Fantastic Beasts and Where to Find Them (2016)

Vamos a empezar con una nota personal: el mundo de Harry Potter fue re importante en mi vida. Creo que empecé a leer los libros cuando recién había salido el tercero y a partir de ese momento cada lanzamiento de un nuevo tomo era básicamente mi momento más esperado del año. Recuerdo haberme devorado los libros más gruesos sin interrupciones, leyendo mientras comía, caminaba y hacía otras cosas terminadas en -aba. Luego me agarré la costumbre de releer todos los anteriores antes de que saliera el último, así que algunos los llegué a leer más de diez veces, alternando entre inglés y español, ¿porque por qué no, no? Luego con el advenimiento de las películas era de esas que criticaba todos los cambios y me quejaba de las cosas que no incluían que me parecían re importantes y más tarde, con las últimas de la saga, ya no recordaba tanto el detalle del libro y las disfrutaba como una oportunidad para revivir ese fantástico mundo creado por J.K. Rowling. A lo que voy es que si vos sacás una de las películas de Harry Potter y la analizás fuera de su contexto, sí, la verdad es que la mayoría no son súper, pero no funcionan así, son parte de un imaginario que acompañó a toda una generación de jóvenes y el valor emocional que tienen para cada uno de nosotros trasciende a cosas como que Emma Watson era un queso actuando o que la dirección de Yates en las últimas se puso un poco solemne en exceso.

maxresdefault

Animales fantásticos… entonces busca crear otra de estas sagas que sirvan la doble función de evocar esos sentimientos nostálgicos en las generaciones Pottereanas mientras crea una nueva base de fans en los jóvenes de ahora. Por ahora no me consta que este grupo de nuevos personajes logre crear el impacto de Harry, Ron y Hermione, pero desde mi punto de vista decididamente parcial, debo admitir que la idea de tener más chances de explorar el mundo de la magia de Rowling me entusiasmó bastante. Realmente hay que agradecerle a J.K. porque quién hubiera dicho que nosotros los fans de los libros íbamos a tener una oportunidad de ver películas sobre este mundo sin saber lo que iba a pasar de antemano. Dicho esto, el debut de Rowling como guionista (las otras películas eran adaptaciones de sus libros mientras que esta la escribió ella directamente para la pantalla) deja algunas cosas que desear. Si bien el título de la película remite a los animales fantásticos y la trama aparentemente gira en torno a Newt Scamander, un escritor especializado en animales mágicos y sus aventuras en Nueva York, las criaturas, aunque generalmente fascinantes, resultan un tanto secundarias. Sí, la película tiene algunas escenas medio Pokémon Go de captura de animales y toda la cosa, pero en realidad Animales fantásticos… se siente como una preparación para lo que se vendrá en las secuelas, con un villano para reemplazar a Voldemort que hace su primera aparición en un mini cameo que no voy a revelar por si no lo saben.

Scamander, interpretado por el afectadísimo Eddie Redmayne, es un personaje que a mi juicio funcionaría mucho mejor como sidekick (secuaz) que como principal. Es un poco demasiado bizarrito y ni cerca de lo suficientemente carismático, pero estoy dispuesta a darle una chance a Rowling para que profundice un poco más en él. Las circunstancias de sus aventuras lo acercan a Tina (una genial Katherine Waterston), una ex-aurora noble pero torpe e innegablemente adorable, su hermana Queenie (una gata, pero no muy talentosa con la magia) y el muggle Kowalski (Dan Fogler, el más destacado del elenco), un divino súper inocente y amoroso al que le re pinta toda la movida de la magia. El grupete se enreda por aquí y por allá con aspectos del guión que se divagan y mezclan con torpeza, mientras nos dan a conocer la Nueva York de los años 20 y lo que es la organización de magos de esta ciudad, en donde aparece Colin Farrell, un casting que me parece de lo más random que vi en mi vida. Lo interesante es que si bien la trama de la película en sí dejó que desear, la construcción y desarrollo del mundo mágico permanecieron fascinantes: cada detalle que mostraban del mundo de los magos y brujas de Nueva York, de la época, los bares y ministerios, las criaturas mágicas en sí mismas, las magias oscuras con sus metáforas históricas (realmente el concepto de los obscurus me encantó), en fin, todo el detalle que se colaba indefectiblemente por la mediocridad de la trama fue un verdadero encanto.

