Dos películas de ciencia ficción que se potencian con la sustancia

Ex Machina (2015)

Cuando me puse a mirar Ex Machina de inmediato me di cuenta que era todo lo que quería ver en ese momento: un guión altamente metafísico, una banda sonora perturbadora y una atmósfera inquietante, tres elementos que se conjugan de una manera fascinante para crear una película que perdura en la mente tiempo después de haber finalizado. El filme tiene como protagonista a Caleb (interpretado por el pelirrojo Domhnall Gleeson quien me cayó horrible en Frank y también en About Time, pero que aquí logra redimirse), un joven programador que es seleccionado para participar en un experimento de inteligencia artificial que promete cambiar al mundo.

ex-machina-oscar-isaac-domhnall-gleason

En tan solo minutos, el director nos coloca en la casa del excéntrico científico a cargo de este desarrollo tecnológico, un tipo que vive aislado en una casa subterránea y que es siempre desafiante, inestable y, sin lugar a dudas, un genio. Nathan es interpretado por Oscar Isaac, a quien nunca había visto en un papel así y amé, es una actuación extremadamente carismática, peligrosa y llena de energía, y definitivamente es una parte fundamental del éxito de la película. Nathan dio origen a Ava (nombre poco sutil, pero se perdona), quien bien podría ser la primera muestra de verdadera inteligencia artificial en el mundo, pero para demostrarlo, Nathan recluta a Caleb para que lleve a cabo el test de Turing (sí, el mismo Turing de la película The Imitation Game). El test de Turing consiste en una serie de conversaciones con la “máquina” para determinar si esta realmente puede pasar por un ser humano. Las conversaciones entre Caleb y Ava (interpretada a la perfección por la sueca Alicia Vikander) son probablemente la parte más atractiva de la película, y mucho recae en la actuación de Vikander, que logra combinar movimientos e impresiones propias de lo que reconoceríamos como una máquina, con reacciones y sentimientos que provocan una empatía real, no solo en Caleb, sino en nosotros mismos.

Tengo sentimientos encontrados con el guión. Por un lado, creo que el guionista y director Alex Garland hace abuso de nuestra suspensión de incredulidad. Hay más de un aspecto del desarrollo de la trama que se derrumba ante el análisis, pero en mi caso yo se las perdono porque estos problemas tenían que ver con las cosas más mecánicas y poco interesantes de la historia, algunas de las cuales pueden afectar el arco dramático principal pero no tanto. Por otro lado, los temas presentados en el guión, aquellos que tienen que ver con exploraciones más filosóficas, como la naturaleza de la existencia, qué nos hace humanos, qué queremos decir con “consciencia”, así como un sinfín de dilemas éticos, estos tienden a ser satisfactorios o, como mínimo, buen alimento para la reflexión.

Este es uno de los temas más comunes dentro del género de la ciencia ficción y si bien no podría decir que Ex Machina se destaca por su originalidad, sí sobresale por la complejidad de su guión, la muy bien lograda minimalista y calustrofóbica estética, el talento del elenco, los excelentes efectos especiales y, como suelo destacar como dentro de mis cosas favoritas, lo consistentemente tenso y alarmante de su atmósfera.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt0470752/

Coherence (2013)

Para disfrutar Coherence es necesario perdonarle algunas cosas. Es una película de muy bajo presupuesto, filmada en tan solo 5 días y con diálogos mayormente improvisados. La cámara es la omnipresente shaky-cam, así que a los que tienen propensidad para las nauseas, les recomiendo abstenerse. No posee un elenco reconocible, salvo Xander de Buffy (también llamado Nicholas Brendon) y, como Ex Machina, a veces pide demasiado de nosotros, en especial cuando las acciones de los personajes son un poquito demasiado difíciles de creer, pero obviando estas faltas, es una película sumamente entretenida, que tiene una energía increíble que no pierde intensidad en sus 90 minutos de duración, y que te deja la mente dando vueltas.

coherence

Me voy a limitar a dar una muy breve descripción de la trama, porque cuanto menos sabés de esta, más fascinante es ver cómo se va desarrollando: un grupo de amigos y parejas que oscilan los 40 años se juntan a cenar la misma noche en que un cometa va a pasar muy cercano a la tierra. Ni bien comienza la película, comienzan a experimentar eventos que parecen sobrenaturales, y esto va en aumento a medida que avanza la noche, provocando tensión entre los amigos y una historia cogementes (mindfuck?) para la audiencia. Este es el debut del escritor y director James Ward Byrkit y la verdad es que es una excelente forma de comenzar su carrera. Es un guión intrincado que recompensa a los más atentos al detalle y que si bien tiene giros inesperados, es muy satisfactorio porque nunca se aleja demasiado de la coherencia (guiñada, guiñada) como para perdernos completamente. Es como un primo lejano de una idea que podría haber sido de Buñuel (como El ángel exterminador El discreto encanto de la burguesía), pero con la paranoia elevada a su máxima potencia.

