The Julie Ruin: Hit Reset (2016)

Hoy en día es casi imposible pasar una semana sin leer un artículo en el que se mencione al feminismo. Si bien la lucha por los derechos de las mujeres tiene una larga historia, por suerte en estos últimos años el tema se está tratando cada vez más, y el término está perdiendo el estigma que se le adjudicaba. Frente a esta oleada de definiciones, de ejemplos sobre lo que es feminista y lo que no, etc., hubo una persona que se hizo extrañar: Kathleen Hanna. La icónica artista feminista, quien fue la cara más visible de Bikini Kill y Le Tigre, estuvo un poco desaparecida por su batalla con la enfermedad de Lyme, retratada crudamente en el documental The Punk Singer (2013), en el que se la ve enfrentando los problemas físicos y neurológicos que genera la infección. Y la verdad es que es de las pocas cosas que pueden parar la energía explosiva de Hanna, una de las voces más expresivas del feminismo de la tercera generación y la abanderada del movimiento Riot Grrrl.

Necesitaba que volviera Kathleen, y no sabía cuánto hasta que lanzó Hit Reset con The Julie Ruin, que agrupa también a Kathi Wilcox. Claro que no me olvido de Run Fast (2013), el primer disco de la banda, que nos introdujo al más perfecto dance punk, con teclados pop, guitarras filosas, palmas que son imposibles de no acompañar y coros que se te quedan pegados en la mente. Pero con su disco sophomore reivindican su potencia y doblan la apuesta. Más allá de que este lanzamiento es un claro signo de la recuperación de Hanna (en este momento no se me ocurre ningún vocalista con mayor potencia vocal) y de la vuelta de un ícono feminista, Hit Reset viene para darle una cachetada a los opresores así como para mantenernos despiertas, ya sea en la sociedad, en la familia, en las relaciones o en nuestra mente.

Con Hit Reset Hanna deja la postura política del feminismo que siempre defendió para entrar a un plano más personal. En este trabajo, el feminismo no es un discurso que se proyecta a gritos sino una postura que se representa. La artista se aleja un poco del mensaje colectivo para hacer foco en lo individual, que termina representando y llegándole a más personas, ya que en canciones de tres minutos sentimos la lucha, tanto externa como interna, de una mujer que nunca se va a dejar vencer. Pero esta lucha no es nada solemne, por el contrario, viene acompañada con ritmos que dan ganas de bailar con una sonrisa.

You may be a bit outrageous
And I might scream with anticipation
But I— I’ll decide

And I might make mistakes and chances
Though I may be at a disadvantage
But I— I’ll decide

-“I Decide”

Hit Reset
comienza con la canción homónima, un mensaje que hace referencia a la infancia de la cantante, específicamente a la relación con el déspota de su padre. Pero las alusiones biográficas no acaparan el álbum, aunque sí el sexismo y abuso emocional que sufrió en su vida. Sí, claro que en la trágica “Let Me Go” le pide a su esposo que le tenga piedad y la deje terminar con su enfermedad (no menciona directamente a la eutanasia pero el mensaje es bastante claro…), así como “Calverton” es una dulce balada dedicada a su madre. Pero es en las más ácidas (y, casualmente, mis favoritas) como “Planet You”, “Mr. So and So” y “I’m Done” en las que tanto ella como el resto de la banda brillan, con una energía instrumental y vocal que nos llega directo a la piel. En estas canciones tenemos la dosis de sarcasmo que caracteriza a Hanna, que ilustra con precisión la condescendencia que tiene que soportar a través de escenas cotidianas e intercambios con personajes nocivos que todos tenemos en nuestra vida, ya sean amigos narcisistas, parejas que no nos aprecian o posers intelectuales. Son ese tipo de canciones que provocan mucha rabia, ganas de bailar y cantar al mismo tiempo.

I jump out of my plane
In a parachute that says “girls rule”
With a Sleater-Kinney T-shirt on
And when I land you know I’m just gonna have to demand a booklist
Just you just write it out by hand
And make sure it tells me why feminism needs to exist
Take a picture with me
Oops, I snuck a kiss
Come on, it was just a joke
My girlfriend’s a really big fan
Silence, silence
I’ll wear you like a shield to hide me from what I really feel
And criticism, by the way, you play so good for a girl
And thanks for all you do, pat, pat on the head
Stand too close now go change the world

You can’t say goodbye before I get my hello
Mr. So and So
It’s all just for show
Except his sweaty glow
Mr. So and So

-“Mr. So and So”

A su vez, hay canciones que pueden funcionar perfectamente como himnos feministas, distintos a los que creó con Bikini Kill porque esta vez se alejan del “Nosotras” para darle paso al “Yo”. Ya sea con el manifiesto sobre el consenso en “I Decide” o en las aspiraciones que van en contra de nuestros ideales con “Roses More Than Water”, Kathleen logra articular lo que yo no sabía que pensaba hasta el momento.

Maybe I want roses more than water and to be a
Loving father’s daughter
Maybe I want something much more like a
Brownie sundae party behind closed doors or
A typewriter palace with a shark filled moat
Maybe I’ll be hoaxed by my own demise
“I hear she saw a cliff and kept on driving”
Maybe I’m more hell-bent on living than I am on just surviving

-“Roses More Than Water”

Pero estas letras ingeniosas no están aisladas como mensajes sociopolíticos, como sucede con otras bandas punk. Acá la música es valiosa, y en serio. La guitarra es lo suficientemente agresiva como para darle dramatismo a la canción sin opacar al resto de la composición, los teclados ochentosos hacen que todo sea un poco más light-hearted sin caer en lo humorístico, el bajo de Wilcox sigue siendo tan expresivo como lo conocíamos pero más refinado, y la batería marca nuestro paso rabioso siguiendo la marcha que lidera Kathleen. La magia de The Julie Ruin es que nos da la agresividad del punk, el groove del dance y lo político del feminismo sin poder (y sobre todo, sin querer) procesarlos por separado. Con Hit Reset no estoy escuchando solo uno de los discos punks más inteligentes o algunos de los ritmos más bailables de los últimos años. Es algo más. Hit Reset me da esperanzas, no solo como amante del punk y aficionada del dance, sino también como feminista, como mujer. Hace ya un tiempo que no sentía que un disco fuera tan necesario y la respuesta a lo que estaba buscando. ¿Por qué necesitábamos a Kathleen? Porque a veces necesitamos que alguien grite para despertarnos. Y cuando Kathleen grita, yo escucho.

