The Big Short (2015)

Todos estuvimos presentes cuando en el 2008 se desató la crisis financiera que afectó al mundo entero, pero pocos entendimos realmente qué era lo que había pasado. A nivel popular, se sabía que era consecuencia de la burbuja económica del mercado inmobiliario, pero no mucho más. Tratando de buscar el sentido detrás del desastre (o siendo oportunistas), en los últimos años se estrenaron varias películas centradas en Wall Street. Además del contexto, todas tienen en común el reflejar los peligros y consecuencias de la especulación, ya sea a nivel micro (cómo afecta a la vida de un ciudadano) como macro (cómo repercute en economías internacionales). Ejemplos son Margin Call y The Wolf of Wall Street que, a pesar de ser muy diferentes en trama y género, nos muestran la turbiedad que rodea al mercado bursátil neoyorquino. Las dos nos entretuvieron, pero ninguna nos enseñó lo que aprendimos con la nominada al Oscar a Mejor Película, The Big Short.

A primera vista, The Big Short (La gran apuesta en español) se destaca por su casting. En la receta tenemos la intensidad de Christian Bale, la comedia de Steve Carell, la provocación de Ryan Gosling y la sabiduría de Brad Pitt (uno de los productores de la película). Todos ellos explotan estas cualidades que los caracterizan pero también logran sorprendernos con personajes que se mueven en los grises, un logro del guion también ya que en esta historia todos podrían ser vistos como villanos. Otro dato que llama la atención es que está dirigida por Adam McKay (nominado al Oscar a Mejor Director por esta película), escritor y director de comedias como Anchorman: The Legend of Ron Burgundy y Step Brothers, además de ser,  junto a Will Ferrell, el creador de Funny or Die. ¿Qué giro de comedia se le puede dar a una catástrofe económica? McKay parece tener la respuesta.

Basada en el libro homónimo del aclamado economista y escritor Michael Lewis (el mismo que escribió el que inspiró Moneyball), The Big Short se concentra en los distintos actores del sistema financiero (bancos, traders, fondos financieros, inversores, agencias de clasificación, etc.) que jugaron un rol importante durante los años que precedieron a la crisis. Tejida en varios hilos de historias liderados por los protagonistas, la película logra explicarnos cómo y por qué se produjo la crisis al presentarnos a quienes predijeron este desenlace y terminaron sacando provecho del corrupto funcionamiento del sistema financiero.

thebigshortframe

No entraré en detalles sobre la trama porque hay mucho concepto económico y básicamente sería escribir cual texto de historia lo ocurrido, pero sí te voy a plantear numerosas razones para verla, así como alguna ayuda para entenderla. Para comenzar, The Big Short puede ser calificada como material educativo. Seguramente después de verla los espectadores tendrán un panorama más completo sobre lo que sucedió, y más importante aún, se enterarán de que se continúan repitiendo algunos modelos peligrosos. ¿Acaso NADIE aprendió de los errores?

Por otro lado, tenemos un guion inteligente, con personajes ambiguos, diálogos filosos y un humor irónico que acompaña muy bien a los protagonistas. Todo esto ayuda a cumplir la gran hazaña de encontrar la comedia en un hecho tan trágico. Se destacan especialmente los recursos utilizados para guiar la historia y explicar los conceptos más complejos, como el romper la cuarta pared (la película está narrada por el personaje de Ryan Gosling) y el uso de paréntesis en la historia, encabezados por figuras de distintos ámbitos del espectáculo (Margot Robbie, Anthony Bourdain y Selena Gómez) que nos aclaran de una manera satírica los tecnicismos de Wall Street. De esta manera, la película no tiene que recurrir a diálogos explicativos y utiliza un medio divertido para que los espectadores entiendan y se entretengan.

En cuanto al aspecto visual, la fotografía le sienta muy bien al estilo y humor del guion. Lo primero que uno nota (además del tono frío característico de Wall Street) es la cámara libre a la que pocas veces se nos expone en cine y tele, que transmite la sensación de movimiento, reacciona a los actores y nos coloca más en ambiente, tal como ha sabido explotar Friday Night Lights. Además, se hace referencia al espíritu ridículo y codicioso que rodea a Wall Street con tomas random de la cultura pop americana, representativas del país más capitalista.