Veredicto: 7/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt2866360/ 

Anuncios

4 comentarios el “Dos películas de ciencia ficción que se potencian con la sustancia

  1. Retomando un poquitin lo que hablabamos hoy más temprano. Las vi ambas, por cronología Coherence me resultaba lejana así que tuve que hacer un esfuerzo para recordar y repasar, en cambio Ex Machina estaba más presente. Si me apego al título de tu propuesta sobre el visionado de estas dos pelis, las vi sin el aporte de la sustancia, lo cual hace que pierda el aspecto más divertido. Ex Machina me inquietó bastante, principalmente porque (tal vez pasa con la ciencia ficción), siempre estamos (o estoy) esperando que me cambien la manera de leer la historia y que no caigan en recursos tan caros a este género y recontra usados. Sentí un poco de lástima por Caleb, debo admitir, porque es un falso dominante (gracias a eso se despega de Nathan, quien con muy pocas intervenciones en la peli -estoy de acuerdo con vos, es bueno- logra trasmitir toda la escencia villanesca de un antagonista en potencia). En cuanto a Ava, creo que es el tìpico caso de “mosquita muerta”, jaja, y ese es un gran acierto en la historia, pese a que ya sabemos (desde que la famosa Der Golem alemana lo instaura en la pantalla muda allá por la década del 20) que una criatura del orden de lo sobrenatural o similar creada por el hombre solo puee tener dos posibles caminos/destinos: o ser subalterna toda su “vida”, o bien, revelarse y morir en el intento. Creo que en este sentido la pelìcula intenta prolongar y justificar el razonamiento que haciamos hoy: “Pusiste todo el empeño en darle vida propia. So. No te sorprendas si, en definitiva, se decide a vivirla con plenitud”.
    Sobre Coherence, muy poco Scarla, no me gustó casi nada, pero entiendo las circunstancias de su realización y los recursos. Lo que si me queda claro es que, por más que la historia pide mucho del espectador (más de lo que nos ofrece) hay recetas y recursos que no fallan. Por ejemplo, la introducción de “dobles” o de doppelgangers, me sigue pareciendo de muy buena factura, siempre que se usa (como en este caso) de manera ominosa, en el sentido freudiano. El resto de la peli es fácilmente olvidable. Entonces, para mi: Ex Machina, 6 Scarletts sobre 10, y Coherence 3 sobre 10. Te sigo leyendo.

    Le gusta a 1 persona

    • Scarlett dice:

      Está fuerte lo de la ciencia ficción sí, eso que decís que siempre se cae en recursos similares. Pero por otro lado, ¿qué historia es realmente innovadora? O sea, el 99% de todo lo que se produce es reciclado, pero yo no creo que el valor esté en cuán innovadora sea, al menos, no necesariamente. Creo que el valor está en seguir haciéndonos sentir cosas, si bien sea algo que ya fue visto en varias ocasiones. Ahí es que creo que Ex Machina es un éxito, porque tanto a nivel visual como de guión, me hizo sentir muchas cosas, y más que eso yo no puedo pedir.

      Como siempre, gracias por leernos, Gera. ❤

      Me gusta

  2. […] Como lo mencioné en Mejor Actriz, esta categoría es bastante cualquiera. Mis favoritas de las nominadas son protagonistas de sus respectivas películas, y es medio injusto ponerlas a competir con otras actrices que tuvieron considerablemente menos tiempo en pantalla para brillar. Pero a pesar del fraude, sería injustísimo no premiar a la mejor actuación del grupo, y esta es sin duda la de Vikander. Curiosamente, mi favorita del año para esta categoría hubiera sido OTRA actuación de Vikander, en la tristemente ignorada Ex Machina. […]

    Me gusta

  3. […] razón, ya van a ver) a nadie le extraña que esté re paranoico. Tiene alguna cosa similar con Coherence pero sin la ciencia ficción. Los actores son todos desconocidos, salvo John Carroll Lynch, un […]

    Me gusta

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s