maxresdefault-1

A pesar de que la película gira en torno a la magia, a mí me faltó un poquito de esto. Algo que tenían las películas anteriores era esa atmósfera de maravilla, una especie de inocencia de descubrimiento, una sensación de que todo era posible y que habría una sorpresa esperando a cada momento. Por momentos la ingenuidad del muggle Kowalski nos acerca a estos sentimientos, pero en general la película me resultó bastante apagada. No ayudó tampoco que el director Yates esté obsesionado con esa fotografía oscura y sombría y que la música de James Newton Howard, aunque decente, permaneció bastante sutil; nada igualó esos segundos de emoción cuando aparece el título de la película y se escucha la clave musical del inigualable John Williams, extraído por supuesto de las películas de Harry Potter. Sin embargo, la decoración y vestuarios estaban hermosos y los efectos especiales hicieron lo suyo. Los intentos de humor no siempre daban en el blanco pero un par de risas metí. Y luego está el temita de la edición, con la que tuve bastantes problemas; detesté la forma en que editaron las escenas de acción, mucho corte, mucho ángulo para un revoleo de varita, quedate quieto haceme el favor, y no me queda claro si fue un tema del guión mismo o de lo que dejaron afuera en el corte final, pero algunos saltos narrativos se hicieron muy confusos porque faltaban transiciones.

En fin, si llegaron hasta acá capaz que les pareció que medio que odié la película, cuando en realidad no fue así. Simplemente me encargué de desahogarme de los problemas principales que tuve con ella, pero a grandes rasgos fue una experiencia disfrutable, especialmente gracias al ornitorrinco mágico. Por ahora yo elijo verla como una especie de primera prueba de lo que será esta nueva saga y elijo también tenerle fe al equipo para corregir algunas de las cosas que no funcionaron en esta primera entrega. Después de todo, las dos primeras de Harry tampoco fueron la gran cosa. Lo que aún no estoy preparada para hacer es entregarme al cinismo de los que acusan a Rowling de avara por querer seguir “currando” con este mundo; la mina me dio una de mis cosas favoritas de mi niñez/adolescencia y de donde sacó toda esa magia seguro que puede sacar más, y aún en sus peores momentos, el mundo de estos magos y brujas siempre vale la pena: te cambio 10 Marvels por 1 de estas. Así que, arriba J.K. y todos mis compañeros potterheads, vamos por más.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3183660/

Anuncios

5 países y 5 películas que tenés que ver

RUMANIA

Aferim! (2015)

aferim

Hace años que tengo una fascinación irracional con este país. No se imaginan lo que fue cuando vi la primera película rumana de mi vida: la obra maestra que es 4 meses, 3 semanas, 2 díasprobablemente la primera rumana de muchos otros aficionados al cine también. Esta me abrió la puerta al cine rumano y a partir de ese momento siempre intenté ver lo destacado que tiene para ofrecer cada año. En este caso vengo a hablar de la última que vi: Aferim! Para empezar hay que decir que no es nada que ver con lo otro que he visto de Rumania, salvo por la casi siempre presente tendencia a incluir un subtexto histórico que tenga que ver con el país, pero esta vez, en vez de recurrir a la época de la dictadura, la película va mucho más atrás y nos adentra en la Rumania de principios del siglo 19 en la región de Wallachia. La película de Radu Jude gira en torno a un “policía” -símil sheriff de los westerns americanos- que junto a su hijo recorre la región en busca de un esclavo gitano que escapó de su amo luego de pasarse a su mujer. Hay muchas cosas sucediendo a la vez: por un lado, la relación entre padre e hijo que se va desarrollando con eficacia a la vez que el padre le va enseñando la profesión que algún día heredará de él; por otro, es un recorrido por la época y la región, ya que los personajes se topan con coloridas figuras y se dan situaciones humorosas pero de fondo perturbadoras, porque se pone mucho foco en el racismo imperante y el horrible trato a los gitanos que eran considerados menos que personas. Leí por ahí que el guión es muy rico en lenguaje de la época y lloro por no saber rumano. Pero a pesar de que no podamos disfrutar de esto, Aferim! tiene mucho para ofrecer: para los fans de los westerns (*ejem* yo *ejem*) tiene una estructura muy similar, pero además es muy innovador ver una película sobre esclavitud que no es el bodrio solemne que suelen hacer los yanquis, sino que logra generar un sentido de indignación a través del humor y eventualmente presenta la tragedia sin afectaciones sentimentales, porque un tema como este es lo suficientemente duro sin que busquen manipular nuestros sentimientos. Filmada en un blanco y negro que no me convenció del todo pero con hermosas vistas panorámicas, Aferim! no es la típica película rumana en absoluto, pero es una vista divertida e impactante de una porción de la historia a la que no se le suele dar mucha bola.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4374460/

