Tres europeas sobre mujeres perturbadas

Es obvio que en el cine busco entretenimiento, pero a veces busco algo más, algo que me haga sentir mejor. Una especie de receta que tiene que tener diálogos graciosos, o una historia inspiradora, o un tema con el que me identifique, o (y esta es la clave del éxito) una fotografía que me haga viajar. Sí, el típico cliché, pero es verdad que una película puede ser más que un antidepresivo: puede ser un regulador del humor, un ansiolítico, un estimulante y cualquier otro tipo de droga sin los jodidos efectos secundarios. Por ejemplo, con el cine de terror busco vivir una catarsis de miedo sabiendo que estoy segura en mi cuarto. Me pasa algo distinto cuando veo películas de personas desequilibradas: hacen que me sienta más en control con mi propia vida (a falta de un support group…¡cine!). Se ve que eso es lo que estaba buscando el fin de semana pasado porque, sin buscarlo, vi tres películas encabezadas por mujeres que otros definirían como inestables pero yo las veo más bien como malentendidas. Al final, no conseguí lo que quería; no me sentí mejor conmigo misma; por el contrario, terminé empatizando demasiado con las protagonistas, y pensando que, en realidad, no estamos tan lejos de ser vistos como uno de esos personajes “inestables”.

Stockholm (2013)
A026_C004_041790
Comienzo la selección con Stockholm, una película española que, irónicamente, está titulada en inglés. Esta sigue la noche que comparten dos personas, un tal él y una tal ella (sí, es todo con pronombre, aunque en una parte él comenta que se llama Bartolo…). En la escena inicial, él (Javier Pereira) ve a una mujer, ella (Aura Garrido), por la que siente una atracción instantánea (según él, enamoramiento). Desde el primer intercambio que tienen se plantea la dinámica de la relación: él insiste, ella frena, él seduce, ella rechaza. ¿Pero por qué no lo rechaza de una y listo? Porque la engancha con distintas conversaciones que se convierten en el hilo conductor de la película. Al principio me preocupé: pensé que este acoso iba a desencadenar una trama oscura sobre violación y/o secuestro (¿por qué otra razón se llamaría Stockholm?). Pero me fui olvidando de ese factor racional gracias al guión, que aporta diálogos ágiles y situaciones románticas, dramáticas, cómicas y hasta tenebrosas. De todas maneras, mi preocupación inicial de que la película diera un giro turbio se intensificó hacia el final, cuando de repente Stockholm se vuelve psicológicamente inquietante. La fotografía ayuda a transmitir este cambio: la comedia romántica que se plantea en la oscuridad de la noche contrasta con el drama psicológico que percibimos en la claridad de la mañana siguiente. Pero lo más destacable de Stockholm son sus actuaciones, naturales pero complejas, que hacen que sintamos cosas tan fuertes y contrastadas como el desprecio o la compasión. Y si bien el final es un poco predecible, es el cambio drástico de tono (y las sensaciones que provoca en nosotros) la verdadera sorpresa de la película, una especie de balde de agua fría que nos recuerda la influencia que puede tener el trato de una persona con otra.

Efecto psicofármaco: antidepresivo que cayó mal.
Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2380207/

 

Liebe Mich! (2014)
2014_144

Continúo la categoría con Love Me! o Liebe Mich! en su idioma original. La película alemana retrata la lucha del día a día de Sarah (Lilli Meinhardt), una joven que en su búsqueda por recibir cariño y aprobación, todo le sale mal. Su falta de equilibrio emocional (producto de la frialdad de quienes la rodean) logra que se desborde constantemente, lo que hace que las personas la rechacen, hasta su propio padre. Lo destacable de la película, desarrollada en un hermoso verano de Berlín (y no en un invierno azulado como se esperaría de esta trama), es la relación de Sarah, una Lolita ya adulta (si es que eso existe), y los contextos donde se desarrolla. Su comportamiento parece reducirse en lo reaccionario, pero cuando vemos la relación que tiene con su padre, comenzamos a comprender al personaje y vemos que en realidad es más complejo de lo que pintaba. O quizás la palabra no es complejo, sino humano, y es por esa razón que, a pesar de ser un papel un poco básico, simpatizamos con Sarah. Liebe Mich! no es una gran contribución al cine alemán: el guión está OK, las actuaciones son acordes y la fotografía es agradable. El valor del film no está en lo cinematográfico, sino en ilustrar que a veces no necesitamos una mala decisión o un hecho traumático para perder el control, sino algo más rutinario, que involucra a los contextos y relaciones de nuestro día a día.

