Un poco de todo del 2016

Por ahora el 2016 viene flojito, pero aún queda muchísimo camino por recorrer ya que las películas más esperadas del año todavía no se han estrenado. Para ir saboreando el año les dejamos recomendaciones para 5 géneros distintos, ordenadas por el disfrute que le provocaron a esta humilde escritora.

DEPORTE

Eddie the Eagle (2016)

Eddie-the-Eagle-Movie-Poster-Taron-Egerton

Si viste una película de deporte, las viste todas. En general siempre tienen la misma estructura: un competidor novato e inesperado tratando de lograr alguna victoria contra toda expectativa, un período de entrenamiento con un entrenador malhumorado pero de buen corazón, alguna derrota que le genera dudas al protagonista y finalmente un momento en que brilla y les prueba a todos que podía hacerlo. ¿Varía acaso Eddie the Eagle de esta premisa? Por supuesto que no. En este caso, la película trata de la vida de Eddie Edwards, el primer saltador de esquí de Inglaterra en participar en los Juegos Olímpicos de invierno. Pero a pesar de que la estructura es la misma de siempre, la película se disfruta. Para empezar, cuenta con una brillante interpretación de Taron Egerton en el rol principal (un muchacho muy talentoso que se va para arriba como pedo de buzo y que capaz que ya conocen por Kingsman: The Secret Service, la cual también protagoniza) y un apoyo decente del siempre carismático Hugh Jackman como su entrenador malhumorado y “cómicamente” alcohólico. La película es súper cursi, pero SÚPER, tiene un estilo muy noventoso y al parecer el guión se toma muchísimas libertades con la historia real, pero yo puedo decir que aprendí que el salto de esquí es una demencia y Eddie es tan bizarro y adorable que le quise dar un abrazo durante toda la película. Ah, es posible que haya tenido un leve ataque de pánico durante alguno de los saltos (en especial hacia el final, ya van a ver).

Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1083452/

 

THRILLER

Money Monster (2016)

money-monster-movie-reviews-clooney-oconnell

Este thriller protagonizado por los BFFs de Hollywood George Clooney y Julia Roberts es una combinación pedorra de dos clásicos de Sydney Lumet y casualmente también dos de mis películas más favoritas de todos los tiempos: Dog Day Afternoon y NetworkPor supuesto que esta no les llega ni a los talones, pero imita la intensidad de una situación de rehenes y el circo mediático que rodea a la de Pacino y el ácido comentario social que plantea Network y en el proceso logra ser muy disfrutable y especialmente atrapante. En este caso se trata de un programa financiero (de ahí “Money Monster”) que durante la filmación en vivo de uno de sus programas (dirigidos por Julia Roberts y conducidos por Clooney) es invadido por un demente con un revolver y un chaleco lleno de explosivos que los obliga a transmitir en directo sus quejas y demandas. Resulta que este pibito humilde (Jack O’Connell) perdió un montón de dinero gracias a los consejos financieros del conductor del programa y le pareció prudente tomar al equipo de producción como rehén para no se sabe exactamente bien qué. El guión tiene varias instancias que son difíciles de creer, pero salvando esto es un thriller súper intenso y muy bien dirigido por Jodie Foster (seh), con varios momentos de humor y que inspira reflexión a pesar de que los intentos por “enviar un mensaje” son bastante superficiales. Funciona mejor desde el ángulo lumeteano mediático (un término que acabo de inventar) que desde el ángulo policial o el financiero, y a pesar de su tono altamente exagerado, el carisma de douche-bag de Clooney y el paso seguro y adrenalínico de Foster la salvan de las faltas del guión.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2241351/

 

DRAMA

Louder Than Bombs (2015)

louder-than-bombs-2-credit-_frenetic

Bueno, este es un drama propiamente dicho. Se trata de una familia lidiando con el dolor que dejó la muerte de la madre, una fotógrafa de guerra reconocida en todo el mundo, interpretada en flashbacks por la fabulosa Isabelle Huppert (quien parece que va a tener un buen año de reconocimiento internacional por otra película). En este mundo cruel quedaron su marido (Gabriel Byrne, a quien le queda muy bien el rol de padre), su hijo mayor (el odiado por muchos Jesse Eisenbeg) y su hijo adolescente (David Druid, en el cansado papel de adolescente incomprendido al que le aporta gran humanidad). La película es contemplativa y se toma su tiempo en mostrar como cada uno de los personajes está enfrentando la tragedia contraponiendo su presente con escenas del pasado cuando su madre todavía vivía. Sí, es triste, y para muchos va a ser familiar. El guión tiene momentos muy buenos que parecen revelaciones profundas de los personajes y de la naturaleza del dolor y la pérdida, pero en otros aspectos se amiga con el cliché y pierde puntos. También es un poco más melodramática de lo que me hubiera gustado, pero en definitiva está excelentemente actuada, es bienintencionada y presenta una diversidad de manifestaciones de la tristeza que sería difícil que no conecte en algún punto con cualquiera que la vea. Escrita y dirigida por el danés Joachim Trier, del que yo no había visto nada más pero sobre quien definitivamente vale la pena investigar más.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2217859/