COREA DEL SUR

I’m a Cyborg, but that’s OK (2006)

I m a Cyborg but that s Ok1

Probablemente nunca vean una comedia romántica más bizarra que esta, lo cual no es ninguna sorpresa viniendo del director Park Chan-wook (el creador de Oldboy). Esta demencial historia de amor tiene como protagonistas a una mujer que está convencida de que es un cyborg y a un hombre que cree que puede robarle el alma a otros. ¿En dónde se conocen? En un hospital psiquiátrico, por supuesto, rodeados de otros enfermos mentales con otros delirios también muy exóticos. La película tiene muchos fuertes, empezando por el magnífico sentido estético que tiene el director: los colores son tan vibrantes que parecen adquirir nuevas dimensiones, contribuyendo enormemente con esa atmósfera de irrealidad y magia que rige gran parte de la película; por otro lado, las escenas de fantasía son realmente muy memorables y el contraste entre las vivencias de los pacientes desde su punto de vista con el punto de vista de observador visto de afuera es muy divertido. El guión, por otro lado, es más desparejo, para mí se podría haber beneficiado de tener un foco mucho más cerrado en sus protagonistas y la relación entre ellos, pero a menudo se cuelga con desvíos que aburren un poco y nos distraen de la historia principal. Porque con todas las bizarreadas que presenta, la historia de amor de fondo es realmente muy linda. Así es que hay que tenerle paciencia en la primera mitad porque la segunda la reivindica por completo. Los extremos a los que llega el personaje del hombre son maravillosos, un tipo que podrá delirar enormemente, pero que ve al objeto de su amor tal cual es y es el único que logra llegarle. ¿Acaso no es eso el amor? En conclusión, la película es un banquete visual llenito de personajes excéntricos haciendo bizarreadas; le cuesta un poquito encontrar su rumbo pero cuando lo hace nos da un postre delicioso de amor extravagante pero sincero.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt0497137/

COLOMBIA

El abrazo de la serpiente (2015)

image56c509fdc1eb36.25325127

Si estás pensando que es inaceptable que todavía no haya visto esta nominada al Oscar del año pasado en la categoría de Mejor Película Extranjera, estás en lo correcto: mala mía. [Insertar cliché de más vale tarde que nunca.] Dicho esto, pasemos a lo que importa, ¿qué tal está? Está muy demás. Esta es otra película filmada en blanco y negro pero esta vez los tonos aciertan, logrando una fotografía luminosa, mística y llena de vida. El centro narrativo y espiritual del filme es Karamakate, un chamán amazónico que se topa con el mundo occidental en dos oportunidades diferentes, con 40 años de diferencia. En ambos casos se junta de mala gana con un explorador científico que busca una planta curativa sagrada, el primero porque además de ser científico e interesado por estas cosas, parece que se está muriendo en el medio de la selva y le vendría bien una cura, y el segundo mucho tiempo más tarde, intrigado por los diarios del primero. La película recuerda a otros clásicos filmados en selvas febriles, como Aguirre, la ira de Dios y por supuesto Apocalypse Now, pero hay algo decididamente más auténtico en el misticismo del film de Ciro Guerra, y hay algo también más trágico. Trágico esta vez no en la forma en la que el hombre blanco se relaciona con la naturaleza, sino en la pérdida de la conexión del humano con ella: Karamakate, el último de su pueblo, primero tan vital y a tono con sus tradiciones, tan integrado a la naturaleza, y luego tan rendido, como dice él, un cascarón vacío de hombre, incapaz incluso de recordar su travesía con el primer hombre. El solo hecho de que haya sido filmada en el Amazonas de veras, lo cual pocos directores se han animado a hacer, hace que valga la pena verla, pero la película es mucho más que naturaleza. Es la historia de un hombre en busca de su espiritualidad perdida, es también un lamento de lo mucho que se perdió cuando se metió el hombre blanco a arruinar todo; y además, presenta un interesante contraste entre las distintas formas que hay de intervenir en una cultura, algunas quizás menos malas que otras. Por momentos se pone un poco lenta y me parece que la edición de las dos historias podría haberse hecho un poco mejor, pero salvando esto es una película hermosa, honesta y que genera una atmósfera hipnotizante que se ve poco en el cine actual.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4285496/

HUNGRÍA

Son of Saul (2015)

