Las citas más impactantes de la temporada 3 de Bojack Horseman

Recién salida la tercera temporada de Bojack Horseman, noté que mucha gente está uniéndose a este maravilloso mundo de animales antropomorfizados y me dio muchas ganas de hacer un posteo sobre esto. Pero en vez de hacer un comentario sobre lo maravilloso del humor, los excelentes personajes multidimensionales, la belleza colorida de la animación, las espectaculares actuaciones de los protagonistas y los actores invitados y todo lo demás que amamos de Bojack, quise enfocarme sobre otro aspecto que todos admiramos: los momentos más oscuros, tristes, profundos y reveladores que aparecen a menudo en sus diálogos. Así que, sin que sea necesaria más introducción, acá les dejo algunas de estas frases que más me impactaron, ya sea porque revelaron algo sobre los personajes mismos, sobre el mundo en general o, muchas veces, sobre mí misma.

S03E01 – Cuando Bojack se desahoga con una extraña (no muy oportuna).

S03E01 – Cuando un personaje secundario le dice algo que no tiene nada que ver con su vida pero que resuena bastante.

S03E03 – Cuando Diane se harta de que otros le pregunten si está bien, si está feliz, pero está incluso más harta de preguntárselo ella misma.

S03E03 – Cuando ser egoísta y poner tu felicidad sobre todo el resto y sobre todos los demás es lo único que podés hacer para salvarte.

S03E05 – El discurso de Bojack sobre “settling”.

S03E07 – Cuando Bojack hace terapia con atención al cliente y descubre su modus operandi.

S03E07 –  Cuando NO PUEDO NI DECIR NADA PORQUE ESTA ESCENA ME HIZO MIERDA.

S03E08 – Cuando un labrador deprimido le da su visión del amor emo a Diane.

S03E09 – Cuando Princess Carolyn nos tiró un palito a todos los masoquistas autocompasivos.

S03E09 – Cuando Bojack hizo algo realmente desinteresado por Princess Carolyn.

bojack09d

S03E10 – Cuando Ana pronuncia una de las mejores frases de la serie.

S03E11 – La bendita historia de salvavidas de Ana.

S03E12 – Cuando Bojack bate su propio récord de autocrítica.

Y, dicho esto, no voy a dejar afuera el mejor episodio de la temporada, porque a pesar de que este episodio no tiene casi diálogo, a veces las palabras sobran:

bojack-horseman-season-3-episode-4-taffy-factory

Anuncios

Una oda de amor a Stranger Things

Gente como yo, que nos pasamos la adolescencia entera encerrados viendo películas, bueno a veces sentimos que se nos acabaron los clásicos, que ojalá nos quedara Blade Runner o Alien o The Thing o mil otras más por ver, pero no, sentimos que ya agotamos casi todo. Media hora después de comenzar Stranger Things me empecé a sentir como en esa época, sentí que estaba viendo un clásico, ya desde ese momento supe que iba a ser fantástica y no es por agrandarme, pero no estaba equivocada. Y sí, en parte se siente como un clásico porque está llenísima de referencias a otros clásicos de terror y ciencia ficción, principalmente de los 80, por otra parte la serie también se desarrolla en esta década, así que la recreación de época nos ayuda a distanciarnos de nuestro día a día y ver la serie como algo que trasciende una época, pero en definitiva, Stranger Things ya se siente como un clásico porque es una serie de la puta madre, y ahora les voy a contar algunos motivos sin spoilers que justifican mi gran declaración.

