The Revenant (2015)

Lunes de Carnaval. La ciudad desierta. 18:50 horas. La pantalla más grande de todo el cine. La certeza de laburo al día siguiente, un día que casi nadie trabaja. La certeza, también, de lo que nos esperaba: 2.5 horas de tortura, miseria y Leo arrastrándose por los pisos para que le den su Oscar de una vez. ¿El veredicto? Les damos un adelanto: nuestras opiniones promedian el 5/10.

La opinión de Scarlett

Tras una mini introducción que intenta lograr -fallidamente- una vibra de ensueño, arranca la película, en medio de la acción. Vemos a un grupo de exploradores en una misión por recolectar pieles que se ve emboscada por una tribu de Rees. Estos los obligan a una rápida retirada guiados por Hugh Glass (DiCaprio), el hombre que conoce esos territorios como la palma de su mano. Desafortunadamente para Hugh y para el resto del grupo, poco después de esta retirada Glass es brutalmente atacado por un oso y, eventualmente, abandonado a su suerte.

revenant2015.jpg

La película es una historia de venganza. ¿Pero qué elemento es fundamental para que funcione una película de venganza? Que te importe un carajo lo que le pase al protagonista y logres ponerte de su lado. Cuando ya vas hora y media viendo a Glass pasando de tortura en tortura, de situación nefasta a situación más nefasta, las únicas cosas que se te pasan por la cabeza son: 1) ¿Cómo no se murió todavía? y 2) ¿Por qué me importa que logre su cometido? Bueno, la respuesta para la segunda pregunta podría ser para que termine la película de una vez. El problema es que el componente emocional del filme, que debía haber sido la fuerza motora de la historia, directamente no existe, porque los creadores jamás se tomaron el tiempo (¡de sus 2.5 horas de película!) para desarrollarlo.

Al ser incapaz de comprometerme con el viaje emocional del personaje, quedaba apreciar las otras cosas de la película. Lubezki (el director de fotografía) es un maestro, eso está claro, hay algunas secuencias -en particular las de acción- que verdaderamente te vuelan la cabeza. Pero luego tenemos la visión del director, ¿qué es lo que quería hacer Iñárritu? ¿Cómo es que por un lado se nota que quiere poner a la naturaleza como protagonista y sin embargo su mirada jamás es ni lo suficientemente contemplativa ni, en general, lo suficientemente aterradora? Había algunas imágenes majestuosas, pero para eso tenemos Discovery Channel, no eran ni poéticas (podría aprender de Malick) ni implacable (que le pregunte a Herzog cómo hacer). Hablando de Malick, esas secuencias de ensueño, ese misticismo poco logrado que intentó mechar de vez en cuando, como para elevar la película a algo sublime, como para darle un sentido al nombre de la película, esas escenas eran puro artificio: de nuevo, no eran ni visualmente poéticas -cosa de transmitirnos una sensación a través de lo estético- ni emocionalmente resonantes -porque el desarrollo de personajes se quedó en los números negativos.

De esto último se desprende que el guión es patético: más que guión lo que imagino es una especie de desarrollo de trama alrededor de la cual Iñárritu podía construir su recargadísima y agrandadísima visión. La historia es simple, ese no es el problema, el problema es que es inverosímil, superficial y cero emocionante. Esto no le da mucho con lo que trabajar al pobre Leo: su actuación es puro gruñidos y miradas de sufrimiento -aclaro, las hace muy bien y yo a él lo amo, pero no tiene mucho para hacer-; Hardy, por su parte, está correcto, no se le entiende nada con ese acento, lo cual para mí lo acerca un poco a territorio de villano caricatura (Bane, ¿eres tú?), pero se le perdona porque es carismático; y luego estaba el capitán, que es medio boludito pero con buenas intenciones, así que ahí lo tienen, el grupito de personajes más unidimensionales que podrían desear: el héroe damnificado buscando venganza; el villano no-arrepentido sin ninguna característica redimible y el ingenuo capitán bienintencionado.

anatomy_of_a_scene_-_the_revenant_-_2

¿Y saben qué? Capaz que todo esto no hubiera importado demasiado si la película no fuera un reverendo embole. Ese ego hinchado de Iñárritu se cuela por su trabajo alargando la película una hora más de lo que ameritaba y con un sentido del ritmo atroz, cortando todas las escenas que podrían habernos dado una entrada emocional a la historia y acumulando escena tras escena de situaciones cada vez más inverosímiles cuyo único fin parece ser alardear la destreza técnica del equipo e impresionar con su gore de autor. La clave de todo esto está en que si decidís interrumpir la película para estirar las piernas y luego más tarde para buscar más pop y luego más tarde para ir al baño y luego más tarde para llamar a tu abuela porque es el cumpleaños, cuando volvés a preguntarle a tu amigo de qué te perdiste la respuesta va a ser, irrevocablemente: DE NADA.

