Discos favoritos 2015: Puesto 7

Casualmente yo no conocía al genio de St. Germain hasta el año pasado. Casualmente el año pasado sacó un nuevo disco luego de 15 años de nada. Por recomendación de un amigo, escuché su Boulevard Tourist, discazos que combinan dos de mis géneros musicales favoritos a la perfección: el house y el jazz. ¿Vieron cuando se enamoran instantáneamente luego de segundos de escucha? Así me pasó con St. Germain, y cuando descubrí que tenía un nuevo disco, fue casi como un regalo caído del cielo.

PUESTO 7 – St. Germain – St. Germain

0825646122011-stgermain

Para este disco, St. Germain quiso explorar nuevos territorios y hacer algo distinto a lo que venía haciendo. Esta vez, en vez de evocar antros de jazz oscuros en donde salís con los ojos rojos y la voz ronca del humo del cigarro, Navarre (el nombre del productor) nos deleita con paisajes sonoros inspirados en ritmos africanos, particularmente Malí. Es prácticamente un director de orquesta, coordinando músicos maravillosos virtuosos en instrumentos de los que no tenía ni idea, como el balafón y el kora, y la guitarra de Guimba Kouyate, un tipo que conoció explorando la comunidad maliense de París.

Este disco es prueba fehaciente de que a veces un buen productor es el que tiene la visión y la misión clara y les brinda el espacio a otros músicos para construir el camino hacia ella. Creo que Navarre juntó a un grupo excelente de talentos y les permitió brillar, evitando romper la fluidez de sus ritmos. Sin embargo, esto no quiere decir que no se sienta su toque personal. Sigue siendo un as de los loops y tiene un oído increíble y un gusto exquisito, lo que crea temas como el maravilloso “Real Blues”, una especie de catarata de sonidos con ese gustito del oeste africano, pero con un sample blusero de Lightnin’ Hopkins.

En algunos temas más que otros, vuelve a ritmos más houseros, y en mi imaginación es música que puede ser disfrutada tanto por intelectuales fanáticos de radio Babel, como por amantes de la electrónica, bailando sus temas remixados en el momento cúspide de una fiesta de deep house. Al deconstruir las capas de “Sittin’ Here”, por ejemplo, nos encontramos con las vocales preciosas de una cantante maliense y la instrumentalización que mantiene esos ritmos, pero en el fondo es distintivamente house. “Voilá” y “Family Tree” son otras favoritas. En conclusión, es un disco distinto pero fácil de escuchar, cuyo producto final es completamente armonioso y contagioso, especial para cerrar los ojos y transportarte a otro lado.

SPOTIFY: https://play.spotify.com/album/5ckt4gstaOg1VlCqyLtrLT

Anuncios

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s