Una oda de amor a Stranger Things

Gente como yo, que nos pasamos la adolescencia entera encerrados viendo películas, bueno a veces sentimos que se nos acabaron los clásicos, que ojalá nos quedara Blade Runner o Alien o The Thing o mil otras más por ver, pero no, sentimos que ya agotamos casi todo. Media hora después de comenzar Stranger Things me empecé a sentir como en esa época, sentí que estaba viendo un clásico, ya desde ese momento supe que iba a ser fantástica y no es por agrandarme, pero no estaba equivocada. Y sí, en parte se siente como un clásico porque está llenísima de referencias a otros clásicos de terror y ciencia ficción, principalmente de los 80, por otra parte la serie también se desarrolla en esta década, así que la recreación de época nos ayuda a distanciarnos de nuestro día a día y ver la serie como algo que trasciende una época, pero en definitiva, Stranger Things ya se siente como un clásico porque es una serie de la puta madre, y ahora les voy a contar algunos motivos sin spoilers que justifican mi gran declaración.

stranger-things-banner

La serie tiene varios grupos de protagonistas, pero el corazón absoluto de Stranger Things está en el grupo de niños, a quienes primero conocemos mientras están jugando una partida de Dungeons & Dragons: Will, Dustin, Mike y Lucas. Desde el vamos la química entre estos cuatro amigos es tan palpable que ni en pedo me avergüenza decirles que amaría ser parte de su grupo. Es muy difícil encontrar niños actores que no sean irritantes, y encontrar cuatro y que se lleven bien entre sí ni me imagino, lo lograron en la hermosa y clásica Stand By Me, y lo lograron para esta serie también. Los niños viven en el pequeño pueblo de Hawkins, Indiana, donde por supuesto nunca pasa nada, un contexto típico para estas historias. Terminada la partida, los niños se van cada uno a su casa y ahí es cuando Will se topa con algo extraño y finalmente desaparece. La desaparición de Will es lo que dará comienzo a las diversas aventuras con las que se toparán nuestros protagonistas, las cuales se tornan más interesantes aún cuando buscando a su amigo se topan con una niña vestida con ropas de hospital y con la cabeza rapada, a quien apodarán El. Deciden llevarla a la casa de Mike para ver qué hacer con ella, pero la niña apenas habla y descifrar quién es y qué le paso es otro de los misterios que deberán resolver. Ya había dicho que encontrar 4 buenos niños actores era casi imposible, ¿Y CINCO? Porque chicos, esta niña es una estrella. Y nuevamente reitero, la química que se va generando entre los chicos y la niña es absolutamente hermosa, tan hermosa que al traerla a mi mente para escribir esto se me llenaron los ojos de lágrimas, y sí, soy bastante llorona, pero AMERITA.

strangerthingsthumb1jpg-6ab18a_1280w

Con todo lo geniales que son, los niños no son los únicos protagonistas. Lo interesante de la serie es que tenemos tres narrativas con tres grupos distintos de personajes avanzando en paralelo: ya hablamos de los niños, pero también hay adolescentes y adultos. Los adolescentes están representados principalmente por la hermana mayor de Mike, Nancy (¡qué nombre ochentoso, por dios!), una chica perfecta, preciosa e inteligentísima, comenzando quizás un amorío con Steven, el adolescente basicón que quizás se esté tratando de aprovechar de ella o quizás tenga unas capas más de profundidad, habrá que ver, y por otro lado tenemos al adolescente más freaky, el hermano mayor del desaparecido, Jonathan. Jonathan es el personaje que menos me convenció, es el adolescente atormentado que saca fotos y escucha The Clash, yo qué sé, no está mal pero no me motivó mucha cosa. Nancy también se verá involucrada en los misterios cuando desaparezca su amiga Barb y  sea ella la única que cree que fueron circunstancias sospechosas y no simple rebelión adolescente. Otra vez, los actores brillan, y Nancy en particular es un personaje que me pareció súper interesante.

stranger-things-dyer-heaton

En tercer lugar están los adultos, representados principalmente por la única verdadera estrella de la serie: Winona Ryder, winona rydeando (es un verbo, sí) como nunca haciendo de la madre del niño desaparecido Will; y luego el Sheriff del pueblo, Hop, un tipo con un bagaje emocional importante, un policía de ciudad que se mudó a un pueblo tranquilo para meter piloto automático hasta el fin de sus días. Y en una rama más lejana aún están los hombres del laboratorio, a los que vemos más que nada en flashbacks y con los que se toparán nuestros protagonistas eventualmente.