SaulFia_4K_FilmPhotos_14-feature-1600x900-c-default

Ah no, ¿otra película del Holocausto? Sacamelá, podrán decir, y en teoría estaría de acuerdo con ustedes, pero Son of Saul no es cualquier película del Holocausto. Tiene un foco tan pero tan acotado que por momentos se siente que estás jugando una especie de Call of Duty, la cámara siempre al hombro del protagonista. En realidad es un estilo de filmación muy similar a la mencionada 4 meses, 3 años, 2 días o a lo que hacen los hermanos belgas Dardenne, un estilo que en lo personal es de mis favoritos y se presta muy bien para dramas humanos. Y si esto no es un drama humano, no sé… o sea, es todo visto tras los ojos de Saul, ¿y quién es Saul? Un prisionero de Auschwitz al que le dieron la preciosa tarea de incinerar los cuerpos de los otros prisioneros. Ya de partida ni quiero banalizar imaginando lo que habrá sido vivir un campo de concentración, pero encima tener este agregado, la cordura te la regalo. Lo mejor de esta película es que no tiene una gota de sentimentalismo, no hay una banda sonora con violines tristes ni mini historias devastantes ni héroes; al contrario, no nos da ni para pensar, nos coloca de lleno en el lugar de Saul, la cámara fija en su rostro o siguiéndolo de cerca, apenas viendo lo que lo rodea, escuchando puertas que se golpean, gritos, llantos, conversaciones de segunda mano, todo en segundo plano, creando una inmersión completa en el caos. Y el actor que en realidad no es actor sino poeta Géza Röhrig se la banca muy bien; consistente con la dirección de la película, no hace grandes despliegues de drama, sino que más bien se deja arrastrar por los que le gritan órdenes y más tarde por lo que parece ser un delirio propio, pero eso queda a nuestro criterio. Es de las películas más intensas que vi en mi vida y de mis favoritas de las miles que han tratado con la Segunda Guerra Mundial. El escritor y director de la película László Nemes dijo que la idea de reducir tanto la visión del Holocausto era justamente para mostrar lo vasto que fue Porque las cosas suceden más que nada en la imaginación y no en la pantalla, mientras que cuando mostrás todo directamente, lo único que hacés es reducir la visión. Así es que haciéndolo más pequeño en realidad lo hace más grande“. Son of Saul es una experiencia agotadora pero es un ejemplo de cine puro que todos tenemos que experimentar alguna vez.

Veredicto: 9/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3808342/

 

IRÁN

About Elly (2009)

About-Elly-3_1

Lo mejor para el final, como a mí me gusta. ¿Qué decirles de esta obra maestra del iraní Asghar Farhadi, el hombre detrás de La separación El pasado? Este tipo es el maestro del drama, no hay con qué darle. Sus películas son sencillas en apariencia: reúne a un grupo de personajes de la clase media de Irán, los coloca en una situación de conflicto relativamente mundano y deja que la tensión se cree a través de los personajes. En About Elly tenemos a un grupo de amigos (3 parejas, algunos con hijos chicos) que se van a pasar el fin de semana afuera. A una de ellos, Sepideh, se le ocurre invitar también a la maestra de su hija, una joven llamada Elly, para así presentársela a un amigo soltero que vive en Alemania pero está de visita. Genial, magnífico, allí están instálandose en una casa hecha mierda sobre la playa que agarraron como último recurso porque Sepideh medio que pifió la reserva de un lugar mejor, pero de buen humor, divirtiéndose, las cosas van bien. Le siguen unos momentos bastante incómodos para la pobre Elly porque todos están enterados del alevoso gancho que pretendía lograr Sepideh. Pero ocurre una mañana que Elly de repente desaparece, nadie vio qué pasó ni nada, pero Elly no está por ningún lado. Farhadi usa este conflicto (bastante menos mundano que los de sus otras películas) para explorar a los personajes y las relaciones entre ellos. Es increíble el nivel de tensión, suspenso y adrenalina que genera el director con tener a un grupo de personas discutiendo, realmente es una cosa nunca vista. De hecho me aventuro a decir que es una experiencia mucho más intensa que la mayoría de las películas de terror o acción que están por la vuelta, y esto es todo obra de la visión de Farhadi y el control que tiene sobre sus actores, todos tan naturales y reales que ni siquiera las diferencias culturales los pueden alejar de nosotros. En particular Sepideh, protagonizada por la bellísima Golshifteh Farahani es una revelación: la expresividad que tiene en todo su cuerpo, la comunicación a través de posturas y por sobre todas las cosas esos enormes ojos me dejaron boquiabierta (palabra de loser, pero realmente me tenía que cerrar la boca con la mano como hacen en los dibujitos). Y por supuesto que debajo de la trama que lidia principalmente con la resolución del conflicto y con los giros inesperados que va tomando, yacen un montón de temas que se exploran en segundo plano: el rol de la mentira en todas las relaciones, la naturaleza manipuladora del hombre, la relación de poder entre hombre y mujer en Irán (y posiblemente en general), la causa y efecto y como las cosas se van de nuestro control. About Elly es una película inteligente, adulta y que no tienen ningún interés en darnos una respuesta precisa a ninguna de las preguntas que plantea; es una película que participa a la audiencia a construir sus propias reflexiones; es una película que permanece en nuestra mente tiempo después de verla, adquiriendo nuevas dimensiones; es, sin lugar a dudas, una obra maestra de uno de los mejores directores del presente, un hombre que parece entender al ser humano como muy pocos logran hacerlo. Un guión para el recuerdo, dirigida con maestría, editada con inteligencia, actuada con sinceridad y filmada con sofisticación e ingeniosa sutileza, no me cuesta nada decir que esta debe ser una de las mejores películas de todos los tiempos.

