Show Me a Hero (2015)

Si sos como yo, The Wire te arruinó la televisión de por vida. Si sos como yo, la viste tres veces de principio a fin y todos los días soñás con que algún día la televisión vuelva a llegar a ese estándar, al que se acercó con Breaking Bad, pero que aún ninguna serie pudo igualar ni superar. Entonces, si sos como yo, el nombre de David Simon, su creador, tiene mucho peso. Así es que, si sos como yo, la mini serie del 2015 Show Me a Hero, que además cuenta con el agregado de estar protagonizada por uno de los mejores actores del momento, Oscar Isaac, se te va a hacer re tentadora.

La mini serie basada en hechos reales gira en torno a Nick Wasicsko, un “councilman” (una especie de edil) de la ciudad de Yonkers (del estado de Nueva York) que es elegido alcalde en 1987 y que se encuentra con una crisis muy controversial. El asunto es que un juez federal ordena a la ciudad de Yonkers construir viviendas públicas en las zonas de la ciudad que están habitadas por gente blanca y de clase media, como un método de desegregación. Increíblemente (¡o no!), la sociedad de Yonkers de finales de los 80 y década de los 90 no era la más tolerante que te puedas imaginar. Al contrario, los miembros más vocales de la sociedad eran los que se oponían con todas sus fuerzas a las viviendas, generando una presión terrible al alcalde y administración de la ciudad, que se veían en medio de la voluntad de un juez federal (el cual podía tomar medidas extremas en contra de la ciudad) y la voluntad de la gente que vivía en ella.

show-me-a-heroCon este clima político se topa Nick cuando se convierte en alcalde, un hombre que como councilman parecía estar en contra de la medida y a favor de los deseos de la gente, pero que cuando se ve enfrentado a la voluntad férrea del juez y sus amenazas de llevar a Yonkers a la bancarrota, decide apoyar las viviendas, despertando la ira del pueblo. Esta es la principal premisa de la serie, pero Show Me a Hero cubre los 7 años que siguen así que pasa mucho entremedio. Como sucedía en The Wire, la serie abarca planos muy diferentes y tiene muchísimos personajes, algo que al principio puede ser confuso pero que al final, cuando las historias se van uniendo, se hace muy satisfactorio. Además de Nick y otros políticos que lo rodean, ya sea otros councilmen o alcaldes (entre los cuales están Jim Belushi, Alfred Molina y Winona Ryder), contamos con las historias de las personas afectadas por las viviendas. De parte de los blancos de clase media tenemos a la gran Catherine Keener con una peluca blanca muy extraña, uno de los personajes más dinámicos de la serie, que comienza como una vecina que está muy molesta con la decisión de meter negros pobres en su adorado barrio, pero que irá cambiando de parecer. Por otro lado, también seguimos la vida de varias personas que quizás podrían beneficiarse por este cambio, familias que viven en los “projects”, complejos grandes de edificios como los que veíamos en The Wire, completamente venidos a menos e inseguros, donde se trafica droga abiertamente (estas escenas son para los fans de The Wire, seguro) y es todo básicamente una mierda.

Es una historia ambiciosa para contar en tan solo 6 episodios, pero creo que a nivel narrativo está muy bien logrado. Hay un buen balance entre mover la historia hacia adelante y detenerse también en las particularidades de cada sector que cubre, ya sea en las minuciosidades burocráticas del ámbito político (una de mis cosas favoritas), en las vidas de los afectados, de ambos lados, en las distintas formas en que se manifestaba el racismo -desde los protestantes hasta los políticos con sus espantosos eufemismos, “la devaluación de la propiedad”-, hasta el proceso de integración de los nuevos vecinos (el impacto emocional de la serie) y la carrera política y personal del protagonista. Algunos aspectos están mejor logrados que otros, a veces las historias de los futuros beneficiados caen en el cliché (padres ausentes, embarazos prematuros, madres solteras, drogas). Por otro lado, y muy lamentablemente, la dirección de los episodios quedaron a cargo de Paul Haggis (el director de Crash, la que NO está buena) y la manipulación afectada que lo caracteriza rechina bastante en más de una ocasión. Y quizás haya DEMASIADOS montajes con canciones de Bruce Springsteen. Pero la verdad es que es una serie que funciona en muchos sentidos, a los fans de The Wire los va a atrapar por los aspectos más de procedimiento, pero es una serie que tiene un gran impacto emocional y que, en la figura de su protagonista, tiene una complejidad y ambigüedad que fascina a nivel intelectual.