Veredicto: 9/10 y un gran ❤
Spotify: https://open.spotify.com/album/4D4vLiYKRycKzBSX1Y1sjg

Anuncios

Mejor es amar que ser amado

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En primer lugar, el amor es una experiencia común a dos personas. Pero el hecho de ser una experiencia común no quiere decir que sea una experiencia similar para los dos partes afectadas. Hay el amante y hay el amado, y cada una de ellos proviene de regiones distintas. Con mucha frecuencia, el amado no es más que un estímulo para el amor acumulado durante años en el corazón del amante. No hay amante que no se dé cuenta de esto, con mayor o menor claridad; en el fondo, sabe que su amor es un amor solitario. Conoce entonces una soledad nueva y extraña, y este conocimiento le hace sufrir. No le queda más que una salida: alojar su amor en su corazón del mejor modo posible; tiene que crearse un nuevo mundo interior, un mundo intenso, extraño y suficiente. Permítasenos añadir que este amante no ha de ser necesariamente un joven que ahorra para un anillo de boda; puede ser un hombre, una mujer, un niño, cualquier criatura humana sobre la tierra.

Y el amado puede presentarse bajo cualquier forma. Las personas más inesperadas pueden ser un estímulo para el amor. Se da por ejemplo el caso de un hombre que ya es abuelo que chochea, pero sigue enamorado de una muchacha desconocida que vio una tarde en las calles de Cheehaw, hace veinte años. Un predicador puede estar enamorado de una mujer perdida. El amado podrá ser un traidor, un imbécil o un degenerado; y el amante ve sus defectos como todo el mundo –pero su amor no se altera lo más mínimo por eso. La persona más mediocre puede ser objeto de un amor arrebatado, extravagante y bello como los lirios venenosos de las ciénagas. Un hombre bueno puede despertar una pasión violenta y baja, y en algún corazón puede nacer un cariño tierno y sencillo hacia un loco furioso. Es solo el amante quien determina la valía y la cualidad de todo amor.

Por esto, la mayoría preferimos amar a ser amados. Casi todas las personas quieren ser amantes. Y la verdad es que, en el fondo, el convertirse en amados resulta algo intolerable para muchos. El amado teme y odia al amante, y con razón: pues el amante está siempre queriendo desnudar al amado. El amante ansía cualquier tipo de relación con el amado, aunque esta experiencia solo le traiga dolor.

-Carson McCullers, La balada del café triste
Arte de Michael Carson

Un poco de todo del 2016

Por ahora el 2016 viene flojito, pero aún queda muchísimo camino por recorrer ya que las películas más esperadas del año todavía no se han estrenado. Para ir saboreando el año les dejamos recomendaciones para 5 géneros distintos, ordenadas por el disfrute que le provocaron a esta humilde escritora.

DEPORTE

Eddie the Eagle (2016)

Eddie-the-Eagle-Movie-Poster-Taron-Egerton

Si viste una película de deporte, las viste todas. En general siempre tienen la misma estructura: un competidor novato e inesperado tratando de lograr alguna victoria contra toda expectativa, un período de entrenamiento con un entrenador malhumorado pero de buen corazón, alguna derrota que le genera dudas al protagonista y finalmente un momento en que brilla y les prueba a todos que podía hacerlo. ¿Varía acaso Eddie the Eagle de esta premisa? Por supuesto que no. En este caso, la película trata de la vida de Eddie Edwards, el primer saltador de esquí de Inglaterra en participar en los Juegos Olímpicos de invierno. Pero a pesar de que la estructura es la misma de siempre, la película se disfruta. Para empezar, cuenta con una brillante interpretación de Taron Egerton en el rol principal (un muchacho muy talentoso que se va para arriba como pedo de buzo y que capaz que ya conocen por Kingsman: The Secret Service, la cual también protagoniza) y un apoyo decente del siempre carismático Hugh Jackman como su entrenador malhumorado y “cómicamente” alcohólico. La película es súper cursi, pero SÚPER, tiene un estilo muy noventoso y al parecer el guión se toma muchísimas libertades con la historia real, pero yo puedo decir que aprendí que el salto de esquí es una demencia y Eddie es tan bizarro y adorable que le quise dar un abrazo durante toda la película. Ah, es posible que haya tenido un leve ataque de pánico durante alguno de los saltos (en especial hacia el final, ya van a ver).

Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1083452/

 

THRILLER

Money Monster (2016)

money-monster-movie-reviews-clooney-oconnell

Este thriller protagonizado por los BFFs de Hollywood George Clooney y Julia Roberts es una combinación pedorra de dos clásicos de Sydney Lumet y casualmente también dos de mis películas más favoritas de todos los tiempos: Dog Day Afternoon y NetworkPor supuesto que esta no les llega ni a los talones, pero imita la intensidad de una situación de rehenes y el circo mediático que rodea a la de Pacino y el ácido comentario social que plantea Network y en el proceso logra ser muy disfrutable y especialmente atrapante. En este caso se trata de un programa financiero (de ahí “Money Monster”) que durante la filmación en vivo de uno de sus programas (dirigidos por Julia Roberts y conducidos por Clooney) es invadido por un demente con un revolver y un chaleco lleno de explosivos que los obliga a transmitir en directo sus quejas y demandas. Resulta que este pibito humilde (Jack O’Connell) perdió un montón de dinero gracias a los consejos financieros del conductor del programa y le pareció prudente tomar al equipo de producción como rehén para no se sabe exactamente bien qué. El guión tiene varias instancias que son difíciles de creer, pero salvando esto es un thriller súper intenso y muy bien dirigido por Jodie Foster (seh), con varios momentos de humor y que inspira reflexión a pesar de que los intentos por “enviar un mensaje” son bastante superficiales. Funciona mejor desde el ángulo lumeteano mediático (un término que acabo de inventar) que desde el ángulo policial o el financiero, y a pesar de su tono altamente exagerado, el carisma de douche-bag de Clooney y el paso seguro y adrenalínico de Foster la salvan de las faltas del guión.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2241351/

 

