando como yo por ver el revival. O quizás seas alguien nuevo, alguien que vio todo el revuelo que hay por este reestreno y se pregunta si vale la pena verla y bueno, como ya habrás adivinado, en mi opinión la respuesta a esa pregunta es un SÍ absoluto. Pero Lynch no es para todo el mundo, y no digo esto con aires de pretenciosidad; cualquier artista con un estilo tan marcado como él genera reacciones de todo tipo, y algunos de los elementos que más me gustan de Twin Peaks y otras de sus creaciones -la atmósfera surrealista, el abrumador diseño de sonido, sus temáticas favoritas y su forma de lidiar con ellas, su uso de música llena de personalidad, el protagonismo de los sueños y las visiones, sus simbolismos e imágenes reiterativas como el ventilador, las cataratas y los árboles de Twin Peaks, la imposibilidad de colocar sus creaciones dentro de un género- pueden resultar insoportables para otras personas. Pero apuesto que hay al menos una serie que te gusta que recibió inspiración de Twin Peaks, y al menos por esto vale la pena darle una oportunidad a esta obra maestra de la televisión. Y para vos, que la vas a ver por primera vez o para vos que ya sos fan de hace tiempo, recordemos siempre que ver una creación de Lynch exige algo de nosotros, exige nuestra completa atención y una apertura total, ya sea que nuestro estilo como espectador sea marcadamente analítico-intelectual o más intuitivo-emocional, o quizás una combinación de ambos, hagamos la promesa -aquí y ahora- de entregarnos a Twin Peaks y su mundo de lleno, con cabezas y corazones abiertos.

4 películas protagonizadas por mujeres

Aquarius (2016)

la-et-mn-aquarius-review-20161008-snap

Comenzaría diciendo que Aquarius es una película del director brasileño Kleber Mendonça Filho pero me siento más cómoda diciendo que es una película de Sonia Braga porque la actriz tiene un dominio tal de lo que transcurre en la historia que el éxito del filme se debe mayoritariamente a ella. Braga interpreta a Clara, una crítica de música jubilada de la profesión pero no de su pasión por esta rama del arte, madre de tres hijos y viuda. Además, es la única residente del edificio Aquarius, ubicado en un lindo y adinerado barrio de Recife. El resto de los apartamentos fueron adquiridos por una empresa villanesca que tiene otros planes para ese pedazo de tierra. Aquarius avanza a paso lento pero consistente (aunque en mi opinión resulta un poco demasiado larga), permitiendo al espectador saborear la multiplicidad de temas que se manejan directamente o que laten bajo la superficie. Por un lado, la lucha entre Clara y la empresa, que al principio es relativamente pasivo-agresiva pero va empeorando a medida que avanza el filme, pone de manifiesto varias cualidades de Clara que resultan interesantes: su fuerza, independencia y terquedad, y más profundamente, la forma en que se aferra intensamente a sus recuerdos y vida pasada, que está representada a través de los objetos en su apartamento y el apartamento mismo. La película vibra con nostalgia, no solo a nivel del personaje de Clara sino también en una forma más general, manifestada por las numerosas referencias culturales y musicales en las que la película se descansa tiernamente. Otro posible nivel de análisis que salta a la vista tiene una veta más política y consiste en observar las interacciones entre las diferentes clases sociales de Brasil, noten por ejemplo la relación entre Clara y su empleada doméstica y la visita a la fiesta de esta última; una especie de intimidad que igualmente resulta distante. Pero como dije al empezar, pueden olvidarse de todo esto y simplemente concentrarse en disfrutar a Sonia Braga en el papel protagónico: la actriz y su larga cabellera resultan hipnotizantes y no es por armar bardo, pero si había que nominar a una actriz extranjera para los pasados Oscars, hubiera preferido a Braga antes que Huppert, a quien por supuesto también amo, no se confundan.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt5221584/

 

Appropriate Behavior (2014)

