Club Silencio recomienda: Netflix Edition

Para este posteo buscamos películas que pueden encontrar en Netflix, pero no por ello nos limitamos en variedad. Hoy les dejamos un drama criminal, una thriller de ciencia ficción, una comedia política y un documental. Si no encontrás algo que te gusta, me jubilo.

DRAMA

Starred Up (2013)

starreduprupertfriend

Con el título de esta película ya te hacés una idea de lo que te espera, “starred up” es un término que se refiere a cuando un criminal adolescente es tan violento que lo terminan trasladando a la cárcel de adultos. Este es el destino de nuestro protagonista Eric Love de 19 años, a quien este traslado no solo lo pone a la merced de criminales mucho más peligrosos sino que lo acerca a su padre que está también cumpliendo su sentencia y a quien no ve desde que era niño. Es a partir de este contexto que se va desarrollando el drama, y si bien no hay una trama muy definida, la película se mueve a un paso fenomenal y es capaz de retener nuestro interés a través de las interacciones de los personajes. Jack O’Connell en el rol protagónico es absolutamente fascinante y sin lugar a dudas es una de las interpretaciones de un presidiario más convincente que vi en muchísimo tiempo. Justamente la tensión que se respira durante toda la película viene de esa amenaza de peligro que sigue a Eric porque el tipo es una bomba de tiempo que puede explotar en cualquier momento y por cualquier motivo y uno como audiencia se pasa temiendo cualquier asomo de provocación para que no termine en un despliegue de violencia atroz. O’Connell no te tira la versión Hollywood del chico malo, es una actuación centrada en el realismo, como el resto de la película, y eso es lo que la hace tan fascinante. Como ya dije, no hay demasiada trama, pero sí existe un desarrollo de personajes sutil y realista, en particular mediante las interacciones de Eric con su padre (muy bien interpretado por el genial Ben Mendelsohn) y con una especie de terapeuta que trabaja en la prisión (nuestro amado Rupert Friend de Homeland). En definitiva Starred Up es un excelente y turbulento tour por lo que son las prisiones británicas (y por su lunfardo) y la avasallante corrupción que afecta a todo el sistema, una visión cruda y realista que por momentos se pone muy violenta pero que no pierde de vista el componente humano y que incluso te deja entrever una esperanza de algo mejor hacia el final.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2567712/

CIENCIA FICCIÓN

Europa Report (2013)

europa-report-still

Pah, comienzo diciendo que esta es una de las películas más infravaloradas que vi en lo que va del 2016. Con esta nos vamos al espacio, ya que el “Europa” del título no se refiere al continente sino a la luna de Júpiter; la trama gira en torno a una misión de un grupo de astronautas y científicos que van hasta esta luna de Júpiter para buscar señales de vida. Ya está, a mí con esa trama ya me compraron, pero quizás a ustedes no, así que aquí voy a vendérsela. La película está hecha en el usualmente irritante formato de “found footage”, esto es siguiendo el modelo de Blair Witch que está hecho de materiales filmados por las personas involucradas y que después son encontrados y editados para formar una película. Es un formato que se puede volver molesto pero que en este caso se mejora a dos niveles: a) para empezar, contamos con una extensa variedad de ángulos ya que la nave tiene cámaras por todos lados y son aprovechadas para darle una construcción más cinematográfica al filme; y b) la excusa de este material no es una excusa, justamente se parte de la base de que la misión iba a estar siendo filmada 24/7 y observada desde la tierra, así que la técnica está orgánicamente conectada con la trama. Además es editada junto a entrevistas con los líderes de la misión en la tierra, lo que le da un estilo más documentalista que otra cosa. Y aquí vamos a lo que me encantó de la película, a pesar de ser ciencia ficción, e igual que Starred Up, Europa Report también se siente absolutamente real. Sí vemos varios de los clichés que parecen popular las películas en el espacio (el peligro de ir a reparar algo afuera de la nave, por poner un ejemplo), pero no aparecen al lado de conflictos dramáticos o románticos innecesarios entre los personajes, es un grupo de científicos súper bajo perfil y no hay trucos baratos para manipularnos sentimentalmente. Porque no va para ese lado, la película está fundada no en sus personajes sino en la humanidad en general, porque al centro de sus temas está el afán de descubrimiento del ser humano, el interés por ir más lejos que cualquier otro, la impresión que nos produce el universo infinito, la asombrosa posibilidad de que no estamos solos; no voy a mentir, a mí este espíritu explorador que está en el corazón de la película me conmovió hasta las lágrimas y como muy pocas películas en el espacio, me logró transportar adentro de la nave y a compartir con ellos ese momento que quizás podría cambiar la historia de la humanidad. De esto podrían aprender los grandes directores con sus presupuestos gigantescos (Gravity, Interstellar, The Martian) que no logran ni la mitad de esas sensaciones con mil veces más dinero. Condimentar a gusto con sus sustancias de preferencia.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2051879/

