Recordando el día número 20.000 de Nick Cave

Antes de comenzar con mis comentarios sobre esta película, debo aclarar que si no sos fan de Nick Cave o no te atrae el misticismo de este hombre, quizás 20,000 Days on Earth no sea de tu mayor interés. Para quienes sí lo conocemos (¡y somos fans!), significa más que una mirada documental de su vida: es una ventana hacia su lado más vulnerable, tanto desde el punto de vista personal como artístico; una de esas piezas que te ponen la piel de gallina.

Este “documental dramático” no está destinado a difundir la obra del australiano, ni hace foco en detalles jugosos de su vida privada (aunque decepciona que ni se mencione su relación con PJ Harvey…). A través de la narrativa única que caracteriza a Cave, la película desarrolla de manera ficticia lo que sería su día número 20.000 en la Tierra, en el que el artista nos invita a recorrer por los distintos rincones de sus pensamientos y sentimientos, y aprovecha para rememorar algunos de los momentos más significativos de su carrera.

20000-days-on-earth

20,000 Days on Earth oscila delicadamente entre la ficción y el documental. Así, más que un famoso a conocer, Nick Cave se convierte en un personaje a descubrir. En lo que parecería ser un día ordinario en su vida, se lo muestra en su rutina de esposo, padre y artista, destacando momentos de la creación del álbum que se encontraba produciendo en aquel momento: Push the Sky Away (2013), que funciona perfectamente como banda sonora del documental. Pero obviamente, y como no podría ser de otra forma tratándose de Cave, esta presentación de “un día en la vida de…” no es convencional, no es un especial a lo Oprah o Diane Sawyer. Quizás es el miedo por perder su memoria lo que lo motiva a exponerse de esta manera; una forma controlada de registrar sus vivencias y pensamientos para siempre.

Si bien 20,000 Days on Earth cuenta con una fotografía espectacular, en donde cada escena, plano y toma acompaña de manera poética lo que narra el músico, se nos presenta al personaje principal y secundarios de una manera muy espontánea. Por ejemplo, en las numerosas escenas en las que él maneja por Brighton, sentimos que estamos en el asiento del pasajero escuchando sus reflexiones.

nick-cave-20000-days

Uno de los momentos más magnéticos de la película es cuando el protagonista mantiene una típica sesión de psicoanálisis, en la que discute acerca de las raíces de algunos de sus pensamientos, comportamientos y principales inspiraciones. Si bien esta es una escena, la apertura del músico hacia las cuestiones más profundas de su vida se mantiene durante hora y media con nosotros, los espectadores. Como resultado, Nick Cave se expresa desde un punto de vista natural y vulnerable, pero nosotros lo recibimos como pura sabiduría. Aquí un ejemplo inspirador, que significó el motor de la redacción de este artículo:

To act on a bad idea is better than to not act at all. Because the worth of the idea never becomes apparent until you do it. Sometimes this idea can be the smallest thing in the world, a little flame that you hunch over and cup with your hand, and pray will not be extinguished by all the storm that howls about it. If you could hold onto that flame, great things can be constructed around it, that are massive and powerful and world changing, all held up by the tiniest of ideas.

Este punto de vista introspectivo se puede apreciar en el que quizás es el recurso más experimental del documental: las apariciones de importantes colaboradores de la carrera del músico (como la espectacular Kylie Minogue), pero desde un planteamiento espectral (o levemente esquizofrénico, si seguimos por la línea psicológica), como fantasmas del pasado que vuelven para cerrar asuntos pendientes con él.

nick-cave-kids

Quizás no te atraiga la figura de Nick Cave, ni su música, ni explorar esta forma original de presentar cinematográficamente la figura de un ícono, pero si sentís curiosidad por el problema del arte y su musa, esta es una oportunidad ideal para conocer el proceso de creación de uno de los artistas contemporáneos más míticos. La disciplina y exigencia de Cave ante una historia, un personaje, una idea, una canción o una melodía inspira, ya que no sentimos que estamos ante la presencia de un genio demostrando su sabiduría a lo Dalí, sino ante un hombre apasionado en busca de la revelación de la esencia del mundo que lo rodea:

In the end, I am not interested in that which I fully understand. The words I’ve written over the years are just a veneer. There are truths that lie beneath the surface of the words, truths that rise up without warning like the humps of a sea monster, and then disappear. What performance and song is to me is finding a way to tempt the monster to the surface. To create a space where the creature can break through what is real and what is known to us. This shimmering space, where imagination and reality intercept, this is where all love and tears and joy exist. And this is the place, this is where we live.