stranger-things-banner

La serie tiene varios grupos de protagonistas, pero el corazón absoluto de Stranger Things está en el grupo de niños, a quienes primero conocemos mientras están jugando una partida de Dungeons & Dragons: Will, Dustin, Mike y Lucas. Desde el vamos la química entre estos cuatro amigos es tan palpable que ni en pedo me avergüenza decirles que amaría ser parte de su grupo. Es muy difícil encontrar niños actores que no sean irritantes, y encontrar cuatro y que se lleven bien entre sí ni me imagino, lo lograron en la hermosa y clásica Stand By Me, y lo lograron para esta serie también. Los niños viven en el pequeño pueblo de Hawkins, Indiana, donde por supuesto nunca pasa nada, un contexto típico para estas historias. Terminada la partida, los niños se van cada uno a su casa y ahí es cuando Will se topa con algo extraño y finalmente desaparece. La desaparición de Will es lo que dará comienzo a las diversas aventuras con las que se toparán nuestros protagonistas, las cuales se tornan más interesantes aún cuando buscando a su amigo se topan con una niña vestida con ropas de hospital y con la cabeza rapada, a quien apodarán El. Deciden llevarla a la casa de Mike para ver qué hacer con ella, pero la niña apenas habla y descifrar quién es y qué le paso es otro de los misterios que deberán resolver. Ya había dicho que encontrar 4 buenos niños actores era casi imposible, ¿Y CINCO? Porque chicos, esta niña es una estrella. Y nuevamente reitero, la química que se va generando entre los chicos y la niña es absolutamente hermosa, tan hermosa que al traerla a mi mente para escribir esto se me llenaron los ojos de lágrimas, y sí, soy bastante llorona, pero AMERITA.

strangerthingsthumb1jpg-6ab18a_1280w

Con todo lo geniales que son, los niños no son los únicos protagonistas. Lo interesante de la serie es que tenemos tres narrativas con tres grupos distintos de personajes avanzando en paralelo: ya hablamos de los niños, pero también hay adolescentes y adultos. Los adolescentes están representados principalmente por la hermana mayor de Mike, Nancy (¡qué nombre ochentoso, por dios!), una chica perfecta, preciosa e inteligentísima, comenzando quizás un amorío con Steven, el adolescente basicón que quizás se esté tratando de aprovechar de ella o quizás tenga unas capas más de profundidad, habrá que ver, y por otro lado tenemos al adolescente más freaky, el hermano mayor del desaparecido, Jonathan. Jonathan es el personaje que menos me convenció, es el adolescente atormentado que saca fotos y escucha The Clash, yo qué sé, no está mal pero no me motivó mucha cosa. Nancy también se verá involucrada en los misterios cuando desaparezca su amiga Barb y  sea ella la única que cree que fueron circunstancias sospechosas y no simple rebelión adolescente. Otra vez, los actores brillan, y Nancy en particular es un personaje que me pareció súper interesante.

stranger-things-dyer-heaton

En tercer lugar están los adultos, representados principalmente por la única verdadera estrella de la serie: Winona Ryder, winona rydeando (es un verbo, sí) como nunca haciendo de la madre del niño desaparecido Will; y luego el Sheriff del pueblo, Hop, un tipo con un bagaje emocional importante, un policía de ciudad que se mudó a un pueblo tranquilo para meter piloto automático hasta el fin de sus días. Y en una rama más lejana aún están los hombres del laboratorio, a los que vemos más que nada en flashbacks y con los que se toparán nuestros protagonistas eventualmente.

stranger-things-winona-ryder

Me detuve bastante en dar un panorama de los personajes porque para mí el éxito de Stranger Things se debe a cómo están escritos y actuados. ¿Y saben qué es lo que más me impactó de todas sus geniales dinámicas? Esto va a sonar cursi, pero fue su amor, su desinterés en sí mismos, su coraje. Es una serie que de la forma menos empalagosa posible está llenita de amor: en particular ver a los niños y a los adolescentes tan preocupados el uno por el otro, tan despojados de sus egoísmos, me pareció súper conmovedor: vean a los chicos preocupándose y cuidando a una niña desconocida que los está poniendo en peligro, vean a Nancy olvidándose de un momento importante de su vida para concentrarse en su amiga, vean a Mike dispuesto a sacrificarse por su amigo bulleado, vean a la pequeña El haciendo lo mismo, vean a la madre desesperada por encontrar a su hijo no queriendo abusar de la única persona que la podrá ayudar a encontrarlo, en fin, hay muchísimos momentos y miles de demostraciones del cariño que se tienen los personajes, así que, ya saben, si son como yo cuenten con que va a haber lágrimas y empatía a raudales.

