MONFIC 2016: Loving

 

Esta es la quinta película del guionista y director americano Jeff Nichols (de quien hablamos acá) y resulta ser su producción más madura y coherente. Es un director que me gusta mucho a pesar de que hasta ahora ha tendido a quedar en potencialmente bueno más que en verdaderamente bueno, pero con Loving se ha pasado oficialmente al segundo bando. La película retrata la historia real de una pareja interracial que es sentenciada a prisión en el estado de Virginia en el año 1958 porque no se permitía el casamiento entre personas de razas diferentes. Pero la pareja apropiadamente apellidada Loving comenzaría un juicio que terminaría por acabar con esta prohibición por declararse inconstitucional y que eventualmente marcaría el precedente para declarar la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo como inconstitucional hace apenas unos años.

loving3_h_2016

Pero bueno, basta de historia y política, en especial digo basta porque la película no es una biopic tradicional, no se aprovecha de su importancia histórica para dramatizar en extremo ni pone de foco el arduo proceso judicial que debió atravesar esta pareja para vivir en paz. Al contrario, el director Nichols opta por una mirada muchísimo más íntima y humana de la historia, creando en consecuencia una película tan delicada y sutil que te lleva un tiempito asentarte con su ritmo. Todo en esta película parece estar contenido: desde el guión que parece posarse como una pluma por aquí y por allá con una suavidad que no por ello es superficial, pasando por la banda sonora que busca pasar mayoritariamente desapercibida y solo se permite un crescendo en los momentos justos, hasta la íntima y cálida fotografía que no hace alardes y culminando en las actuaciones de los dos protagonistas, discretas, sencillas y sutiles en extremo. Todos estos elementos construyen una película que en teoría sería una favorita para los Oscar, pero que por la forma en que está ejecutada probablemente no tenga demasiada tracción.

Admito que por momentos deseé que Nichols se dejara llevar, deseé incluso ser manipulada emocionalmente, deseé ver a Mildred Loving llorando desconsolada, deseé ver a Richard Loving quebrándose ante las presiones de los medios, deseé que la música se inflara y la cámara me arrastrara por un pasaje desolador o me insertara en medio de un estallido de felicidad, pero poco a poco esos deseos fueron desapareciendo, poco a poco me dejé conquistar por el estilo íntimo y tranquilo del director y es hermoso porque cuando ya estás ahí dentro comenzás a apreciar las sutilezas con otros ojos y las emociones comienzan a fluir de un lugar más interno, más profundo y emocionante. Dicho esto, y quizás parezca sorprendente por todo lo que vengo describiendo, la película tampoco peca de solemnidad extrema. De hecho hay varios momentos de humor que están muy bien integrados, la presencia del comediante Nick Kroll es quizás la más extraña y también por supuesto, como en todas las películas de Nichols, contamos con la aparición del capo de capos Michael Shannon, esta vez en un papel cortísimo pero muy lindo.

L_03449.jpg

En conclusión, a pesar de que Loving es basada en hechos reales y en una historia “importante” para la historia de los Estados Unidos, le escapa a todas las faltas que nos tienen aburridos y cansados de las biopics típicas. El guión de Nichols es respetuoso y lleno de humanidad, a veces quizás un poco demasiado asustadizo y sutil, pero su dirección es segura y cuenta con dos interpretaciones centrales excelentes, que le dan una muy buena cohesión al estilo que pretendía lograr. Edgerton está muy bien como el tipo sencillo y taciturno pero que evidentemente ama a su mujer por sobre todas las cosas, pero es Ruth Negga quien se destaca por sobre el resto. No es un papel ostentoso en absoluto, pero Negga habita su personaje con una seguridad tan calma, con una humanidad tan conmovedora, con una honestidad tan desgarradora que logró arrancarme lágrimas con su silencio. Una vez que renunciás a esperar lo que te dan todas las películas de Hollywood, una vez que aceptás que el clímax emocional que esperás no va a suceder, Loving se convierte en una experiencia íntima y hermosa que nos recompensa con un final sutil como el resto de la película, pero que ahora que ya estábamos preparados resulta completamente conmovedor.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4669986/

Anuncios

Un poco de todo del 2016

Por ahora el 2016 viene flojito, pero aún queda muchísimo camino por recorrer ya que las películas más esperadas del año todavía no se han estrenado. Para ir saboreando el año les dejamos recomendaciones para 5 géneros distintos, ordenadas por el disfrute que le provocaron a esta humilde escritora.