Veredicto: 4/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1663202/

 

La opinión de Camila

Probablemente haya postergado ver The Revenant más de diez veces. Primero, por la violencia hacia animales que se exhibe. Segundo, por la seguridad de que iba a salir bajoneada del cine (¿quién invierte su dinero de esa manera?). Pero dado que es el film por el cual Leonardo va a ganar su primer Oscar, no podía dejar de ver su performance. Además, ¡está Tom Hardy! Sobre todo, no podía arriesgarme a que la sacaran de cartel, porque no había chance de que viera esta película en mi casa, al menos sin hacer veinte cortes.

¿Qué decir de The Revenant que ya no se haya convertido en meme? Lo primero que se me pasó por la cabeza mientras la estaba viendo fue la imagen de Iñárritu regodeándose al filmar cada escena, con la certeza de que los espectadores se preguntarían cómo hizo todo (especialmente, la escena en la que el personaje de DiCaprio es atacado por un oso). Puede llegar a ser emocionante de ver pero cuando uno sabe que el principal propósito del director fue impactar y esperar aplausos, este increíble material es recibido hasta con desprecio.

leonardo-dicaprio-the-revenant-bear

La trama no tiene nada de especial; es la típica historia del camino de recuperación de un protagonista herido para vengar la muerte de un ser querido. La película es excesivamente masculina, enfocándose sobre todo en el dolor del hombre como género, incluso cuando tiene la chance de mostrar la violencia y el dolor que sufren las mujeres. Pero bueno, en esta historia las mujeres son casi inexistentes…

Si bien DiCaprio hace un muy buen trabajo interpretando a un hombre que está sufriendo constantemente al son de violines tristes en loop, me apena que su Oscar llegue con uno de sus personajes más unidimensionales. Por su parte, Tom Hardy también se destaca al presentarnos un personaje moralmente corrupto pero sin caricaturizarlo como el malvado.

Es verdad que la fotografía conmueve por la belleza de sus paisajes naturales, pero no es más que eso. Destaco sobre todo la increíble luz natural de cada toma, que además de poseer tremendo valor estilístico significa un importante logro técnico. Sin embargo, la cinematografía decepciona a la hora de comunicar visualmente; los intentos de aportarle sentido a la historia a través de ciertas tomas “poéticas” resultan un poco básicos. Teniendo en cuenta que son dos horas y media de un hombre agonizando por dolores emocionales y físicos, considero que había bastante material simbólico en potencia para explotar con semejantes paisajes, que quedó simplemente plasmado en sosos sueños y flashbacks del protagonista.

artisans-thumbnail-the-revenant_clean

The Revenant vendría a ser la película de autor de un director cuyo principal motor cinematográfico es impresionar. Con este film Iñárritu busca lograr su masterpiece, contando con un increíble equipo técnico, dos de los mejores actores de la actualidad, una historia básica de lo que es ser un humano y embarcándose en una compleja filmación en medio de la naturaleza. Y es ahí donde hay que entender el propósito detrás de la película, y por qué deja sabor a muy poco. Sí, se hace muy larga, la violencia es innecesaria y la monotonía llega a desesperar, pero es lo mínimo que podríamos esperar de la historia de un hombre sobreviviendo en medio de la nada. ¿Llega a ser una película de autor? No, pero es lo más profundo que puede llegar el director.

En resumen, The Revenant es la clásica película de dolor innecesario que le gusta a los básicos de la Academia. Si la querés ver, aprovechá para ir al cine porque si la ves en tu casa es una siesta asegurada.

Veredicto: 6/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt1663202/

Anuncios

12 comentarios el “The Revenant (2015)

  1. Anónimo dice:

    Ya dijeron casi todo. La evidencia me pone en ese 50 % que prefiero no revelar. Yo digo que hagamos un esfuerzo para que la historia, o más bien la anécdota no se convierta siempre en el eje de nuestras apreciaciones. Cómo podría trasmitirse mejor esa sensación desesperada, la inminencia de nuestra nada frente a la naturaleza sin replicar en la butaca el deseo irrefrenable de un fin posible? Las ficciones no son creadas para ser creíbles. Yo reniego de la aburrida lógica de la llamada realidad. El que quiere realidad que se tome un 145 y se banque todo el recorrido sin distraerse o colgarse con el detalle del juego de luces entrando por la ventanilla.