COMEDIA

In the Loop (2009)

in_the_loopd6e2c835395f44e6b5829ad12ee37211

Realmente siento que para recomendar esta película solo hace falta decir una cosa y todo lo demás es cotillón, pero aquí vamos: si te gusta Veep (o probablemente la serie The Thick of It, pero esa yo aún no la vi), esta película es para vos. Dirigida y co-escrita por el creador de esas dos series Armando Ianucci, In the Loop es una sátira política que gira en torno a un group de figuras políticas de Inglaterra y Estados Unidos que están debatiendo si ir a la guerra o no. Al centro de la acción está Simon Foster (Tom Hollander) que luego de hacer un comentario improvisado a la prensa, es usado como peón por el lado pro-guerra y anti-guerra de ambos países, perdiendo casi completamente un sentido de voluntad individual y siendo manipulado, como el resto de los personajes en realidad, por todos los que le encuentran un provecho. La trama en sí misma es poco relevante, la gracia de la película es dejarse llevar por el ridiculísimo circo que se crea (o más probablemente que siempre existió) en torno a los personajes y por la insuperable creatividad que tienen para insultarse mutuamente, en especial Peter Capaldi. Está filmada al estilo falso documental, y honestamente parece más bien una película hecha para la televisión que otra cosa, o más bien un episodio extendido de alguna de esas series; de hecho reúne a un elenco de excelentes actores de TV, entre los cuales están James Gandolfini como el general de sillón, el insoportable Zach Woods (a quienes podrán recordar como Gabe en The Office US), la capa de Anna Chlumsky que ahora está en Veep, etc. Por supuesto el fuerte de la película está en el excelente guión que tiene incontables momentos súper graciosos y en las interpretaciones de los actores que pronuncian todas sus líneas con solemne seriedad. Es fácil perderse un poco con la trama y quién es quién, pero justamente esto le suma al ridículo caos que nos quiere vender la película y que me da miedo pensar que no debe estar tan alejado de la realidad.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1226774/

DOCUMENTAL

13th (2016)

13th-image-5

Esta es la nueva película de la directora Ava DuVernay que ha dado mucho de que hablar desde Selma, su película centrada alrededor del movimiento por los derechos civiles americanos. Esta vez eligió un formato documental pero temáticamente está relacionada. 13th se refiere a la enmienda número 13 a la Constitución de Estados Unidos, que prohíbe la esclavitud y la servidumbre involuntaria, SALVO para los casos en que se use como pena de un delito. De esta base se crea la narrativa del documental que lidia principalmente con la sobre-población de las prisiones yanquis -precisamente por una alarmante mayoría de afroamericanos- y que se presenta como una continuación de la esclavitud y luego segregación de esta comunidad. El documental nos lleva así por la progresión histórica que los llevó a este momento concluyendo que esta es simplemente la nueva forma de oprimir a una comunidad cuya libertad y cuyos derechos siempre estuvieron en tela de juicio. Suena simplista decirlo, pero por supuesto que es un tema súper importante para Estados Unidos ya que es uno de los frentes principales por los que se está luchando hoy en día y a pesar de que uno lo ve de lejos, no es menos desgarrador. En particular es deprimente ver cómo los intereses económicos corporativos siempre priman sobre las vidas de tantas personas, y no es solo cuestión de las cabecitas ignorantes que aún se aferran a sus prejuicios, sino que hay un conglomerado gigantesco que tiene un interés económico para que la situación siga así. El documental también se ocupa de mostrar a los actuales candidatos a la presidencia a la luz de estos temas y se construye en base a entrevistas con académicos y representantes de distintos movimientos relacionados con la tesis de la película, salpicado de canciones que reflejan las mismas protestas pero desde otro ángulo. En este último sentido, es un documental bastante estilizado que quizás no guste a los más tradicionalistas; por otro lado, para los más informados la exploración de su tesis podrá parecer un poco limitada -se preocupa un poco más por hacer el recorrido de principio a final que de explorar en profundidad cualquiera de sus puntos- pero creo que como punto de partida es muy bueno y súper fácil de seguir; en definitiva, una herramienta democrática que explica concisa y claramente una situación que debería ser un tema de preocupación para toda la población estadounidense.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt5895028/

Anuncios

La historia de O.J. Simpson: ¿documental o ficción?

La reciente victoria de American Crime Story: The People v. O.J. Simpson en los Emmy, que se llevó 7 premios incluyendo mejor serie limitada, actor (Courtney B. Vance), actriz (Sarah Paulson), actor de reparto (Sterling K. Brown) y mejor guión para uno de sus episodios, me terminó de motivar para hacer un posteo que tenía en el debe hace un tiempo. Lo que pasa es que la historia de O.J. Simpson inspiró no solo esta mini-serie sino que también produjo un excelente documental de 5 partes titulado O.J.: Made in America, todo en este mismo año. Ahora, quién sabe, capaz que tanto interés no tienen en la historia de este hombre, por lo que se preguntarán tal vez si deberían mirar la ficción basada en hechos reales o la realidad cruda y directa. Aquí entro yo a contarles qué pueden esperar de cada una de ellas. Para darles una idea, yo miré primero la ficción y luego me pasé al documental, lo que probablemente afectó un poco las impresiones que tuve de una y de otra, pero aquí vamos.