Appropriate Behavior - Film Still - Desiree Akhavan

Admito que la película de la novata Desiree Akhavan, quien escribe, dirige y protagoniza este simpático indie, resulta más interesante a nivel de potencial que de realización, pero para los fans del cine de Noah Baumbach y Greta Gerwig y de las historias de jóvenes adultos con crisis existenciales manejadas con sentido del humor, acá hay bastante para saborear. Nuestra protagonista es Shirin, una brooklynense bisexual hija de padres iraníes que busca reencontrarse a sí misma luego de romper con su primera novia mujer (Rebecca Henderson). Vemos a Shirin luchando con su laburo enseñándole cine a un grupo de niños hiperactivos que no tendrán más de 6 años, interactuando con su familia que no saben de su sexualidad (lo cual era una fuente de conflicto para su relación con Maxine), teniendo una serie de encuentros sexuales bizarros y caminando las calles de Brooklyn con su amiga Crystal (Halley Feiffer, hilarante). Entre estas escenas Akhavan va mechando flashbacks de su relación con Maxine, las cuales revelan otras facetas de su personalidad. Creo que la película resulta un poco superficial en la exploración de su protagonista y las distintas identidades que la componen, centrándose un poco demasiado en el aspecto amoroso y dejando las otras áreas de su vida un poco colgadas; esto resulta en un final que debería sentirse más epifánico pero termina siendo medio flojito. Sin embargo, dicho esto, la película me regaló dos o tres escenas que me hicieron reír de verdad (la visita a una tienda de ropa interior me LIQUIDÓ) y tiene un variado arsenal de situaciones deliciosamente incómodas bien propias de este cada vez más popular subgénero. Además, Akhavan se revela como una master en humor deadpan y no puedo esperar a verla en otras comedias. Y en definitiva, por más que uno no sea una joven persa bisexual brooklynense, esa búsqueda por quiénes somos y por nuestro lugar en el mundo bastante propia de la edad, tiene un carácter universal que expande las fronteras del nicho más obvio de la película.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3077108/

 

Girl Asleep (2015)

maxresdefault

Con Girl Asleep nuestra protagonista mujer se hace un poco más joven. La película de la debutante Rosemary Myers gira en torno a Greta Driscoll, una chica tímida y fantasiosa que está comenzando en un nuevo liceo en donde por supuesto no conoce a nadie y que además está por cumplir la fatídica edad de 15. El contexto es Australia en la década de los 70 y déjenme decirles que la época es otro de los personajes de la película, filmada con un sentido estético muy a los Wes Anderson, con simetrías fascinantes, colores vibrantes y una banda sonora maravillosa con más de una escena coreografiada con iguales cantidades de cursilada y encanto. Esta estética tan marcada ya nos da la pauta de que el realismo no es una de las preocupaciones de Myers. Es una película superestilizada por lo que sus temáticas son resueltas de maneras alternativas, por no decir fantasiosas. En la primera mitad de la película -más basada en la realidad- vemos a Greta teniendo sus primeros encuentros en el nuevo liceo, conoce al simpático Elliott (Harrison Feldman), el típico “loser” (sí, cursiva y comillas porque ugh, el término) pero que tiene tanta confianza en sí mismo y quién es que resulta una influencia maravillosa para Greta; y por otro lado, está el grupo de las copaditas con su chica mala líder y sus dos secuaces que además son hermanas gemelas, para los que querían aún más simetrías. El punto de inflexión de la película sucede cuando los padres (ejem, la madre, ejem) la obligan a festejar su cumpleaños de 15, lo cual pone a Greta en varias situaciones de conflicto con estos compañeros de liceo y con su familia (la hermana mayor representando la revolución sexual, el padre que no quiere perder a su hijita inocente que además parece una de las identidades de Philip de la serie The Americans y la madre que ta, está medio pirucha). Estos conflictos dan lugar a una extensa secuencia fantasiosa en la que Greta deberá luchar contra sus propios demonios y perderle el miedo a crecer. El éxito de esta secuencia es algo que deberán decidir ustedes, a mí no me convenció del todo, pero sí aprecio muchísimo la agencia que la película le otorga a su protagonista. Por lo demás, es una película bien cortita y que derrocha simpatía y un excelente debut de la directora, así es que definitivamente se merece una chance.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3955894/

 

Personal Shopper (2016)