stranger_things_1955_1200x800

Pero, bueno, al final de cuentas, esto no es un drama, es más que nada una serie de aventura, ciencia ficción y terror, aunque los géneros están tan bien integrados que trasciende de uno en particular. ¿Qué pueden esperar sobre estos elementos? El terror está, pero a los más asustadizos les diría que es muy tolerable: la serie es apta para mayores de 14 así que no hay mucha sangre, lo que sí hay es una criatura antagonista bastante desagradable, pero como en las mejores películas de terror, vemos poco de ella. Sí pueden esperar una gran cantidad de suspenso, la edición es impecable y la acción está muy bien distribuida en sus 8 episodios así que cuidado si la empiezan un día de semana porque quizás no quieran ponerla en pausa hasta terminarla. La perspectiva de los niños también trae momentos más livianos, tanto humor como una sensación de asombro y maravilla que es contagiosa. En particular fue genial y nostalgioso verlos con sus walkie-talkies y sus brújulas y hondas y bicicletas, siempre listos para todo. Y para darle el golpe final hay también una fantástica línea conspirativa, para los fans de X-Files, un gobierno mentiroso y oscuro y personajes que van descubriendo pedacitos de verdad y son desestimados como locos, hasta que, quizás, estos locos se van encontrando y compartiendo sus pedacitos de verdad y descubriendo que quizás tan locos no estaban. Inmensamente satisfactorio.

netflix-stranger-things-0

En definitiva, dicho todo esto, admito que Stranger Things se puede resumir en una sola palabra: magia. Es una serie mágica, y ahora, de vuelta, al escribir esto se me llenan los ojos de lágrimas, y es por esto mismo, porque le habló quizás a mi niña interior, a la que moría por un aventura como esta con amigos como esos. Es una mini serie que perfectamente podría haber sido una adaptación de Spielberg de una historia de Stephen King, pero el Spielberg que te hizo ET Close Encounters, no el de A.I. La recreación de época es alucinante desde la decoración de los sets y ambientación hasta la música llena de sintetizadores y la excelente selección de canciones y el neón brillante de los créditos iniciales. Se nota que los hermanos Duffer, los genios creadores de esta hermosa serie, sienten una verdadero amor por la época y las películas que engendró, y ahora nos regalaron 8 episodios emocionantes y maravillosos, excelentemente escritos, fotografiados y dirigidos. Podrán decir que no es muy original, que es homenaje tras homenaje, o que no sorprende demasiado; es verdad que mucho de lo que pasa es bastante predecible, pero como ya he dicho en otras oportunidades, estas dos “quejas” no deberían acarrear juicios de valor negativos solo por inercia; el cine, la televisión, el arte, no se trata de innovar siempre, ni de sorprender, se trata de hacer sentir, y Stranger Things me paseó por todo mi rango de emociones. Stranger Things es de esas creaciones que te deja sonriendo y llorando a la misma vez, porque es hermosa, porque es mágica, porque te toca ahí, donde ya sabés.

Veredicto: 9/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4574334/

Current Mood: aproximaciones a la justicia.