DEPORTE

Eddie the Eagle (2016)

Eddie-the-Eagle-Movie-Poster-Taron-Egerton

Si viste una película de deporte, las viste todas. En general siempre tienen la misma estructura: un competidor novato e inesperado tratando de lograr alguna victoria contra toda expectativa, un período de entrenamiento con un entrenador malhumorado pero de buen corazón, alguna derrota que le genera dudas al protagonista y finalmente un momento en que brilla y les prueba a todos que podía hacerlo. ¿Varía acaso Eddie the Eagle de esta premisa? Por supuesto que no. En este caso, la película trata de la vida de Eddie Edwards, el primer saltador de esquí de Inglaterra en participar en los Juegos Olímpicos de invierno. Pero a pesar de que la estructura es la misma de siempre, la película se disfruta. Para empezar, cuenta con una brillante interpretación de Taron Egerton en el rol principal (un muchacho muy talentoso que se va para arriba como pedo de buzo y que capaz que ya conocen por Kingsman: The Secret Service, la cual también protagoniza) y un apoyo decente del siempre carismático Hugh Jackman como su entrenador malhumorado y “cómicamente” alcohólico. La película es súper cursi, pero SÚPER, tiene un estilo muy noventoso y al parecer el guión se toma muchísimas libertades con la historia real, pero yo puedo decir que aprendí que el salto de esquí es una demencia y Eddie es tan bizarro y adorable que le quise dar un abrazo durante toda la película. Ah, es posible que haya tenido un leve ataque de pánico durante alguno de los saltos (en especial hacia el final, ya van a ver).

Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1083452/

 

THRILLER

Money Monster (2016)

money-monster-movie-reviews-clooney-oconnell

Este thriller protagonizado por los BFFs de Hollywood George Clooney y Julia Roberts es una combinación pedorra de dos clásicos de Sydney Lumet y casualmente también dos de mis películas más favoritas de todos los tiempos: Dog Day Afternoon y NetworkPor supuesto que esta no les llega ni a los talones, pero imita la intensidad de una situación de rehenes y el circo mediático que rodea a la de Pacino y el ácido comentario social que plantea Network y en el proceso logra ser muy disfrutable y especialmente atrapante. En este caso se trata de un programa financiero (de ahí “Money Monster”) que durante la filmación en vivo de uno de sus programas (dirigidos por Julia Roberts y conducidos por Clooney) es invadido por un demente con un revolver y un chaleco lleno de explosivos que los obliga a transmitir en directo sus quejas y demandas. Resulta que este pibito humilde (Jack O’Connell) perdió un montón de dinero gracias a los consejos financieros del conductor del programa y le pareció prudente tomar al equipo de producción como rehén para no se sabe exactamente bien qué. El guión tiene varias instancias que son difíciles de creer, pero salvando esto es un thriller súper intenso y muy bien dirigido por Jodie Foster (seh), con varios momentos de humor y que inspira reflexión a pesar de que los intentos por “enviar un mensaje” son bastante superficiales. Funciona mejor desde el ángulo lumeteano mediático (un término que acabo de inventar) que desde el ángulo policial o el financiero, y a pesar de su tono altamente exagerado, el carisma de douche-bag de Clooney y el paso seguro y adrenalínico de Foster la salvan de las faltas del guión.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2241351/

 