maxresdefault

El nombre de la serie (que comparte con el libro en el que está basada, de la autora Lisa Belkin, ex-New York Times) viene de una frase del escritor F. Scott Fitzgerald que dice “Show me a hero and I will write you a tragedy” (Muéstrame un héroe y te escribiré una tragedia).  Esto ya nos da la pauta de lo que sucederá en esta historia. Nick, elegido alcalde a los 28 años (el más joven en su momento), prometía tener una carrera brillante, pero las circunstancias que lo pusieron en esa posición serán también su perdición. No solo esto, sino que como protagonista y “héroe”, Nick deja mucho que desear, aquí está en parte lo interesante de lo que hace Simon y que interpreta tan brillantemente Isaac. Nick es un tipo egoísta, arrogante, el peor esposo del mundo y aunque es muy ambicioso, no parece tener ni una sola convicción. No sabemos realmente en qué cree Nick, y esto es a su vez el fuerte y a veces también lo difícil de la serie, lo que la hace tan fascinante pero lo que interfiere a veces con que nos metamos de lleno en ella. La poca gloria que parece lograr es prácticamente un accidente, cuando se ve forzado a aprobar las viviendas a pesar de que le había prometido a sus votantes no hacerlo. ¿Pero por qué lo hace? No por un sentido de justicia hacia los que se beneficiarían, está claro. Pero sí toma la decisión correcta, negarse llevaría a la ciudad a la bancarrota. El costo para su carrera, por supuesto, es brutal. En definitiva, a pesar de la cantidad de aspectos que cubre, el corazón de la serie está en Nick, y es esta ambigüedad en la condición de héroe de nuestro protagonista lo que hace a la serie inmensamente interesante.

Veredicto: 7.5/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2492296/

Anuncios

Reacciones Game of Thrones – S06E07

No recordamos si alguna vez habían hecho un teaser antes de la presentación, pero nos pareció medio que un desperdicio hacerlo con la revelación de lo que se está convirtiendo en un trademark de Game of Thrones: volver a la vida a un personaje que se daba por muerto. Igual todo bien con The Hound, esto significa que se viene la #CleganeBowl (la lucha entre The Hound y The Mountain).

raw

¿A alguien más le pareció que el grupito con el que está, bueno, estaba The Hound parecía una especie de AA?

tumblr_no2xnm02pz1sfyty0o1_500

¿Pero cómo que Margaery aún no se ha acostado con Tommen? ¿Acaso su voz de prepúber no la enciende?

tumblr_m2v1qgYyoq1r36r0wo1_500

Ah y menos mal que el sexo no requiere el deseo de parte de la mujer, High Sparrow, solo paciencia, gracias por eso. #Feminismo

635921294810107321-1679943331_anigif_enhanced-30411-1411657457-8

Por suerte sabemos que el viejo gagá y la tocadora de campanas no le lavaron el cerebro a Margaery. Ahora queremos saber qué está tramando debajo de esa hermosa peluca.

THISGONBGUD

Mientras tanto, en el calabozo, el pobre de su hermano está tipo:

tumblr_lbx1clAkeQ1qdqopvo1_500

Hablando de sexo, no sé, Yara, todo bien, pero capaz que un PUTERO no es el mejor lugar para llevar a tu hermanito eunuco.

giphy

Con el 0 carisma que está teniendo Jon Snow esta temporada, nos shockea bastante que se le hayan unido los wildlings. Mendigando ayuda like:

tumblr_lllvv3wWvc1qfstdz

Amamos a la vieja Oleanna, pero que no se la tire de reina de la moral diciéndole a Cersei que es la peor persona del mundo como si nada cuando ella ASESINÓ a su hijo, o sea, vamo a calmarno.

p2Igtdg

¿Que cómo estuvo el tan esperado encuentro entre Jaime y Blackfish?

giphy (1)

Lyanna Mormont, una niña de DIEZ AÑOS, parece ser la líder más sensata que hayamos visto hasta el momento.

cool2

Aparte, no solo les dio la gran cantidad de 62 (SESENTA Y DOS) Mormonts, sino que fue ella misma a la batalla.

5bd1d8f0-58c0-0133-4cbd-0e3f8b958f63

¿Así que Sansa decidió pedir la ayuda de Littlefinger y The Vale al final? Okay, ¿pero es necesario hacerlo a escondidas de su hermano para crear una confrontación dramática cuando se entere?

tumblr_nxz1hl2nnD1u0qkhko2_250

La waif continúa siendo el personaje más creepy de la temporada, más que un White Walker, más que un dragón o que The Mountain.

cringe

¿Quiénes quieren que se muera antes: la waif o el viejo gagá? Hasta ahora vamos 60-40  respectivamente.

MmnIjQa

Sabemos que este no fue el fin de Arya, pero vemos bastante improbable que alguien pueda sobrevivir esas heridas. Igual, nos dejó tipo:

almost-care

O sea, estaba todo preparado para resolver esa historia en este capítulo PERO NO:

ZVtx8zx

Pero pará un segundo: ¿cuánto duró el capítulo? ¡Nos están robando!