Con respecto a las actuaciones, se destacan sobre todo la de Christian Bale (nominado al Oscar a Mejor Actor de Reparto) y la de Steve Carell. Bale nos presenta un personaje con indicios de asperger distinto a lo que estamos acostumbrados a ver en películas y series (ya nos está cansando la interpretación a la Sheldon Cooper). Acá no se nos presenta un genio con un sentido del humor sassy, por el contrario, Bale encarna a un hombre inteligente, conectado con sus emociones pero consciente de sus limitaciones sociales. Liderando otro hilo de la historia está Steve Carell, que brilla con la comedia que lo caracteriza (aunque en el drama también se destaca, ¡mírenlo en Foxcatcher!) sin caer en el Michael Scott que tanto queremos. Por su parte, si bien Ryan Gosling nos conquista narrando la historia, es inevitable ver en su interpretación algunos rastros de su personaje en Crazy, Stupid, Love. Otro camino de la historia pertenece a John Magero y Jamie Shipley, que junto a Brad Pitt (en un papel que ya le vimos interpretar) representan a los underdogs de Wall Street. Si bien casi todos los protagonistas de estas distintas historias nunca llegan a interactuar entre sí, al final de la película podemos ver la clara conexión entre ellos.

bigShort4

Como aclaré al principio, es difícil entender en profundidad lo que sucedió en la crisis financiera.  Y aunque la película hace un gran trabajo explicándonos los conceptos clave para entender lo que pasó, es ideal aprenderlos de antemano así se disfruta el ritmo frenético de The Big Short sin perderse de nada. Personalmente, me sirvió mucho esta entrada para entender cómo todas las partes del sector financiero se conectaban entre sí, pero es cuestión de gustos. Por las dudas, te recomendamos vichar en el sitio de tu agrado los siguientes conceptos: subprime loans, credit default swap, CDOs (collateralized debt obligations) y AAA ratings. Vas a agradecernos cuando grites “¡yo sé qué significa!” durante la película.

Los diálogos, las actuaciones, la fotografía y la música se confluyen en un ritmo que nos muestra a un Wall Street que no conocíamos, que se aleja de la comedia de The Wolf of Wall Street y de la seriedad de Margin Call. Un Wall Street donde no existe eso de ser bueno o malo y en donde podemos llegar a confundir la comedia con el terror. O acaso ese es el verdadero objetivo de la película: que le tengamos miedo al sistema financiero.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt3460252/

Anuncios

5 comentarios el “The Big Short (2015)

  1. […] y el de Spotlight. Mi experiencia con la primera película fue muy positiva (podés ver su reseña acá), pero con la segunda fue otra […]

    Me gusta

  2. Muy buen nota Cami, a mi me pareció re interesante esta peli también. Me encantó la tensión que se mantiene a lo largo de ella, siendo un tema medio pesado que no es abordado desde la perspectiva “social”, sino empresarial. Me gustó mucho como sortean la parte más árida de los conceptos financieros con esa vuelta de tuerca que mencionás, utilizando personajes de la pantalla para satirizar el “aprendizaje” y descargar la parte más teórica del asunto. Fua, Carell en Foxcatcher es buenísimo, es cierto, jaja. Esa peli me mató che, me dejó muy triste, jaja. En fin, para mi esta fue 6/10, porque no me gustó casi nada lo que hace Ryan Gosling acá, por lo cual no me identifiqué con esa especie de narrador-personaje, cosa que, para mi gusto, es medio fatal. Beso!

    Me gusta

    • Camila dice:

      ¡Hola, clubsilenciador! Pa, es letal cuando uno no se identifica con el narrador-personaje, pero creo que en este caso funciona, aunque sí, Ryan Gosling no está haciendo nada nuevo, ¡pero al menos lo hace bien! Jeje.

      A mí Foxcatcher me pareció muy interesante, muy bien hecha y atrapante. Yo ya conocía el caso por documentales y me pareció que todas las interpretaciones fueron geniales. Una lástima que recibió tan poco amor de las premiaciones 😦

      La verdad que le agarré cariño a The Big Short porque hizo que me pusiera las pilas y de verdad me informara sobre lo que pasó. Considero que es muy relevante que la gente la vea, sobre todo con el mensaje final :O

      Me gusta

      • Gracias Cami por responder. Dado que te gustó tanto, ¿la vez para el Oscar? Capaz que, una vez que vean todas, pueden hacer un pronóstico medio fundamentado con Scar. No sé, se las tiro :=) Beso.

        Me gusta

  3. […] clarísimo que iba a ganar Spotlight, pero ahora la cosa está entre esta, The Revenant y The Big Short, siendo la última mi preferida de las favoritas a ganar. Me embola bastante que la que […]

    Me gusta

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s