DRAMA

Louder Than Bombs (2015)

louder-than-bombs-2-credit-_frenetic

Bueno, este es un drama propiamente dicho. Se trata de una familia lidiando con el dolor que dejó la muerte de la madre, una fotógrafa de guerra reconocida en todo el mundo, interpretada en flashbacks por la fabulosa Isabelle Huppert (quien parece que va a tener un buen año de reconocimiento internacional por otra película). En este mundo cruel quedaron su marido (Gabriel Byrne, a quien le queda muy bien el rol de padre), su hijo mayor (el odiado por muchos Jesse Eisenbeg) y su hijo adolescente (David Druid, en el cansado papel de adolescente incomprendido al que le aporta gran humanidad). La película es contemplativa y se toma su tiempo en mostrar como cada uno de los personajes está enfrentando la tragedia contraponiendo su presente con escenas del pasado cuando su madre todavía vivía. Sí, es triste, y para muchos va a ser familiar. El guión tiene momentos muy buenos que parecen revelaciones profundas de los personajes y de la naturaleza del dolor y la pérdida, pero en otros aspectos se amiga con el cliché y pierde puntos. También es un poco más melodramática de lo que me hubiera gustado, pero en definitiva está excelentemente actuada, es bienintencionada y presenta una diversidad de manifestaciones de la tristeza que sería difícil que no conecte en algún punto con cualquiera que la vea. Escrita y dirigida por el danés Joachim Trier, del que yo no había visto nada más pero sobre quien definitivamente vale la pena investigar más.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2217859/

 

COMEDIA

Neighbors 2: Sorority Rising (2016)

neighbors-2-sorority-rising-trailer-00
¿Es posta esto? ¿Una comedia grosera de Seth Rogen y Zac Efron que además es una secuela de una película de mierda? Sí, es re posta. La película agarra todo lo que odié de la primera y lo da vuelta con excelente sentido del humor. Todo lo que era ofensivo y misógino de Neighbors, la cual trataba de una fraternidad universitaria en guerra con una pareja vecina por “ruidos molestos”, acá se revierte y no solo porque ahora la fraternidad es una hermandad, sino porque no se presenta como un intento barato de subirse al carro de lo políticamente correcto de forma solemne; al contrario, tiene un sentido auto-crítico muy divertido y se burla de sí misma constantemente, demostrando que no es necesario perder la humanidad para hacer reír. Tiene muchas cosas graciosas, otras tantas que fallan y unos efectos especiales medio bizarros, pero hay una madurez interesante en sus personajes viejos (por un lado la pareja de padres interpretados por Seth Rogen y Rose Byrne y por otro Zac Efron perdido en el limbo post-universitario) que se alían contra un nuevo enemigo (las chicas de la hermandad lideradas por Chloë Grace Moretz). Las partes de esta nueva hermandad están bien pero son mucho más obvias en su progresismo y las chicas tienen una evidente lección por aprender, pero Rogen, Byrne, sus bizarros amigos y en especial Efron son lo máximo. En particular este último: hay algo tan gustable en la forma en que se construye al personaje y cómo lo interpreta, es un tipo que abusa de su atractivo para obtener lo que quiere pero que está tan perdido y solo que da ternura. También es genial ver otro tipo de padres en el cine: la dupla de Rogen y Byrne, pseudo hipsters progresistas fuma-porro, le dan una frescura al rol de padre que es muy bienvenida. Dicho esto, no es que estemos ante una revolución en la historia del cine, pero para ser una comedia asquerosita y encima una secuela, tiene muchísimo a su favor; me reí de principio a fin y qué cosa linda que es terminar de ver una comedia de estas sin quedar completamente asqueada con el tratamiento de la mujer.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4438848/


DOCUMENTAL

Weiner (2016)

WEINER

Empecemos con una confesión: yo soy una chica a la que le gusta la ficción. No suelo mirar muchos documentales pero cuando me topo con uno tan genial como Weiner, me replanteo completamente esta gran falta. ¿Por qué nos habría de interesar un documental sobre la campaña política de un ex-congressman yanqui que luego quiso ser el alcalde de Nueva York? Porque su historia y la historia del documental son fascinantes: el tipo, un demócrata sin pelos en la lengua (nunca utilicé esa expresión en mi vida), parecía tener el apoyo de muchos hasta que subió a Twitter una foto de su pito abultado en sus calzoncillos y se le fue todo a la mierda. A esto le siguió un escándalo de sexting y fue entonces que decidió renunciar a su puesto como congressman para años después lanzarse como candidato para ser alcalde; aquí es donde comienzan a seguirlo los documentalistas Josh Kriegman y Elyse Steinberg. El filme comienza con una excelente introducción de su carrera hasta el momento y nos da una idea de lo que podría haber sido si no hubiera sido por sus indiscreciones y por el destrozo que le hicieron los medios. Este documental se siente como ver un accidente de tránsito: es horrible pero no podés parar de mirarlo. Ciertamente es de lo más dinámico y entretenido que he visto en el género, y creo que me provocó tendinitis de la vergüenza ajena que experimenté viendo las metidas de pata del político del apellido desafortunado (para los que no saben, “weiner” en inglés se puede usar como “pito”). En realidad es increíble lo que va pasando y que justo lo estén siguiendo los documentalistas debe ser una de esas irónicas y deliciosas coincidencias de la vida. Pero no solo se destaca por ser gracioso de una forma trágica, los cineastas también tienen una clara empatía y simpatía tanto por su protagonista como por su igualmente (sino más) fascinante esposa Huma (a quien Hillary Clinton parece considerar su segunda hija). Los acercamientos de cámara a la enigmática figura de esta mujer son a menudo devastadores y es casi desesperante no poder meterse en su cabeza para saber en qué estaría pensando. Weiner, por otro lado, es un excelente sujeto de estudio: un tipo carismático a su manera, gracioso y que parecía realmente tener buenas ideas, pero es cagada tras cagada, te da ganas de hacerle la famosa pregunta “¿cuál es tu problema?” Pero quizás el gran protagonista de la historia sean los medios y el trato abusivo, desagradable e indignante que hicieron tanto de Weiner como de Huma. Además del COLOR que le dan los yanquis a algo tan insignificante como lo que en definitiva hace Weiner. En fin, es un excelente documental, más porque las situaciones en las que se involucra su sujeto son tan ridículas que por la capacidad de los cineastas; divertido, incómodo, absurdo, humano y que te deja con ganas de más.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt5278596/

Tres europeas sobre mujeres perturbadas

Es obvio que en el cine busco entretenimiento, pero a veces busco algo más, algo que me haga sentir mejor. Una especie de receta que tiene que tener diálogos graciosos, o una historia inspiradora, o un tema con el que me identifique, o (y esta es la clave del éxito) una fotografía que me haga viajar. Sí, el típico cliché, pero es verdad que una película puede ser más que un antidepresivo: puede ser un regulador del humor, un ansiolítico, un estimulante y cualquier otro tipo de droga sin los jodidos efectos secundarios. Por ejemplo, con el cine de terror busco vivir una catarsis de miedo sabiendo que estoy segura en mi cuarto. Me pasa algo distinto cuando veo películas de personas desequilibradas: hacen que me sienta más en control con mi propia vida (a falta de un support group…¡cine!). Se ve que eso es lo que estaba buscando el fin de semana pasado porque, sin buscarlo, vi tres películas encabezadas por mujeres que otros definirían como inestables pero yo las veo más bien como malentendidas. Al final, no conseguí lo que quería; no me sentí mejor conmigo misma; por el contrario, terminé empatizando demasiado con las protagonistas, y pensando que, en realidad, no estamos tan lejos de ser vistos como uno de esos personajes “inestables”.