    Me gusta

    • Scarlett dice:

      En mi opinión, el “problema de la realidad” en este caso viene de que no hay un mundo interno de los personajes construido, no podemos usar el desarrollo de personajes como eje de la historia entonces nos queda aferrarnos a apreciar lo meramente anecdótico. Por otro lado yo hablaba un poco de la poesía porque no tengo problema con prescindir de la historia para entregarme a otras formas, pero esta para mí no tenía ni prosa ni poesía, ni sustancia ni suficiente estilo. Yo creo que directores como los que mencioné -tanto Herzog como Malick- han logrado múltiples veces lo que asumo que Iñárritu pretendía con The Revenant.

      Me gusta

  2. Las voy a peliar un poquito :). Scar, en este caso estoy más cerca del análisis de Cami. En lo personal, me gustó esta película. De hecho me parece algo ambiciosa. De ahí a que el tipo no lo haya podido plasmar del todo es otra cosa, y eso no convierte al director en un loser, o peor que los que nombraste. Di Caprio está fuera de discución me parece. No me pareció, a diferencia de Cami, una película para buscar el aplausos, complaciente o basada en escenas de acción etc, salvo la del oso, que si me preguntan está re bien lograda. Yo vi algo de poesía, o el intento de crearla, también una intención de conectar con lo místico que no dio frutos, para el caso de la esposa, etc. También vi una historia simple de venganza, lo cual me parece bastante honesto, ya que muchas películas se complican el cerebro haciendo historias re complejas que terminan siendo un verdadero pete por más profundidad que tengan sus personajes o más pienso le haya puesto el director. Se me dificulta entender porqué integran la duración de una película cuando van al cine a verla y lo utilizan como un factor a tomar en cuenta en la evaluación: ¿si dura 3 horas y es mala, te jode más que si dura 40 minutos y es mala? No sé, la duración y cómo lo viviste me parece que queda para cada uno. Capaz tenías acalambrado el orto ese día o o tuviste un día feo en el laburo y vas a ver a Tarantino, que capaz no te cae bien del todo, y si dura 3 horas y encima te jode una ampoya en el pie, claro que lo vas a tomar en cuenta para ponerle un 3, o sea… 🙂 Finalmente, Scar, si le pusiste 6/10 a The Marcian y 4/10 a esta, la verdad es que sigo sin entender qué es para vos una buena película, jaja, y más si encima le criticás a este director cosas como las que mencionás, o sea, o tu vara es muy avara o de verdad que no estás hablando en serio. Y eso que no te estoy enrostrando lo de Jobs, que me parece p-e-t-e y es indefendible por donde lo veas. ¡Beso a las dos y expota CS!

    Me gusta

    • Scarlett dice:

      No hay problema con ser una película simple de venganza, pero para que me importe que el sujeto se vengue de quien se tenga que vengar, me tiene que importar el sujeto, y esto NO sucedió. Para ponerte un ejemplo que viene al caso: Kill Bill, otra película de venganza en donde enseguida te ponés del lado de la novia y querés con toda tu alma que se vengue de los malditos que le hicieron daño. En esta película no tengo ningún motivo para hinchar por el personaje de Di Caprio, así que en el plano “historia de venganza” es un fracaso. Sobre la duración de una película, no solo yo he opinado: Hitchcock, por ejemplo, decía que la duración de la película tenía que estar relacionada a la resistencia de la vejiga o algo así. ¿Por qué es importante para mí en películas como la de Tarantino o The Revenant? Porque el tiempo es valioso, amigo, y cuanto más tiempo piensen los directores que le tengo que dedicar a sus películas, más exigente me voy a poner. Es hasta condescendiente de su parte crear una cosa monstruosa en duración y que no me recompense como audiencia, por eso los critico. Y nuevamente, sobre los puntajes, es todo relativo y yo -en particular- utilizo mucho lo que creo que era la intención del director con su película. ¿Ridley Scott quería hacer una película profunda, poética, sublime o demás con The Martian? No, quería darnos entretenimiento bien hecho y eso es lo que fue para mí. Por supuesto que esto no es TODO, pero para mí pesa. Mis puntajes ni buscan ser objetivos ni quieren ser únicamente subjetivos, trato de hacer un balance, y la intención detrás de cada film es un factor que para mí pesa. Es “evaluar” a los creadores usando las mismas varas que creo que ellos se pusieron. Yo también creo que Iñárritu buscó hacer algo trascendental, y -en parte- es porque falló estrepitosamente en esta búsqueda que le doy un 4/10. Fuera de todo, ¡gracias por leer y brindarnos tu opinión, como siempre! 🙂

      Me gusta

    • Anónimo dice:

      Por favor escriban sin faltas!!!