Imaginate que vos no fueras vos. Imaginate a vos mismo desprovisto de todo lo que te hace vos, pero consciente; imaginate en un estado pre-nacimiento, pre-conocimiento de las circunstancias en las que vas a llegar al mundo, circunstancias sobre tu propia identidad: ¿vas a nacer mujer, hombre, ninguno de los dos? ¿Vas a ser blanco, negro, vas a nacer en una familia estrictamente musulmana, o en una familia atea? ¿Vas a nacer rodeado de seres que te quieren o de seres que te desprecian? ¿Vas a nacer en un país pacífico y próspero o en medio de la guerra? ¿Vas a nacer con alguna discapacidad o quizás con un talento excepcional o quizás con una inteligencia promedio? ¿Vas a nacer en un barrio en que te da miedo salir a la calle? ¿Vas a nacer pobre o rico?  En fin, imaginá las circunstancias de tu nacimiento como una lotería, no tenés la menor idea de lo que te va a tocar. En otras palabras, imaginate que tu futuro está oculto por un velo de ignorancia. Así, en ese estado, preguntate, ¿en qué tipo de sociedad te gustaría nacer si no pudieras adivinar tus circunstancias? El velo de ignorancia nos obliga a observar a nuestra sociedad desde un punto de vista objetivo, sin los prejuicios que salen de nuestras circunstancias particulares. Ahora, vista así, ¿qué cambios le hacen falta a la sociedad para que no te dé miedo la lotería de tu nacimiento?

Suspenso, ciencia ficción y comedia del 2016

Midnight Special (2016)

midnight-special-test-xlarge

Este es el cuarto largometraje de Jeff Nichols, un director relativamente nuevo que para mí hasta ahora ha demostrado mucho potencial y que siempre es interesante de ver. Yo vi sus anteriores Mud con Matthew McConaughuey y Take Shelter protagonizada por Michael Shannon, y ambas me gustaron bastante. Tiene una cierta fascinación con el sur y con lo gótico sureño que a mí me parece especialmente atractivo, pero también es conocido por tener un ritmo bastante parsimonioso así que si son medio impacientes capaz que sus películas no son para ustedes. Midnight Special es la más ambiciosa de su filmografía pero no es la que más me gustó. Se centra sobre un niño con habilidades especiales y su padre; la dupla está intentando escapar del gobierno que descubrió los poderes del niño y, como todo gobierno, quiere ver cómo utilizarlo a su favor. Por otro lado hay un culto (sí, otro culto, parece que no escapo de estas películas) que lo idolatriza y que también lo está buscando desesperadamente. Supongo que esta trama va a desencantar a algunos, a mí en cambio me motivó aún más, pero para ser una película en la que están siempre corriendo de alguien, la cosa no suele ser muy emocionante. Sin embargo, cuando sí “pasa algo”, tras varios estrechos de tedio, es realmente sorprendente y hay un par de escenas que son espectaculares. Mi mayor problema con esta película es que no tiene sentido del humor, se toma demasiado en serio y abusa del modo de piedra que le sale tan bien a Michael Shannon; entiendo que en general las películas de ciencia ficción agregan una cuota de humor o liviandad porque bueno, tratan de alguna cosa disparatada, en este caso Nichols quiso crear algo que no juegue con el ridículo, obligándonos a creer toda la historia con solemnidad. Termina siendo una especie de Spielberg sin corazón, lo cual para algunos puede estar bueno, porque Spielberg siempre se pasa de azúcar, pero a mí me dejó un poco fría. El resto del elenco lo componen Joel Edgerton prácticamente haciendo una imitación de Michael Shannon, Adam Driver (el que hace el único chiste de la película, claro), Sam Shepard, Kirsten Dunst y Jaeden Lieberher hace del niño protagonista. El guión de Nichols tiene todito: motivos religiosos, conspiraciones, un trasfondo emocional de padre-hijo y superpoderes, pero tener los ingredientes no te garantiza lograr una buena película, y en este caso algunos agujeros en la trama y la densidad del tono hacen que la película quede por ahí. Pero bueno, en este caso me concentré más que nada en los negativos, debo decir que tiene cosas disfrutables y una fotografía old school muy linda; en definitiva yo diría que vale la pena para ver otro tipo de ciencia ficción, con menos gracia, quizás, pero si le entrás a la atmósfera que intenta crear Nichols capaz que te termina encantando.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2649554/