Veredicto: 9/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2920540/

Anuncios

5 comentarios el “Recordando el día número 20.000 de Nick Cave

  1. Bueno Pocha, me hice un rato y lo vi. Está bueno y está bien la manera en que lo presentás, ya que es cierto, es un artista muy especial al que hay que situar un poco antes de meterte con él, para amarlo o para odiarlo. Te voy a ser sincero, no lo tengo/tenía mucho a Cave, más de dos o tres canciones y creo que este desconocimiento fue crucial para que no tuviese preconceptos sobre lo que el documental muestra y la construcción ficcional con la que se juega. Como micro repaso, te cuento que me pareció muy interesante toda su concepción estética alrededor del significado de una canción, al menos lo que acá plantea con relación a lo compositivo. Una vez que llegás a comprender cabalmente una canción, se pierde el interés en ella y se estiva en el placard de las demás canciones. El caracter narrativo y transformador de una canción/performance/concierto, etc, es algo a lo que parece darle una importancia superlativa, vinculado al tema de la memoria y al archivo afectivo con el cual trabaja, Y ahi, en el medio de todo esa tejido es donde aparece la escritura, articulando y bajando al papel aquella tormenta, aquella habitación experimental donde el caos era un orden, y aquel cielo azúl vislumbrado desde la ventana de su cuarto. Estamos ante un poeta en potencia Pocha, y eso me agrada más que cualquier canción que me haya perdido de escuchar. Tan así que a partir de este vistazo me dieron ganas, en algún momento que ignoro, de ver si consigo alguna de sus novelas, por ejemplo The Death of Bunny Munro a ver qué onda. ¿La leíste? Bueno, ya me contarás. Del 1 al 10, yo le doy 7 pochas, porque aún con todo me parecieron muy largas las tomas donde lo muestran tocando, aunque entiendo que esas decisiones luchan contra una dificultad mayor y que, a la vez, responden a una actitud muy vitalista con respecto a la música: ¿cómo editar una canción que, en el fondo, fue creada para durar eternamente?

    Me gusta

    • Camila dice:

      Gera, me encanta esta iniciativa que tenés de ver la película para después leer el artículo y opinar. Me parece que es reflejo de una mente abierta y expresiva, ojalá que captemos a más lectores como vos 🙂

      Me alegra especialmente que te hayas hecho un ratito para conocer un poco más de Nick Cave, que si bien es uno de mis músicos favoritos, lo considero objetivamente como uno de los artistas más interesantes de los últimos tiempos.

      Si bien planteás que tu desconocimiento de Cave fue crucial para no tener preconceptos, estaría bueno que (si te interesa, obvio) empieces a escuchar sus letras y averiguar más de su vida, porque por ejemplo, en la escena del psicoanálisis se pueden apreciar pila de rastros de inspiraciones de sus letras, y está genial poder empezar a hacer conexiones, como fan y como espectador. Es como que estás descubriendo al personaje ficticio y el artista real al mismo tiempo.

      Todavía no he profundizado en su trabajo como escritor, es un gran pendiente. Mientras tanto, seguro vas a poder apreciar en las canciones el tinte narrativo que caracterizan sus letras. Te van a copar 😉

      Me gusta

  2. […] con una melodía que me conmueve hasta el llanto y una letra que apunta directo a mi alma. Acá el genio de Nick Cave no da vueltas con metáforas complejas o una narrativa que atrapa; el mensaje es claro […]

    Me gusta

  3. […] Hand” de Nick Cave and the Bad Seeds. Sí, el tono lúgubre y la criminalidad de las letras del genio de Cave le sientan perfecto a Peaky Blinders, pero es la forma en que la serie explota la canción […]

    Me gusta

  4. […] de un año después lanzaran no solo un disco, sino también una película. Siguiendo el camino de 20,000 Days on Earth (2014) con el disco Push the Sky Away (2013), un día antes del lanzamiento del álbum Cave […]

    Me gusta

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s