CONTEXTO

160610-news-oj

La historia de O.J. Simpson ya es bastante vieja. Yo recuerdo haber visto la persecución en carretera parodiada en algún lado y también me acuerdo de ver a O.J. en las películas de La pistola desnuda, una de las sagas favoritas de mi infancia. Me acordaba que había sido un jugador de fútbol americano medio conocido y que después lo habían enjuiciado y liberado, pero más que eso ni idea tenía. Para una persona como yo que no sabía casi nada de todo esto, el documental fue extremadamente útil: los episodios 1 y 2 se concentran en la vida del joven O.J. antes de toda la controversia y su camino hacia la fama. Por otro lado, se adentra bastante en mostrar el clima extremadamente denso por las tensiones raciales de la época, no solo en términos generales con la lucha por los derechos civiles, sino más precisamente en la ciudad de Los Angeles y en su fuerza policíaca. Nos muestra ejemplos de la brutalidad de la policía de L.A. contra la población negra (qué fuerte como tan poco ha cambiado) lo que lógicamente generó una desconfianza hacia ella y una predisposición a analizar la historia de O.J. en términos de raza, pero también vemos que si bien O.J. fue una de las primeras personas negras en convertirse en un ser mediático querido por todos, O.J. no quería tener nada ver con los movimientos en pos de derechos para las personas afroamericanas ni quería ser visto como un representante de ellos, más bien se muestra que Simpson era una persona que estaba más allá del color de su piel. Esto último también aparece en menor grado en la mini-serie pero sirve más bien como recordatorio para aquellos que estaban previamente informados y no como una exploración real de los hechos. Por otro lado, Murphy elige ponerle más peso al circo mediático que rodeaba al juicio, lo cual trae sus pros y contras, pros porque de alguna manera se siente bastante más actual y uno se pregunta qué habría sido del juicio si hubiesen existido las redes sociales, pero también tiene alguna que otra contra, en particular lo artificial de la prominencia de los Kardashians, quienes en el documental se presentan como bastante menos relevantes.

JUICIO

vancejohnniecochran

Si lo que más les interesa de la historia es el juicio en sí mismo, probablemente la mini-serie sea más de su agrado. Si bien el documental se adentra muchísimo en el juicio y presenta testimonios de algunos de los involucrados explicando sus estrategias en retrospectiva -cuando ya no importa mucho lo que pueden llegar a decir, lo cual significa que sus testimonios son bastante reveladores-, la mini-serie le dedica su atención completa; no solo reproduce un montón de los momentos claves que pasarían a la historia, sino que se adentra en el detrás de escenas de todos los participantes, sin rehuirle a sus vidas privadas, logrando personajes muchos más complejos, lo que aporta otra dimensión mucho más interesante al juicio. Para todos los que disfrutamos de las películas y series basadas en litigios y abogados, esta serie es ideal; está el proceso entero con bastante detalle: la elección del jurado, los testimonios, la evidencia y el veredicto, todo protagonizado por personas que de alguna manera sentimos que llegamos a conocer e interpretados por actores brillantes que por momentos se muestran mucho más reales que las personas que vemos en los videos auténticos del documental.

PERSONAJES

fx-american-crime-story-oj-simpson-getty

Me detengo sobre este tema porque como en casi todo lo que veo, a mí lo que más me interesa son los humanos que protagonizan las historias. La historia de O.J. Simpson tiene un gran número de personas interesantes de las que hablar, muchas de las cuales son exploradas en mayor y menor grado en ambas producciones, pero a mi entender los más fascinantes son por supuesto O.J. mismo y Marcia Clark, la fiscal que perdió el juicio contra este. Uno de mis mayores problemas con la mini-serie fue que no me cabía en la mente la fascinación que tenía el público con O.J. Simpson y por qué tanta gente lo creía inocente cuando la obviedad de su culpabilidad parecía arrolladora. ¿Dónde estaba ese carisma del que tanto hablaban? Cuba Gooding Jr., quien lo interpreta en la serie de Ryan Murphy, no es ni tan buen mozo ni está cerca de ser tan carismático como el O.J. real y la serie nunca se acerca demasiado al hombre, optando por verlo más bien como una figura enigmática y que de alguna manera permanece al margen de lo que le va ocurriendo. Probablemente esto funcione mejor desde el punto de vista dramático para la gente que lo mira desde Estados Unidos o al menos desde un entendimiento y conocimiento mayor sobre toda la historia, pero para alguien como yo que no tenía ni idea de nada, esta negativa a mostrar la estrella de O.J. resultó en que me costara creer lo que veía en la serie. Como hablamos antes, la serie de Murphy se descansa más en el circo mediático y un poco también en el cargadísimo contexto de disputas raciales que había en Los Angeles en particular, pero a mí no me bastó para explicar el por qué de ese favoritismo para con O.J. Por otro lado, el documental nos muestra la carrera entera del atleta, lo excepcional que fue como jugador de fútbol y su transición tan natural a ser una celebridad propiamente dicha. Antes de adentrarse en el juicio, el documentalista Ezra Edelman explora a fondo la fama de O.J. así como también el contexto social que lo rodeaba, lo cual llegado el momento del crimen, explica muchísimo la negación de las audiencias de aceptar que su ídolo era un monstruo. Finalmente, ambas hacen hincapié en la ridiculez irónica de la defensa centrada en los problemas de raza, que capitalizaba en la crisis de la ciudad del momento, una defensa brillante pero risible en cuanto a que O.J. en realidad era un hombre que trascendía su raza, un tipo a quien nadie veía negro, ni siquiera él mismo.