10 Cloverfield Lane (2016)

10 CLOVERFIELD LANE

En muchos sentidos, a pesar de tener varios puntos en común, esta película es diametralmente opuesta a la anterior: es básicamente una película de misterio con indicios de ciencia ficción que no quedan del todo claros hasta su clímax, pero avanza a un paso extremadamente dinámico y tiene varios momentos de liviandad que la hacen una de esas películas que hubiera estado demás verla en el cine comiendo un balde de pop. La mayor parte de la película, la acción está contenida, porque se trata de una mujer (mi adorada Mary Elizabeth Winstead otra vez) que sufre un accidente de tránsito y cuando despierta parece estar secuestrada por un hombre muy extraño, interpretado por John Goodman, que le dice que afuera del bunker donde están fue todo destruido por un ataque químico. Además de ellos dos hay otro muchacho (John Gallagher Jr.) que le dice que cuando se desató el ataque le rogó a Howard acceso al bunker y bueno, así se formó el grupito. Por supuesto, como nos pasaría a cualquiera de nosotros, Michelle duda muchísimo de la historia que le cuentan los hombres, e intentará escapar a toda costa. Sin embargo, Howard está convencídisimo de lo que dice y su bunker está más que preparado (pobres los de Room, este bunker le da MIL vueltas) para sobrevivir varios años, con su sistema de filtrado de aire y agua, entretenimiento (debatible) y comida para rato. Mejor es no contar más sobre la trama, porque así se sorprenden (o no) junto a la protagonista sobre las cosas que van sucediendo. Hablando de Michelle, es, en general, una gran protagonista, sus acciones y comportamiento, dictados por el guión del trío de Josh Campell, Matthew Stuecken y Damien Chazelle (¡el de Whiplash!), suelen ser lógicos y uno se puede poner en su lugar casi siempre. Además, en la misma línea que vienen haciendo varias películas de la última década, afortunadamente, es una mujer súper capaz. John Goodman está excelente en su siniestralidad y ambigüedad, aunque quizás me hubiera gustado ver a un actor menos conocido en el papel. 10 Cloverfield Lane es una película sumamente entretenida, bien dirigida y actuada y que, al menos en sus dos primeros tercios, tiene poco que odiar; a mí únicamente me rechinó la omnipresencia de la banda sonora. Ahora, me imagino que muchas personas van a tener problemas con como se desencadena el final de la película, aunque no fue mi caso en absoluto. Para terminar, quizás se están preguntando si tiene alguna conexión con Cloverfield, si le preguntás a Howard puede que sí, pero mejor averigualo por vos mismo. 

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1179933/

Everybody Want Some!! (2016)

everybody-wants-some-austin-amelio-tanner-kalina-forrest-vickery-tyler-hoechlin-ryan-guzman

Realmente quería que me gustara esta película. Para empezar, Linklater (Boyhood, la trilogía de Before, etc.) me gusta mucho y este estilo de guiones ligeros en trama pero fuertes en caracterización de una época o un grupo de personajes me atrae muchísimo. Everybody Wants Some!! parece ser una actualización de Dazed and Confused, esta vez, en vez de centrarse en un grupo de jóvenes en los 70, la (no) acción transcurre en los 80. En particular, sigue a un grupo de jugadores de baseball en los tres días previos al comienzo de clases de universidad, un grupo que vive en un par de casas que están destinadas únicamente para estos atletas, y que tiene estudiantes de todos los años. Básicamente, la película es una serie de amigos Pilsen (para los que desconocen este término, en resumen se trata de hombres básicos heterosexuales, ¡para peor en este caso son atletas!) yendo de fiesta en fiesta, hablando de pajerías, cargándose minas y jurando profundidad en alguna que otra escena, en particular uno de los estudiantes que imagino debe ser la voz de Linklater mismo. Yo qué sé, si hubiera sido un documental de este tipo particular de hombre, algo así como, ¡observemos a este extracto demográfico!, bueno, quizás podría haberlo visto con otros ojos. Pero al ser una ficción, me sentí bastante extraña mirando esto. Los tipos son TAN cliché que para sumarlo al estilo de Linklater donde no hay conflictos en la historia, la cosa se pone muy aburrida. No hay desenlaces interesantes en la trama ni en los personajes. El elenco es de desconocidos, y ninguno se destaca, es más, me costó bastante reconocer quién era quién. Hay muchas canciones de la época, demasiadas, y un montón de escenas en fiestas, fiestas organizadas por distintos estereotipos de estudiantes, los artísiticos de teatro y danza, los country del sur, también hay una fiesta disco y por supuesto que hay porro. La recreación de época está bien lograda a nivel estético pero ojalá Linklater nos hubiera dado algo de qué agarrarnos que no fuera tan superficial. En conclusión, me pareció aburrida y larga, y salvo algún momento que tiene un destello de carisma del Linklater que conocemos y amamos, muy olvidable.

