Screamadelica – Primal Scream

Últimamente, una de las alegrías más palpables que puedo experimentar es cuando me sorprendo con música increíble que nunca antes había escuchado. Es como que cada tanto descubro algo que me demuestra la fuerza que puede tener una canción en mi día a día, de la capacidad que tiene para alterar mi estado de ánimo, acompañarlo o potenciarlo. Así como durante el verano tuve una etapa obsesiva con el Niandra Lades and Usually Just a T-Shirt de John Frusciante, este mes me trajo una nueva sorpresa: descubrir a Primal Scream y su obra de arte Screamadelica (1991).

De la banda conocía poco. Recordaba especialmente el video de “Some Velvet Morning”, protagonizado por el fundador y vocalista de la banda, Bobby Gillespie, y Kate Moss. Me acuerdo que cuando era chica (antes de la era de Youtube) ni bien escuchaba esas primeras notas me emocionaba e iba corriendo a ver el video, que me hipnotizaba tanto por la música como por la belleza de ambos protagonistas.

Bobby-Gillespie-Screamadelica

Pero fue a través de un artículo, de esos tipo “Los mejores 10 finales de un disco” o algo por el estilo, que vi el nombre de la banda y decidí escuchar su discografía. De todas formas, tenía que trabajar, y es generalmente escuchando música nueva cuando lo hago mejor (será que con mis canciones favoritas me distraigo tarareando las letras en mi cabeza).

No esperaba lo que me sucedió en esa hora y pico de mi jornada laboral. Screamadelica es un disco que transmite muchas sensaciones pero sobre todo ganas de bailar. Desde canciones con coros emotivos como “Come Together” y “Loaded”, lentas como “Higher than the Sun”, hasta las más movidas “Movin’ On Up” o “Don’t Fight It, Feel It”, el disco (y gran parte de la discografía de la banda) hace más que transmitir: droga. Te invita a moverte y bailar a distintos tiempos, a cerrar los ojos y sentir las cosas profundamente y, te puede pasar como a mí, de ponerte semi-extático.

Si bien esta última interpretación puede ser exagerada, el disco en sí es considerado uno de los más representantivos de la escena acid house de la época, fuertemente influenciada por el consumo de éxtasis, entre otras sustancias. Y es que Primal Scream hace más que hablar de la droga: imita sus efectos, y de esta manera Screamadelica termina convirtiéndose en droga.

Primal-Scream

Ya van más de treinta veces que lo escucho pero la atmósfera sigue siendo igual de emocionante y misteriosa. Con “Movin’ On Up” de comienzo, estás siendo invitado a una comunidad trippy repleta de luz, amor y sexo. Como diría Bobby Gillespie en una entrevista sobre el álbum: “It was sexy, it was druggy and it was underground”.

Con sonidos tomados del house, góspel (what?), rock&roll y dub, entre otros, Screamadelica podría ser lanzado hoy y sería igual de novedoso como lo fue en su época. Así, en el mismo año y mes en que Nevermind salió a la venta, nos recuerda (y demuestra para quienes nacimos en los noventas) que había otra forma de ser alternativo en esos años. Si hay algo seguro, es que quizás tengas que escuchar este disco cuando no estés trabajando, a menos que quieras largar todo y ponerte a bailar…

Veredicto: 10/10

Anuncios

6 comentarios el “Screamadelica – Primal Scream

  1. scardubois dice:

    ¡Tremendo! Además, necesitaba comentar para manifestar mi fanatismo por esta versión de “Some Velvet Morning”: https://www.youtube.com/watch?v=Sb-SVPJM4L4

    Me gusta

  2. ceciarregui dice:

    El post me dio unas ganas inmediatas de escuchar esta banda que no conociía, y los primeros acordes de “Movin’ On Up” me conveniceron al toque. Después, no pude parar. Tremendo disco! 🙂

    Me gusta

  3. Pocha, es cierto, es medio indescriptible cuando uno conoce musica nueva (no es lo mismo a leer un gran libro o a ver una peli notable: además ninguna de las dos cosas pasa tan seguido jaja). Con la música es como que te viene el alma al cuerpo de nuevo y te dice: “bo, gracias por esto, de verdad”. Sobre esta banda en particular, me acabo de enterar que existe. Escuché recién el disco al que te referís y tal vez no me tapó el ojo de una, pero cuando llegué a “Inner Flight” digamos que captó mi atención. Terminé y no me encontré del todo cómodo con su voz pero musicalmente está bueno, conclusión que saqué al escuchar lo que, en mi humilde y en este caso atrevida opinión, es la canción más gozada del disco: “Loaded”, que te deja perfilado para lo que sea.

    Me gusta

    • Camila dice:

      ¡Gracias por tu comentario, Gera!

      Es algo así como lo describís lo de encontrar música que te hace una diferencia.

      Personalmente, AMO la voz de Bobby, me parece re sexy jeje.

      Por otro lado, coincido contigo con “Loaded”, ¡con “Come Together” son mis favoritas! Las dejaría en loop por toda mi vida jaja.

      Me gusta

  4. […] superar la adicción que les genera el disco más droga de la historia. Y los entiendo, porque yo también caí en ese abismo. Pero en el 2016 se tendría que haber hablado un poco más sobre lo último de […]

    Me gusta

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s