Menú light: 4 comedias bien ligeritas

The Fundamentals of Caring (2016)

fundamentals_of_caring

Cuando vi el poster de esta película de Netflix ya me temí lo peor: un adolescente en una silla de ruedas, ¡a prepararse para la manipulación emocional! Pero por suerte estaba equivocada. La película se trata de un escritor (Paul Rudd) al que le pasa una horrible tragedia y no está pudiendo seguir adelante así que decide ofrecerse a cuidar a una persona necesitada, en este caso un adolescente con distrofia muscular, para ganar plata y quizás para recuperar el sentido de la vida, ¿buen plan, no? Todo esto podría convertirse en un manojo de sentimentalidades pero afortunadamente el escritor y director Rob Burnett elige ir por otro camino considerablemente más light y esto se debe en gran parte a la caracterización del personaje del adolescente Trevor (interpretado con mucho carisma por Craig Roberts), un chico con un sentido del humor bastante mala onda que lo eleva de una posición de “aww, pobrecito” a “jaja, qué hijo de puta”, logrando una dinámica muy divertida con su cuidador Ben. Por lo demás la película es más que nada un road trip que hacen los protagonistas juntos y como tal, sí, visitan algunos lugares comunes de este tipo de historias, se topan con algún que otro personaje colorido incluyendo a una Selena Gomez bastante terraja y aprenden lecciones que les cambiará la vida. Así que por un lado el guión de Burnett no explora territorios muy novedosos, pero le escapa muy hábilmente a la mayoría de los clichés tristones en los que suelen caer estas historias de gente hecha mierda, así que creo que si esperan muchas lágrimas no las van a encontrar y si al contrario buscan una historia inofensiva, entretenida, ocasionalmente graciosa y con algún momento conmovedor, le pueden dar con fe a este filme de Netflix, porque en ese último sentido no decepciona. Rudd tiene esa misma presencia adorable de siempre y Roberts es un gran talento a tener en cuenta, no tiene mucho más para ofrecer pero rinde muy bien para una tarde sin mucho para hacer.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2452386/

 

Bad Words (2013)

badwords

Me parece que lo más justo es empezar con una confesión: amo a Jason Bateman. Desde que lo vi protagonizando una de mis comedias favoritas de todos los tiempos –Arrested Development– me cuesta un poco ser objetiva porque el tipo me parece brillante. Brillante suene quizás un poco exagerado, pero cuando alguien entiende tan bien tu sentido del humor no se te ocurre otra forma de describirlo, quizás no es que sea brillante sino que su “comic timing”, su tono de voz y sus expresiones faciales (ese arqueado de cejas, por ejemplo) me pegan bien ahí donde me hace reír. En fin, ya me confesé. Este es el debut de Bateman como director y también la protagoniza. Ya la premisa del escritor novato Andrew Dodge es demasiado buena para ser cierta: ¿vieron esos concursos de deletreo que hacen en Estados Unidos? Bueno, la película se trata de un adulto (Bateman) que encuentra un vacío legal que le permite participar en esta competencia nacional junto al resto de los niños. Con esa premisa ya podrán darse cuenta que nuestro protagonista Guy Trilby es un tipo especial: es un hombre extremadamente cínico, misántropo, mala onda, grosero, amargo y dos de cada tres cosas que dice son bastante ofensivas. ¿Qué decirles? Yo me reí bastante y como a mí me suele gustar en comedias por algún motivo que desconozco, tiene un trasfondo medio cursi pero que le pega bastante bien a mi lado emotivo. Parte de lo genial de la película es la relación entre Guy Trilby y otro niño de la competencia que se llama Chaitanya Chopra, interpretado por un adorable y para nada irritante Rohan Chand (a quien los fans de Homeland quizás reconozcan). Hay un par de giros en el guión, uno bastante predecible y el otro que me tomó por sorpresa, pero más que nada hay que felicitar a Dodge por crear una historia súper original que le emboca a casi todos los chistes y que si bien no lleva su irreverencia y cinismo a un extremo como podrían querer algunos, cuando deviene en una conclusión emocional no se siente ni forzada ni manipuladora, quizás un poquito cliché sí, pero lo suficientemente encantadora para que la película resulte un triunfo. Bateman demuestra tener excelente control del material en su primer trabajo como director y como actor por supuesto jamás decepciona, además cuenta con un grupo de excelentes actores en roles secundarios como Philip Baker Hall, Kathryn Hahn y Allison Janney, la mayoría de los cuales se toman tan en serio el mundo de la competencia de deletreo que ya me da gracia de solo pensarlo. En fin, me hizo reír, no hay nada más para decir.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2170299/

 

Chef (2014)