Stockholm (2013)
A026_C004_041790
Comienzo la selección con Stockholm, una película española que, irónicamente, está titulada en inglés. Esta sigue la noche que comparten dos personas, un tal él y una tal ella (sí, es todo con pronombre, aunque en una parte él comenta que se llama Bartolo…). En la escena inicial, él (Javier Pereira) ve a una mujer, ella (Aura Garrido), por la que siente una atracción instantánea (según él, enamoramiento). Desde el primer intercambio que tienen se plantea la dinámica de la relación: él insiste, ella frena, él seduce, ella rechaza. ¿Pero por qué no lo rechaza de una y listo? Porque la engancha con distintas conversaciones que se convierten en el hilo conductor de la película. Al principio me preocupé: pensé que este acoso iba a desencadenar una trama oscura sobre violación y/o secuestro (¿por qué otra razón se llamaría Stockholm?). Pero me fui olvidando de ese factor racional gracias al guión, que aporta diálogos ágiles y situaciones románticas, dramáticas, cómicas y hasta tenebrosas. De todas maneras, mi preocupación inicial de que la película diera un giro turbio se intensificó hacia el final, cuando de repente Stockholm se vuelve psicológicamente inquietante. La fotografía ayuda a transmitir este cambio: la comedia romántica que se plantea en la oscuridad de la noche contrasta con el drama psicológico que percibimos en la claridad de la mañana siguiente. Pero lo más destacable de Stockholm son sus actuaciones, naturales pero complejas, que hacen que sintamos cosas tan fuertes y contrastadas como el desprecio o la compasión. Y si bien el final es un poco predecible, es el cambio drástico de tono (y las sensaciones que provoca en nosotros) la verdadera sorpresa de la película, una especie de balde de agua fría que nos recuerda la influencia que puede tener el trato de una persona con otra.

Efecto psicofármaco: antidepresivo que cayó mal.
Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2380207/

 

Liebe Mich! (2014)
2014_144

Continúo la categoría con Love Me! o Liebe Mich! en su idioma original. La película alemana retrata la lucha del día a día de Sarah (Lilli Meinhardt), una joven que en su búsqueda por recibir cariño y aprobación, todo le sale mal. Su falta de equilibrio emocional (producto de la frialdad de quienes la rodean) logra que se desborde constantemente, lo que hace que las personas la rechacen, hasta su propio padre. Lo destacable de la película, desarrollada en un hermoso verano de Berlín (y no en un invierno azulado como se esperaría de esta trama), es la relación de Sarah, una Lolita ya adulta (si es que eso existe), y los contextos donde se desarrolla. Su comportamiento parece reducirse en lo reaccionario, pero cuando vemos la relación que tiene con su padre, comenzamos a comprender al personaje y vemos que en realidad es más complejo de lo que pintaba. O quizás la palabra no es complejo, sino humano, y es por esa razón que, a pesar de ser un papel un poco básico, simpatizamos con Sarah. Liebe Mich! no es una gran contribución al cine alemán: el guión está OK, las actuaciones son acordes y la fotografía es agradable. El valor del film no está en lo cinematográfico, sino en ilustrar que a veces no necesitamos una mala decisión o un hecho traumático para perder el control, sino algo más rutinario, que involucra a los contextos y relaciones de nuestro día a día.

Efecto psicofármaco: regulador del humor por contraste.
Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3590648/

 

Journal d’une femme de chambre (2015)
journal-d-une-femme-de-chambre-photo-54e4a7b3479cf
Finalizo este apartado con Journal d’une femme de chambre, una francesa protagonizada por la magnética Léa Seydoux. Bueno, magnética porque tiene algo en la mirada que hipnotiza, porque en realidad en esta película está más apática que nunca. Basada en la novela homónima del escritor francés Octave Mirbeau, la película se centra en Célestine (Seydoux), una mucama inteligente y calculadora que comienza a trabajar en el hogar de los Lanlair. Ya en su primer día de trabajo vemos qué sacrificios tiene que hacer Célestine para conservarlo e, incluso, para sobrevivir. La señora de la casa la maltrata y el “hombre de la familia” la vive acosando sexualmente; además de que tiene que interactuar con sus compañeros de trabajo: Marianne, una frágil cocinera, y Joseph, un misterioso jardinero con el que desarrolla una historia turbia. La película es la cuarta adaptación de la novela, precedida por una de Martov (1916), otra de Jean Renoir (1946) y la de Luis Buñuel (1964). No vi ninguna de estas versiones ni leí la novela, pero esta versión de Benoît Jacquot es la mejor siesta dominical que te podés tomar (yo me quedé dormida plácidamente). La trama está resuelta de una manera confusa, sobre todo por un manejo desprolijo de recursos narrativos, como el de flashbacks demasiado largos. Por otro lado, los diálogos son básicos y hasta antinaturales, lo que no ayuda a las actuaciones toscas y forzadas. Por momentos, Léa Seydoux llega a transmitirnos algo de humanidad en lo que es un papel robótico y confuso. Debe ser su actuación más impenetrable hasta el momento, ¡y eso que es Léa Seydoux! Claro que la fotografía es linda, pero eso es gracias a los hermosos paisajes de la campiña francesa. Visualmente no hay nada para destacar excepto el excesivo uso de zooms que no significan nada, sino que buscan aportarle un valor poético a una película totalmente vacía. Un chiste sin gracia.