Veredicto: 9/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1360860/

Una oda de amor a Stranger Things

Gente como yo, que nos pasamos la adolescencia entera encerrados viendo películas, bueno a veces sentimos que se nos acabaron los clásicos, que ojalá nos quedara Blade Runner o Alien o The Thing o mil otras más por ver, pero no, sentimos que ya agotamos casi todo. Media hora después de comenzar Stranger Things me empecé a sentir como en esa época, sentí que estaba viendo un clásico, ya desde ese momento supe que iba a ser fantástica y no es por agrandarme, pero no estaba equivocada. Y sí, en parte se siente como un clásico porque está llenísima de referencias a otros clásicos de terror y ciencia ficción, principalmente de los 80, por otra parte la serie también se desarrolla en esta década, así que la recreación de época nos ayuda a distanciarnos de nuestro día a día y ver la serie como algo que trasciende una época, pero en definitiva, Stranger Things ya se siente como un clásico porque es una serie de la puta madre, y ahora les voy a contar algunos motivos sin spoilers que justifican mi gran declaración.

stranger-things-banner

La serie tiene varios grupos de protagonistas, pero el corazón absoluto de Stranger Things está en el grupo de niños, a quienes primero conocemos mientras están jugando una partida de Dungeons & Dragons: Will, Dustin, Mike y Lucas. Desde el vamos la química entre estos cuatro amigos es tan palpable que ni en pedo me avergüenza decirles que amaría ser parte de su grupo. Es muy difícil encontrar niños actores que no sean irritantes, y encontrar cuatro y que se lleven bien entre sí ni me imagino, lo lograron en la hermosa y clásica Stand By Me, y lo lograron para esta serie también. Los niños viven en el pequeño pueblo de Hawkins, Indiana, donde por supuesto nunca pasa nada, un contexto típico para estas historias. Terminada la partida, los niños se van cada uno a su casa y ahí es cuando Will se topa con algo extraño y finalmente desaparece. La desaparición de Will es lo que dará comienzo a las diversas aventuras con las que se toparán nuestros protagonistas, las cuales se tornan más interesantes aún cuando buscando a su amigo se topan con una niña vestida con ropas de hospital y con la cabeza rapada, a quien apodarán El. Deciden llevarla a la casa de Mike para ver qué hacer con ella, pero la niña apenas habla y descifrar quién es y qué le paso es otro de los misterios que deberán resolver. Ya había dicho que encontrar 4 buenos niños actores era casi imposible, ¿Y CINCO? Porque chicos, esta niña es una estrella. Y nuevamente reitero, la química que se va generando entre los chicos y la niña es absolutamente hermosa, tan hermosa que al traerla a mi mente para escribir esto se me llenaron los ojos de lágrimas, y sí, soy bastante llorona, pero AMERITA.

strangerthingsthumb1jpg-6ab18a_1280w

Con todo lo geniales que son, los niños no son los únicos protagonistas. Lo interesante de la serie es que tenemos tres narrativas con tres grupos distintos de personajes avanzando en paralelo: ya hablamos de los niños, pero también hay adolescentes y adultos. Los adolescentes están representados principalmente por la hermana mayor de Mike, Nancy (¡qué nombre ochentoso, por dios!), una chica perfecta, preciosa e inteligentísima, comenzando quizás un amorío con Steven, el adolescente basicón que quizás se esté tratando de aprovechar de ella o quizás tenga unas capas más de profundidad, habrá que ver, y por otro lado tenemos al adolescente más freaky, el hermano mayor del desaparecido, Jonathan. Jonathan es el personaje que menos me convenció, es el adolescente atormentado que saca fotos y escucha The Clash, yo qué sé, no está mal pero no me motivó mucha cosa. Nancy también se verá involucrada en los misterios cuando desaparezca su amiga Barb y  sea ella la única que cree que fueron circunstancias sospechosas y no simple rebelión adolescente. Otra vez, los actores brillan, y Nancy en particular es un personaje que me pareció súper interesante.