Personal-Shopper

La última película del francés Oliver Assayas (uno de los directores más hit-or-miss del mundo en mi experiencia) junto a su nueva musa Kristen Stewart, con quien ya había trabajado en la infinitamente superior Clouds of Sils Maria, es una interesante combinación entre lo viejo y lo nuevo. Lo viejo está representado por lo fantasmagórico, porque la trama gira en torno a una “compradora personal” que está aferrada a una casa en París porque allí murió su hermano gemelo y está convencida de que puede hacer contacto con él. Lo nuevo viene del lado de la era de Internet y la mensajería instantánea, porque nuestra protagonista Maureen comienza a recibir mensajes de texto de un extraño (¿será su hermano? ¿será un acosador? ¿será otro espíritu x?) y gran parte de la película consiste en ella escribiéndose con ese ser. No, en serio, al menos la mitad de la película la pasamos viendo a Maureen yendo de un lugar a otro en escenas que parecen terminar muy pronto, viendo la pantalla de su celular y los mensajes de un pen pal en extremo curioso seguidas de planos que nos muestran las reacciones frustradas de Maureen, una expresión que Stewart domina a la perfección. Pero mis disculpas, Stewart está lejos de ser el objeto de mi bullying porque los últimos años de su carrera ha demostrado que cuenta con cierto talento y más importante aún, está dispuesta a probarse a sí misma con proyectos interesantes y directores diversos. En fin, un elemento esencial a tener en cuenta es el dolor y el luto, no podemos olvidarnos de que Maureen está primeramente lidiando con la pérdida de su hermano (no es casualidad que eran gemelos ya que esto suele estar relacionado con una espiritualidad/conexión mayor), así es que el análisis que hagamos de lo que transcurre en pantalla debe pasar por ese filtro. Todo esto se conjuga con la rutina de Maureen, con sus idas y vueltas de tiendas de diseño al apartamento de su jefa Kyra; la única regla parece ser que Maureen no tiene permitido probar las prendas de ropa que manipula día a día. Pero las reglas están hechas para ser rotas, ¿no? A medida que Maureen lidia con su dolor y las conversaciones con su amigo virtual, se va poniendo más aventurera, pero la forma en que Assayas explora este aspecto me resultó bastante superficial, a pesar de que varias de estas escenas están filmadas con una sensualidad muy linda. Personal Shopper termina siendo una película demasiado ambigua y en lo personal (ja) esa ambigüedad me resultó más bien una de las debilidades del filme; es decir, a veces no decir todo termina siendo más revelador, pero otras termina revelando que no había mucho para decir en primer lugar. El final me terminó convenciendo de lo segundo, pero ojalá que ustedes tengan otra experiencia.

Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4714782/

13 Reasons Why (2017)

13-reasons-why-netflix-selena-gomez-15

Si estás leyendo este post entonces probablemente ya hayas visto o leído sobre 13 Reasons Why. Basada en el libro homónimo de Jay Asher, la serie comienza con las secuelas del suicidio de la adolescente Hannah Baker, quien a lo largo de los 13 episodios narra las distintas razones por las que decidió acabar con su vida. ¿Un poco oscuro? Después nos enteramos que las 13 razones corresponden a 13 personas con las que Hannah tuvo malas experiencias. ¿Mal gusto? Sumémosle elementos trending como la nostalgia a los ochentas y la vigilancia, porque Hannah narra las razones por las que se suicidó en 13 cassettes (como si alguien los extrañara), uno por cada persona que le hizo mal, a quienes se los envía a través de un mensajero vigilante.

A pesar de que el target principal de 13 Reasons Why es la audiencia adolescente, cada vez son más los medios que afirman que debería aplicarse la censura para menores de 18, como fue el caso de Nueva Zelanda. Pero existen ejemplos de cómo una serie puede tratar temas complejos sin necesidad de alarmar a la población, como My So-Called Life o As If (una joya inglesa que casi nadie llegó a ver). Podrán tener personajes adolescentes o jóvenes adultos, pero los temas que abordan y los dilemas de fondo son bastante profundos, sin caer en un intento de libro de autoayuda para adolescentes o guía de advertencias para padres. Podría decirse que con 13 Reasons Why pasa lo mismo, pero no es tan simple. No es simple porque después de verla en realidad no queda claro ni la audiencia a la que apunta ni el fin de representar el suicidio de una manera tan cruda, vengativa y manipuladora. Gran parte de su público, sobre todo los adolescentes, afirman que el contenido sirve para que la población conozca los problemas que los jóvenes tienen que enfrentar hoy en día. ¿Estamos hablando del símbolo de una generación? ¿De un posible culto? No, y espero que varios opinen lo mismo, por el bien de todos.