Efecto psicofármaco: somnífero placentero.
Veredicto: 3/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2711898/

Insta-recomendaciones para el usuario ocupado

Eye in the Sky (2015)

EYE IN THE SKY

Opa, esta fue una sorpresa muy agradable. Admito que no le daba ni dos pesos pero me re gustó. Perfecta para cualquier fan de Homeland y persona interesada en las guerras actuales, a través de drones y tecnologías remotas. La película se trata de una sola misión, prácticamente en tiempo real, la cual consiste en la captura de un grupo de terroristas de alta prioridad. La idea es tirarles un misil desde la comodidad de un dron y olvidarse de todo, pero surge un problemita clásico, puede haber daño colateral bastante jodido. Más que acción, el guión de Guy Hibbert se preocupa por explorar las ramificaciones del ataque desde todo punto de vista, inclusive contraponiendo dos corrientes éticas como son la teoría deontológica kantiana (en resumidas cuentas el “deber”) y el utilitarismo (en este caso la cuantificación en “el menor de los males para el menor número de gente”), claro que los personajes no se ponen a tirar nombres y hacerse los cultos como yo sino que lo discuten orgánicamente. Los personajes son la Coronel encargada de la misión, encarnada por Helen Mirren muy satisfactoriamente, Aaron Paul como el “piloto” del dron, Alan Rickman (lloro) como el General que tiene que lidiar con los políticos y sus preocupaciones y nuestro querido Iain Glen como el Secretario de Estado británico (a.k.a. Jorah Mormont en Game of Thrones). La película es súper actual, tensa y fascinante de principio a final -en sus momentos de acción y en sus momentos de diálogo-, y tanto las actuaciones como la dirección están puestas al servicio del excelente guión, sin robarle su protagonismo. Y para los fans de Homeland, sirve un poco para aguantar hasta la próxima temporada.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2057392/


Sound of My Voice (2011)

sound-of-my-voice-movie-image-christopher-denham-brit-marling

Hola Brit Marling, nos encontramos otra vez. Por si no se acuerdan, Brit es uno de mis nuevos descubrimientos favoritos, y la co-guionista y protagonista de Another Earth. En esta también es co-guionista, esta vez con Zal Batmanglij (el director) y tiene un papel bastante importante. La película se trata de un par de documentalistas que deciden infiltrarse en un culto (sí, otra vez un culto, ME ENCANTAN) que parece idolatrar a una mujer que dice venir del futuro, esta mujer es Brit, claro. Por supuesto que este es un indie de bajo presupuesto, así que no hay grandes despliegues de nada, pero la película logra hipnotizarnos desde el principio, la historia es súper intrigante, creando un juego entre nosotros audiencia observando lo que pasa y los documentalistas observando lo que pasa en el culto desde ahí dentro, y mientras que ellos son desafiados a pruebas cada vez más desafiantes para demostrar su lealtad, nosotros vamos cuestionándonos si habrá algo de verdad en lo que profesa esta mujer llamada Maggie. En términos de trama, dije lo que se podía para evitar spoilers, pero no puedo no detenerme en la impresionante actuación de Marling: tiene un estilo muy anti-Hollywood, a la vez bajo perfil pero que comanda nuestra atención, tiene una forma de decir sus líneas como si no tuviera ningún apuro, lo que concuerda perfectamente con su personaje y por otros momentos parece hasta amenazante. Es una mujer extremadamente talentosa y me alegra muchísimo saber que por ahora no se ha acercado a “venderse” y sigue haciendo proyectos que la apasionan de verdad, aunque lamentablemente sean pocos. En fin, terminado mi momento de nuevo fanatismo, película recomendada, tensa, intrigante y con un final digno de ser discutido.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1748207/
Attack the Block (2011)

attacktheblock

Pero pongámonos más light para variar. Esta me hizo acordar a las películas esas medio en joda de zombies onda Shaun of the Dead, pero en vez de zombies, aliens, y en vez de protagonistas adultos, adolescentes. Bueno, capaz que nada que ver, no sé. Esta se trata de una pandilla de wannabe gangsters de South London que quieren defender su cuadra de un ataque de unas criaturas alienígenas. ¿Qué pueden esperar? Acción, mucho lunfardo (?), el papel que le abrió las puertas a John Boyega (a.k.a. Finn en la nueva de Star Wars), humor, ridiculez, aliens peludos y bizarros, marihuana y un arco de redención, seh. Es que el grupete de protagonistas son pibes chorros y lo primero que vemos de ellos es como roban a una señora trabajadora respetable del barrio, entonces ta, puede que te cueste querer verlos triunfar porque los viste siendo “mala gente”, pero yo aprecié bastante la dinámica que se dio entre los personajes, incluyendo la señora trabajadora respetable del barrio. Y John Boyega en el papel protagonista, el anti-héroe Moses, está genial. No da mucho miedo, pero hay algunas escenas medio bastante violentas, y ta, claramente hay muertes, pero la película suele mantenerse bastante ligera y excitante hasta un muy satisfactorio, aunque ridículo final.

Veredicto: 6/10
IMDb:  http://www.imdb.com/title/tt1478964/
I Origins (2014)

i-origins-brit-marling-michael-pitt-rabbit

¿Acaso es esta otra película con Brit Marling? ¡Sí, soy culpable! Sepan entender, pero es un gran descubrimiento esta mujer. En este caso la película no cuenta con su colaboración en el guión y quizás es por esto que sufre un poco, en cambio, está escrita y dirigida por el mismo de Another Earth: Mike Cahill. La película gira en torno a un científico interpretado por Michael “trompita” Pitt quien está re intenso con demostrarles a los creacionistas (los que creen en la génesis bíblica del universo) que están equivocados, refutando uno de su argumentos favoritos: que la perfección del ojo humano solo puede haber sido creada de la nada por un diseñador inteligente. En fin, la trama toca muchos temas y tiene varias ramificaciones, algunas medio demasiado místicas y en primer lugar hay una (o más de una) historia de amor, incluyendo una manic dream pixie girl interpretada por una muy bella Astrid Bergès-Frisbey. Marling tiene un personaje más secundario, la colega de laboratorio de Pitt, y claramente les rompe el culo a los demás. La película puede ser cursi, manipuladora, cliché y artificial, pero se pone mejor en la segunda mitad y de cualquier forma es más interesante que la mayoría de boludeces que produce Hollywood.

Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2884206/
Sing Street (2016)

e95a78d0a8bdfc12dd50023c9d8822ea4a084546

¿Vieron que hay un subgénero de películas que giran alrededor de músicos y si bien no caerían dentro de la categoría de musicales, tienen muchas escenas de canciones originales? Claramente el escritor y director John Carney es fan, su última película sigue esta misma línea y tiene como protagonista a un dublinense adolescente en la década de los 80, que inspirado por los gustos musicales de su hermano mayor fuma porro, decide empezar una banda con otros chicos. Es gracioso porque los chicos están recién empezando y no tienen un estilo definido, así que van desfilando por distintas imitaciones de bandas de la época, tanto musicalmente como en estilo, onda The Cure, Duran Duran y (la criticada) Genesis. Es light, cute, inofensiva y agradable. El pibito también tiene un interés romántico, una chica más grande que él, y ta, esa parte es bastante estándar y conduce a un final muy cuento de hadas… Las canciones son imitaciones competentes pero no son memorables, no como sucede con algunos temas de otra película de Carney, la ampliamente superior OncePor otro lado, si les gusta la idea de adolescentes empezando una banda, recomiendo la excelentísima Vi är bäst! de Lukas Moodysson. Volviendo a Sing Street, está tierna y está Littlefinger, quiero decir Aiden Gillen con su acento auténtico dublinense.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3544112/

Primal Scream: Chaosmosis (2016)

2016 viene siendo el año de Screamadelica. A lo mejor es porque estamos en el aniversario 25 de su lanzamiento, pero ni el público ni los críticos pueden superar la adicción que les genera el disco más droga de la historia. Y los entiendo, porque yo también caí en la obsesión. Pero en el 2016 se tendría que haber hablado un poco más sobre lo último de Primal Scream: Chaosmosis. El problema es que el grupo escocés sufre la maldición, como les sucede a otras bandas, de ser siempre comparado con su mejor trabajo. Eso es lo que le pasa con Chaosmosis. Su onceavo álbum tiene casi todo para ser un éxito pop: ritmos bailables, coros pegadizos y anticipadas colaboraciones con princesas semi-indies. Y si bien logra que movamos el esqueleto, al disco le falta la energía que caracteriza a la banda, la que la hace una de mis favoritas a la hora de estimularme con música.

Pero con Chaosmosis Primal Scream se queda a media potencia. El acid house y punktronica que supo abanderar le abren paso a un dance pop más domado, acompañado de un cambio en la lírica de las canciones. Es que a pesar de que ya hace un tiempo que están limpios de drogas, el tema sigue latente, ya sea con analogías o reflexiones directas. Las letras reflejan un cambio de perspectiva de Bobby Gillespie, que se demuestra más introspectivo y pesimista. Quien nos enamoró con sus representaciones de viajes ácidos (como en “Higher Than the Sun”), ahora nos da una reflexión consciente sobre las consecuencias del abuso de sustancias. Es inevitable extrañar los orígenes house de Primal Scream y sus canciones sensoriales, poco digeridas, pero al menos en este cambio vemos que se están arriesgando.

primal-scream

Ojo, esto no significa que el disco no sea disfrutable. Es más, son los distintos ambientes que crea los que mantienen nuestro interés a lo largo de las diez canciones. Comenzamos con la sensual “Trippin’ on Your Love”, con una instrumentación y coros femeninos (de las casi imperceptibles hermanas Haim) que hacen revivir levemente la energía de amor y paz del Screamadelica. Enseguida, el ambiente cambia a uno mucho más oscuro con “(Feeling Like A) Demon Again” y unos perturbadores sonidos que nos transportan a Japón; no de una forma tan directa como el Visions de Grimes, pero sí con recursos sonoros que asociamos con la cultura nipona, como los de videojuegos o de animés. Pasamos al tercer track, “I Can Change”, un groove que relaja y provoca bailar lentamente; la palabra perfecta para resumirlo es “soothing”. A continuación, tenemos “100 % or Nothing”, la segunda colaboración con Haim, que se destaca del resto del repertorio al tener un poco más de potencia tanto en ritmo como en vocales.

Nos frenamos a la mitad del disco con “Private Wars”, que sirve de intermedio, algo así como “Inner Flight” en Screamadelica, excepto que esta última es una experiencia estética, mientras que “Private Wars” es una especie de lullaby acústica que dan ganas de saltear. Justo cuando estábamos por quedarnos dormidos, el disco nos sacude con “Where the Light Gets In”, una canción que parecería ser más de Sky Ferreira en colaboración con Primal Scream y no al revés. Los sintetizadores setentosos y el coro que hipnotiza hacen de esta una de las canciones dance más cool del año. ¿Será esta unión la versión 2.0 de Gillespie y Kate Moss? Parece bastante obvio después al comparar el video “Where the Light Gets In” con el de “Some Velvet Morning”.

Y como si buscaran romper drásticamente la atmósfera dance pop, se nos presenta “When the Blackout Meets the Fallout”, la más agresiva de Chaosmosis, una referencia directa a la energía frenética del XTRMNTR. A continuación tenemos “Carnival of Fools”, un track extraño, que genera sentimientos encontrados por los cambios en el ritmo y por las distintas texturas que crea el uso rústico de los sintetizadores. Pero antes de que perdamos el interés, tenemos la canción más sensorial del disco: “Golden Rope”. En esta, Gillespie no solo deja de concentrarse en la primera persona sino que también nos devuelve la esencia rock de Primal Scream con la guitarra eléctrica y el dramatismo de gaitas y coros góspel. Finalmente, y como si se tratara de una receta obligatoria de todo cierre de disco, Chaosmosis termina con la melancólica pero bastante bailable “Autumn In Paradise”.

Hay que reconocer la constante búsqueda de Primal Scream por abrir nuevos caminos y despegarse de los géneros que le han adjudicado. Estamos hablando de una banda que tiene más de treinta años y que nunca repitió fórmulas exitosas, como sucede con otras veteranas. Además, ¿por qué Bobby Gillespie seguiría hablando sobre el ácido? Eso sería bastante aburrido (y preocupante). Yo también soy responsable de perpetuar esta constante comparación de Primal Scream con su mejor trabajo, pero eso es lo que pasa cuando sientan la vara tan alto. En Chaosmosis, Gillespie expone su visión de la madurez, y aporta su más que relevante perspectiva sobre el camino que la música dance tiene que seguir hoy en día. Y lo hace con ritmos y momentos que pueden hasta dar piel de gallina.