DRAMA

Louder Than Bombs (2015)

louder-than-bombs-2-credit-_frenetic

Bueno, este es un drama propiamente dicho. Se trata de una familia lidiando con el dolor que dejó la muerte de la madre, una fotógrafa de guerra reconocida en todo el mundo, interpretada en flashbacks por la fabulosa Isabelle Huppert (quien parece que va a tener un buen año de reconocimiento internacional por otra película). En este mundo cruel quedaron su marido (Gabriel Byrne, a quien le queda muy bien el rol de padre), su hijo mayor (el odiado por muchos Jesse Eisenbeg) y su hijo adolescente (David Druid, en el cansado papel de adolescente incomprendido al que le aporta gran humanidad). La película es contemplativa y se toma su tiempo en mostrar como cada uno de los personajes está enfrentando la tragedia contraponiendo su presente con escenas del pasado cuando su madre todavía vivía. Sí, es triste, y para muchos va a ser familiar. El guión tiene momentos muy buenos que parecen revelaciones profundas de los personajes y de la naturaleza del dolor y la pérdida, pero en otros aspectos se amiga con el cliché y pierde puntos. También es un poco más melodramática de lo que me hubiera gustado, pero en definitiva está excelentemente actuada, es bienintencionada y presenta una diversidad de manifestaciones de la tristeza que sería difícil que no conecte en algún punto con cualquiera que la vea. Escrita y dirigida por el danés Joachim Trier, del que yo no había visto nada más pero sobre quien definitivamente vale la pena investigar más.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2217859/

 

COMEDIA

Neighbors 2: Sorority Rising (2016)

neighbors-2-sorority-rising-trailer-00
¿Es posta esto? ¿Una comedia grosera de Seth Rogen y Zac Efron que además es una secuela de una película de mierda? Sí, es re posta. La película agarra todo lo que odié de la primera y lo da vuelta con excelente sentido del humor. Todo lo que era ofensivo y misógino de Neighbors, la cual trataba de una fraternidad universitaria en guerra con una pareja vecina por “ruidos molestos”, acá se revierte y no solo porque ahora la fraternidad es una hermandad, sino porque no se presenta como un intento barato de subirse al carro de lo políticamente correcto de forma solemne; al contrario, tiene un sentido auto-crítico muy divertido y se burla de sí misma constantemente, demostrando que no es necesario perder la humanidad para hacer reír. Tiene muchas cosas graciosas, otras tantas que fallan y unos efectos especiales medio bizarros, pero hay una madurez interesante en sus personajes viejos (por un lado la pareja de padres interpretados por Seth Rogen y Rose Byrne y por otro Zac Efron perdido en el limbo post-universitario) que se alían contra un nuevo enemigo (las chicas de la hermandad lideradas por Chloë Grace Moretz). Las partes de esta nueva hermandad están bien pero son mucho más obvias en su progresismo y las chicas tienen una evidente lección por aprender, pero Rogen, Byrne, sus bizarros amigos y en especial Efron son lo máximo. En particular este último: hay algo tan gustable en la forma en que se construye al personaje y cómo lo interpreta, es un tipo que abusa de su atractivo para obtener lo que quiere pero que está tan perdido y solo que da ternura. También es genial ver otro tipo de padres en el cine: la dupla de Rogen y Byrne, pseudo hipsters progresistas fuma-porro, le dan una frescura al rol de padre que es muy bienvenida. Dicho esto, no es que estemos ante una revolución en la historia del cine, pero para ser una comedia asquerosita y encima una secuela, tiene muchísimo a su favor; me reí de principio a fin y qué cosa linda que es terminar de ver una comedia de estas sin quedar completamente asqueada con el tratamiento de la mujer.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4438848/


DOCUMENTAL

Weiner (2016)