stranger-things-dyer-heaton

En tercer lugar están los adultos, representados principalmente por la única verdadera estrella de la serie: Winona Ryder, winona rydeando (es un verbo, sí) como nunca haciendo de la madre del niño desaparecido Will; y luego el Sheriff del pueblo, Hop, un tipo con un bagaje emocional importante, un policía de ciudad que se mudó a un pueblo tranquilo para meter piloto automático hasta el fin de sus días. Y en una rama más lejana aún están los hombres del laboratorio, a los que vemos más que nada en flashbacks y con los que se toparán nuestros protagonistas eventualmente.

stranger-things-winona-ryder

Me detuve bastante en dar un panorama de los personajes porque para mí el éxito de Stranger Things se debe a cómo están escritos y actuados. ¿Y saben qué es lo que más me impactó de todas sus geniales dinámicas? Esto va a sonar cursi, pero fue su amor, su desinterés en sí mismos, su coraje. Es una serie que de la forma menos empalagosa posible está llenita de amor: en particular ver a los niños y a los adolescentes tan preocupados el uno por el otro, tan despojados de sus egoísmos, me pareció súper conmovedor: vean a los chicos preocupándose y cuidando a una niña desconocida que los está poniendo en peligro, vean a Nancy olvidándose de un momento importante de su vida para concentrarse en su amiga, vean a Mike dispuesto a sacrificarse por su amigo bulleado, vean a la pequeña El haciendo lo mismo, vean a la madre desesperada por encontrar a su hijo no queriendo abusar de la única persona que la podrá ayudar a encontrarlo, en fin, hay muchísimos momentos y miles de demostraciones del cariño que se tienen los personajes, así que, ya saben, si son como yo cuenten con que va a haber lágrimas y empatía a raudales.

stranger_things_1955_1200x800

Pero, bueno, al final de cuentas, esto no es un drama, es más que nada una serie de aventura, ciencia ficción y terror, aunque los géneros están tan bien integrados que trasciende de uno en particular. ¿Qué pueden esperar sobre estos elementos? El terror está, pero a los más asustadizos les diría que es muy tolerable: la serie es apta para mayores de 14 así que no hay mucha sangre, lo que sí hay es una criatura antagonista bastante desagradable, pero como en las mejores películas de terror, vemos poco de ella. Sí pueden esperar una gran cantidad de suspenso, la edición es impecable y la acción está muy bien distribuida en sus 8 episodios así que cuidado si la empiezan un día de semana porque quizás no quieran ponerla en pausa hasta terminarla. La perspectiva de los niños también trae momentos más livianos, tanto humor como una sensación de asombro y maravilla que es contagiosa. En particular fue genial y nostalgioso verlos con sus walkie-talkies y sus brújulas y hondas y bicicletas, siempre listos para todo. Y para darle el golpe final hay también una fantástica línea conspirativa, para los fans de X-Files, un gobierno mentiroso y oscuro y personajes que van descubriendo pedacitos de verdad y son desestimados como locos, hasta que, quizás, estos locos se van encontrando y compartiendo sus pedacitos de verdad y descubriendo que quizás tan locos no estaban. Inmensamente satisfactorio.

netflix-stranger-things-0

En definitiva, dicho todo esto, admito que Stranger Things se puede resumir en una sola palabra: magia. Es una serie mágica, y ahora, de vuelta, al escribir esto se me llenan los ojos de lágrimas, y es por esto mismo, porque le habló quizás a mi niña interior, a la que moría por un aventura como esta con amigos como esos. Es una mini serie que perfectamente podría haber sido una adaptación de Spielberg de una historia de Stephen King, pero el Spielberg que te hizo ET Close Encounters, no el de A.I. La recreación de época es alucinante desde la decoración de los sets y ambientación hasta la música llena de sintetizadores y la excelente selección de canciones y el neón brillante de los créditos iniciales. Se nota que los hermanos Duffer, los genios creadores de esta hermosa serie, sienten una verdadero amor por la época y las películas que engendró, y ahora nos regalaron 8 episodios emocionantes y maravillosos, excelentemente escritos, fotografiados y dirigidos. Podrán decir que no es muy original, que es homenaje tras homenaje, o que no sorprende demasiado; es verdad que mucho de lo que pasa es bastante predecible, pero como ya he dicho en otras oportunidades, estas dos “quejas” no deberían acarrear juicios de valor negativos solo por inercia; el cine, la televisión, el arte, no se trata de innovar siempre, ni de sorprender, se trata de hacer sentir, y Stranger Things me paseó por todo mi rango de emociones. Stranger Things es de esas creaciones que te deja sonriendo y llorando a la misma vez, porque es hermosa, porque es mágica, porque te toca ahí, donde ya sabés.