t-sarah-paulson-marcia-clark

Por otro lado está Marcia Clark; ay, Marcia, ay. El documental presenta su testimonio actual sobre los hechos y es relativamente informativo, en él vemos a una mujer fuerte con una visión muy clara sobre las injusticias que vivió durante el juicio, pero nada como el foco que se la hace en la serie de Ryan Murphy, foco que en mi opinión es lo mejor que tiene la serie para ofrecernos y que además le ganó el Emmy a Sarah Paulson y al escritor del mejor episodio de toda la serie, adecuadamente titulado “Marcia, Marcia, Marcia”. (Dato interesante: el escritor, D.V. DeVicentis es también el hombre detrás de la excelente adaptación de Alta fidelidad). La humanización de este personaje es absolutamente hermosa y me conmovió muchísimo. La interpretación de Paulson es de una vulnerabilidad avasallante y convierte a la figura ridiculizada por los medios en una persona admirable y digna de nuestro respeto; a pesar de que vemos algunos de sus errores, la visión de Murphy no nos permite asignarle mayores culpas, sino que busca redimirla como una figura que aunque hubiera hecho todo correctamente, estaba destinada al fracaso, porque este era un juicio que le escapaba a sus hechos concretos, era algo mucho más grande, y Clark tuvo la mala suerte de ser absorbida en su remolino.

CONSECUENCIAS

OJ Simpson Trial Continues In Las Vegas

Por último, cabe aclarar que O.J.: Made in America no culmina con el veredicto del juicio como lo hace la mini-serie, sino que nos pasea por el resto de la historia: la caída del héroe, su segundo arresto y la decadencia general que le siguió al primer juicio. De hecho, estos últimos episodios son probablemente los mejores del documental y resultan verdaderamente reveladores sobre el hombre detrás de la celebridad. Por otro lado, es una forma de terminar con la historia bastante menos frustrante porque podemos apreciar que si bien ganó el juicio principal, su vida jamás fue igual, sino que el hombre parece haber sido finalmente alcanzado por un sentido retorcido de justicia.

BALANCE

En términos generales, el documental es infinitamente más abarcativo y exhaustivo y presenta la historia completa con un excelente balance de su contexto y del hombre en sí mismo. Está muy bien editado y tiene un arsenal inacabable de imágenes y videos muy reveladores, pero su arma secreta está en los testimonios actuales de muchos de los involucrados, algunos de los cuales parecen haber obtenido una sabiduría extra producto del tiempo, pero otros parecen haberse quedado atascados en ese espacio y lugar y es realmente fascinante. Por otro lado la mini-serie es una dramatización del juicio, por lo que el enfoque es a la vez más limitado pero por momentos bastante más profundo. Y es que el enfoque de Murphy sobre el juicio mismo lo lleva a adentrarse en las vidas de sus protagonistas, aportándoles capas que si bien puedan no reflejar la realidad, resultan humanizantes, conmovedoras y reveladoras en un sentido más amplio, quizás no necesariamente de sus contrapartidas en la vida real, pero sí de la humanidad en general. Lo cierto es que ambas producciones son buenas y es difícil equivocarse, y si eligen ver ambas como yo, se llevarán los positivos de las dos y así probablemente ganamos todos.

American Crime Story: The People v. O.J. Simpson
Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2788432/

O.J.: Made in America
Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt5275892/

Un poco de todo del 2016

Por ahora el 2016 viene flojito, pero aún queda muchísimo camino por recorrer ya que las películas más esperadas del año todavía no se han estrenado. Para ir saboreando el año les dejamos recomendaciones para 5 géneros distintos, ordenadas por el disfrute que le provocaron a esta humilde escritora.

DEPORTE

Eddie the Eagle (2016)

Eddie-the-Eagle-Movie-Poster-Taron-Egerton

Si viste una película de deporte, las viste todas. En general siempre tienen la misma estructura: un competidor novato e inesperado tratando de lograr alguna victoria contra toda expectativa, un período de entrenamiento con un entrenador malhumorado pero de buen corazón, alguna derrota que le genera dudas al protagonista y finalmente un momento en que brilla y les prueba a todos que podía hacerlo. ¿Varía acaso Eddie the Eagle de esta premisa? Por supuesto que no. En este caso, la película trata de la vida de Eddie Edwards, el primer saltador de esquí de Inglaterra en participar en los Juegos Olímpicos de invierno. Pero a pesar de que la estructura es la misma de siempre, la película se disfruta. Para empezar, cuenta con una brillante interpretación de Taron Egerton en el rol principal (un muchacho muy talentoso que se va para arriba como pedo de buzo y que capaz que ya conocen por Kingsman: The Secret Service, la cual también protagoniza) y un apoyo decente del siempre carismático Hugh Jackman como su entrenador malhumorado y “cómicamente” alcohólico. La película es súper cursi, pero SÚPER, tiene un estilo muy noventoso y al parecer el guión se toma muchísimas libertades con la historia real, pero yo puedo decir que aprendí que el salto de esquí es una demencia y Eddie es tan bizarro y adorable que le quise dar un abrazo durante toda la película. Ah, es posible que haya tenido un leve ataque de pánico durante alguno de los saltos (en especial hacia el final, ya van a ver).

Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1083452/

 

THRILLER

Money Monster (2016)

money-monster-movie-reviews-clooney-oconnell

Este thriller protagonizado por los BFFs de Hollywood George Clooney y Julia Roberts es una combinación pedorra de dos clásicos de Sydney Lumet y casualmente también dos de mis películas más favoritas de todos los tiempos: Dog Day Afternoon y NetworkPor supuesto que esta no les llega ni a los talones, pero imita la intensidad de una situación de rehenes y el circo mediático que rodea a la de Pacino y el ácido comentario social que plantea Network y en el proceso logra ser muy disfrutable y especialmente atrapante. En este caso se trata de un programa financiero (de ahí “Money Monster”) que durante la filmación en vivo de uno de sus programas (dirigidos por Julia Roberts y conducidos por Clooney) es invadido por un demente con un revolver y un chaleco lleno de explosivos que los obliga a transmitir en directo sus quejas y demandas. Resulta que este pibito humilde (Jack O’Connell) perdió un montón de dinero gracias a los consejos financieros del conductor del programa y le pareció prudente tomar al equipo de producción como rehén para no se sabe exactamente bien qué. El guión tiene varias instancias que son difíciles de creer, pero salvando esto es un thriller súper intenso y muy bien dirigido por Jodie Foster (seh), con varios momentos de humor y que inspira reflexión a pesar de que los intentos por “enviar un mensaje” son bastante superficiales. Funciona mejor desde el ángulo lumeteano mediático (un término que acabo de inventar) que desde el ángulo policial o el financiero, y a pesar de su tono altamente exagerado, el carisma de douche-bag de Clooney y el paso seguro y adrenalínico de Foster la salvan de las faltas del guión.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2241351/

 

DRAMA

Louder Than Bombs (2015)

louder-than-bombs-2-credit-_frenetic

Bueno, este es un drama propiamente dicho. Se trata de una familia lidiando con el dolor que dejó la muerte de la madre, una fotógrafa de guerra reconocida en todo el mundo, interpretada en flashbacks por la fabulosa Isabelle Huppert (quien parece que va a tener un buen año de reconocimiento internacional por otra película). En este mundo cruel quedaron su marido (Gabriel Byrne, a quien le queda muy bien el rol de padre), su hijo mayor (el odiado por muchos Jesse Eisenbeg) y su hijo adolescente (David Druid, en el cansado papel de adolescente incomprendido al que le aporta gran humanidad). La película es contemplativa y se toma su tiempo en mostrar como cada uno de los personajes está enfrentando la tragedia contraponiendo su presente con escenas del pasado cuando su madre todavía vivía. Sí, es triste, y para muchos va a ser familiar. El guión tiene momentos muy buenos que parecen revelaciones profundas de los personajes y de la naturaleza del dolor y la pérdida, pero en otros aspectos se amiga con el cliché y pierde puntos. También es un poco más melodramática de lo que me hubiera gustado, pero en definitiva está excelentemente actuada, es bienintencionada y presenta una diversidad de manifestaciones de la tristeza que sería difícil que no conecte en algún punto con cualquiera que la vea. Escrita y dirigida por el danés Joachim Trier, del que yo no había visto nada más pero sobre quien definitivamente vale la pena investigar más.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2217859/

 

COMEDIA

Neighbors 2: Sorority Rising (2016)

neighbors-2-sorority-rising-trailer-00
¿Es posta esto? ¿Una comedia grosera de Seth Rogen y Zac Efron que además es una secuela de una película de mierda? Sí, es re posta. La película agarra todo lo que odié de la primera y lo da vuelta con excelente sentido del humor. Todo lo que era ofensivo y misógino de Neighbors, la cual trataba de una fraternidad universitaria en guerra con una pareja vecina por “ruidos molestos”, acá se revierte y no solo porque ahora la fraternidad es una hermandad, sino porque no se presenta como un intento barato de subirse al carro de lo políticamente correcto de forma solemne; al contrario, tiene un sentido auto-crítico muy divertido y se burla de sí misma constantemente, demostrando que no es necesario perder la humanidad para hacer reír. Tiene muchas cosas graciosas, otras tantas que fallan y unos efectos especiales medio bizarros, pero hay una madurez interesante en sus personajes viejos (por un lado la pareja de padres interpretados por Seth Rogen y Rose Byrne y por otro Zac Efron perdido en el limbo post-universitario) que se alían contra un nuevo enemigo (las chicas de la hermandad lideradas por Chloë Grace Moretz). Las partes de esta nueva hermandad están bien pero son mucho más obvias en su progresismo y las chicas tienen una evidente lección por aprender, pero Rogen, Byrne, sus bizarros amigos y en especial Efron son lo máximo. En particular este último: hay algo tan gustable en la forma en que se construye al personaje y cómo lo interpreta, es un tipo que abusa de su atractivo para obtener lo que quiere pero que está tan perdido y solo que da ternura. También es genial ver otro tipo de padres en el cine: la dupla de Rogen y Byrne, pseudo hipsters progresistas fuma-porro, le dan una frescura al rol de padre que es muy bienvenida. Dicho esto, no es que estemos ante una revolución en la historia del cine, pero para ser una comedia asquerosita y encima una secuela, tiene muchísimo a su favor; me reí de principio a fin y qué cosa linda que es terminar de ver una comedia de estas sin quedar completamente asqueada con el tratamiento de la mujer.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4438848/


DOCUMENTAL

Weiner (2016)

