Mr. Robot – Temporada 1 (2015)

Las primeras veces que escuché hablar de la serie Mr. Robot, en lo único en que podía pensar es en el pegadizo verso del tema de Styxdomo arigato Mr. Roboto” una línea grabada en un vocoder y que hoy en día suena como un intento ridículo y cursi de parecer tecnológico. Esto era lo que temía de la serie antes de verla, que sería una visión infantil e ingenua de los hackers que la protagonizan. Afortunadamente, estaba equivocada: cuando la mirás te encontrás con un programa que si bien no se destaca por su realismo, sí tiene una visión bastante más oscura y siniestra de este submundo, con personajes complejos y bien desarrollados y una historia que permanece atrapante de principio a fin.

La mayoría de los capítulos comienzan con un teaser interesante que crece hasta dar paso a una canción muy cuidadosamente seleccionada en un crescendo que culmina cuando el nombre de la serie se estampa sobreimpreso en la tipografía popularizada por SEGA, algo que le aporta un contenido kitsch importante, pero que se combina brillantemente con la fotografía estilizada que muchas veces recuerda a la precisión y frialdad de Kubrick, y nos prepara para lo que se viene de una manera exquisita. Además de lo que vemos suceder frente a nosotros, contamos con la narración ubicua del protagonista que nos aporta su comentario de lo que está sucediendo, quebrando la cuarta pared y rindiéndole homenaje a una de sus mayores inspiraciones El Club de la Pelea, una influencia que no solo no trata de esconder sino que explicita en más de una ocasión.

elliot mr robot

Pero antes de seguir con descripciones sin contexto, les cuento de que se trata: nuestro protagonista es Elliot Alderson (interpretado por el cautivante y hermoso Rami Malek), un “súper” hacker con un interesante perfil de antihéroe y un montón de ansiedad social y otros traumas que, para mi gran alivio, no son romantizados en excentricidades de nerd, sino que construyen un personaje de mucha complejidad que esconde facetas oscuras que los creadores no tienen miedo en mostrar. Temáticas como la adicción y trastornos de personalidad son abordados de forma inteligente y sensible, y presentados de manera inventiva y envolvente. Elliot trabaja en una empresa de seguridad informática durante el día, cuyo principal cliente es la omnipresente “E Corp” (o “Evil Corp”), un conglomerado que provee al mundo de todo, desde el combustible de sus autos hasta seguros de vida; pero de noche, Elliot es una especie de vigilante/superhéroe que pone sus habilidades de hacker al servicio de la protección de los más necesitados, suministrando a las autoridades con la prueba necesaria para inculpar a criminales de distintos tipos.

Pero la existencia de Elliot, cuya estabilidad ya pendía de un hilo, se ve alterada cuando conoce al personaje homónimo Mr. Robot (interpretado por el volátil y energético Christian Slater) que lo quiere reclutar a su sociedad de hackers con el plan final de destruir la corporación que su empresa trabaja por proteger, liberando a todo el mundo de sus deudas y así dar comienzo a una tabula rasa que le permita a la gente recuperar algo de su vendida libertad.

Continuar narrando la historia sería caer en territorio de spoiler, así que la dejo por aquí, pero no sin antes hacer un par de comentarios generales. Como quise insinuar antes, Mr. Robot tiene toda la onda de una serie de superhéroes, como si fuera basada en un comic. Se sitúa en Nueva York y en un mundo muy parecido al nuestro, pero sus personajes son seres acentuados, desde Elliot con sus habilidades superlativas, su pasado atormentado y su constante indecisión con su compromiso con la causa, hasta la imprevisibilidad y locura desorbitante de Mr. Robot, pasando por la ambición y frialdad desmedidas de Tyrell Welick (el villanesco personaje que nos muestra las internas de E Corp). Pero los guionistas (uno de los principales es el creador Sam Esmail) nunca dejan que se deshumanicen al punto de la alienación con las audiencias, al contrario, es fácil empatizar con los personajes y logramos conectar tanto con los héroes como con los villanos de la serie.

mr-robot2

Una de las más gratas sorpresas que tuve al ir avanzando en los episodios es la presentación de sus personajes femeninos. Por la temática de la serie y por la forma en que se relacionan con Elliot, me temía que iban a estar relegados a un plano secundario y que permanecerían sin desarrollo si este no estaba atado al de Elliot, pero hete aquí que Mr. Robot no solo tiene varios personajes femeninos complejos y bien desarrollados, sino que además apreciamos su desarrollo con independencia del de Elliot (o demás personajes masculinos) e incluso pasa el test de Bechdel con éxito rotundo. Podrán decir que esto no es algo que felicitarle a una producción, pero los casos en que esta prueba se pasa siguen siendo tan escasos que no me parece algo menor en absoluto. No solo esto, sino que la diversidad en el elenco y personajes de Mr. Robot es otro punto que se destaca por casi sobre todas las series del momento.

La banda sonora suele ser osada pero siempre acertada (en particular hay una escena musicalizada con la improbable “Two Weeks” que es espectacular) y la fotografía, producción y dirección son excelentes (aprecié especialmente los momentos en que el director de fotografía nos brindaba perspectivas subjetivas de los personajes, logrando una inmersión en la historia muy intensa). La trama se inspira bastante en la ya nombrada El Club de la Pelea, pero sin dejar de mostrar originalidades propias y la presencia del narrador no-fiable otorga a la serie una intriga y suspensos que alcanzan niveles insoportables. A veces la serie parece demasiado adicta a los plot twists y a shockear a su audiencia, en ocasiones de manera más forzada que orgánica, pero nunca deja de ser una serie extremadamente adictiva y bien realizada, que si los creadores no dejan que se les vaya de las manos, tiene mucho potencial para el futuro.

Veredicto: 8/10
IMDb: http://www.imdb.com/title/tt4158110/

Anuncios

4 comentarios el “Mr. Robot – Temporada 1 (2015)

  1. Charles dice:

    Muy bueno!

    Me gusta

  2. Apoyo y festejo este club, que es como seguirles la neurosis luego de las nueve horas diarias. No puedo agregar mucho más Scarla, comparto bastante, principalmente cuando decis la frase “como si fuera basada en un comic”, porque me pareció también eso. Yo agregaría que ese superhéroe (su peripecia y la estructura de la serie) en realidad tiene rasgos de “tragedia” (la griega). Basta con ver el camino que recorre nuestro “ojos saltones” hasta el final de la temporada. Un apunte: te olvidaste de que al lado de un buen hombre hay una gran mujer, y esa es Portia Doubleday (si, es una chica Gera ;)), a quien quiero ponderar. En la escala del 1 al 10, yo le doy 9 Scarletts, porque me tuvo con la cola en el asiento desde el minuto 1 hasta los créditos, prácticamente en todos los fucking episodes. Beso a las dos.

    Le gusta a 1 persona

    • Scarlett dice:

      ¡Sos muy lo más, Gera! No había pensado lo de la tragedia, pero es una observación interesante. Igualmente, espero que la serie no termine como una verdadera tragedia, porque todos sabemos qué significa eso. Sí, me quedé medio triste de no mencionar por nombre a ninguna de las actrices femeninas, pero se me extendía demasiado, jaja.

      Me parece justa tu calificación, en mi caso son 8 scarletts pero tirando a 9.

      ¡Besos y gracias infinitas por leer! ❤

      Me gusta

  3. […] del éxito de Jessica Jones en pasar el test de Bedchel (que mencionamos cuando hablamos de Mr. Robot). Pero además de Trish, está Luke Cage (otra persona “especial”, como le dicen ellos) […]

    Me gusta

¿Y vos qué opinás?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s