 

COMEDIA

Neighbors 2: Sorority Rising (2016)

neighbors-2-sorority-rising-trailer-00
¿Es posta esto? ¿Una comedia grosera de Seth Rogen y Zac Efron que además es una secuela de una película de mierda? Sí, es re posta. La película agarra todo lo que odié de la primera y lo da vuelta con excelente sentido del humor. Todo lo que era ofensivo y misógino de Neighbors, la cual trataba de una fraternidad universitaria en guerra con una pareja vecina por “ruidos molestos”, acá se revierte y no solo porque ahora la fraternidad es una hermandad, sino porque no se presenta como un intento barato de subirse al carro de lo políticamente correcto de forma solemne; al contrario, tiene un sentido auto-crítico muy divertido y se burla de sí misma constantemente, demostrando que no es necesario perder la humanidad para hacer reír. Tiene muchas cosas graciosas, otras tantas que fallan y unos efectos especiales medio bizarros, pero hay una madurez interesante en sus personajes viejos (por un lado la pareja de padres interpretados por Seth Rogen y Rose Byrne y por otro Zac Efron perdido en el limbo post-universitario) que se alían contra un nuevo enemigo (las chicas de la hermandad lideradas por Chloë Grace Moretz). Las partes de esta nueva hermandad están bien pero son mucho más obvias en su progresismo y las chicas tienen una evidente lección por aprender, pero Rogen, Byrne, sus bizarros amigos y en especial Efron son lo máximo. En particular este último: hay algo tan gustable en la forma en que se construye al personaje y cómo lo interpreta, es un tipo que abusa de su atractivo para obtener lo que quiere pero que está tan perdido y solo que da ternura. También es genial ver otro tipo de padres en el cine: la dupla de Rogen y Byrne, pseudo hipsters progresistas fuma-porro, le dan una frescura al rol de padre que es muy bienvenida. Dicho esto, no es que estemos ante una revolución en la historia del cine, pero para ser una comedia asquerosita y encima una secuela, tiene muchísimo a su favor; me reí de principio a fin y qué cosa linda que es terminar de ver una comedia de estas sin quedar completamente asqueada con el tratamiento de la mujer.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4438848/


DOCUMENTAL

Weiner (2016)

WEINER

Empecemos con una confesión: yo soy una chica a la que le gusta la ficción. No suelo mirar muchos documentales pero cuando me topo con uno tan genial como Weiner, me replanteo completamente esta gran falta. ¿Por qué nos habría de interesar un documental sobre la campaña política de un ex-congressman yanqui que luego quiso ser el alcalde de Nueva York? Porque su historia y la historia del documental son fascinantes: el tipo, un demócrata sin pelos en la lengua (nunca utilicé esa expresión en mi vida), parecía tener el apoyo de muchos hasta que subió a Twitter una foto de su pito abultado en sus calzoncillos y se le fue todo a la mierda. A esto le siguió un escándalo de sexting y fue entonces que decidió renunciar a su puesto como congressman para años después lanzarse como candidato para ser alcalde; aquí es donde comienzan a seguirlo los documentalistas Josh Kriegman y Elyse Steinberg. El filme comienza con una excelente introducción de su carrera hasta el momento y nos da una idea de lo que podría haber sido si no hubiera sido por sus indiscreciones y por el destrozo que le hicieron los medios. Este documental se siente como ver un accidente de tránsito: es horrible pero no podés parar de mirarlo. Ciertamente es de lo más dinámico y entretenido que he visto en el género, y creo que me provocó tendinitis de la vergüenza ajena que experimenté viendo las metidas de pata del político del apellido desafortunado (para los que no saben, “weiner” en inglés se puede usar como “pito”). En realidad es increíble lo que va pasando y que justo lo estén siguiendo los documentalistas debe ser una de esas irónicas y deliciosas coincidencias de la vida. Pero no solo se destaca por ser gracioso de una forma trágica, los cineastas también tienen una clara empatía y simpatía tanto por su protagonista como por su igualmente (sino más) fascinante esposa Huma (a quien Hillary Clinton parece considerar su segunda hija). Los acercamientos de cámara a la enigmática figura de esta mujer son a menudo devastadores y es casi desesperante no poder meterse en su cabeza para saber en qué estaría pensando. Weiner, por otro lado, es un excelente sujeto de estudio: un tipo carismático a su manera, gracioso y que parecía realmente tener buenas ideas, pero es cagada tras cagada, te da ganas de hacerle la famosa pregunta “¿cuál es tu problema?” Pero quizás el gran protagonista de la historia sean los medios y el trato abusivo, desagradable e indignante que hicieron tanto de Weiner como de Huma. Además del COLOR que le dan los yanquis a algo tan insignificante como lo que en definitiva hace Weiner. En fin, es un excelente documental, más porque las situaciones en las que se involucra su sujeto son tan ridículas que por la capacidad de los cineastas; divertido, incómodo, absurdo, humano y que te deja con ganas de más.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt5278596/

Anuncios

Nadia Comăneci: o cómo el deporte también puede ser un arte

Esta es una de las únicas veces que me van a ver hablando de deportes, o quizás la única, pero es que la figura de Nadia Comăneci mueve algo en mí como si se tratara de un artista, y de hecho, viendo los videos de las rutinas que hacía Nadia en su época, es imposible negar que lo que ella hacía trascendía la gimnasia y el deporte, para convertirse en una obra de arte propiamente dicha.