Veredicto: 5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2937696/

Tres indies de dudosa sanidad mental

Welcome to Me (2014)

maxresdefault

Empecemos de primera con la trama: la película gira en torno a Alice Klieg (interpretada por Kristen Wiig, una de mis comediantes favoritas), una mujer borderline (pero bastante diferente al personaje de Filth) que tiene poco contacto con el mundo exterior y vive encerrada en su apartamento anticuado y oscuro, donde la televisión siempre está prendida y se pasa mirando talk shows. ¿Suena medio deprimente, no? Pero la película no se toma demasiado en serio así que nosotros tampoco deberíamos hacerlo. Después de todo, los eventos que siguen son bastante peculiares: Alice gana la lotería y decide gastarse el dinero en comprar su propio talk show, que se tratará exclusivamente de ella y de su vida, y que, apropiadamente, se llamará “Welcome to Me” (Bienvenidos a mí). No muchos canales estarían dispuestos a hacer algo así, pero uno que esté cerca de quedar en bancarrota quizás sí, así es como acepta Rich Ruskin (James Marsden) y comienzan la producción de las bizarreadas que propone Alice. Y créanme que son muchas las bizarreadas. Welcome to Me es una película completamente hipnotizante, pero es importante sacarle la ficha desde el principio para disfrutarla verdaderamente: el tono es un buen balance entre la drama y la comedia, pero al girar en torno a un trastorno psicológico, algunas personas quizás no logren compenetrar con la comedia y sientan más bien lástima o rechazo. Yo creo que la directora Shira Piven usualmente le da en el blanco: nunca llega a caricaturizar ni al personaje ni al trastorno, pero no por esto pierde su sentido del humor y una cierta fascinación respetuosa por cómo funciona la mente de Alice, una fascinación que no solo tiene la directora y algunos miembros de la audiencia, como yo, sino también otros personajes en el mundo del filme, que se ven hipnotizados por el programa de Alice. La película está filmada en tonos cálidos y pasteles y tiene una luz que contrasta con la frialdad emocional de Alice. Si bien hay comedia, también hay momentos dramáticos y un tanto fuertes, ya que Alice abandona su terapia tradicional (con el psicólogo Tim Robbins) para prácticamente hacer terapia en su programa, y las cosas se le empiezan a ir de las manos. Pero si bien por momentos es muy difícil quererla, la película no nos deja irnos con una mala impresión y termina siendo emocionante y tierna. En conclusión, Welcome to Me es un viaje al ego desenfrenado de una protagonista muy peculiar y es osada, bizarra, y fascinante.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2788716/

Queen of Earth (2015)