WEINER

Empecemos con una confesión: yo soy una chica a la que le gusta la ficción. No suelo mirar muchos documentales pero cuando me topo con uno tan genial como Weiner, me replanteo completamente esta gran falta. ¿Por qué nos habría de interesar un documental sobre la campaña política de un ex-congressman yanqui que luego quiso ser el alcalde de Nueva York? Porque su historia y la historia del documental son fascinantes: el tipo, un demócrata sin pelos en la lengua (nunca utilicé esa expresión en mi vida), parecía tener el apoyo de muchos hasta que subió a Twitter una foto de su pito abultado en sus calzoncillos y se le fue todo a la mierda. A esto le siguió un escándalo de sexting y fue entonces que decidió renunciar a su puesto como congressman para años después lanzarse como candidato para ser alcalde; aquí es donde comienzan a seguirlo los documentalistas Josh Kriegman y Elyse Steinberg. El filme comienza con una excelente introducción de su carrera hasta el momento y nos da una idea de lo que podría haber sido si no hubiera sido por sus indiscreciones y por el destrozo que le hicieron los medios. Este documental se siente como ver un accidente de tránsito: es horrible pero no podés parar de mirarlo. Ciertamente es de lo más dinámico y entretenido que he visto en el género, y creo que me provocó tendinitis de la vergüenza ajena que experimenté viendo las metidas de pata del político del apellido desafortunado (para los que no saben, “weiner” en inglés se puede usar como “pito”). En realidad es increíble lo que va pasando y que justo lo estén siguiendo los documentalistas debe ser una de esas irónicas y deliciosas coincidencias de la vida. Pero no solo se destaca por ser gracioso de una forma trágica, los cineastas también tienen una clara empatía y simpatía tanto por su protagonista como por su igualmente (sino más) fascinante esposa Huma (a quien Hillary Clinton parece considerar su segunda hija). Los acercamientos de cámara a la enigmática figura de esta mujer son a menudo devastadores y es casi desesperante no poder meterse en su cabeza para saber en qué estaría pensando. Weiner, por otro lado, es un excelente sujeto de estudio: un tipo carismático a su manera, gracioso y que parecía realmente tener buenas ideas, pero es cagada tras cagada, te da ganas de hacerle la famosa pregunta “¿cuál es tu problema?” Pero quizás el gran protagonista de la historia sean los medios y el trato abusivo, desagradable e indignante que hicieron tanto de Weiner como de Huma. Además del COLOR que le dan los yanquis a algo tan insignificante como lo que en definitiva hace Weiner. En fin, es un excelente documental, más porque las situaciones en las que se involucra su sujeto son tan ridículas que por la capacidad de los cineastas; divertido, incómodo, absurdo, humano y que te deja con ganas de más.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt5278596/

Joy (2015)

Como viene sucediendo cada dos años en esta época, David O. Russell estrenó una nueva película protagonizada por su musa, Jennifer Lawrence. Sus anteriores proyectos con la actriz fueron Silver Linings Playbook y American Hustle, ninguna de ellas una obra maestra pero sí vehículos para que la actriz pudiera encantar a los críticos y al público. Con Joy, sin embargo, parecería notarse el desgaste del dúo.

Joy es la biopic de Joy Mangano, una inventora, emprendedora y empresaria americana que se hizo famosa a principios de los noventas por los artefactos domésticos que creó, que vendía ella misma en un canal de compras por televisión. En poco tiempo, se convirtió en un ícono para las amas de casa americanas, así como una personalidad de la televisión por compras. Lo que hace el film es mostrar un sintético pantallazo de sus inicios, cuando vivía una vida ordinaria repleta de obstáculos, causados en gran parte por su disfuncional familia.

Empiezo mis comentarios admitiendo que no soy fan de David O. Russell, con sus personajes excéntricos, dinámicas intensas y dramas desarrollados en comedia. Además, me está cansando ver las mismas caras de siempre, como la de Jennifer Lawrence, Robert De Niro y Bradley Cooper. Pero si hay algo que hace bien es crear personajes para Lawrence. En Joy, ella nos muestra la actuación más “domada” de sus colaboraciones con el director (la primera vez que interpreta a una persona que está bien mentalmente), pero en la que exhibe con profundidad su increíble talento. Su papel es el de una mujer luchadora, que busca sobrevivir sin perder de vista sus sueños; un rol bastante maduro para sus 25 años.

joy-DF-04076_R2_rgb

Aparte de ser la única actuación destacable, Lawrence es la única razón por la que vale la pena ver Joy. Aunque, para ser justas, también podemos mencionar la participación de Isabella Rossellini, con su interpretación de una seria mujer de negocios, la oposición del personaje principal. También contamos con una actuación trillada del ya desvalorizado De Niro, y al mega secundario Bradley Cooper, que es considerado uno de los protagonistas, ¡a pesar de aparecer en solo un par de escenas!