WEINER

Empecemos con una confesión: yo soy una chica a la que le gusta la ficción. No suelo mirar muchos documentales pero cuando me topo con uno tan genial como Weiner, me replanteo completamente esta gran falta. ¿Por qué nos habría de interesar un documental sobre la campaña política de un ex-congressman yanqui que luego quiso ser el alcalde de Nueva York? Porque su historia y la historia del documental son fascinantes: el tipo, un demócrata sin pelos en la lengua (nunca utilicé esa expresión en mi vida), parecía tener el apoyo de muchos hasta que subió a Twitter una foto de su pito abultado en sus calzoncillos y se le fue todo a la mierda. A esto le siguió un escándalo de sexting y fue entonces que decidió renunciar a su puesto como congressman para años después lanzarse como candidato para ser alcalde; aquí es donde comienzan a seguirlo los documentalistas Josh Kriegman y Elyse Steinberg. El filme comienza con una excelente introducción de su carrera hasta el momento y nos da una idea de lo que podría haber sido si no hubiera sido por sus indiscreciones y por el destrozo que le hicieron los medios. Este documental se siente como ver un accidente de tránsito: es horrible pero no podés parar de mirarlo. Ciertamente es de lo más dinámico y entretenido que he visto en el género, y creo que me provocó tendinitis de la vergüenza ajena que experimenté viendo las metidas de pata del político del apellido desafortunado (para los que no saben, “weiner” en inglés se puede usar como “pito”). En realidad es increíble lo que va pasando y que justo lo estén siguiendo los documentalistas debe ser una de esas irónicas y deliciosas coincidencias de la vida. Pero no solo se destaca por ser gracioso de una forma trágica, los cineastas también tienen una clara empatía y simpatía tanto por su protagonista como por su igualmente (sino más) fascinante esposa Huma (a quien Hillary Clinton parece considerar su segunda hija). Los acercamientos de cámara a la enigmática figura de esta mujer son a menudo devastadores y es casi desesperante no poder meterse en su cabeza para saber en qué estaría pensando. Weiner, por otro lado, es un excelente sujeto de estudio: un tipo carismático a su manera, gracioso y que parecía realmente tener buenas ideas, pero es cagada tras cagada, te da ganas de hacerle la famosa pregunta “¿cuál es tu problema?” Pero quizás el gran protagonista de la historia sean los medios y el trato abusivo, desagradable e indignante que hicieron tanto de Weiner como de Huma. Además del COLOR que le dan los yanquis a algo tan insignificante como lo que en definitiva hace Weiner. En fin, es un excelente documental, más porque las situaciones en las que se involucra su sujeto son tan ridículas que por la capacidad de los cineastas; divertido, incómodo, absurdo, humano y que te deja con ganas de más.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt5278596/

El efecto “Making a Murderer”

Siempre me interesaron los documentales que buscan dar a luz injusticias indignantes. Nunca voy a olvidar el efecto que tuvo ver la trilogía de HBO Paradise Lost y el documental West of Memphis sobre el caso de los West Memphis Three, tres adolescentes de Arkansas que fueron brutal e injustamente condenados sin pruebas certeras por un crimen que no cometieron. Y cómo olvidarme de The Jinx, también de HBO (másters en este tipo de contenidos), que me presentó al verdadero Robert Durst, el personaje más espeluznante del 2015.

Lo importante de estas docuseries es que hacen más que abrirnos los ojos ante las injusticias y la discriminación de clases de Estados Unidos. Su importancia radica en el efecto que tienen sobre todos nosotros (la audiencia), y en el potencial que tienen para revertir las injusticias. Tal fue el caso de los West Memphis Three, que gracias a la difusión de los documentales de HBO recibieron el apoyo de miles de personas (¡incluyendo Peter Jackson!), que se ocuparon de probar la inocencia de los condenados, al financiar investigaciones independientes, y documentar todo audiovisualmente hasta el momento en que aquellos tres adolescentes ya convertidos en hombres fueron liberados luego de 18 años. También tenemos el caso de The Jinx, cuyo final à la Los sospechosos de siempre tuvo repercusiones legales al presentar una evidencia clave para el caso. Estos dos ejemplos demuestran el poder que tiene un documental de investigación hoy en día, la llama que prende el fuego que es la opinión pública, así como ilustran el peligro que implican los medios de comunicación, que lanzan titulares amarillistas como verdades irrefutables.

Tal es así que seguro en las últimas semanas leíste algo sobre lo controversial que es la nueva serie documental de Netflix Making a Murderer. No, no es de esos típicos documentales de Discovery sobre cómo un niño se convirtió en asesino (aunque, juzgando por el creepy poster, podría serlo perfectamente). A pesar de que todo gira alrededor del caso (o casos) de Steven Avery, lo que se analiza en realidad es la falla detrás del sistema judicial estadounidense, repleto de parcialidades y sentencias sin evidencias.

makin_bts_002_h

Moira Demos y Laura Ricciardi filmando a la familia Avery

Filmada en un período de diez años, Making a Murderer es la creación de Laura Ricciardi y Moira Demos, estudiantes de Columbia University en el momento en que comenzaron la producción. Ellas se toparon con el caso de Steven por la cobertura que tuvo su segundo juicio. Al comienzo, buscaban simplemente documentar el desarrollo del juicio pero fueron tales los giros inesperados que iba teniendo el caso que decidieron iniciar una investigación audiovisual y remontarse a los inicios de la relación entre el acusado y la policía, la clave para entender el desarrollo del caso.

Si querés entender un poco más sobre por qué esta serie atrapó a las audiencias mundiales con una historia que cortó con el espíritu navideño, a continuación te dejamos una serie de claves sobre “el tema del año” (¿o es muy pronto para predecirlo?).