      Me gusta

  3. Ok amiga, entiendo un poco mejor ahora lo que quisiste decir. Siguiendo tu ejemplo de Kid Bill llevado acá, para mi es más virtuoso el hecho de que no te sea fácil “tomar partido o bando” tan fácilmente con el sujeto de la venganza, porque eso habla de su complejidad y no de lo contrario. O sea, es más plano y pacato el personaje de la novia y sus motivos que los de Hugh Glass, pero bueno, no nos vamos a poner de acuerdo y está bien. Una película con la propuesta de The Martian, Jobs, The Social Network, etc, a mí me hace perder el tiempo, así dure 3 horas o media hora, eso es lo que traté de decir también, pero tampoco creo que lleguemos a un acuerdo y está bien. Ridley Scott no me exige nada, sin embargo, Tarantino y Iñárritu (a su manera, con altos y bajos) si. Pero no se trata solo de ser críticos porque sí o en función de eso. Está en la capacidad de uno en saber interpretar las propuestas también (eso es la crítica, ¿no?) y tratar de ser objetivo poniendo sobre la mesa, pero bueno, en eso tampoco tenemos que estar de acuerdo, jaja Gracias por contestar Flo, ¡seguimos!

    Me gusta

    • Scarlett dice:

      Jajaja, obvio que no nos vamos a poner de acuerdo en casi nada. Pero una cosita nomás: no es un tema de complejidad la capacidad o no de tomar partido por Hugh Glass, es que no tengo la más puta idea de quién es Hugh Glass y por qué me interesa lo que le pasé. Y sobre el carácter de la crítica, por supuesto que es sobre interpretar, pero interpretar no es inflar algo que no es ni rellanar o colorear los espacios que debería haber pintado el director, ¿no? En fin, creo que estoy entiendo un poco más qué tipo de películas se te caen un huevo: creo que los protagonistas medio sabelotodo americanos -como Jobs o Zuckerbeg- no te caen nada bien, jajajaja.

      Me gusta

  4. Tiendo a pensar que no todo tiene que estar servido en bandeja, pero entiendo que falta sustancia en la construcción de Glass y de ahí que no hubo sympatheia de tu parte. No hables de inflar porque en otras reseñas has inflado muertos como loca (Jobs y The Martian claramente) 🙂 Se me caen un huevo los temas más que los personajes, si bien justo en esos dos casos me embolan también ellos. Capote era un sabelotodo y me encantan todas sus representaciones en el cine, por decirte un ejemplo. Pero esta gente, no sé si por deformación profesional (iu nou guat ai min), me la baja de una manera forchi. Besote.

    Me gusta

    • Camila dice:

      Fa, ¡llego tarde a esta discusión! Voy a retomar algunos de los argumentos expuestos en todos estos hermosos intercambios.

      1) Sí, la película es muy ambiciosa, como dije antes, estoy segura que Iñárritu la concibió como su obra maestra. Si bien el proyecto es increíble, no alcanza con valorar la visión del director, sino el resultado final. Y en el caso de The Revenant, es el de una película con extraordinarios logros técnicos, pero no mucho más. La trama es MUY olvidable, aunque no considero que por eso haya que sacrificar a todo el producto. Considero que lo que se logra visualmente ya es merecedor de un 5/10 global de la película, pero depende de qué está evaluando cada uno y cómo funciona uno como espectador.

      2) Entiendo que molesten nuestros comentarios sobre el director, pero es que de verdad no logro conectarme nunca con su trabajo. Para resumir mi problema con él, NO es el tipo de cine que me interesa ver ni analizar. Lo peor de todo es que, adiferencia de Tarantino, Iñárritu no hace lo que hace para complacerse a sí mismo, sino que actúa en función a la crítica americana, ni siquiera de sus espectadores.

      3) Me da gracia tu frase “está re bien lograda” porque es a lo que voy cuando digo que la película se hizo para generar esa reacción. Siento que se busca distraernos de las preguntas más básicas (por ejemplo, si nos gustó la película, si la entendimos, etc.) con recursos novedosos que nos encandilan y no nos dejan reflexionar sobre lo otro.

      4) Con respecto al tema de venganza, no importa lo simple que sea, sino que en esa venganza vos como espectador sientas cierta anticipación, que la sangre se bombee de alguna manera, y ese sentimiento se da cuando se genera empatía u odio con algún personaje, o cuando la situación atrapa mucho. Pero nunca llegué a conocer ni a Glass ni a Fitzgerald, no entiendo por qué actúan de esa manera, de dónde vienen o a dónde se dirigen. No pedimos que se nos muestre a uno como el héroe y al otro como el villano, sino que simplemente se nos presenten personajes que reconozcamos como humanos. Y esto dice mucho del talento de los actores, ya que dieron grandes actuaciones con tan poco material.