Pero esto no es culpa de los actores sino del guión, que se asemeja más al de una telenovela latina: todos gritan lo que están pensando y sintiendo, incluso esas cosas tan básicas que ni racionalizamos. Pero todo sea para dramatizar la acción, o mejor dicho, melodramatizar la vida de Joy, que se reduce a giros de la historia que no dan respiro. Como resultado, solo presenciamos momentos de tensión, nada de desarrollo, lo que termina forzando las situaciones y caricaturizando a los personajes. Sumado a esto, el film está narrado por la voz en off de la abuela de Joy, que además de darle un tono similar al de una mala película de Disney, no aporta nada al explicar todo desde el punto de vista de su personaje irrelevante. En definitiva, un guión que quiere transmitir cierta magia pero termina regalando un caos de estilos.

Justo cuando sentimos que la trama está tomando un camino interesante, nos vuelve a decepcionar con un desenlace que se resuelve a las apuradas, un simple repaso de lo que terminó siendo la vida de la protagonista. Esto no solo perjudica a Lawrence, que logra su mejor performance hacia el final (cuando Joy se convierte en la badass que estábamos esperando), sino que tampoco le hace justicia a Joy Mangano ni a las mujeres luchadoras y exitosas. Mostrar los obstáculos y sufrimientos del personaje no basta para inspirarnos; también necesitamos regodearnos con lo que logró. Más cuando al comienzo del film se aclara: Inspired by true stories of daring women. One in particular.

joygallery2

No ayuda a esta sensación de agobio que la fotografía tenga el mismo tratamiento que otras películas del director (como American Hustle, del mismo cinematógrafo Linus Sandgren), con esa oposición frialdad/calidez resuelta en una luz cálida artificial y fría natural, que deprime más que las injusticias que sufre Joy. Varias de las escenas nos transmiten esa sensación de desolación con paisajes nevados suburbanos y la calidez artificial de un hogar turbio, con una luz que nos recuerda a estados febriles. Por su parte, la selección de banda sonora es extraña. Solo tenemos que hacer referencia a una escena en la que parece escucharse una canción al estilo bolero…

Pero lo que más desorienta de Joy es la elección de Jennifer Lawrence para interpretar a una madre de treinta y tantos años. Esto puede resultar confuso para quien no tiene noción de la edad real de Joy Mangano cuando sucedió todo. Nunca se nos da pistas, ni siquiera envejeciéndola mínimamente con maquillaje porque, ¿para qué arruinar su belleza natural? Por suerte no somos las únicas en darnos cuenta:

Apoyo esta búsqueda de David O. Russell de seguir creando personajes para Jennifer Lawrence, pero para la próxima le pedimos uno más acorde a su edad y que, antes de cumplir con su regla de un estreno cada dos años, se tome un tiempito más de preproducción.

Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2446980/

 

2 biopics = 2 actores nominados al Oscar

Steve Jobs (2015)

