MONFIC 2016: Nocturnal Animals

Les voy a hacer una confesión. Al momento de comenzar esta reseña aún no tengo decidido qué me pareció esta película, pero planeo dilucidarlo para cuando termine de escribirla, así que les pido paciencia. Nocturnal Animals es la segunda película del ex-diseñador de modas Tom Ford, antiguo director creativo de Gucci e Yves Saint Laurent, que comenzó su carrera en el cine con la muy linda A Single Man hace ya 7 años. Demás está decir que con estas credenciales podemos contar con que el tipo tenga un sentido estético interesante y esta película lo demuestra ampliamente: Nocturnal Animals es hermosamente estilizada hasta en sus momentos más trash. Pero bueno, pasemos brevemente a la trama.

Aquí hay que aclarar que este filme se compone en realidad de dos filmes, uno dentro del otro, ambos explorados a fondo e igualmente importantes. El primero es un melodrama que gira en torno a Susan (Amy Adams), la exitosa dueña de una galería cuya vida la tiene sintiéndose insatisfecha y vacía, en especial porque el matrimonio con su esposo -que podría ser modelo pero está en finanzas (¡obvio!)- se está viniendo abajo y ella sospecha que él le está metiendo los cuernos en sus incontables viajes de negocios. En esto se encuentra cuando le llega un paquete de su ex-marido (Jake Gyllenhaal); este le envía una novela que escribió y que le dedicó a ella, a pesar de que no se ven hace 10 años cuando Susan le rompió el corazón. Esta novela, titulada “Nocturnal Animals” es el segundo filme dentro del filme, porque acompañamos la lectura de Susan viviendo los hechos nosotros mismos. Este segundo filme basado en la novela es un thriller barato que transcurre en el Oeste de Texas y tiene como protagonista a Tony (también interpretado por Jake Gyllenhaal). Sucede que Tony y su familia -la esposa Laura (interpretada por Isla Fisher, quien podría ser la hermana gemela de Amy Adams, lo cual obviamente no es casualidad) y su hija India- se topan con un trío de psicópatas cuando están manejando por la carretera a la noche y esto culmina en un ataque súper perturbador y violento que traerá a escena al macho cliché de la policía tejana Bobby Andes (interpretado por el siempre fascinante Michael Shannon). El resto de esta historia consistirá en buscar justicia por el crimen cometido. Bueno, costó pero salió, ahí tienen las dos historias que correrán en paralelo durante toda la película. Pero claro, así parece que la primera historia, la de Susan leyendo la novela, es un embole, y en realidad no lo es para nada porque está fuertemente condimentada con flashbacks a su pasado y a su relación con Edward cuando estos eran bien jóvenes, así que en realidad podríamos decir que hay al menos tres narrativas paralelas.

NOCTURNAL ANIMALS

Y acá corresponde felicitar a Ford, porque la verdad es que si bien al principio cuesta un poco entender quién es quién, pronto esta dificultad desaparece y nos vemos involucrados en las dos principales narrativas con el mismo nivel de interés. No es poca cosa para nada que Ford logre crear un interés por un melodrama y un thriller en paralelo. Ahora, pensando en la estructura de esta manera, salta a la vista la ridiculez de todo esto, ¿no? Ambas historias están contadas con varios momentos de exageración, cliché y absurdo, pero queda en nosotros decidir si esto es intencional o no, y ahí ver si nos reímos junto con Ford o si lo señalamos con el ceño fruncido. Yo creo que Ford sabe exactamente lo que está haciendo, basta fijarse en los créditos iniciales (una cosa realmente fantástica que no quiero contar para no arruinarla) donde parece advertirnos que no debemos tomar lo que sigue demasiado en serio, donde busca despertarnos de la mirada en piloto automático que le solemos dedicar a la apreciación del cine. Nocturnal Animals termina siendo un pastiche de géneros que están muy bien unidos, muchísimo mejor que en el fiasco de Elle, y es porque en el fondo los temas de los que habla son temas que nos conciernen a todos: el arrepentimiento, las decisiones que nos marcan, cuando el amor no basta para que funcione una relación, las expectativas que tenemos de la vida cuando somos jóvenes y luego cuando envejecemos, la relación entre el arte y la vida y cómo se nutren entre sí y a la par, por qué no, hace un comentario bastante ácido sobre el mundo del arte contemporáneo.

El estilo de Ford, como dijimos, se presta para la exageración, acá no busquen realismo ni naturalidad, la mitad de las escenas lindan con el camp, algo que reconozco que no es para cualquiera. Las escenas en la galería de Susan, la conversación que tiene de joven con su madre (Laura Linney con un peinado impresionante), la belleza irreal de los psicópatas atacantes (entre ellos el hermoso Aaron Taylor-Johnson), la exagerada clásica masculinidad del personaje de Michael Shannon, son todos elementos que saltan a la vista pero que son integrales para este estilo. Los actores, por supuesto, le siguen el juego, Shannon se destaca por sobre todos, pero Gyllenhaal sigue demostrando su talento para personajes torturados y Adams está extremadamente convincente, tanto como la joven idealista como, más en el presente, la gélida mujer llena de arrepentimientos. Mención especial para el director de fotografía Seamus McGarvey (el de la bellísima Atonement) que logra darle vida tanto al mundo superficial de Los Ángeles como a los desiertos de Texas y otra para el compositor Abel Korzeniowski que nos da una banda sonora clásica y sofisticada, que conjuga muy bien con la visión estética de Ford. La edición también es una fuente de significados inagotable, creando simbolismos y paralelismos mientras salta de una narrativa a otra, a veces sin aviso, a veces con tanta fluidez que tardamos en darnos cuenta del salto; es un aspecto que probablemente resalte mucho más en una segunda mirada.

nocturnal-animals

Nocturnal Animals no es una película perfecta, a pesar de la intencionalidad del camp tiene sus momentos tontos, pero es una película que se queda contigo, una película que plantea un montón de preguntas y que es interesantísima de analizar; algunas de estas preguntas me llevan a caminos que me hacen cuestionar un poco al director, pero otras sorprenden por la dificultad que presentan para resolverlas; es una película que nos obliga a ponernos en los lugares de sus protagonistas, así como la lectura de la novela fuerza a Susan a cuestionar no solo las decisiones del personaje ficticio sino las suyas propias en el correr de su vida. Y aquí llegamos al final de esta reseña y yo aún sigo pensando; inútil decir más, creo que este hecho en sí mismo demuestra que tiene mérito de sobra.

Veredicto: 8/10 (tentativo)
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4550098/

Anuncios

Un comentario el “MONFIC 2016: Nocturnal Animals

  1. Pedro Rubio dice:

    yo realmente considero que sí

    Me gusta

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s