      5) En cuanto a la duración, no tuve mucho problema en “fumarme” la película, no creo que haya sido tan tedioso. Pero en parte pienso así porque la vi en el cine, y es que al cine no voy a ver una película, sino a tener una experiencia más activa, mas de comunidad. Si la hubiese visto en mi casa la terminaba de ver en mínimo dos días, y es un poco por lo que dice Flo, el tiempo es valioso, y cuando uno siente que no esta ganando nada con sentarse pasivamente frente a una pantalla se empieza a fastidiar jaja.

      6) Creo que es el contraste entre lo genial que se ve The Revenant con lo poco que se transmite lo que genera disgusto. Personalmente, me hubiese gustado que explotaran el aspecto psicológico de Glass, y no tanto en su supervivencia. Porque, en definitiva, la película no está hecha para que te sorprendas con los giros en la trama ni con un guión inteligente, sino que busca que te embarques junto al protagonista en su lento y doloroso camino. Y por eso me hubiese gustado que se manejaran simbolismos a través de, por ejemplo, alucinaciones, o diálogos que mantuviera Glass consigo mismo. ¡Imaginate lo que se puede lograr utilizando eso como punto de partida!

      Gracias por leernos 🙂

      Le gusta a 1 persona

  5. Checha dice:

    A mi me pasó algo extraño con esta película. No soy una especialista en el tema pero tengo que decir que no me aburrió ni me pareció densa. Debo reconocer que la trama de la película en si no tuvo esencia y el Di Caprio convertido en reptil buena parte de la película me pareció totalmente exagerado pero detrás de todo eso está la

    belleza de algunas tomas, la fotografía los cielos, los árboles, las noches, el fuego ( las chispas que se alzan al cielo entre los árboles en la oscuridad),:la nieve, los ríos y las montañas toda esa belleza natural y perfecta se contrapone a lo humano grotesco, sucio, irreverente, ambicioso a cualquier costo, displicente, malo justificando cualquier acto en nombre de la supervivencia. Si piensan las escenas cada acto humano tiene su consecuencia, tanto buena como mala: la reacción de los indios, el alud, el ataque de la osa , la venganza de
    Glass y algún acto más humano en alguna escena. Quizás fue la intención mostrar lo que implicaba sobrevivir, el costo de esa supervivencia y no desarrollar los personajes. Es una especie de Tom Hank en el Náufrago.
    disculpen si mi desconocimiento del tema despierta alguna susceptibilidad. Las felicito por su interés en saber y en pensar

    Le gusta a 1 persona

    • Scarlett dice:

      ¡Hola Checha! Gracias por tu comentario, acá nadie es especialista así que estamos todos comentando en la misma, y me parece que tenés puntos re interesantes. 🙂

      Me gusta eso que decís sobre el contraste entre lo hermoso de la naturaleza y lo grotesco de lo humano. Es verdad que parece darse esta dualidad, y quizás habría sido un concepto interesante en el que ahondar. Creo que en este caso no fue muy explorado, a pesar de que tú lo viste re claramente, porque se pierde entre las otras líneas narrativas en las que hace hincapié. O es posible que simplemente a mí no me resultara llamativo nomás.

      Me gusta lo que decís porque siento que de alguna manera le encontraste una interpretación que te hizo apreciarla mucho más de lo que logré hacer yo. En mi caso no pude escapar de verla como una película de venganza. En parte esto se debe al título de la película. De Wikipedia saco que “revenant” significa algo así como el que regresa, o como dicen en español, el que renace, y surge de unas historias sobre espíritus que salen de la tumba para terrorizar a los vivos, en particular a aquellos que les hicieron daño. La fuerza narrativa más imperante no es la de la supervivencia, porque al parecer Leo no sobrevive, sino la búsqueda de venganza. Si este sobrevive, cuando sobrevive, es para poder vengarse del otro, esta es su motivación. En el caso de Tom Hanks en Náufrago, este realmente quería sobrevivir, quería continuar la vida que venía viviendo. Glass no tiene esta motivación ni parece interesado en vivir.

      Así la vi yo, pero me pareció sumamente interesante tu perspectiva. ¡Muchas gracias por compartirla! 🙂

      Me gusta

  6. […] Al principio parecía clarísimo que iba a ganar Spotlight, pero ahora la cosa está entre esta, The Revenant y The Big Short, siendo la última mi preferida de las favoritas a ganar. Me embola bastante que […]

    Me gusta

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s