Desde su estreno el 31 de marzo, la serie se convirtió en la más twitteada del año en solo su primera semana. Y se pudo ver todo el abanico de reacciones, desde demasiado positivas (como quienes piden que se exhiba en las secundarias americanas para enseñar las consecuencias del bullying) a bastante negativas (hay importantes organizaciones de prevención del suicidio y referentes en el tema que afirman que puede provocar más autoeliminaciones). ¿Por qué la diferencia de recepciones? En realidad, el tema de las opiniones es tan complejo como el del mensaje de la serie en sí, porque en realidad nunca llega a quedar claro cuál es el mensaje, ni siquiera cuál es la trama. Todo gira en torno a un suicidio pero pocas veces se ilustra lo que la persona que lo termina cometiendo está atravesando emocionalmente. Básicamente, se utiliza como el desencadenador de la trama, que busca que la audiencia se pregunte constantemente qué le hizo Clay a Hannah. Todo esto sería válido, aunque de mal gusto, si 13RW no se posicionara como la voz de la generación adolescente de hoy en día, y como la ventana para ver el porqué y qué sucede cuando hay un suicidio. Ahí es donde 13 Reasons Why pasa de ser compleja a problemática.

NzQ3MDZjNzhhNiMvVkhMcDF0VVUyQzhnMG9fcTg3c0NpbmFYZ0xFPS80eDQ1NDo1NzU2eDMzODYvMTYwMHg5MDAvZmlsdGVyczpmb3JtYXQoanBlZyk6cXVhbGl0eSg4MCkvaHR0cHM6Ly9zMy5hbWF6b25hd3MuY29tL3BvbGljeW1pYy1pbWFnZX

Pero la serie es cuestionable en varios aspectos. Para comenzar, en la poca relevancia que se le da a la salud mental de la protagonista. En escasos momentos se hace referencia a lo que es vivir con depresión o con pensamientos suicidas. Incluso, el único personaje que termina demostrándolo de una manera u otra es Alex. La serie, a través de Hannah, acredita su autoeliminación como una sumatoria de hechos dolorosos, que van desde actos de bullying al abuso sexual, obviando ilustrar el proceso emocional que termina llevándola a su decisión final. A lo sumo, lo que podemos advertir como comportamiento “de riesgo” son sus lágrimas y un corte de pelo… Claro, hay que admitir que la depresión no es material “jugoso”, menos para Netflix y su capacidad de binge-watching. La depresión no tiene esos momentos de tensión, de venganza, de romance juvenil ni nada que pueda sobresaltar a una audiencia. Pero el tema es que está muy relacionada con el suicidio, además de que es cada vez más común en adolescentes; entonces hay que ver esta falta de tratamiento mental de Hannah como una oportunidad desaprovechada de representar lo que sufren millones de personas día a día. Pero suerte que no lo hicieron, porque dado el guion se hubiera dramatizado todo (en el sentido teatral de la palabra) y quitado toda la humanidad con la que tiene que ser retratada. Hay importantes ejemplos de cómo se puede interpretar magistralmente la depresión de manera que realmente le llegue a la audiencia, como es el caso de Melancholia, de Lars Von Trier y con la inolvidable actuación de Kirsten Dunst.

