Viajando con The Chemical Brothers

A pocos días del concierto de The Chemical Brothers en Montevideo, ya se puede sentir esa anticipación que genera la llegada de una banda importante, más si se trata de algo tan diferente a lo que estamos acostumbrados a recibir en esta ciudad. Para ir preparando el ambiente, recordamos algunos de los momentos en el que sus beats e imágenes se unieron perfectamente en viajes audiovisuales difíciles de olvidar. Me refiero a los videoclips, esos que tanto nos gustaba ver en MTV y en los que se invertía en dinero y creatividad back in the good old days.

En aquellos tiempos, el aspecto visual (ya fuera a través de los videos o por la producción escénica) era el que potenciaba la música de los artistas, lo que formaba su imagen y ayudaba a promocionar sus discos, no simplemente shockear, como sucede hoy en día. Si bien esto se daba en todas las escenas musicales, quizás eran las bandas que no tenían a una persona frente al micrófono las que dependían más de la colaboración de otros artistas para transmitir su energía. Y, desde el punto de vista de un director, ¿qué mejor que contar con sonidos electrónicos pegadizos para dejar volar la mente?

Si hablamos de este tipo de contenidos, varios de los de The Chemical Brothers están en la lista de los más experimentales y visualmente estimulantes. Algunos incluso abrieron nuestra mente al mundo de la electrónica y nos mostraron los efectos de las diferentes drogas desde un aspecto puramente sensorial. En definitiva, varias de sus canciones no transmiten necesariamente un mensaje, sino que te invitan a una experiencia que potencia tus sentidos. El viaje (sea cual sea) es el mensaje.

Esa experiencia a la que somos invitados va cambiando. Por ejemplo, no es lo mismo la de “The Test” que la de “The Golden Path”. Sus energías son distintas, la invitación no es la misma. Al igual que las drogas generan sensaciones muy distintas, los videos de The Chemical Brothers presentan un gran abanico de atmósferas. Viajemos, sin necesidad de ninguna sustancia y desde la seguridad de nuestras computadoras, con la siguiente selección de videoclips. 

 

El viaje del trabajo – “The Golden Path”

Director: Chris Milk

¿Quién no se sintió como el protagonista? Más allá de reflejar un sentimiento que tenemos en común varios trabajadores de oficina (el de querer escaparnos a toda costa de las tareas rutinarias y carentes de sentido), transmite esa sensación de querer más de la vida. Este viaje no es producido por algo químico, es el que nos ocasiona la saturación, el automatismo y estrés de hacer las mismas tareas en un mismo contexto, la mayor parte de la semana, una y otra vez.

Y si acaso ya estás muerto por dentro, la dulce voz de Wayne Coyne de The Flaming Lips te ayuda a captar el mensaje positivo del video: todavía estamos a tiempo de mandar todo al carajo.

 

El viaje de la paranoia – “Setting Sun”

Directores: dom&nic (Dominic Hawley y Nic Goffey)

El tema de mujeres que tienen malas experiencias con sustancias se toca en varios clips del dúo. Y si bien tienen similitudes en la narrativa (por ejemplo, en mostrar el punto de vista de la protagonista), el ambiente (y la droga que se sugiere) varía.

“Setting Sun” nos presenta el punto de vista de una persona que está viviendo un estado de confusión en el que no puede diferenciar entre lo que es real y lo que es imaginario. Gracias a recursos como planos subjetivos con movimientos frenéticos y la poca distinción entre la realidad y la fantasía, es que ese sentimiento de persecución y paranoia de la droga se proyectan junto con la canción. Y no olvidemos la aparición de una de las cosas más perturbadoras que te puede suceder: ver a tu doppelgänger, la receta perfecta para una pesadilla química.

Bonus: recordar lo cool que era la estética de la escena rave británica de los noventas.

 

El viaje de la coreografía – “Let Forever Be”

Director: Michel Gondry

No hay nada más que hacer que simplemente hipnotizarse con el increíble trabajo de la coreografía y el montaje. Esta combinación forma una especie de caleidoscopio que refleja de manera hermosa la percepción del sinfín de una vida rutinaria y predecible. 

And how does it feel like to spend a little lifetime
Sitting in the gutter screaming symphony

También es fácil identificarse con el sentimiento gracias a la actuación de la actriz y bailarina Stephanie Landwehr. Incluso si no te llega el mensaje, podés sentir empatía gracias a la forma en que manifiesta lo que está sintiendo.

 

El viaje del director – “Star Guitar”

Director: Michel Gondry

Sí, el viaje nuevamente es de Michel Gondry, la mente detrás de la idea de acompañar una canción compuesta casi únicamente por sonidos con un recurso visual original. ¿Qué se le ocurrió a Michel? A través de una toma continua de la vista de una ventana de un tren, se nos muestra un recorrido que al comienzo parecería ser monótono pero los beats que van apareciendo en la canción intervienen en el paisaje. Un concepto similar al que tuvo con “Around the World” de Daft Punk, pero resuelto de manera distinta.

En “Star Guitar”, cada armonía, ritmo o sonido que se presenta en la canción se ve reflejada en elementos visuales, no a lo Windows Media Player, sino a través de elementos urbanísticos o naturales. Al parecer, las tomas las filmó el mismo Gondry durante unas vacaciones en Francia. Se puede decir que este video es literalmente un viaje, ¿no?

 

El viaje de ser raro – “Hey Boy, Hey Girl”

Directores: dom&nic (Dominic Hawley y Nic Goffey)

Con esta canción es imposible no hacer un video con una energía tenebrosa que lo acompañe. Si bien esta es la clave del video, estamos frente a una historia en la que un elemento tan creepy como el esqueleto humano es la obsesión que ha tenido una mujer a lo largo de su vida.

Lo más atractivo del videoclip es su estética, que muestra a un Londres frío pero cool. Incluso parte de la acción se desarrolla en el mítico club Ministry of Sound. Las apariciones de los simpáticos esqueletos bailando rompen con el tono serio del video y la canción, lo que le quita de cierta manera la turbiedad de lo que está sucediendo.

 

El viaje del ácido – “The Test”

Directores: dom&nic (Dominic Hawley y Nic Goffey)

Este es quizás el video más interesante de analizar, al menos desde el punto de vista semiótico. La cantidad de signos, símbolos y metáforas que se utilizan para reflejar la experiencia que está teniendo una adolescente de ácido, en medio de una fiesta, es impresionante.

Con una canción increíble, destacada sobre todo por el timbre de voz de Richard Ashcroft, el aspecto visual resalta ese viaje que se transmite en la letra, y refleja la introspección del estado.

Pictures and things
That I’ve done before
Circlin’ around me
Out here on the floor
I’m dreamin’ this
And I’m dreamin’ that
Regrettin’ nothin’
Think about that

Si la pregunta es si el video se plantea como una apología a las drogas o hace lo contrario (la letra de la canción parece serlo), es mejor juzgarlo por nosotros mismos. Quizás la cuestión es: ¿está bueno sentir que estás inmerso en las profundidades del océano? ¿Y qué tal la sensación de que te traga una ballena cuando entrás a la fiesta? ¿Y ver las luces del club como medusas fluorescentes? Será cuestión de gustos y de ver si querés pasar el acid test….

Ahora la pregunta es: ¿qué viaje vas tener el martes? You’ve been warned.

Anuncios

2 comentarios el “Viajando con The Chemical Brothers

  1. Anónimo dice:

    Ojala mi experiencia con el Lsd hubiera sido como la del ultimo video. Dos experiencias que se asemejan mas al video de los esqueletos pero bastante peor jaja

    Le gusta a 1 persona

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s