Steven Avery pasó 18 años en la cárcel por un crimen que no cometió.
El protagonista (por así decirlo) viene de una familia que podría ser considerada como white trash. Se dedican a vender partes de autos, cometieron varios delitos y siempre fueron vistos como parias por la comunidad en la que viven (Manitowoc, Wisconsin). Ya desde joven Steven tenía problemas con la ley: fue sentenciado por robo, por maltrato animal y por querer atropellar a su prima (pareja de una importante figura de la policía). Pero fue en 1985 cuando condenaron a Avery a 32 años en prisión por agresión sexual e intento de homicidio.

En este primer caso (centro del primer episodio) ya se pueden ver las primeras demostraciones del sucio comportamiento de la policía de su condado y de la poca importancia que le da el sistema a la falta de evidencias. Fue el típico ejemplo de “él dijo, ella dijo”, y el jurado decidió confiar en la versión de la víctima, a pesar de que Avery tuviera más de 15 testigos que respaldaban su coartada.

making-a-murderer-still

Steven Avery

18 años después, se presentó evidencia de ADN que lo exoneraba, y fue puesto en libertad.
Una clínica legal sin fines de lucro llamada The Innocence Project tomó el caso de Avery, gestionó una serie de investigaciones y consiguió evidencias de ADN que no solo exoneraban al acusado, sino que indicaban a un conocido agresor sexual de la zona.

Una vez en libertad, Avery se convirtió en una especie de héroe, un sobreviviente del sistema corrupto, y comenzó a codearse con gente de poder e influencia. Sin embargo, y lo que es bastante entendible, su relación con la policía seguía complicada.

 

Por su condena, Steven Avery inició un juicio contra su condado y varios de los oficiales relacionados a su caso.
A pesar de mostrarse como una persona indulgente, Avery no tuvo misericordia con quienes se aseguraron de ponerlo y mantenerlo preso. Por eso, denunció por 36 millones de dólares a su condado y a varios de los oficiales a cargo. Durante este proceso, se tuvieron que realizar complejas investigaciones y tomar testimonios, lo que puso a los implicados un poquito nerviosos.

 

Mientras se desarrollaban las investigaciones para el juicio, desaparece Teresa Halbach.
En octubre del 2005, dos años después de haber sido puesto en libertad y en medio del proceso de investigación interna de la policía, desaparece Teresa, una fotógrafa que trabajaba para una revista de autos. Lo llamativo del asunto es que fue vista por última vez en el terreno de autos de Steven (el mismo día que desapareció tenía que ir a sacar fotos de un auto que él tenía a la venta).

La coincidencia era insólita, y nada apuntaba a él hasta que un grupo de búsqueda de Teresa encontró su auto en el terreno de Avery. Acto siguiente, los oficiales registran e inspeccionan la propiedad durante más de una semana, “encuentran” evidencias, lo detienen y se inicia un nuevo juicio, cargado de pruebas alteradas, falsos testimonios y claros indicios de que la policía de Manitowoc buscaba incriminarlo.

 

Brendan Dassey, el sobrino de Steven, se declara cómplice
Como si ya no tuviéramos suficientes elementos cinematográficos, el caso da un giro inesperado cuando el sobrino de Steven admite que lo ayudó a violar, asesinar y quemar a Teresa Halbach. Hay que tener en cuenta que Brendan era un adolescente de 16 años con problemas de aprendizaje, y que fue interrogado muchas veces sin su abogado presente. Es muy triste cuando vemos las grabaciones de los deplorables interrogatorios que le hacen, donde los investigadores utilizan todo tipo de truco psicológico para sacarle una confesión, que más tarde sería considerada por la fiscalía y el jurado como la verdad.

making-a-murderer-lawyer-admits-he-has-a-regret-about-his-defense-of-16-year-old-brendan-dassey

Brendan Dassey

¿Cómo fueron declarados?
En el 2007, Steven Avery fue sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Brendan Dassey también fue sentenciado a cadena perpetua, con la posibilidad de libertad condicional en el 2048.

La corrupción e injusticia del sistema judicial estadounidense (un poco irónico, ¿no?) es retratada de una forma que nos resulta familiar, al presentarnos el caso como si estuviéramos frente al típico thriller de conspiración en donde el insignificante ciudadano pelea contra el sistema corrupto con las mínimas chances de salir triunfante. Es esta búsqueda por generar empatía lo que no me convence de Making a Murderer, que se concentra ciegamente en el Steven víctima y obvia bastante su pasado criminal, una de las principales críticas que han recibido las creadoras. Por otro lado, el fiscal del caso argumentó que se omitieron pruebas relevantes que presentó la fiscalía (podés ver algunas acá). Es entendible que no se incluya toda la información de un juicio, pero considero que obviar información le quita credibilidad al producto final.

A pesar de la corrupción que rodea el caso contra Steven Avery, en realidad no se puede establecer su inocencia con la total seguridad, y es aquí cuando la gran falla del sistema judicial se hace presente: el jurado. Es en esta falta de conclusiones que uno puede entender la presión de uno de sus miembros, ante el dilema de mandar a la cárcel a una persona que quizás sea inocente o dejar en libertad a un posible asesino. Pero en definitiva, lo que se merecen Steven Avery y Brendan Dassey es la posibilidad de un nuevo y justo juicio, limpio de los dudosos personajes que protagonizaron los anteriores.