Nadia es una ex-gimnasta que nació y se crió en la Rumania liderada por el dictador comunista Nicolae Ceaușescu, en un régimen brutal que duró 42 años y sometió a su población a muchísimas penas que no voy a trivializar en este posteo. Muchas veces le preguntaron sobre el durísimo régimen de entrenamiento que vivió durante esa época, entrenamiento que comenzó a los 6 años, pero ella siempre dijo que no le molestaba la exigencia, sino que le sirvió para llegar a donde está ahora. Nadia siempre reúsa ponerse en el lugar de una víctima.

012-gymnastics-theredlist-nadia-comaneci

Ahora un poco de números: ganó 5 medallas de oro olímpicas, 2 medallas de oro en campeonatos mundiales y 9 medallas de oro en campeonatos europeos. Pero su mayor logro fue obtener el puntaje de un 10 perfecto en los Juegos Olímpicos de Montreal de 1976. Esa fue la primera vez que se otorgaba un 10 perfecto en toda la historia de las Olimpiadas. Lo gracioso fue que debido a que no había registro histórico de ese puntaje, los tableros de puntos no podían computar un 10, así que le asignaron un 1.00 porque era la única forma que tenían de mostrar el 10. O sea, los tableros no estaban preparados para computar su perfección, ¿entienden? Y fueron SIETE 10 perfectos. Poco después, los tableros fueron actualizados para poder mostrar esta cifra.

Cuando batió este récord fenomenal tenía 14 años. Y su reacción al obtener un puntaje que haría historia fue una sutil sonrisa. Muchas personas criticaron su falta de entusiasmo al recibir el puntaje, pero en una época en que la represión era moneda corriente, esa sonrisa de victoria me conmueve al máximo.

Como muchos otros atletas lograron para sus respectivos países, Nadia puso a Rumania en el mapa. No imagino lo que debe haber sido para los rumanos reunirse en torno de esta legendaria figura. Eso también ayudó a que el régimen de Ceaușescu se diera a conocer a nivel más mundial. El dictador la nombró “héroe del trabajo socialista” tras su victoria en Montreal, pero después la mantuvo bajo una estricta vigilancia. En 1989, ya retirada de la gimnasia pero siempre involucrada en el deporte, Nadie escapó de Rumania. Dijo sobre esto: “Era una prisionera en mi propio país. Toda la población estaba en mi misma situación. Todos tenían la obligación de hacer algo para sobrevivir. Era como estar en un río donde la corriente nos arrastraba a todos juntos. No iba a venir un bote salvavidas. Estaba bajo vigilancia, pero estaba acostumbrada a eso. ¿Qué podía hacer? Nadie pensaba en una revolución todavía. A finales de noviembre de 1989, decidí abandonar el país. Durante la noche, a través de bosques y lagos congelados, logramos cruzar hacia Hungría y luego llegar a Austria. Si hubiera tenido un pasaporte, todo habría sido más fácil, pero no tenía. Parecen cosas simples pero es difícil de explicar. No tenía miedo; yo sabía que era la única forma que tenía para recuperar mi libertad. Fue un instinto que seguí y no me arrepiento. Creo que lo que hice fue lo correcto.” Poco después de esto, con la revolución rumana y el juicio y ejecución de Ceaușescu, Rumania comenzó el camino hacia una sociedad más justa, lo que permitiría a Nadia volver a su querido país.

Nadia Comaneci, of Romania, dismounts from the uneven parallel bars at the Olympic Games in Montreal

Hoy en día Nadia participa de un montón de caridades e instituciones filantrópicas, algunas de las cuales fundó ella misma. Es una heroína rumana, una mujer que está orgullosa de su país y que ha hecho mucho por sacarlo adelante. Es un producto del régimen comunista, pero haciéndole honor al significado de su nombre, es más que nada un símbolo de esperanza. Es la única persona en recibir la Orden Olímpica dos veces, además de ser la más joven en haberla obtenido. Comăneci será para siempre recordada como una de las mejores atletas del mundo, reconocida por su innovación y originalidad, así como por su compostura estoica durante las competencias. Pero además, y todavía más importante, será para siempre una figura que te inspira a más, mucho más.

“No le escapo a un desafío por miedo. Al contrario, corro hacia él, porque la única forma de escaparle al miedo es pasarle por arriba.”