Efecto psicofármaco: regulador del humor por contraste.
Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3590648/

 

Journal d’une femme de chambre (2015)
journal-d-une-femme-de-chambre-photo-54e4a7b3479cf
Finalizo este apartado con Journal d’une femme de chambre, una francesa protagonizada por la magnética Léa Seydoux. Bueno, magnética porque tiene algo en la mirada que hipnotiza, porque en realidad en esta película está más apática que nunca. Basada en la novela homónima del escritor francés Octave Mirbeau, la película se centra en Célestine (Seydoux), una mucama inteligente y calculadora que comienza a trabajar en el hogar de los Lanlair. Ya en su primer día de trabajo vemos qué sacrificios tiene que hacer Célestine para conservarlo e, incluso, para sobrevivir. La señora de la casa la maltrata y el “hombre de la familia” la vive acosando sexualmente; además de que tiene que interactuar con sus compañeros de trabajo: Marianne, una frágil cocinera, y Joseph, un misterioso jardinero con el que desarrolla una historia turbia. La película es la cuarta adaptación de la novela, precedida por una de Martov (1916), otra de Jean Renoir (1946) y la de Luis Buñuel (1964). No vi ninguna de estas versiones ni leí la novela, pero esta versión de Benoît Jacquot es la mejor siesta dominical que te podés tomar (yo me quedé dormida plácidamente). La trama está resuelta de una manera confusa, sobre todo por un manejo desprolijo de recursos narrativos, como el de flashbacks demasiado largos. Por otro lado, los diálogos son básicos y hasta antinaturales, lo que no ayuda a las actuaciones toscas y forzadas. Por momentos, Léa Seydoux llega a transmitirnos algo de humanidad en lo que es un papel robótico y confuso. Debe ser su actuación más impenetrable hasta el momento, ¡y eso que es Léa Seydoux! Claro que la fotografía es linda, pero eso es gracias a los hermosos paisajes de la campiña francesa. Visualmente no hay nada para destacar excepto el excesivo uso de zooms que no significan nada, sino que buscan aportarle un valor poético a una película totalmente vacía. Un chiste sin gracia.

Efecto psicofármaco: somnífero placentero.
Veredicto: 3/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2711898/

Anuncios

3 comentarios el “Tres europeas sobre mujeres perturbadas

  1. Gonzalo dice:

    Te agrego otra europea de la misma temática: À la folie… pas du tout. Francesa, del 2002, con Audrey Tautou. La podés encontrar como “He loves me… he loves me not”. A mí me gustó.

    Me gusta

    • Camila dice:

      ¡Hola Gonzalo!

      Sí, recuerdo esa película. La vi durante mi etapa de amor con Audrey Tautou, que ya pasó jaja. No recuerdo mucho porque fue hace varios años, pero lo que sí me acuerdo es que me terminaba dando mucha lástima su personaje, y había un fuerte elemento de injusticia. La voy a volver a ver ahora, ¡me dio curiosidad! La verdad es que el cine europeo está plagado de personajes femeninos complejos, mucho más interesante que la visión de Hollywood de hacer remakes con un casting completamente femenino (una de las pocas cosas que hacen para representar a mujeres).

      Gracias por el comentario 🙂

      Me gusta

      • Gonzalo dice:

        Dale, mirala y después comentamos, jaja. Yo la vi hace pila también, y no me acuerdo absolutamente todo, pero sí, el final es bastante triste (y un poquito perturbador).

        ¡Saludos!

        Me gusta

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s