Discos favoritos 2015: Puesto 9

Siguiendo con mi ranking de discos favoritos del año pasado llega una artista que es bien yo y que podría describir sencillamente así: cantautora bizarra. Estos elementos combinados, en general, son una garantía de que me va a gustar; les paso el pique por si me quieren hacer algún regalo (o una recomendación, si son pobres como yo).

PUESTO 9 – U.S. Girls – Half Free 

U.S.-Girls-HALF-FREE

Este disco, como suele suceder con el trabajo de Meg Remy, es un collage musical. La mina tiene tremenda habilidad para loopear samples de los orígenes más eclécticos que se te puedan ocurrir y construir paisajes sonoros oscuros e impresionantes. Sus letras pueden ser graciosas pero perturbadoras, algo que me recuerda muchísimo a uno de mis géneros literarios favoritos, el gótico sureño. “Sororal Feelings” es un claro ejemplo de esto, con el novio que se pasó a todas las hermanas, que inspira el espectacular verso “And now I’m going to hang myself / Hang myself from my family tree“. O sea.

Luego de la explosión musical de “Damn that Valley”, otra de mis favoritas, viene una llamada telefónica que interrumpe el disco; esta culmina con una carcajada como las risas grabadas de la vieja televisión. Y en mi mente se me ocurrió “esto es a lo que Grimes podría haber aspirado”, porque si bien son artistas diferentes, Grimes es más dancey y U.S. Girls es más psicodélico, ambas exploran el pop de maneras bastante singulares, salvo que Grimes en Art Angels se acercó a un mainstream que, quizás por cuestiones generacionales (¿ya no basta con ser millennial tampoco?), me dice muy poco, mientras que U.S. Girls logra un sonido completamente nuevo creado a partir de pedacitos de música que destilan el conocimiento enciclopédico que tiene Remy de la historia de la música; pequeños guiños que sumados uno a otro crean algo fantástico, nostálgico y moderno a la vez. Otras favoritas son “Window Shades” (música de “Love is a Hurtin’ Thing” de Gloria Ann Taylor) con su reinterpretación de un temón y el intensísimo final “Woman’s Work”, que nada que ver con nada pero me hace acordar a mi adorada Kate Bush porque tiene una canción que se llama “This Woman’s Work“. Nada que ver con nada, pero en realidad Kate Bush es la cantautora bizarra por excelencia.

Su voz puede sonar chillona y estridente, incluso no me extrañaría que pueda desencantar a muchos, pero yo la encuentro súper interesante: tiene algo old-school que contrasta muy bien con el sonido ese a vinilo viejo que tiene la música. Admito que no me copa tanto cuando se tira para el lado más rock, como pasa en “Sed Knife”, que es una remake de una canción vieja de ellos, pero el disco es consistentemente maravilloso. Algunos temas son hipnotizantes, llenos de capas tras capas de loops que cuando las aislás -uno de mis TOCs musicales favoritos-, te obsesionan.

¿Vieron cuando te ponés a escuchar algo y de repente no podés parar de asentir con la cabeza, negar con incredulidad e incluso largar un par de puteadas por lo bajo? Onda, la puta madre, qué bien que está esto. Esto me pasó con las alucinaciones musicales que nos regala U.S. Girls en Half Free. ¿Se unen al viaje o qué?

SPOTIFY: https://play.spotify.com/album/7DQbNDsFFpOhgXSRHFuzVF

Anuncios

2 comentarios el “Discos favoritos 2015: Puesto 9

  1. Acá no pude seguirte Scar. Requiere más tiempo meterse a nadar entre todas esas capas. Música solo para escuchar en audiculares. 🙂

    Me gusta

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s