A casi a tres semanas de haberse estrenado, continúan las shockeantes repercusiones. Por un lado están las numerosas peticiones online relacionadas a la causa: en Change.org hay más de 350 mil firmas para liberar a Steven Avery y más de 55 mil para liberar a Brendan Dassey. Por otro lado, los de Anonymous afirman haber encontrado evidencias a favor del condenado. Y en un giro gracioso de este asunto, los abogados defensores se convirtieron en sex symbols. Pero quizás una de las declaraciones más trascendentes es que un miembro del jurado comentó que él y otros más en su posición consideraban inocente al acusado pero lo condenaron por miedo a que sus vidas corrieran peligro.

Condimentado por teorías conspirativas, personajes despreciables y una narrativa adictiva, hay un una pregunta clave que no contesta Making a Murderer para evitar convertirse en la película whodunnit que todos quieren ver: ¿quién asesinó a Teresa Halbach?

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2802850/

Recordando el día número 20.000 de Nick Cave

Antes de comenzar con mis comentarios sobre esta película, debo aclarar que si no sos fan de Nick Cave o no te atrae el misticismo de este hombre, quizás 20,000 Days on Earth no sea de tu mayor interés. Para quienes sí lo conocemos (¡y somos fans!), significa más que una mirada documental de su vida: es una ventana hacia su lado más vulnerable, tanto desde el punto de vista personal como artístico; una de esas piezas que te ponen la piel de gallina.

Este “documental dramático” no está destinado a difundir la obra del australiano, ni hace foco en detalles jugosos de su vida privada (aunque decepciona que ni se mencione su relación con PJ Harvey…). A través de la narrativa única que caracteriza a Cave, la película desarrolla de manera ficticia lo que sería su día número 20.000 en la Tierra, en el que el artista nos invita a recorrer por los distintos rincones de sus pensamientos y sentimientos, y aprovecha para rememorar algunos de los momentos más significativos de su carrera.

20000-days-on-earth

20,000 Days on Earth oscila delicadamente entre la ficción y el documental. Así, más que un famoso a conocer, Nick Cave se convierte en un personaje a descubrir. En lo que parecería ser un día ordinario en su vida, se lo muestra en su rutina de esposo, padre y artista, destacando momentos de la creación del álbum que se encontraba produciendo en aquel momento: Push the Sky Away (2013), que funciona perfectamente como banda sonora del documental. Pero obviamente, y como no podría ser de otra forma tratándose de Cave, esta presentación de “un día en la vida de…” no es convencional, no es un especial a lo Oprah o Diane Sawyer. Quizás es el miedo por perder su memoria lo que lo motiva a exponerse de esta manera; una forma controlada de registrar sus vivencias y pensamientos para siempre.

Si bien 20,000 Days on Earth cuenta con una fotografía espectacular, en donde cada escena, plano y toma acompaña de manera poética lo que narra el músico, se nos presenta al personaje principal y secundarios de una manera muy espontánea. Por ejemplo, en las numerosas escenas en las que él maneja por Brighton, sentimos que estamos en el asiento del pasajero escuchando sus reflexiones.

nick-cave-20000-days

Uno de los momentos más magnéticos de la película es cuando el protagonista mantiene una típica sesión de psicoanálisis, en la que discute acerca de las raíces de algunos de sus pensamientos, comportamientos y principales inspiraciones. Si bien esta es una escena, la apertura del músico hacia las cuestiones más profundas de su vida se mantiene durante hora y media con nosotros, los espectadores. Como resultado, Nick Cave se expresa desde un punto de vista natural y vulnerable, pero nosotros lo recibimos como pura sabiduría. Aquí un ejemplo inspirador, que significó el motor de la redacción de este artículo:

To act on a bad idea is better than to not act at all. Because the worth of the idea never becomes apparent until you do it. Sometimes this idea can be the smallest thing in the world, a little flame that you hunch over and cup with your hand, and pray will not be extinguished by all the storm that howls about it. If you could hold onto that flame, great things can be constructed around it, that are massive and powerful and world changing, all held up by the tiniest of ideas.

Este punto de vista introspectivo se puede apreciar en el que quizás es el recurso más experimental del documental: las apariciones de importantes colaboradores de la carrera del músico (como la espectacular Kylie Minogue), pero desde un planteamiento espectral (o levemente esquizofrénico, si seguimos por la línea psicológica), como fantasmas del pasado que vuelven para cerrar asuntos pendientes con él.

nick-cave-kids

Quizás no te atraiga la figura de Nick Cave, ni su música, ni explorar esta forma original de presentar cinematográficamente la figura de un ícono, pero si sentís curiosidad por el problema del arte y su musa, esta es una oportunidad ideal para conocer el proceso de creación de uno de los artistas contemporáneos más míticos. La disciplina y exigencia de Cave ante una historia, un personaje, una idea, una canción o una melodía inspira, ya que no sentimos que estamos ante la presencia de un genio demostrando su sabiduría a lo Dalí, sino ante un hombre apasionado en busca de la revelación de la esencia del mundo que lo rodea:

In the end, I am not interested in that which I fully understand. The words I’ve written over the years are just a veneer. There are truths that lie beneath the surface of the words, truths that rise up without warning like the humps of a sea monster, and then disappear. What performance and song is to me is finding a way to tempt the monster to the surface. To create a space where the creature can break through what is real and what is known to us. This shimmering space, where imagination and reality intercept, this is where all love and tears and joy exist. And this is the place, this is where we live.

Veredicto: 9/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2920540/