Film Review Steve Jobs

¿Era necesaria otra película de Steve Jobs? Corrección: ¿era necesaria una película de Steve Jobs? Podemos decir lo que queramos, pero era obvio que Hollywood no iba a perder la oportunidad de “inmortalizar” a una figura como Steve en el mundo del cine. La primera de Ashton Kutcher parece haber salido un poco a las apuradas (sí, estoy hablando un poco sin saber porque no la vi ni la pienso ver, banquen), pero esta última fue escrita por el célebre Aaron Sorkin (el hombre detrás de The West Wing y las recientes The Social Network Moneyball) y dirigida por Danny Boyle (el ecléctico director responsable por TrainspottingSlumdog Millionaire). Además, cuenta con un elenco con dos de mis actores favoritos trabajando en este momento: Michael Fassbender en el rol de Jobs y Kate Winslet como su encargada de marketing, asistente personal y mejor amiga Joanna Hoffman. En fin, vamos a lo que importa: ¿está buena? La verdad es que para ser una biopic hollywoodense está bastante bien. El guión de Sorkin no es el típico del género, sino que está dividido en tres actos: cada uno gira en torno al lanzamiento de un producto dirigido por Jobs: el primero, en 1984, es con la Macintosh; luego pasamos a 1988 cuando Jobs había dejado Apple y lanzó NeXT y finalmente a 1998 cuando Jobs volvió como CEO a Apple y lanzaron la iMac. Al principio esta estructura puede parecer rara, además se termina antes de la llegada del iPhone. Algunos más expertos en la vida de Steve Jobs se sentirán estafados o creerán que se dejó mucho afuera, pero creo que cinematográficamente la película funciona. En cada uno de estos momentos, el director se toma su tiempo explorando las relaciones de Jobs con sus colegas (Wozniak -el co-fundador de Apple-, por ejemplo, tiene una fuerte presencia durante toda la película) e incluso logra adentrarse un poco en su vida personal. Ocurre que para el comienzo de la película, Jobs aún no reconocía a su hija como tal, y, teniendo en cuenta lo limitante del recurso de los tres actos del guión, esta relación va tomando forma de manera muy orgánica alcanzando cierta profundidad que por momentos llega a conmover. Es una película de mucho diálogo y poca acción, el estudio de un personaje que es difícil de querer, uno de esos visionarios que están tan cerrados a lo que ven en su cabeza que no pueden evitar chocar contra todo el mundo; un hombre egocéntrico, grosero y frío. Es la historia de Jobs y su caos, pero mientras su caos interno aún permanece en el imaginario, el caos que creó en el mundo que lo rodea es ampliamente notorio. Será Jobs o será la fascinante interpretación de Fassbender, porque el tipo nunca deja de ser absolutamente magnético. Hay algo muy compuesto, muy tranquilo en su carácter físico que contrasta de una manera muy interesante con su pasión. En conclusión, es una película bien escrita, que cubre un gran período de años pero pasa volando, muy Sorkin (lo cual tiene sus pros -la agilidad de sus diálogos, el interesante approach detrás de escenas de la película- y sus contras -la exageración y el sobre-dramatismo-), dirigida correctamente por Boyle y encarada a la perfección por Fassbender.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2080374/

 

Trumbo (2015)

trumbo

Lo primero que te encanta de Trumbo, aparte de ver al gran Bryan Cranston en un papel merecedor de su talento, es la cantidad de personalidades del antiguo Hollywood que aparecen pavoneándose por ahí (¡John Wayne!). Si te interesa el cine clásico, esta película es para vos; después de todo, se trata de uno de los guionistas más prolíficos e importantes de la época: Dalton Trumbo. Trumbo escribió los guiones de películas como Espartaco Papillon, pero el interés por este personaje va mucho más lejos que esto. Y esto es porque Trumbo fue uno de los Diez de Hollywood, un grupo de personas de la industria del cine que fueron incluidos en la lista negra de Hollywood en la oscurísima época del Macarthismo. En fin, la película es lo que uno espera de una típica biopic. Creo que hacen un buen estudio del personaje de Dalton y también logran una interesante visión de lo que era la época, aunque lamentablemente se mantienen bastante cerca de la superficie. Denuncian las atrocidades e injusticias cometidas por los fanáticos de derecha sin llegar a convertirse en una película pro-comunismo; es un balance responsable de los hechos y que no cede a las pasiones de sus protagonistas, pero que no aporta mucho más que el material anecdótico. A pesar de lidiar con temas bastante trágicos, la película no te obliga a recurrir a los antidepresivos. Al contrario, hay bastante humor -a veces admito que rechina un poco con el tono general de la película- y hasta tenés a Louis C.K. como uno de los amigos (ficcionalizados) de Trumbo. Cranston está brillante como el protagonista, se convierte completamente en el excéntrico escritor y domina tanto los momentos dramáticos como los cómicos, en particular me sorprendió su comic timing, le da una vida riquísima a las frases más ácidas del guión de McNamara. Del resto no hay mucho que destacar, la película pierde un poco de empuje en la segunda mitad y no sorprende demasiado en ningún aspecto, salvando la excelente actuación de Cranston. Así que, en conclusión, en este caso debemos decir que la Academia hizo bien en reconocer al actor y nada más.

Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3203606/

 

The Danish Girl (2015)

34-Danish-Girl

The Danish Girl está inspirada en la vida de los artistas daneses Lili Elbe y Gerda Wegener: en particular se centra en la transición de Einar Wegener a Lili Elbe. Lili fue la primera mujer transexual en someterse a una cirugía de reasignación de sexo.