SFW-FU

Sergio Bizzio – El escritor comido

Si David Lynch escribiera una novela, seguramente se parecería mucho a El escritor comido del autor argentino Sergio Bizzio. De hecho, me pareció una novela sumamente cinematográfica, tanto así que creo que en manos de un buen director, como el mencionado Lynch o se me ocurre quizás Paul Thomas Anderson, hubiera sido incluso hasta más impactante en cine que en su formato original, pero bueno, no me voy a concentrar en lo que podría haber sido sino en lo que es.

Processed with VSCO with c1 preset

La historia inicialmente parece tratar de un escritor de best-sellers pedorros, una especie de Paulo Coelho pero considerablemente más terraja (ya que estoy, cabe mencionar que Paulo Coelho aparece como personaje en un brevísimo momento y parece un tipo bastante chill). Este escritor brasilero llamado Mauro Saupol se hizo famoso a base de libros de auto-ayuda disfrazados de novelas con moraleja. La historia comienza cuando tras la presentación de su biografía, la avioneta donde viajaba cae en una selva y él, el superviviente, decide hacerse pasar por muerto unos días para ver qué dice la gente sobre el fallecido autor.

Pero esta linealidad narrativa del primer capítulo desaparece abruptamente cuando comienza el segundo capítulo y te encontrás con un grupo de personajes diferentes y un contexto también distinto. Es más, los 5 capítulos que componen la novela tienen cada uno una nueva perspectiva de la vida de Mauro Saupol, y, lo que es incluso más interesante, un estilo marcadamente distinto al resto. Dentro de estas particularidades, el propio Bizzio compara su novela con El corazón de las tinieblas de Conrad, Impresiones en África de Roussel y Muerte en Venecia de Manny destaca como inspiración visual la película Apocalypse Now de Coppola (¿ven que es cinematográfico?). Yo agregaría elementos de La piel que habito de Almodóvar y ahí quizás se podrían hacer una idea de la ensalada de influencias estéticas y narrativas que tiene esta novela.

Por lo demás, es un libro de lo más satírico. Al principio la cantidad de meta comentarios y observaciones cínicas me dieron un poco de miedo de que me terminaran hartando, pero realmente Bizzio escribe con una inteligencia tan aguda y con un sentido del humor tan fresco que es esto lo que me terminó gustando más del libro. Pero este comentario ácido sobre el mundillo de la literatura comercial es tan solo uno de los varios planos que se tratan en la novela. Debo decir que la historia en su plano más superficial me dejó de interesar a medida que iban cambiando las perspectivas, así que a nivel puramente anecdótico no me resultó demasiado interesante. Pero la destreza de Bizzio por cubrir los distintos géneros literarios y su fantástico sentido del humor fueron más que suficientes para disfrutar El escritor comido. Tiene una forma de describir los procesos mentales internos de un personaje y cómo esto es visto desde afuera con un poder de observación que pocas veces he visto. Y aquí me permito hacerle una mención al último capítulo, que gira en torno a un par de adolescentes, porque quedé verdaderamente impresionada con el realismo de la construcción de estos personajes y la forma en que interactuaban entre sí. No es fácil darle forma y voz a adolescentes, pero Bizzio sin lugar a dudas lo logra.

En conclusión, es una novela muy divertida y extremadamente original, por momentos muy graciosa y por momentos un tanto fuerte, que opera en distintos niveles, a mi ver algunos más interesantes que otros (hay un trasfondo que tiene que ver con la identidad que a mí no me resultó pero quizás a otro sí) y que, sin lugar a dudas, está maravillosamente escrita. Completamente recomendado para una lectura ágil.

La chica desechó la oferta con un gesto y, subrayando su preferencia por dialogar en el interior del párrafo, entre comillas, dijo: “No digas que nos conocimos hoy; mi hermana odia que lleve extraños a casa. Decí que fuiste mi profesor de teatro y que hace años que no nos vemos”. “Es que yo”, dijo Saupol, “de teatro no sé nada”. “¿De qué sabés?”. “De música, de literatura”. “¿Qué música?”. “Comercial”. La chica lo miró de arriba abajo: no podía creer que a un hombre de su edad le gustara la música comercial. Y al mismo tiempo… “¿Qué literatura?”, le preguntó. “Punk”, dijo Saupol. “¿Punk? ¿Literatura punk? ¿Qué es literatura punk?”, dijo ella. “¿Punk?”, preguntó Saupol. “Dijiste literatura punk”, dijo ella. “¿Yo dije punk?”, dijo Saupol llevándose un dedo al pecho.

Veredicto: 3.5/5