Veredicto: 7/10
Spotify: https://open.spotify.com/album/1lR4wYAc8boPYQ0nby3X5J

Menú semanal de ciencia ficción y terror

Arrancó Agosto, chiquilines, [insertar cliché de lo rápido que pasa el tiempo], quizás el último mes de frío extremo, así que para que pase más rápido les armamos un menú para esta primera semana con exquisiteces de ciencia ficción y terror, incluyendo gore, suspenso, viajes en el tiempo, dramas filosóficos y una comedia romántica, ¿por qué no? ¿Arrancamos el martes porque por qué siempre tiene todo que arrancar un lunes tan perfectito? (Sí, no llegué al lunes con el posteo, lo siento por si a algunos les dispara el TOC esto.) Una pequeña observación inicial: los veredictos, como siempre, son extremadamente personales, y si recomiendo acá películas a las que le doy 4/10 es porque confío en que otros las van a disfrutar más que yo y me parecen recomendables por eso. En fin, basta de intro, ¡buen provecho!

MARTES

The Invitation (2015)

3058561-poster-p-1-karyn-kusama-on-finding-the-perfect-team-to-make-the-invitiation-creepy-as-hell

Martes, empezamos tranqui, no da para hacer mucho, capaz que una cena con amigos, o capaz que en vez de ir a una cena con amigos ves una película que gira en torno a una cena con amigos. The Invitation es un thriller que avanza medio lento pero a paso seguro: se trata de un grupo de amigos que se reúne en la casa de una pareja amiga que hace dos años estaba completamente desaparecida. La pareja está forrada en guita y tienen una casa muy pro y el vino más caro y todo re bien pero son muy raros y además está eso de que desaparecieron durante años sin una palabra. Durante la cena las cosas se van poniendo más misteriosas, tensas y excéntricas, espantando a alguno de los amigos más recatados y despertando sospechas del ex esposo de la mujer desaparecida, que como está hiper deprimido (con razón, ya van a ver) a nadie le extraña que esté re paranoico. Tiene alguna cosa similar con Coherence pero sin la ciencia ficción. Los actores son todos desconocidos, salvo John Carroll Lynch, un tipo que debés haber visto en mil cosas y no tenías ni idea de cómo se llamaba. Tiene una vibe un poco clase B pero está bien hecha, a mí me rechinaron algunas cosas del guión y algunas actuaciones dejan mucho que desear, pero construye una atmósfera tensa e intrigante y los últimos últimos minutos son bastante especiales.

Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2400463/


MIÉRCOLES

Los cronocrímenes (2007) 

f0022370_49e1cb08a49a3

Llegaste a mitad de semana y ya estás para algo más polenta, ¿qué te parece una ciencia ficción española con tonos de terror? Esta está ideal para complementarla con la sustancia o con algún amigo colgado o mejor aún, ambos, porque los giros que va tomando la historia te garchan un poquito la cabeza. De la trama no puedo decir mucho sin spoilear, así que va bien básica: Héctor, un tipo común y corriente recién mudado a una nueva casa con su mujer, se pone a chusmear el barrio con sus binoculares y ve algo que le llama tanto la atención que decide acercarse, pero su pequeña investigación, increíblemente termina en una aventura de viaje en el tiempo. Ahora sí, preparate para viajar vos con él. El guión está muy bien y explora las paradojas de los viajes en el tiempo con mucha seguridad, logrando mantener nuestro interés hasta el final y terminando antes de que se vuelva demasiado repetitivo. Los pocos actores son decentes, la foto un poco demasiado verde, la música alucinante e incluso tiene un par de momentos que me hicieron reír, pero el humor es oscuro. Con Los cronocrímenes, el escritor y director Nacho Vigalondo (que también tiene un papel en la película) creó una de las películas más satisfactorias que he visto sobre viajes en el tiempo. Eso sí, no esperen Hollywood porque nada que ver.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt0480669/


JUEVES

Triangle (2009)

maxresdefault

Llegó el jueves y quedaste re colgado con la película de ayer, ojalá hubiera más de ese estilo que tanto te gusta. ¿Cómo cómo? ¿Hay más? Sí, Triangle es TAN parecida a Los cronocrímenes que provoca sospechas, pero aún así, tiene lo suyo. Uno que tiene tan buen gusto y es tan crítico y pro debe hacer un poco de esfuerzo para apreciar esta película, hay que ponerse en el nivel -ahora sí- de un cine de otra categoría; vamos a decirlo abiertamente, hay mucha cosa trucha: las actuaciones extraídas de una película pedorra de televisión, el guión que jura momentos de pseudofilosofía muy artificial, los efectos especiales son bastante malos, la protagonista que es un rejunte de clichés, es decir, la mujer paranoica que parece que está teniendo una crisis de nervios y depresión y nadie le da mucha bola sino que la meten en un barco a dar una vuelta con un grupo de gente bastante molesta. Pila de palo, sí, perdón, pero dicho todo esto, la encontré tremendamente disfrutable, también con un poco de ayuda de sustancia, lo admito. Ahora que ya viste Los cronocrímenes vas a entender mucho más rápido el mecanismo de viaje en el tiempo de Triangle, pero en este caso lo llevan a extremos mucho más intensos y violentos. Acá hay escenas realmente perturbadoras y nosotros estamos bastante más compenetrados con nuestra protagonista, interpretada por Melissa George con ganas reales que terminan convenciéndote. Tiene efectos de sonido bastante copados (para mí eso siempre es un gran positivo) y termina bien redondita, y, ta, loops de tiempo, ¿qué más querés?.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1187064/

VIERNES

Green Room (2015)

GreenRoom

¡Al fin viernes! Llegó la hora de aumentar la intensidad. A pesar de que a mí esta no me gustó mucho, los críticos la amaron y cada vez tiene más fans, por eso la incluyo porque el hecho de que no sea mi estilo personal no quiere decir que no es recomendable para muchos otros. La película gira en torno a una banda de punk súper DIY integrada por el recientemente fallecido Anton Yelchin y Maeby de Arrested Development. El grupete está de tour muy precario y logran una fecha en un bar bastante turbio, un punto de encuentro para la hermosa raza que es la de los skinheads neo-nazis. Lo que les pasa a continuación… bueno, podríamos decir que se lo merecían por ser tan pelotudos de ir a tocar ahí y encima hacer un cover de “Nazi Punks Fuck Off” de los Dead Kennedys, aunque quizás esto es el epítome del espíritu del punk. La película es bastante fuerte, tiene mucho gore muy desagradable (esto es lo que no es mi estilo, por ejemplo) y mucha violencia. A mí el guión me pareció poco convincente y afectado, ¿vieron cuando les cuesta creer las reacciones y acciones de los personajes? Ta, me pasó eso, pero a nivel atmósfera y dirección está muy bien lograda, es increíblemente tensa y desesperante. A mí me gustó más Blue Ruin, la película anterior del escritor y director Jeremy Saulnier, pero en esta se lo nota más seguro de lo quiere hacer y, sin lugar a dudas, conquistó el amor de muchas audiencias. Completando el elenco están Imogen Poots y Patrick Stewart como el villano caricaturesco.