Veredicto: 9/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4574334/

The Revenant (2015)

Lunes de Carnaval. La ciudad desierta. 18:50 horas. La pantalla más grande de todo el cine. La certeza de laburo al día siguiente, un día que casi nadie trabaja. La certeza, también, de lo que nos esperaba: 2.5 horas de tortura, miseria y Leo arrastrándose por los pisos para que le den su Oscar de una vez. ¿El veredicto? Les damos un adelanto: nuestras opiniones promedian el 5/10.

La opinión de Scarlett

Tras una mini introducción que intenta lograr -fallidamente- una vibra de ensueño, arranca la película, en medio de la acción. Vemos a un grupo de exploradores en una misión por recolectar pieles que se ve emboscada por una tribu de Rees. Estos los obligan a una rápida retirada guiados por Hugh Glass (DiCaprio), el hombre que conoce esos territorios como la palma de su mano. Desafortunadamente para Hugh y para el resto del grupo, poco después de esta retirada Glass es brutalmente atacado por un oso y, eventualmente, abandonado a su suerte.

revenant2015.jpg

La película es una historia de venganza. ¿Pero qué elemento es fundamental para que funcione una película de venganza? Que te importe un carajo lo que le pase al protagonista y logres ponerte de su lado. Cuando ya vas hora y media viendo a Glass pasando de tortura en tortura, de situación nefasta a situación más nefasta, las únicas cosas que se te pasan por la cabeza son: 1) ¿Cómo no se murió todavía? y 2) ¿Por qué me importa que logre su cometido? Bueno, la respuesta para la segunda pregunta podría ser para que termine la película de una vez. El problema es que el componente emocional del filme, que debía haber sido la fuerza motora de la historia, directamente no existe, porque los creadores jamás se tomaron el tiempo (¡de sus 2.5 horas de película!) para desarrollarlo.

Al ser incapaz de comprometerme con el viaje emocional del personaje, quedaba apreciar las otras cosas de la película. Lubezki (el director de fotografía) es un maestro, eso está claro, hay algunas secuencias -en particular las de acción- que verdaderamente te vuelan la cabeza. Pero luego tenemos la visión del director, ¿qué es lo que quería hacer Iñárritu? ¿Cómo es que por un lado se nota que quiere poner a la naturaleza como protagonista y sin embargo su mirada jamás es ni lo suficientemente contemplativa ni, en general, lo suficientemente aterradora? Había algunas imágenes majestuosas, pero para eso tenemos Discovery Channel, no eran ni poéticas (podría aprender de Malick) ni implacable (que le pregunte a Herzog cómo hacer). Hablando de Malick, esas secuencias de ensueño, ese misticismo poco logrado que intentó mechar de vez en cuando, como para elevar la película a algo sublime, como para darle un sentido al nombre de la película, esas escenas eran puro artificio: de nuevo, no eran ni visualmente poéticas -cosa de transmitirnos una sensación a través de lo estético- ni emocionalmente resonantes -porque el desarrollo de personajes se quedó en los números negativos.

De esto último se desprende que el guión es patético: más que guión lo que imagino es una especie de desarrollo de trama alrededor de la cual Iñárritu podía construir su recargadísima y agrandadísima visión. La historia es simple, ese no es el problema, el problema es que es inverosímil, superficial y cero emocionante. Esto no le da mucho con lo que trabajar al pobre Leo: su actuación es puro gruñidos y miradas de sufrimiento -aclaro, las hace muy bien y yo a él lo amo, pero no tiene mucho para hacer-; Hardy, por su parte, está correcto, no se le entiende nada con ese acento, lo cual para mí lo acerca un poco a territorio de villano caricatura (Bane, ¿eres tú?), pero se le perdona porque es carismático; y luego estaba el capitán, que es medio boludito pero con buenas intenciones, así que ahí lo tienen, el grupito de personajes más unidimensionales que podrían desear: el héroe damnificado buscando venganza; el villano no-arrepentido sin ninguna característica redimible y el ingenuo capitán bienintencionado.