Es una lástima ponerse a pensar en todo lo que podría haber sido una película y no lo fue. Es, también, injusto compararla con las expectativas que teníamos en nuestra cabeza. Pero con una película como The Danish Girl, una película que algunos anticipaban catalogar como “importante”, una película que se creía iba a ser pionera, una buena representante de las primeras historias trans en Hollywood (aunque ciertamente no LA primera), resistirse a las fantasías de lo imaginado era imposible. Pero lamentablemente, lo imaginado nunca llegó a concretarse. Los creadores no le pusieron suficiente empeño, se contentaron con hacerla cumplir y con asemejarla lo más posible a cualquier otra biopic de las que abundan en Hollywood en esta época, todas pensadas, creadas y promocionadas para ser el vehículo a un Oscar.

¿Acaso quiero decir con esto que la película de Tom Hooper (El discurso del Rey, Los miserables) es mala? No, no llega a tanto. Es decente. Como puede esperarse de una producción de este tipo, la fotografía nos muestra hermosas vistas y el vestuario y arte son de la mejor calidad. Pero la película es básicamente eso, alguna cosa linda para ver. Así de superficial se lidia con la transición de Einar a Lili. Nunca sabemos qué significa ser mujer para Einar, más allá de los vestidos, la peluca y el flirteo con algún hombre. No tenemos ningún insight de lo que está sintiendo. El guión, en este sentido, decepciona muchísimo al actor. Se nota que intenta y es un tipo talentoso, pero su actuación muchas veces se ve reducida a rápidos parpadeos, sonrisas tímidas y una voz suave. El diálogo es por momentos condescendiente y por otros demasiado simple, y es siempre aburrido. Pero esperen, ¡no es todo tan horrible! Afortunadamente, Alicia Vikander no iba a permitir que el insatisfactorio material interfiriera con su actuación. En el papel de Gerda, la esposa de Einar, brilla con una vivacidad y dinamismo que eleva al guión hasta en sus peores momentos. No queda dudas de que le roba el protagonismo a Redmayne y que sería una excelente merecedora del premio a Mejor Actriz de Reparto (a pesar de que su papel es en realidad protagónico y merecía estar entre las mejores actrices principales).

En conclusión, es una película que tiene poco de atrapante. La visión estética y la linda banda sonora de Desplat son el decorado de un filme que no tiene sustancia. No la tiene ni a nivel de guión pero tampoco en como Hooper decide hacerla. Se mantiene desapegado de principio a fin, pasando la cámara de escena deprimente a escena deprimente, confinándonos a presenciar gente que parece estar sufriendo pero bloqueándonos de sentir cualquier tipo de empatía por ellos. Hooper parece no entender lo que está filmando, así como Redmayne también lucha por encontrarle una humanidad a Lili. Es artificio puro. Pero está Vikander y por ella sola hasta vale la pena y le subo algún punto más del que merece.

Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt0810819/

Dos películas que llevan la sicología a nuevos extremos

Experimenter (2015)

experimenter-sarsgaard
Experimenter 
es una película difícil de criticar porque tiene todo para ganar y lamentablemente termina siendo bastante chata. Igual no nos apresuremos a descartarla, porque tiene cosas interesantes. Se trata del sicólogo social Stanley Milgram, un estadounidense que se destacó por sus experimentos sociales que comenzó en los sesentas, en especial por un experimento que hizo en la universidad de Yale que toma a la obediencia como tema de estudio. La película es narrada por su protagonista en una voz monótona y en un tono apático, rompiendo la cuarta pared a todo momento e incorporando elementos visuales bizarros como símbolos o metáforas de lo que está sucediendo. Es una narración bastante parecida a la de House of Cards, en la que el narrador a veces nos cuenta algo mientras que en segundo plano se está desarrollando algún momento de su vida.