queen-of-earth-credit-courtesy-3-of-sean-price_williams

Esta película también es rara, pero de una manera muy diferente. Es un drama psicológico intenso liderado por dos actrices de exquisito talento, la magnífica Elisabeth Moss y la menos conocida Katherine Waterson. Es una exploración de ambas mujeres, las amigas de la infancia Catherine y Virginia, y de su relación. En particular contrasta dos estancias en la casa de afuera de Virginia, la que ocurre en el presente con flashbacks a la del año anterior. No es muy fácil de ver, a nivel emocional es bastante agotadora y además está despojada completamente de las estéticas que reinan en Hollywood, es una cámara invasiva, contempladora, repleta de extremos primeros planos. La narrativa presente está más que nada centrada en Catherine (Moss), que está en un muy mal momento de su vida, habiendo perdido de formas diferentes tanto al novio como al padre. Un descanso y un estilo de retiro espiritual es el objetivo del fin de semana en la casa del campo pero desde el principio la tensión e incomodidad que hay entre las amigas es palpable, tan palpable que se hace incómodo de ver. Igualmente, no es todo tan dramático como parece, por momento hay destellos de humor, pero son bien oscuros, de esos chistes que tienen un gustito amargo porque esconden una indeseable verdad. Hay muchísimos paralelismos con una de mis películas favoritas en el mundo, Persona, obviamente en la trama básica, pero también en estilo. Es una película que parece mucho más vieja de lo que es, el director y escritor Alex Ross Perry crea una estética que remite a los thrillers psicológicos de los 60 o 70, ayudado en gran parte por una banda sonora que parece sacada de una película de terror, generando una atmósfera bastante perturbadora para que el personaje de Catherine alcance momentos verdaderamente psicóticos. El guión de Perry está muy pero muy bien y parece tener un talento para desarrollar personajes femeninos, pero son las actuaciones de sus protagonistas lo que hacen de Queen of Earth una película que realmente vale la pena ver; Moss completamente entregada a un papel que a muchos les provocará gran rechazo y Waterson mostrando un potencial de lo que se vendrá en su carrera. Si bien el descarrilado de Catherine a veces puede rechinar un poco (en particular a los que no se acostumbren al estilo retro del director), la película está muy bien lograda. Es muy intensa e incomoda frecuentemente, por momentos dudás de lo que estás viendo, temiendo contar con un narrador demasiado subjetivo o simplemente luchando contra la incredulidad, pero es una belleza atmosférica potenciada por dos excelentes actuaciones.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3993894/

Faults (2014)

faults_sxsw

Esta, por supuesto, es otra bizarreada indie que es absolutamente fascinante de ver. Las películas que giran en torno a cultos me parecen siempre bastante interesantes (la relativamente reciente Martha Marcy May Marlene es una especialmente buena, y en breve estaré reseñando otra del 2016). En este caso tenemos a Ansel (Leland Orser), un hombre que se dedica a la desprogramación de técnicas de control de la mente (lo que te suelen hacer los cultos, claro) cuya vida se vino abajo luego de una serie de fracasos y que es enfrentado por unos padres preocupados por su hija quien parece haber caído bajo las garras de un culto. Al principio se resiste a ayudarlos, pero presionado por sus deudas decide cobrarles un dineral y darles una mano con Claire (la hermosa y genial Mary Elizabeth Winstead). Así comienza el proceso de desprogramación, pero si creían que la trama iba a avanzar prolijamente a partir de esta premisa están muy equivocados. En realidad, lo más impresionante de la película es ver como, a medida que los personajes protagónicos van sufriendo cambios drásticos en sus arcos, el tono y género de la película van mutando con ellos, pasando por comedia, drama y suspenso. La mente es una cuestión delicada y manipularla puede ser un juego peligroso, esto no solo queda relegado a la realidad de los personajes, sino que nosotros como audiencia también nos vemos fuertemente manipulados, lo cual hace de Faults una película realmente interesante. Riley Stearns (que además es el marido de Winstead, el muy maldito) brilla más como director, logrando geniales actuaciones de los actores y pasando de un género a otro como si nada, pero tiene algunos detalles a refinar como guionista. Algunos aspectos de la trama suenan bastante artificiales, hay alguna que otra coincidencia que rechina, pero cuando se trata de la desprogramación y el aspecto psicológico de los cultos está en su mejor momento. En conclusión, la película es entretenida de principio a fin, es original y enigmática, liderada por dos grandes actuaciones y para los que les interese ese mundillo loco de los cultos es imperdible.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3021360/