anatomy_of_a_scene_-_the_revenant_-_2

¿Y saben qué? Capaz que todo esto no hubiera importado demasiado si la película no fuera un reverendo embole. Ese ego hinchado de Iñárritu se cuela por su trabajo alargando la película una hora más de lo que ameritaba y con un sentido del ritmo atroz, cortando todas las escenas que podrían habernos dado una entrada emocional a la historia y acumulando escena tras escena de situaciones cada vez más inverosímiles cuyo único fin parece ser alardear la destreza técnica del equipo e impresionar con su gore de autor. La clave de todo esto está en que si decidís interrumpir la película para estirar las piernas y luego más tarde para buscar más pop y luego más tarde para ir al baño y luego más tarde para llamar a tu abuela porque es el cumpleaños, cuando volvés a preguntarle a tu amigo de qué te perdiste la respuesta va a ser, irrevocablemente: DE NADA.

Veredicto: 4/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1663202/

 

La opinión de Camila

Probablemente haya postergado ver The Revenant más de diez veces. Primero, por la violencia hacia animales que se exhibe. Segundo, por la seguridad de que iba a salir bajoneada del cine (¿quién invierte su dinero de esa manera?). Pero dado que es el film por el cual Leonardo va a ganar su primer Oscar, no podía dejar de ver su performance. Además, ¡está Tom Hardy! Sobre todo, no podía arriesgarme a que la sacaran de cartel, porque no había chance de que viera esta película en mi casa, al menos sin hacer veinte cortes.

¿Qué decir de The Revenant que ya no se haya convertido en meme? Lo primero que se me pasó por la cabeza mientras la estaba viendo fue la imagen de Iñárritu regodeándose al filmar cada escena, con la certeza de que los espectadores se preguntarían cómo hizo todo (especialmente, la escena en la que el personaje de DiCaprio es atacado por un oso). Puede llegar a ser emocionante de ver pero cuando uno sabe que el principal propósito del director fue impactar y esperar aplausos, este increíble material es recibido hasta con desprecio.

leonardo-dicaprio-the-revenant-bear

La trama no tiene nada de especial; es la típica historia del camino de recuperación de un protagonista herido para vengar la muerte de un ser querido. La película es excesivamente masculina, enfocándose sobre todo en el dolor del hombre como género, incluso cuando tiene la chance de mostrar la violencia y el dolor que sufren las mujeres. Pero bueno, en esta historia las mujeres son casi inexistentes…

Si bien DiCaprio hace un muy buen trabajo interpretando a un hombre que está sufriendo constantemente al son de violines tristes en loop, me apena que su Oscar llegue con uno de sus personajes más unidimensionales. Por su parte, Tom Hardy también se destaca al presentarnos un personaje moralmente corrupto pero sin caricaturizarlo como el malvado.

Es verdad que la fotografía conmueve por la belleza de sus paisajes naturales, pero no es más que eso. Destaco sobre todo la increíble luz natural de cada toma, que además de poseer tremendo valor estilístico significa un importante logro técnico. Sin embargo, la cinematografía decepciona a la hora de comunicar visualmente; los intentos de aportarle sentido a la historia a través de ciertas tomas “poéticas” resultan un poco básicos. Teniendo en cuenta que son dos horas y media de un hombre agonizando por dolores emocionales y físicos, considero que había bastante material simbólico en potencia para explotar con semejantes paisajes, que quedó simplemente plasmado en sosos sueños y flashbacks del protagonista.

artisans-thumbnail-the-revenant_clean

The Revenant vendría a ser la película de autor de un director cuyo principal motor cinematográfico es impresionar. Con este film Iñárritu busca lograr su masterpiece, contando con un increíble equipo técnico, dos de los mejores actores de la actualidad, una historia básica de lo que es ser un humano y embarcándose en una compleja filmación en medio de la naturaleza. Y es ahí donde hay que entender el propósito detrás de la película, y por qué deja sabor a muy poco. Sí, se hace muy larga, la violencia es innecesaria y la monotonía llega a desesperar, pero es lo mínimo que podríamos esperar de la historia de un hombre sobreviviendo en medio de la nada. ¿Llega a ser una película de autor? No, pero es lo más profundo que puede llegar el director.

En resumen, The Revenant es la clásica película de dolor innecesario que le gusta a los básicos de la Academia. Si la querés ver, aprovechá para ir al cine porque si la ves en tu casa es una siesta asegurada.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1663202/