Discos favoritos 2015: Puesto 3

Debo admitir con mucha vergüenza que me enteré de la existencia de este disco por casualidad, a pesar de ser fan de la inigualable Róisín Murphy hace mucho tiempo, desde su época en Moloko hasta ahora. Encima fue en esas discusiones que uno (o yo) se vanagloria de tener la razón y cuando llega Google a dar sentencia, se da cuenta que estaba equivocado. Hablando de Murphy, un amigo de Club Silencio mencionó de pasada este nuevo disco y, yo, incrédula, dije que hacía 8 años que no sacaba un disco. Bueno, por suerte estaba equivocada, ya que Hairless Toys terminó siendo uno de mis discos favoritos del año.

PUESTO 3 – Róisín Murphy – Hairless Toys 

bf9cb1ab

El primer día que me dispuse a escucharlo, estaba sola y re loca en casa, una tarde de calor agradable y tranquila, un feriado que no recuerdo con exactitud. Lo escuche a máximo volumen mientras me paseaba de un lado para el otro, cerrando los ojos y sintiendo que podía tocar la música. Sí, bueno, sustancia y pasión. Lo bueno de esta experiencia es que me ayudó a meterme de lleno al mundo que Murphy creó para su tercer disco solista. Hairless Toys es muy diferente del juguetón Ruby Blue y del extremadamente bailable OverpoweredHairless Toys muestra a una artista que se sigue desafiando y de paso nos desafía a nosotros como oyentes también.

No podés apresurarte al escuchar este disco, exige nuestra completa atención, nos pide que nos sumerjamos en cada canción y vayamos descubriendo su historia segundo a segundo, historias repletas de giros sorpresivos, letras enigmáticas y una de las voces más interesantes de la historia de la música. Me hago cargo de este superlativo sin ningún problema porque la voz de Róisín es así de especial. Es un disco oscuro, por momentos perturbador, introspectivo, atmosférico y decididamente experimental.

Entre mis favoritas de un disco de tan solo 8 canciones destaco: “Exploitation”, sobre los peligros y diversiones del sexo en la que se repite la pregunta “Who’s exploiting who?” con perturbadora insistencia, una canción épica, rica en instrumentalización con su misteriosa guitarra jazzera y esos sintes inolvidables; “House of Glass”, (con una de mis letras favoritas People like us, From broken homes, Never throw stones, Leave us alone), que avanza en un in crescendo hipnotizante, una mezcla de sonidos espaciales y otros más terrenales, retro, cinematográficos; y “Unputdownable”, en la que demuestra su habilidad de disco diva y su trademark de metáforas larguísimas, en la que habla de un buen libro que no podés dejar de leer (o, entre líneas, de una persona que te tiene muy enganchada), una canción que no puedo resistir cantar a los gritos.

Y como si todo esto no fuera poco, mi Rosita querida fue la que dirigió los videos de los singles del disco, demostrando que no hay límites para su talento y que además de ser una genia musical, tiene un amor muy profundo por el buen cine. Hay de todo un poco entre sus videos y es muy difícil elegir uno para compartir acá, pero debido a que este tiene referencias a una de mis películas favoritas de todo los tiempos –Persona de Ingmar Bergman-, voy a ir con este.

En conclusión, hablar de este disco solo pone de manifiesto mis carencias al escribir, pero no sé si es necesariamente mi culpa, o si sencillamente no se puede poner en palabras humanas música que es directamente, alienígena.

SPOTIFY: https://open.spotify.com/album/4FcK8q5oQnZZZCWkW8BlBS

Anuncios

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s