Otro tema muy discutible es que la trama parece sustentar la idea de que uno puede ser responsable por el suicidio de otra persona. No hay duda de que Hannah atraviesa hechos traumáticos, pero en definitiva lo que termina haciendo es construir una plataforma de venganza emocional (el “Welcome to your tape” con el que inicia cada cassette parece hasta inspirado en Saw). Por otra parte, es confuso cuando se usan razones tan distintas, como la publicación de un poema de manera anónima frente a una violación. ¿Ryan fue tan malo con ella como para hacerlo sentirse responsable por su muerte? De esta manera, por momentos la protagonista termina siendo percibida como vengativa y el proceso de decisión de su propia muerte como un acto catártico. Lo peligroso de glorificar los actos de Hannah es que puede plantar una semilla en la mente de adolescentes susceptibles a la ideación suicida.

Pero si hay algo a lo que 13 Reasons Why le erró de manera funesta es en la escena del suicidio. Al parecer, los creadores quisieron mostrarlo de la manera más real y devastadora posible porque, obviamente, es algo real y devastador. Es de esos momentos que pueden hacerte llorar sin parar o dejarte más sensible de lo común y listo. Pero lo cierto es que solo a un sociópata no le afectaría la escena, en gran parte gracias a la increíble actuación de Kate Walsh. ¿Cuál es el problema con retratarlo de una manera realista, entonces? Que es demasiado real para muchos. Uno puede ver en redes sociales cómo esa escena desencadenó sentimientos y pensamientos negativos en varias personas. Es el llamado triggering, que puede hacer que quienes hayan sufrido depresión, ideación suicida o haber sido afectados por este tipo de muertes sean especialmente vulnerables al contenido. Incluso hubo varias organizaciones de prevención del suicidio que criticaron la escena ya que violaba las guías  que deben seguir los medios al mostrar este acto, lo que puede desencadenar en daño psicológico y hasta contagio suicida, el llamado Efecto Werther. En conclusión: ¿el fin justifica el medio? No.

NjQ1Yjg5YmJiNCMvbG0xNXpSdEk0YlgzYTJWYzl4WGQ4eEw4WXBvPS80NngxNDg6NTUxMHgyOTMzLzE2MDB4OTAwL2ZpbHRlcnM6Zm9ybWF0KGpwZWcpOnF1YWxpdHkoODApL2h0dHBzOi8vczMuYW1hem9uYXdzLmNvbS9wb2xpY3ltaWMtaW1hZ2

Lo que me lleva a otro tema de menor polémica pero que sigue demostrando lo irresponsable que es 13RW: justificar la autolesión como alternativa al suicidio. Para peor este mensaje se transmite, de manera cuasi esperanzadora, cerca del final. También hay otras cuestiones, no tan de índole ética como las anteriores, que se pueden mencionar. Por ejemplo, están los protagonistas, Clay y Hannah, la respuesta de Netflix para el John Cusack y la Ione Skye de esta generación. Con los episodios llegamos a querer a Clay, a comprender incluso su proceder impulsivo. El tema es diferente con Hannah, con quien uno puede empatizar pero solo por todas las desgracias que le suceden. Porque lo que vemos es a una persona a la que le pasan cosas. Irónicamente, Hannah termina siendo un personaje pasivo que construye a los demás. Uno llega a comprender más a los “victimarios” porque hay un desarrollo de sus personajes. A lo mejor es por esta falta de construcción de los sentimientos de Hannah que no logro comprender ni aceptar la decisión de dejar esos cassettes póstumos. O probablemente porque no me parece aceptable en ningún contexto…

Al terminar de ver el episodio 13, y si todavía quedan energías para ver algo, uno puede reproducir “Beyond the Reasons”, un especial que explica el fin social de la serie. Hubiera sido ideal que no se necesitara de un especial para transmitir el (aparente) mensaje positivo que siempre quisieron comunicar: que la vida vale. Netflix, no era necesario lo del mensaje positivo, varios estamos de acuerdo en que el suicidio es un tema que merece ser tratado, pero siempre de manera responsable. Netflix, podés publicar decenas de especiales y hacer una campaña digital súper cool para reflejar tu punto, pero para muchos el daño ya está hecho. No le recomiendo a nadie 13 Reasons Why, ni a los curiosos ni a los identificados. Una serie que se alimenta del sensacionalismo y de la venganza para retratar algo que es humano y doloroso no debería estar al alcance de cualquier persona, a clicks de distancia.