stranger-things-winona-ryder

Me detuve bastante en dar un panorama de los personajes porque para mí el éxito de Stranger Things se debe a cómo están escritos y actuados. ¿Y saben qué es lo que más me impactó de todas sus geniales dinámicas? Esto va a sonar cursi, pero fue su amor, su desinterés en sí mismos, su coraje. Es una serie que de la forma menos empalagosa posible está llenita de amor: en particular ver a los niños y a los adolescentes tan preocupados el uno por el otro, tan despojados de sus egoísmos, me pareció súper conmovedor: vean a los chicos preocupándose y cuidando a una niña desconocida que los está poniendo en peligro, vean a Nancy olvidándose de un momento importante de su vida para concentrarse en su amiga, vean a Mike dispuesto a sacrificarse por su amigo bulleado, vean a la pequeña El haciendo lo mismo, vean a la madre desesperada por encontrar a su hijo no queriendo abusar de la única persona que la podrá ayudar a encontrarlo, en fin, hay muchísimos momentos y miles de demostraciones del cariño que se tienen los personajes, así que, ya saben, si son como yo cuenten con que va a haber lágrimas y empatía a raudales.

stranger_things_1955_1200x800

Pero, bueno, al final de cuentas, esto no es un drama, es más que nada una serie de aventura, ciencia ficción y terror, aunque los géneros están tan bien integrados que trasciende de uno en particular. ¿Qué pueden esperar sobre estos elementos? El terror está, pero a los más asustadizos les diría que es muy tolerable: la serie es apta para mayores de 14 así que no hay mucha sangre, lo que sí hay es una criatura antagonista bastante desagradable, pero como en las mejores películas de terror, vemos poco de ella. Sí pueden esperar una gran cantidad de suspenso, la edición es impecable y la acción está muy bien distribuida en sus 8 episodios así que cuidado si la empiezan un día de semana porque quizás no quieran ponerla en pausa hasta terminarla. La perspectiva de los niños también trae momentos más livianos, tanto humor como una sensación de asombro y maravilla que es contagiosa. En particular fue genial y nostalgioso verlos con sus walkie-talkies y sus brújulas y hondas y bicicletas, siempre listos para todo. Y para darle el golpe final hay también una fantástica línea conspirativa, para los fans de X-Files, un gobierno mentiroso y oscuro y personajes que van descubriendo pedacitos de verdad y son desestimados como locos, hasta que, quizás, estos locos se van encontrando y compartiendo sus pedacitos de verdad y descubriendo que quizás tan locos no estaban. Inmensamente satisfactorio.

netflix-stranger-things-0

En definitiva, dicho todo esto, admito que Stranger Things se puede resumir en una sola palabra: magia. Es una serie mágica, y ahora, de vuelta, al escribir esto se me llenan los ojos de lágrimas, y es por esto mismo, porque le habló quizás a mi niña interior, a la que moría por un aventura como esta con amigos como esos. Es una mini serie que perfectamente podría haber sido una adaptación de Spielberg de una historia de Stephen King, pero el Spielberg que te hizo ET Close Encounters, no el de A.I. La recreación de época es alucinante desde la decoración de los sets y ambientación hasta la música llena de sintetizadores y la excelente selección de canciones y el neón brillante de los créditos iniciales. Se nota que los hermanos Duffer, los genios creadores de esta hermosa serie, sienten una verdadero amor por la época y las películas que engendró, y ahora nos regalaron 8 episodios emocionantes y maravillosos, excelentemente escritos, fotografiados y dirigidos. Podrán decir que no es muy original, que es homenaje tras homenaje, o que no sorprende demasiado; es verdad que mucho de lo que pasa es bastante predecible, pero como ya he dicho en otras oportunidades, estas dos “quejas” no deberían acarrear juicios de valor negativos solo por inercia; el cine, la televisión, el arte, no se trata de innovar siempre, ni de sorprender, se trata de hacer sentir, y Stranger Things me paseó por todo mi rango de emociones. Stranger Things es de esas creaciones que te deja sonriendo y llorando a la misma vez, porque es hermosa, porque es mágica, porque te toca ahí, donde ya sabés.

Veredicto: 9/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4574334/

Anuncios

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s