Tomando este recurso bastante inusual para las películas biografías (que se suelen destacar por ser bastante rígidas en su estructura) y teniendo en cuenta la temática fascinante con la que trata, cuesta creer que pasada la media hora inicial de encanto, la película pierde mucho impulso. Nos introduce de inmediato en el mundo del experimento de la obediencia, un experimento inspirado por los hechos del Holocausto y la eterna pregunta de por qué tantas personas fueron capaces de cometer tales atrocidades. En su experimento, Milgram pone a sus sujetos en una posición de poder infligir dolor a otros pero a su vez los coloca bajo la autoridad de un “investigador” que los incita -no obliga- a cumplir con su deber. El experimento busca discernir el grado de culpabilidad que tenemos cuando estamos bajo la impresión de estar siguiendo órdenes y hasta qué punto podemos traicionar nuestra conciencia moral para someternos a la voluntad de una figura autoritaria. Nadie puede negar que esto es en extremo interesante. Sí, y la película nos muestra este y otros experimentos (como el que se relaciona con el concepto de seis grados de separación), pero nunca logra crear momentum ni alcanzar un clímax a nivel dramático. No me termina de convencer Peter Sarsgaard -el hombre con la mirada más lasciva de todo Hollywood- en el papel de Milgram, pero me hizo muy feliz ver a Winona Ryder interpretando a la esposa.

Para los que ya están bastante familiarizados con Stanley y sus experimentos, quizás esta película no tenga demasiado que aportar. Pero siendo asquerosamente idealista, me gustaría pensar que esta película sirve como exposición a un experimento que realmente nos informa muchísimo sobre nuestras motivaciones y formas de actuar y: ¿acaso no es cierto que si estamos un poco más conscientes de lo que nos está sucediendo capaz que tenemos un poquito más de chance de controlarlo? No lo sé, pero me gusta creer que sí.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3726704/

The One I Love (2014)

the-one-i-love-elisabeth-moss-mike-duplass

Admito que el género de la comedia romántica es, sin lugar a dudas, uno de los que menos me gustan. En general, todas son un cliché atrás de otro, y aunque yo no soy de esas que esperan encontrar algo verdaderamente novedoso en todo lo que consumen, sí pretendo que si me vas a contar la misma historia de siempre, lo hagas con una buena dosis de sustancia. Pero The One I Love hace más que tener una buena dosis de sustancia, la película tiene una trama muy diferente a todo lo que se suele hacer en el género. Así que, reformulando, no soy nada fan de las comedias románticas, a menos que tengan un toquecito de ciencia ficción.

Debido a la peculiaridad de esta película, voy a omitir entrar en detalles sobre la trama, porque se disfruta muchísimo más sabiendo poco de ella. Basta con decir que la película se centra en una pareja compuesta por Ethan (Mark Duplass) y Sophie (Elisabeth Moss) quienes están yendo a terapia de pareja porque están teniendo algunos problemas. Al inicio de la película su terapeuta les recomienda ir a un retiro en una casa en las afueras de la ciudad y ellos van dispuestos a cualquier cosa para arreglar su relación. Pero el desafío con el que se van a encontrar en la casa es completamente inesperado, pero absolutamente terapéutico, ya que los conduce a preguntarse cosas que son fundamentales para evaluar dónde están cómo pareja, cosas como la forma en que fueron cambiando desde el momento en que se conocieron hasta el presente y otras temáticas que se sienten totalmente auténticas y sinceras.

Cosas que me encantaron: me cayó muy bien Mark Duplass, creo que tiene un sentido del humor inteligente y muy divertido; amé ver a Elisabeth Moss tan distanciada de su personaje de Mad Men, logrando una actuación fascinante, en la que podemos descubrir distintas sutilezas interactuando entre sí de maneras hermosas; otra gran ventaja que tiene es la manera en que el director juega con la comedia, el drama y la fantasía tan armoniosamente, sin jamás perderse en ninguno de los tonos que maneja. Una contra es que los elementos de ciencia ficción, si bien disparan los desarrollos dramáticos que hacen a la película, son manejados torpemente y permanecen en un punto medio incómodo entre coherentemente explicados e intrigantemente obtusos. Pero el balance de la película es más que positivo y no solo se disfruta enormemente sino que además es una de esas películas que se prestan para discutir bastante. Así que si la ves y tenés algo que decir, ¡no te quedes callado!

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2756032/