Veredicto: 4/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4062536/


SÁBADO

TiMER (2009)

john-patrick-amedori-mikey-and-emma-caulfield

Es sábado, capaz que vas a salir o la pegaste y tenés una cita, no da para ver cosas muy perturbadoras. Hoy sale una comedia romántica con elementos de ciencia ficción, como para amenizar. TiMER parte de la siguiente premisa: ¿qué pasaría si pudieras saber el momento exacto en que conocerías a quien sin lugar a dudas será el amor de tu vida? Bueno, en esta película esa pregunta se hace una realidad, con un aparatito que se llama “timer” y que te lo insertás en la muñeca como quien se hace un tatuaje. Claro que la invención de este aparato provoca muchísimas preguntas y la película del escritor y director Jac Schaeffer nos pasea por varias de esas reflexiones y nos insta a que nosotros hagamos las propias. Nuestra protagonista es Oona O’Leary (interpretada por Emma Caulfield, a quien amo desde Buffy) y su gran frustración es que su timer está en standby, porque resulta que si el amor de tu vida no se instaló su timer, en el tuyo no aparece NADA. Imaginate la rabia. Lo único que quiere esta treintañera es conocer al amor de su vida y ser feliz con él, el resto le parece una pérdida de tiempo, pero conoce a un pibe mucho más joven que ella que la hace flaquear. Lo mejor para disfrutar esta película es no darle mucho pienso al funcionamiento del timer, ese no es el punto. A mí me re gustó el concepto, me pareció muy bien ejecutado y creo que el equipo hace un gran trabajo de no caer en cursiladas muy a menudo. Leí que mucha gente quedó quemada con el final, no es mi caso en absoluto, pero lo debatible de si pasó lo que debería pasar o no es una de los mejores logros de la película, es una comedia romántica que te provoca reflexiones de verdad, ¿quién lo hubiera dicho? Ah, y puede ser que haya tenido un mini crush cono Michelle Borth (la hermanastra y mejor amiga de nuestra protagonista).

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1179794/


DOMINGO

Another Earth (2011)

another earth still

Domingo, bajonazo, pero yo no soy de esas que piensan que por ser domingo y ser un día deprimente hay que distraerse. Naaah, para mí hay que acompañar el humor del día, así que te escucho el Disintegration de The Cure todo el día y después la remato con esta película, que, será medio deprimente sí, pero es la mejor de la semana. Another Earth gira en torno a Rhoda Williams, una estudiante amante del espacio que iba a empezar la MIT (una facultad yanqui de ciencias y tecnología MUY pro) pero que en la noche en que se descubre que hay una segunda tierra orbitando alrededor de la nuestra tiene un accidente de tránsito que destruye una familia de un padre, madre e hijo. La mina va a la cárcel y sale más emo que yo cuando Morrissey me canceló un concierto, y bueno, intenta retomar su vida de alguna manera. De repente en su monótona existencia se cruza con el padre del accidente y no puede resistirse a acercársele, ocultando su identidad. De fondo está siempre la segunda tierra, a la que un grupo selecto visitará en el futuro cercano y ella considera hacerlo también. La presencia de la ciencia ficción, muy limitada, es simplemente un catalizador de reflexiones de todo tipo, la película en realidad es primero un drama de dos personajes cuyos espíritus están rotos y segundo una plataforma para algunas interesantes discusiones filosóficas. El guión de la protagonista Brit Marling y el director Mike Cahill es extremadamente ambicioso y tiene momentos realmente excelentes, algunas cosas no terminan de convencer pero las actuaciones de Marling y su co-protagonista William Mapother (un tipo que conocía de Lost) son brillantes, en particular Marling tiene un estilo hipnotizante, entregado y visceral que me fascinó completamente. Es una película lenta pero hermosa y resuelve las dos historias paralelas de su guión como si el final estuviera pensado desde el principio, muy satisfactoriamente, no como otros… *ejem* Lost *ejem*.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1549572/


LUNES

The Thing (2011)

the-thing-pic04b

Y para terminar la semana o empezar la semana no queremos pensar mucho, dame algo conocido, fácil de procesar. ¿Como un remake? Sí, claro, genial. (Esta conversación es falsísima, lo sé, pero tenía que intentar conectarlo de alguna manera.) The Thing está rara, me da la impresión que algunos (nadie lee) van a bajarle puntos a mi criterio por recomendar esta, porque, ¿quién podría atreverse a tocar el clásico de John Carpenter de 1982? Bueno, técnicamente no es un remake remake, al parecer es una precuela con el mismo nombre y una historia prácticamente idéntica, pero no es un remake. De hecho hay alguna cosa que aparece en la de 1982 cuyo origen se explica en esta del 2011. Bueno, el hecho es que yo la re disfruté, a mí la original me había encantado fuerte, pero la verdad es que no la veo hace como 8-9 años así que me copó ver esta. Por otro lado, un gran positivo es la protagoniza, uno de mis últimos crushes, la hermosa Mary Elizabeth Winstead de la que ya hablé acá y acá. Para los que no saben o no recuerdan, la película se trata de un grupo de científicos e investigadores en Antártida que descubren una nave espacial y una “cosa” y ta, la “cosa” se les va de las manos pero fuerte. Esto es terror de bicho pero también es terror psicológico, porque la “cosa” tiene la capacidad de imitar perfectamente a un humano, entonces claro, genera la paranoia de que podría ser cualquiera de ellos. Bueno, básicamente es lo mismo que la original, solo que con un poco menos de tensión y un poco más de bicho, y por supuesto, sin el toque Carpenter. En resumen, los efectos medio maso, la música buenísima (y cuando empiezan los créditos tremenda sorpresa musical), el guión y dirección decentes y Winstead de protagonista la sigue rompiendo, tiene algo medio Alien de ser la mujer inteligente que va sobreviviendo que lo aprecié mucho. Después están Joel Edgerton y Ulrich Thomsen que están bien también. En fin, no es original pero rinde y tiene un par de escenas que para mí la elevan de ser una simple copia (ponele la de los dientes, ¡ya van a ver!).

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt0905372/