CHEF

Para mí que un día Jon Favreau se despertó y dijo “ya basta, quiero hacer una película en la que soy un chef obeso pero sumamente exitoso y que tengo una ex esposa que está divina (Sofia Vergara) y una amiga con derecho a roce mucho más joven y también súper hot (Scarlett Johansson) con la que me fumo unos porritos de vez en cuando y después tengo una mini crisis laboral que se resuelve sumamente rápido sin ningún tipo de conflicto y se convierte en una especie de road trip con mi amigo latino (John Leguizamo) y mi hijo con el que empiezo a pegar tremenda onda arriba de un food truck con una banda sonora bien rumbera” y ta, dijo, ¿por qué no? Así que la terminó haciendo. Si vichás la filmografía de Favreau te topás con muchas sorpresas, además de ser un comediante que seguro viste en papeles menores en varias películas, también dirigió las dos primeras de Iron Man y recientemente El libro de la selva y en los noventas escribió el semi clásico Swingers, lo que en mi opinión significa, entre otras cosas, que tiene pila de contactos y amigos que lo quieren y esto explica por qué Chef está llenito de caras conocidas como las ya mencionadas y Robert Downey Jr. y Dustin Hoffman. La trama es tal cual la describí, la película es la definición de “para pasar el rato”, en particular para todos los fans del “food porn”, hay muchas escenas de preparación de comidas que te dejan babeando, así que mírenla preparados. La relación padre-hijo que debería ser el corazón de la película no me convenció demasiado porque durante el 99% de la película el chef Carl es demasiado egoísta con su pobre hijito. Notarán también que intentan capitalizar en el mundo de las redes sociales, en particular integrar la historia con Twitter y los efectos buenos y malos que puede tener en el mundo profesional del protagonista; eso está un poquito forzado pero salvo la ignorancia extrema del chef sobre su funcionamiento, creo que se lo presenta de forma bastante acertada. La película podría haber sido unos 20 minutos más corta y el final final es una ridiculez, pero si te la tomás a la ligera, es suficientemente entretenida y fijate a ver si no querés probar hacer ese sánguche de queso tal cual lo hacen acá una vez que termina.

Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2883512/

 

Obvious Child (2014)

A117_C002_0418MH

Pah, esta sí que no me la esperaba para nada (ya van a ver si para bien o para mal). El debut de la escritora/directora Gillian Robespierre gira en torno a una comediante interpretada por Jenny Slate (a quien yo solo conocía de un papel menor pero súper memorable de Parks & Recreation) quien un día se despierta con un embarazo no buscado consecuencia de una noche ebria con un desconocido y, estando entre otras cosas en medio de una crisis emocional, toma la decisión de no tenerlo. Uhhh, una película sobre un aborto. La verdad es que no tengo una sola cosa que criticarle al tratamiento que hacen de un tema que se puede tornar muy escabroso según quien lo esté contando. El guión de Robespierre se siente muy honesto y auténtico, no tiene una gota de afectación ni sentimentalismo al pedo y sin ser solemne en absoluto logra tratar el tema con respeto y humor a la vez, una combinación para nada fácil de lograr y a la que parece llegar sin ninguna dificultad. Ayuda muchísimo que no se pierde tiempo en debates ni discusiones sobre si hacerlo o no, así que la película no sufre de ningún tipo de contaminación moral y es así que mantiene un tono ligero pero entrañable en sus cortos 84 minutos de duración. Si bien la protagonista es una comediante, algo que quizás no mucha gente de la audiencia comparta con ella, es una veinteañera como cualquiera de nosotros, lidiando con una crisis emocional provocada por una reciente ruptura y por las penurias económicas y temas similares que tocan algunas de las recientes películas de Greta Gerwig, solo que esta vez nos ahorramos los elementos más pretenciosos que suelen tener aquellas, lo que hace esta película muchísimo más disfrutable. Yo podría haber obviado los chistes de caca y pedos y podría haber eliminado también toda la historia con David Cross -otro capo de Arrested Development, en un papel bastante molesto-, pero salvando eso Obvious Child tiene una protagonista con la que es muy fácil de conectar en algún punto y una historia que inesperadamente se va haciendo cada vez más tierna. Me pareció por momentos graciosa y por otros adorable, pero más que nada extremadamente sincera, y la interpretación de Slate es de una vulnerabilidad y honestidad tan linda que medio que me daba ganas de abrazarla todo el tiempo. Por lo demás, sigue siendo un debut, no es súper memorable ni va a cambiar muchas vidas, pero se gana cada uno de esos 84 minutos de nuestra atención.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2910274/

Anuncios

8 comentarios el “Menú light: 4 comedias bien ligeritas

  1. Gonzalo dice:

    ¡Hola! Buen post, las voy a tener en cuenta. La única que ya vi es Chef, y como no lo menciona en la reseña te agrego una cosa. Acá Jon Favreau se sacó las ganas de hacer dos cosas, todo junto. El tipo venía queriendo hace tiempo hacer una película sobre comida y chefs (sabrá él por qué), y de paso se mandó una buena autobiografía en forma de metáfora. Usó todo el tema de los restaurantes importantes y los carritos de comida como espejo de su experiencia y sus ideas sobre los estudios y sus blockbusters, y el cine independiente y artístico. Viendo eso capaz que le agrega un poco de gracia a la cosa.

    Y toda la parte de la paternidad ausente también es medio autorreferencial, pero ta, ese ya es mambo de él.

    Le gusta a 1 persona

    • Scarlett dice:

      ¡Hola Gonzalo! Gracias por tu comentario. Sí, leí que era una especie de fantasía de Favreau, por eso un poco el resumen de la trama lo tiré onda que era el sueño del tipo jajaja, porque se nota mucho que es como un proyecto re personal. Lo de comida y chefs me parece que es porque está de moda, ¿no? La popularidad de los realities de chefs demuestran que hay un nicho ahí bastante zarpado, capaz que Jon es fan de esos programas también. La parte metafórica que comentás está re interesante, no la había visto así, gran aporte. Parecés estar bastante informado aparte, ¿seguís a Favreau o algo por el estilo? 🙂

      Me gusta

  2. Gonzalo dice:

    Hola, Scarlett. Me alegra que te haya servido el comentario. En sí no, no sigo a Jon Favreau particularmente. Me gustan algunas películas suyas, y otras no. Esto lo recordaba de haberlo leído en internet en algún momento. Esa información trivial que pensás que no te va a servir para nada hasta que podés meter un comentario en un blog, jaja. Bueno, de eso tengo kilos.

    ¡Saludos!

    Me gusta

  3. laux dice:

    chef me parecio una poroga infumable. lo odie. obvious child me encanto (obvio – obvio)

    Le gusta a 1 persona

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s